Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014)

Posted on Actualizado enn

Con mis grandes nuevas noticias me voy a ver a mi ginecólogo. Cuando entre en la consulta no sabia como empezar a explicar que traía un positivo, así que ahorre explicaciones y dije, – por fin traigo un positivo!!

Se echo a reír y se alegro un montón porque después de recorrer un camino tan largo las noticias no podían ser mejores. Así que me dijo que íbamos a hacer una ecografía para ver como iba todo. En este momento estaba de 7+2 semanas.

Mi ginecólogo no es partidario de, una vez embarazada, hacer ecografías transvaginales (a no ser que sea estrictamente necesario), así que me hizo una abdominal. La verdad es que mis mellizos se han visto durante todo el embarazo fenomenal en todas las ecografías.

Y ahí estaban mis dos pequeños. Ya se percibían perfectamente los embriones y latían fenomenal. Madre mía, que momentos, yo no cabía en mi misma!! Me dijo que tenía todo una pinta fenomenal PERO había un pequeño problema, que no me asustase, pero que tendría que reposar un poco. Tenía un hematoma intrauterino.

En la imagen inferior se percibe una mancha encima del embrión de la derecha. ¡¡Ese era el maldito hematoma!!

Los hematomas intrauterinos son lesiones en el endometrio producidos, por ejemplo, por la propia implantación de los embriones, como parece ser que fue mi caso. Al igual que cuando te haces una herida ésta sangra, con lo hematomas paso lo mismo, sangran y se produce una hemorragia que puede ser de más o menos importancia. Su pronóstico varia precisamente dependiendo de esto.

En ese momento, se trataba de un hematoma relativamente pequeño, por lo que el medico me recomendó que hiciera reposo relativo. Vamos que no hacia falta que me metiese en la cama pero que tampoco anduviera zascandileando por ahí …

Nos emplazamos a vernos una semana después.

Y llego el día de la consulta. Durante esa semana no tuve ningún tipo de molestia o hemorragia, de hecho yo pensaba que iba todo fenomenal ya que empece a sentir mis primeros ascos.

Las noticias no podían ser peores, el hematoma se había extendido enormemente y tenía rodeados a lo embriones. El pronostico no era nada bueno y la posibilidades de que todo se fuera al traste eran cada vez mayores. No me lo podía creer!! Encima a esta consulta me acompaño mi padre porque mi pareja estaba de viaje, nada mas y nada menos que en USA, y la cara de mi padre era un poema.

Yo le dije al medico que como podía ser, que no había tenido molestias ni había sangrado nada. Me dijo que precisamente por eso, porque no había sangrado nada. Y que lo mejor que podía pasar ahora es que me pusiera a sangrar para ir liberando presión sobre los embriones.

Todas las machas oscuras que se perciben rodeando los embriones, son el hematoma:

Así que encomendándome al destino y a todos los santos me dijo que reposo absoluto y que nos veríamos dentro de una semana.

No podía parar de llorar. No me podía creer que me hubiera durado tan poco la alegría y que mi destino fuera tan cruel. No me podía creer nada!! No me podía creer nada!!

Llegué a casa hecha polvo directa a la cama, pero antes de eso fui al baño a hacer pis. En cuanto me senté un chorro de líquido muy sonoro chocó contra el agua del WC. No podía ser orina. Me levante rápidamente y era sangre. Una hemorragia contundente y de color rojo. Se que el medico me había dicho que tenía que sangrar pero hacerlo de esa manera me parecía desproporcionado.

No lo dudé, me puse una compresa y junto con mi padre me fui a urgencias.

Mientras esperaba en urgencias, fui de nuevo al baño y vi que la compresa que me había puesto estaba casi al limite. Madre mía me estaba desangrando. Tardaron media hora en atenderme y no podía con los nervios. Ya los estaba dando prácticamente por perdidos.

Entre por fin a ver a la ginecóloga de urgencias. Cuando me empezó a mirar, lo primero que me dijo es que la hemorragia ya estaba contenida y que el cuello del útero no estaba abierto. Me hizo una eco transvaginal y sorpresa!! Ahí seguían mis chicos latiendo con normalidad. Se me salía el corazón por la boca.

La pauta médica fue la misma. A reposar hasta el control con mi ginecólogo y a rezar. Los próximos días se libraría una batalla ahí dentro. Embriones vs hematoma: ¿sería el hematoma el que finalmente inundase a los embriones? ¿Serían los embriones los que terminarían por estrangular al hematoma? Me empezaba a parecer un tema puro de selección natural, si mis chicos eran fuertes sobrevivirían.

Nos fuimos a casa y no se si fue por los nervios acumulados, la incertidumbre … Que me pase toda la tarde llorando. Lo pero fue cuando me llamo mi pareja desde USA y me oyó. No sabia como darle las malas noticias. Al final se las tuve que dar entre sollozos, llantos y mucho mucho mocos. No sabia como consolarme y la verdad es que cuando te pasan estas cosas o te consuelas tu misma y te controlas o sino no hay manera.

Pase toda esa semana en la cama, manchando (sin hemorragias fuertes), con unas nauseas horribles, con un estreñimiento fruto del responso y con un insomnio del copón. No era capaz de dormir, hacia guardia por si me sobrevenía otra hemorragia salir pitando y salvar a mis pequeños!! Lo mío a veces es de juzgado de guardia … Je je

La noche antes de volver al ginecólogo y con mi pareja ya en casa, sobre las 5 am tuve otra hemorragia. Esta hemorragia era mas espesa que la anterior, de sangre también muy roja y con unos coágulos tremendos. Ahora si les he perdido, pensé yo. La hemorragia cesó y pase otra vez al manchado. Desperté a mi chico y me dijo que me relajara, que seguro que era la expulsión de parte del hematoma y que quedaban 5 horas para ir al medico y allí veríamos.

Que 5 horas!! Pero lo peor, ¡¡que espera mas mala en el ginecólogo!! Ese día parecía que se habían alineado los astros para que todo saliera mal. Este era el percal de la consulta:

– una con un aborto

– otra chica joven con su pareja que sale llorando a todo meter. El chico la consuela en el pasillo. No se que pasaba pero era desgarrador.

– una señora que acaba de recibir el resultado de una biopsia y tiene cáncer …

Yo era la siguiente. Malas noticias llaman a malas noticias. Mi chico me miraba fijamente y veía como mi cara tornaba de blanco a rojo, pasando por amarillo, verde hasta morado.

Llego mi turno. Le cuento al medico lo que me ha pasado con una lagrimilla en la mejilla. Empezó a hacerme una nueva ecografía.

La buena noticia es que con las hemorragias la presión sobre los embriones es menor y que los peques de momento siguen enganchados a la vida y con latido ok. La mala es que el riesgo sigue ahí, es menor que la semana pasada pero sigue sobre todo para uno de los pequeños.

Me sigue prescribiendo reposo absoluto y que en una semana nos vemos otra vez.

Quedaban dos días para volver a la consulta y a las 23:00 de ese día vuelvo a tener una hemorragia enorme y tremendamente coagulada. Daba miedo así que nos fuimos a urgencias.

Otra vez mientras esperaba mi turno tuve que ir al baño. En cuanto me apoye en el WC una plasta inmensa chocó contra el interior de la taza. Me levante y vi el coágulo mas inmenso que he visto en mi vida. Esta vez si que pensé que todo había terminado.

Entre a ver a los ginecólogos de urgencias y la cosa no empezó bien. El cuello del útero estaba permeable lo que quiere decir que podría estar incluso en la antesala de un aborto. La propia ginecóloga miro a sus compañeros con cara de oh oh. Cuando me hicieron la eco la cosa cambio. Los peques estaban bien y se veía como una gran masa de sangre iba de camino a la salida. Los pequeños estaban creciendo y estaban estrangulando el hematoma y expulsándolo de útero.

La ginecóloga me dijo que todavía estaría a vueltas unas semanas con el hematoma pero que con un 90% de probabilidades mis chicos sobrevivirían. Me dieron la enhorabuena y me dijeron que por fin tenían una buena noticia esa noche, que estaban teniendo una guardia horrible.

Cuando salí y se lo conté a mi pareja ¡¡no cabíamos en si de alegría!! Que saltos por la calle cuando nos fuimos de nuevo al coche!!

Dos días después mi medico confirmó la noticia. Los embriones ya eran mas grandes que el hematoma y ahora ya solo faltaba esperar a que los peques lo siguieran estrangulando o se fuera reabsorbiendo.

Esta es la eco que confirmaba el diagnóstico a parte de ser una de las ecografías mas bonitas de mi embarazo donde mis chiquitines van tomando forma:

image

En total estuve 4 semanas de reposo absoluto y otras 4 de relativo. Tuve sangrados de todos los tamaños y colores sin ningún tipo de patrón predecible: rojo, rojo oscuro, marrón, rosáceo, rojo teja con olor férreo …

El 11 de agosto el medico me daba el alta por el hematoma y me autorizaba a irme de vacaciones. Mis chicos y yo nos lo habíamos merecido después de tan ardua batalla.

Ademas nos hicieron las pruebas del primer trimestre y los pequeños y yo estábamos increíblemente bien!!

Mi tripita ya se notaba. Estábamos felices. Por fin había llegado el momento de contárselo a todo el mundo!!

image

Así que nunca hay que perder la Fé en tus bebés. nuestros embris son mucho más fuertes de lo que creémos …

Post relacionados:

like

4 comentarios sobre “Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014)

    […] –Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014) […]

    Me gusta

    […] –Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014) […]

    Me gusta

    Índice de contenidos « Mama al cuadrado escribió:
    diciembre 2, 2015 en 11:43 am

    […] Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014) […]

    Me gusta

    Recuerdos de mi embarazo: El Ciclo Vital « Mama al Cuadrado escribió:
    febrero 7, 2017 en 11:22 am

    […] Como muchos sabéis, el embarazo no empezó bien. Aquel dichoso hematoma retrocorial que casi da al traste con nuestro sueño me tuvo a vueltas hasta la semana 14 de embarazo. No fue hasta entonces cuando me pude empezar a creer que de verdad estaba embarazada. Si quieres conocer más sobre la “Aventura del Maldito Hematoma” aquí tienes un post sobre ello: Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014) […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s