Las mil y una caras de la fertilidad concentradas en una sala

Cita Posted on Actualizado enn

Hoy me ha pasado una cosa súper curiosa que he considerado digna de traer al blog.

Os pongo en antecedentes. He sido una cobarde toda mi vida para ir al dentista. De pequeña tuve aparato y creo que de ahí vienen mis traumas con el tema de que me hurguen en la boca. No sé cómo se las apañaba mi antiguo dentista que siempre, siempre me hacía daño. Lo que fue el remate ya, es cuando me empasto una muela y me dijo que: – para que te voy a poner anestesia si es muy superficial!! Y dicho esto me hizo un daño brutal, mientras comentaba con mi padre (amiguito suyo de quedadas) pormenores de coches.

Ni hablar de quitarme las muelas del juicio. Aquí tengo a mis 3 mega molares conmigo dándome por saco cada vez que crecen ….

Por aquella época tendría como 23 años y hasta los 29 no volví al dentista. Como les tengo tanto miedo siempre me cuido mucho la boca pero eso no quita a que de vez en cuando pasen cosas y haya que ir. Y claro que pasaron. Cuando viví en México un día, comiendo la pizza más buena que he comido en mi vida, me quede con un empaste de la mano. El agujero era bastante hermoso así que no me quedo más remedio que ir. Madre mía!! Llegue temblando, con medio lagrimillas en los ojos suplicando que por favor no me hicieran daño. La pobre dentista no sabia ni donde mirar, me imagino que estaría pensando que de dónde había salido esta española loca.

Y nada me puso anestesia, la pedí de hecho el doble, y en un pis pas tenía la muela reconstruida!! Salí súper contenta.

Y apartir de ahí …. Lo he dejado, lo he dejado … Hasta que en pleno embarazo se me picó una muela, que he ido dejando, dejando … Hasta que … Ahhhhhhhh Dios mío como duele!! A eso hay que añadirle que la reconstrucción que me hicieron en México se me ha caído, y se ha caído hasta tal punto, que creo que me quede con unos 200 gr de amalgama de plata en la mano!!

Así que no me ha quedado más remedio que volver con mi numerito de “cagona victimista” de:- no por dios, no me hagáis dañoooooooooo!!

IMG_0486

Creo que es el momento de mencionar,que si cabe el tema es más triste, porque yo he pasado por quirófano lo menos 10 veces!! así que eso de que el dentista te “haga algo” debería resultarme “irrisorio” … Pues ja-ja-ja.

Y llegué el primer día al dentista. Yo pensaba que iba con la boca fatal pero no fue para tanto.

La muela que me dolía, efectivamente tenía el nervio necrosado así que me tenían que hacer una endodoncia o lo que es lo mismo, por gilipollas y negligente me han tenido que “matar” el nervio de una muela. La reconstrucción me harían una nueva, mucho más estética y como muerdo demasiado fuerte me han tenido que hacer una férula para dormir por la noche.

En fin que me he armado de valor y me lo he hecho todo, todo. He de decir que estoy encantada con mis dentistas. Me han hecho reír, me han tratado con mucho cariño y no me han hecho nada, nada de daño. De hecho me estoy hasta planteando sacarme las muelas del juicio, no os digo mas!!

Y después de contaros mi obra y milagros en el mundo odontologico os cuento lo que me ha llamado la atención.

Está a mañana me han hecho la reconstrucción de mi famosa muela “mexicana”. En la sala estábamos 4 mujeres, dos enfermeras, la dentista y yo.

En medio de la reconstrucción una de las enfermeras ha echado a correr y se ha ido. Cuando ha vuelto sus compañeras le han preguntado qué la había pasado y ha confesado que … estaba embarazada de 2 meses!!

Claro, yo no podía hablar pero sus compañeras le han felicitado y ella ha comentado que tenía justo una niña de 1 añitos y ahora le venía este. Los comentarios de las compañeras lo típico: hala te vas a volver loca, vaya curro …. 2 bebes!! Que pasada!! Y yo pensando veréis cuando me saquéis las manos de la boca y os cuente que yo tengo mellis …

Y la conversación continuo por esos derroteros. La dentista decía que ella no iba a tener hijos (desconozco si era por no querer o no poder) y ahí empezó el tema de: – pues tengo una paciente que lleva no sé cuántos tratamientos de in vitro … Y la otra decía: – pues mi prima igual no sé cuántos tratamientos …. Y la doctora decía: pues yo estoy barajando la idea de adoptar una niña china ….

Y yo en pleno apogeo sin poder hablar, con todos los instrumentos en la boca … “Instrumentos dentales” eh? ….

Al no poder hablar, eso también me dió pie a reflexionar sobre lo que es la vida, lo diverso y heterogeneo que es todo (mira que a veces me pongo de un intenso …) … unos tanto, otros tan poco … unas se preñan casi con la mirada … otras ni de coña … y otras que no les preocupa lo más mínimo no tener hijos y su vida está llena de otro tipo de emociones …

Y en cuanto se acabo el tratamiento y me pude incorporar, que menos que darle la enhorabuena a la futura mamá. Reconozco que desde que pase mi maternidad, soy una freaky de las barriguitas!!

Y tras felicitarle, les comenté que yo era mama de mellis. Y claro, alucinaron. Y ahí vinieron las preguntas de: – pero así por sorpresa? No lo esperabas? Como fué que tuviste dos?

Y por primera vez en la vida …. Conté la verdad a alguien totalmente ajeno a mi vida. Dije que salía del armario y salí.

Conté la verdad. “Hola soy Ana y he tenido Esterilidad de Origen Desconocido. Tuve que recurrir sucesivas veces a los tratamientos de reproducción asistida. Me costo un triunfo ser madre. Lloré, patalee, volví a llorar … Hasta que por fin fui mama por partida doble”.

Tenía miedo a la reacción. Hasta que me encontré a 3 tías que no conocía de nada llamándome valiente y dándome un abrazo … Muy fuerte….

Así que esta ha sido mi primera salida del armario. Y aunque os parezca una gilipollez … Estoy súper orgullosa ….

Post relacionados:

like

3 comentarios sobre “Las mil y una caras de la fertilidad concentradas en una sala

    Índice de contenidos « Mama al cuadrado escribió:
    diciembre 2, 2015 en 11:44 am

    […] Las mil y una caras de la fertilidad concentradas en una sala […]

    Y por fin … Las Navidades soñadas!! « Mama al cuadrado escribió:
    diciembre 11, 2015 en 11:59 am

    […] Las mil y una caras de la fertilidad concentradas en una sala […]

    […] Las mil y una caras de la fertilidad concentradas en una sala […]

Deja un comentario