Visita a la matrona (octubre 2014)

Posted on Actualizado enn

Me extrañaba que ni en lo público ni en lo privado nadie me dijese que había llegado el momento de ir a ver a la matrona para comenzar las clases de pre parto. No es que tuviera un interés especial en la preparación al parto teniendo en cuenta que tenía muchas papeletas para una cesárea, pero todas las clases que tuvieran que ver con el cuidado del bebe me iban a interesar.

Como ya empezaba a estar bastante pesada y no quería coger el coche decidí solicitar las clases en la zona en la que vivo. Así que me dieron cita con la matrona.

Cuando llegue a la matrona estaba de seis meses y pico y con un tripón descomunal. La matrona me dijo que el medico de familia que me dio la cita en el hospital tenía que haber gestionado a la vez la visita con la matrona. Que en la semana 12 y en la 20 la tenía que haber ido a ver.

Así que nada, me tomo toda la información del embarazo, me peso y me puso la sonda para oír a los bebes. Yo que queréis que os diga, pero para una embarazada gemelar con controles en la privada cada 15 días y en la pública cada 3 semanas, el control de la matrona sobra. Que te pongan una sonda para oír a los bebes cuando tienes cada poco medios ecograficos a tu disposición no tiene sentido, o al menos yo así lo veo. Seguí con los controles con la matrona, hasta que paso lo que tenía que pasar, es decir, hasta que le encontré sentido cero … Ya os contare en otro post porque es para nota.

Como estaba claro que mi embarazo probablemente no pasaría de las 37 semanas, la matrona me propuso asistir al final del curso que estaba dando ahora ya que no llegaría a las últimas clases del siguiente e incorporame al siguiente para coger las clases del principio.

Ese día me entrego un libro que es una especie de libro de instrucciones del embarazo y del bebe. Nada que no venga en internet o entros libros pero la verdad es que esto es lo único que me ha servido de mi paso por el mundo de las matronas. Es un pequeño libro, resumido, fácil de leer y de consulta rápida en el caso de tener alguna duda. Yo por ejemplo lo he usado mucho para consultar las tablas de alimentación del recién nacido.

Así que nada, a los pocos días comencé mi primera clase, que como era del final del curso era la que estaba dedicada al cuidado del bebe. La verdad no aprendi nada que no supiera, pero algun matiz y algún truquillo me vinieron bien. No quiero ir de “listilla de los cojones” pero con una maternidad tan deseada y tan peleada como la mía, a esas alturas me había leído todo lo que había caído en mis manos sobre Concepción, embarazo, bebes etc ….

Ese día con lo que mas alucine fue con las preguntas de alguna de las asistentes y la falta de sentido común, de verdad, que a veces tiene la gente. Como están las cabezas!! Entre una que le quería poner una moneda con un esparadrapo en el ombligo al bebe para que no se le saliera, la que quería preparar suero salino casero para limpiar las legañas al bebe porque era una pasta comprar suero (no me jodas, por mucha crisis que haya el suero vale cero coma,por dios que le vas a abrasar al bebe los ojos como no calcules bien la proporción de sal!!) y toda clase de recetas de las abuela … Empece a temer empezar a escuchar afirmaciones del palo a que tomando Coca-Cola y haciéndolo de pie no te embarazas … Madre mía …

La siguiente clase, que ya fue la primera del curso que me correspondía, iba sobre la Concepción y embarazo. Pues a ver, que os voy a decir, los que ya me vais conociendo y sabéis que soy curiosa profesional, durante mi tratamiento de reproducción asistida me leí todo lo habido y por haber sobre la concepción y el embarazo. Así que teniendo en cuenta, que la matrona lo resume en hora y poco y lo adapta para todos los públicos, me sobró esa clase totalmente.

Las cuatro siguientes iban sobre ejercicios para embarazadas y preparación al parto. La de ejercicios para embarazadas me vino genial, aprendí mucho y desde luego el sentarme sobre el balón de pilates me alivio mucho durante las últimas semanas de embarazo.

La preparación al parto me sobro, la verdad. Todo adaptado a partos vaginales únicos. Yo no iba a tener un parto vaginal y estaba embarazada de mellizos. Con lo cual …. Que no se hable de las posibles complicaciones en el parto tales como una cesárea, en que consiste y como es la recuperación no me pareció bien. Solo hablaron de situaciones ideales en el parto, o sea que una información bastante incompleta y poco realista en este sentido.

Y aquí acabaron mis clases, porque la siguiente era la de cuidados del bebe que ya la había dado y la siguiente una visita programada al hospital para que nos enseñaran las habitaciones, los paritorios … Como yo por esa época ya no conducía ni de coña (no entraba casi en el sitio del copiloto …) y mi chico no me podía llevar, me la salte.

Así que en resumen, no me sirvió prácticamente para nada en mi caso. No obstante, como os decía, ya os contare en otro post como acabaron los controles con la matrona … En fin …

Un comentario sobre “Visita a la matrona (octubre 2014)

    Índice de contenidos « Mama al cuadrado escribió:
    diciembre 2, 2015 en 11:43 am

    […] Visita a la matrona (octubre 2014) […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s