Nuestra segunda FIV (abril 2014)

Posted on Actualizado enn

Con todas la pruebas hechas y analizadas y sin ningún hallazgo definitivo, nos lanzamos a por la segunda FIV. ME Tuve que encomendar a los dioses ya que no me podía creer que nuestro problema no saliera reflejado en ningún sitio con la cantidad de pruebas que nos hemos hecho. A veces pienso que me encantaría tener algo, que me dijeran mira es esto y tiene solución o no, pero es esto. La verdad es que mi cabeza descansaría un montón.

No obstante tampoco nos pillo por sorpresa, la doctora de IVI nos advirtió que existían altas probabilidades de seguir sin encontrar nada y que estuviéramos preparados para ello. Yo me intentaba preparar pero me costaba resignarme.

Pues bien, empezamos el nuevo ciclo y la estrategia para este nuevo ciclo seria la siguiente:

– tratar de llevar todos los embriones a blastos, es decir, a cultivo de 5 días.

– tratar de transferir en fresco así que habría que controlar bien mi progesterona.

– el cultivo de embriones se haría en Embryoscope. Para las que no estéis puestos en el tema, embryoscope es una incubadora inteligente que permite una monitorizacion constante de los embriones frente a los cultivos normales donde una vez al día se les saca del entorno de incubación para verlos al microscopio. Además esta incubadora mide otras variables como el oxigeno consumido por los embriones que es otro dato muy importante para saber si son embriones saludables o no. Con lo cual existe mucha más información para hacer una selección más eficiente de embriones.

Si por algo se caracterizó este ciclo, a parte de por el resultado, es por que mi cabeza estaba al limite e hice lo que no tenía que hacer en ningún momento, perder los papeles y montar un dramón al más puro estilo de Hollywood. Que queréis que os diga, estaba tensa. Tenía tensiones en el trabajo y si a esto encima le añades que tienes que volver a intentarlo, a doparte de hormonas hasta arriba sin ninguna garantía …. Estaba que no me aguantaba ni yo.

El tratamiento que me prescribió la doctora fue el siguiente:

Microgynon de nuevo para parar los ovarios. Encima volví a tener la suerte de tener otro quistecillo en el ovario así que a alargar otra vez los días con Microgynon hasta que desapareciese.

Menopur: me cambio el Puregon para estimular los ovarios por Menopur. Por lo que vi en un estudio comparativo entre ambas medicaciones, el Menopur estaba arrojando resultados sensiblemente mejores que el Puregon. Dejo link a artículo sobre el estudio Megaset (no confundir con Mediaset jajaja) donde se demostraba la mayor eficacia de este fármaco Estudio Megaset Menopur

El resto del tratamiento seria como siempre: Orgalutran, Ovitrelle, Utrogestan y Femasvit como complejo vitamínico.

La primera parte del dramón que monte en este ciclo fue justo la noche que tenía que empezar a pincharme. Me vino a la cabeza que justo llevábamos un año ya en IVI y seguíamos igual (mentira cochina porque ya habíamos avanzado en muchas pruebas y eso también cuenta). Que en mayo seria mi cumpleaños, me caerían los 36, y que esto seguía haciendo tic tac … Así que me puse a llorar desconsoladamente durante un par de horillas. Mi pareja ya no sabia que hacer conmigo, que paciencia tiene que tener el pobre a veces …pero me quede súper a gusto!!

Como en las otras ocasiones reaccione bien a la estimulación y en pocos días mis foliculos ya estaba preparados para la aspiración. En cuanto al número de foliculos que se veían en las ecografias mas o menos era el mismo que la anterior vez así que ya sabia mas o menos lo que nos íbamos a encontrar.

La aspiración me la hizo en esta ocasión el doctor Guillén. Es un hombre de pocas palabras pero la verdad es que lo hizo genial. Esta vez no me resentí nada, ninguna molestia y/o escozor. Y después de la aspiración monté el segundo dramón de este ciclo cuando el doctor me dijo que me había aspirado 12 ovocitos. La otra vez me habían aspirado 14 y me quede con 9 maduros, ¿esta vez serían 12 y me quedare solo con 7? En cuanto salió el doctor por la puerta … Otra vez a llorar, que si vaya mierda, que si vamos de mal en peor … Ahora escribo esto y me meo de risa pensando lo ceniza y poco inteligente que fui en aquella ocasión. De verdad, no os podéis imaginar lo mucho que he aprendido personalmente desde entonces.

La primera sorpresa de este ciclo me la lleve a las 2 horas cuando desde el laboratorio me confirmaron que los 12 eran maduros. ¡¡¡No me lo podía creer!!! ¡¡¡Yo que pensaba que iba a conseguir menos que la vez anterior de repente tenía 3 mas!!! ¡¡¡Que subidon!!!

La siguiente sorpresa fue al día siguiente cuando me llamaron y me dijeron que de los 12, 11 habian fecundado. La otra vez de 9 fecundaron 6 por lo que ahora estábamos hablando de casi el doble de embriones. No me lo podía creer.

La tercera sorpresa el día antes de la transferencia cuando me confirmar que los 11 has sobrevivido y han llegado al estadio de blasto expandido. Lo único que me dicen es que 2 los van a desechar porque no tienen buena pinta. Eso hace un total de 9 embriones lo que significa que tenemos stock para muchos intentos!! Me comenta que ya tiene seleccionados a los dos que me transferirán mañana y que son muy buenos. Yo me río y le digo irónicamente – si, venga, los campeones de los que habláis siempre … Y me dijo: no, en serio son muy buenos. Ay Carlos, nunca te estaré lo suficientemente agradecida por lo bien que me informaste del seguimiento de los embriones y lo bien que cuidaste de mis chavales!!

Llego el día de la trasferencia y como el Embryoscope saca un montón de fotos de los embriones me entregaron un pen drive con el video de los 5 días de desarrollo de los embriones y una foto de los embriones que me iban a transferir. Quien me iba a decir que esta seria la primera foto de mis hijos. (Estoy escribiendo esto y se me empañan los ojos)

Junto antes de la transferencia vi que de nuevo me iba a tocar el doctor Guillén. Me hizo gracia y mira por donde me dieron buenas vibraciones. También nos dijo que con la calidad que tenían los embriones deberíamos haber decido poner solo uno. Me resulto curioso porque pensé que con la cantidad de años que llevamos en estos mas los fracasos anteriores, que me quedara embarazada de los dos me parecía imposible!!

La transferencia fue bien y ahí dentro se quedaron los dos embriones. En la foto inferior se advierten como 2 puntitos brillantes … Esos son mis chicos!!

Ya para finalizar me dicen que al ser blastos la beta será en 9 días. Estaba tan concentrada en otras cosas que no me di cuenta que la beta iba a coincidir en la semana de nuestros cumpleaños ya que mi chico y yo nacimos el mismo día!! Así que sólo podían pasar dos cosas o que fuera el mejor cumpleaños de nuestra vida o el peor …

Así que no quedaba mas que pasar esos 9 días lo mejor posible y esperar a que sucediera el milagro …

Me llamó mi madre para preguntarme que tal había ido todo. Le dije que fenomenal y que si no era esta seria la siguiente … Pero no se, empezaba a notar que la llegada de mis hijos estaba ya cerca …

Un comentario sobre “Nuestra segunda FIV (abril 2014)

    Índice de contenidos « Mama al cuadrado escribió:
    diciembre 2, 2015 en 11:42 am

    […] Nuestra segunda FIV (abril 2014) […]

Deja un comentario