Mes: noviembre 2015

Paseando Gemelos: Carros para Bicicleta y Campo

Cita Posted on Actualizado enn

Creo que ya se ha comentado hasta la saciedad lo tremendo que resulta pasear gemelos o mellizos ante la atenta mirada de los viandantes. No sitio donde vayas, donde no se acerque alguien a meter la cabeza hasta adentro para cotillear a tus peques y/o deshacerse en halagos y/o preguntas a veces poco oportunas.

Pero bueno tras los primeros meses de vida de mis chicos he de reconocer que esto ya poco me importa y que tengo un callo tremendo al respecto: me quedo con las palabras bonitas y hago “un-plugged” en las cuestiones que no me interesan y punto.

Como ya he contado en alguna ocasión, nosotros nos decantamos por el Bugaboo Donkey cómo carro gemelar. A día de hoy he de reconocer que salvo por el maldito tema de las ruedas que se pinchan, por el resto de cosas y funcionalidades estamos encantados!!

Pero claro, el Donkey llega hasta donde llega y no es muy apto para caminatas y paseos por los “caminos de Dios” por los que a estos papás al cuadrado en ocasiones nos gusta meternos y el porteo con niños de 10 kg pues me vais a perdonar pero, no gracias …

Así que nuestro Papá al Cuadrado, que es muy creativo le empezó a dar vueltas a la cabeza y se le ocurrió la idea de un remolque para bici.

Aunque los remolques, como su propio nombre indica, son para bici tienen también la función de paseo la mayoría de ellos, por lo que están genial si te vas a meter por zonas donde no hay firme o puede haber barro etc …

Además hay remolques individuales y remolques para 2 niños, con lo cual en los casos gemelares como el mío es una solución estupenda.

Tipo de remolques te puedes encontrar en el mercado

Yo los distinguiría entre los low-cost y gama media y los de gama más alta. Esto funciona como las bicis, las tienes desde unos poco euros hasta algunos cientos de euros en función de los materiales, peso, aerodinámica, resistencia etc …

Pues esto es igual, los tienes desde 99€ hasta más de 700€. La diferencia, la misma: peso, empuje, materiales, resistencia etc … pero claro, depende del uso. Si vas a utilizarlo 4 ratos pues no te gastes mucho dinero, incluso no te lo gastes. Si le vas a dar buen uso y además necesitas que resista determinadas condiciones pues te vas a tener que gastar más e incluso mucho más.

Dentro de la gama low-cost, hay múltiples opciones:

 

Low cost

Al igual que en la gama media:

medio

En cuanto a la gama alta destacaría 2 marcas que para mi son las mejores: Croozer y Chariot:

remolque

Los precios de estos 2 oscilan entre unos 350€-400€ las versiones individuales y a partir de unos 550€ las versiones dobles. La impresión de robustez que dan estos remolques comparados con los otros en notable.

Por otro lado, aunque no hay mucho mercado pero si estáis interesados echad un vistazo a los de segunda mano, muchos están nuevos porque han sido “caprichos” con poco uso. El mío es uno de ellos, por ejemplo.

Para los más freakys y curiosos, aquí os dejo el enlace a una comparativa de Croozer vs Chariot en las versiones for 2: Compartiva Croozer vs Chariot

Usos y accesorios del remolque

Por lo general este tipo de remolques tienen 3 usos fundamentales. Nosotros optamos por el Croozer Kid2:

Bici

Se quita la rueda delantera, se coloca un brazo extensor y se engancha a la bici y … hale de paseo!!

Running

La rueda delantera se sustituye por una rueda grande de bici y puedes correr con él o meterte por caminos de cabras etc …

Paseo

Se pone delante una rueda pequeña giratoria y digamos ese es el modo urbano de llevar el remolque.

Trae también una hamaca para poder llevar bebés que serviría desde el primer mes hasta los 10 meses que es cuando ya pueden ir en el asiento normal.

Usos no recomendados

El remolque mola un montón, que os voy a decir, pero no os intentéis hacer los “chulos” por ahí y exhibirlo por algunos sitios porque puede salir caro:

  • El Croozer, por ejemplo, mide 90 cm de ancho, por lo que no va a entrar por la inmensa mayoría de puertas de establecimientos normales.
  • Si vas a hacer una ruta urbana a pie, pasa lo mismo, corres el riesgo de llevar mucho carro para espacios a lo mejor muy limitados como anchos de algunas aceras, aglomeraciones etc …
  • Ir por la calle con el carro es una auténtica “quedada” con la gente. Encima de llevar mellizos pues si les llevas en un carro tan llamativo como este vas por la calle y te mira hasta el apuntador.

Para el uso urbano, el Bugaboo Donkey es infinitamente más cómodo, así que hay que tener muy en cuenta para que vamos a querer usar el remolque que es sobre todo para ir en bici y/o andar por el campo.

Que ganas tengo de que llegue el fin de semana para salir los 4 a dar un buen paseo por el campo a disfrutar del otoño y sus colores!!

ana carro

 

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

¿Es el momento de llevar al Bebé a Urgencias?

Cita Posted on Actualizado enn

Creo que esta pregunta se nos ha pasado a las mamás por la cabeza desde el momento que pensamos en ser mamás.

¿Que señales nos envía un bebé?, ¿Como sabemos si algo le duele o no?, ¿es lo suficientemente grave como para acudir a urgencias? … y así un sin fin de dudas al respecto.

Claro está que todos nos quedamos mucho más tranquilos acudiendo a urgencias, pero claro está también que ninguno queremos presentarnos allí para que nos tomen por padres hipocondriacos y nos digan que con Dalsy y Apiretal alternos cada 4 horas se pasa o que eso no es fiebre es febrícula o que es normal tener fiebre … o cosas por el estilo que básicamente son señales de: – “anda bonitos la próxima vez un poquito de paciencia y ahorraros el viaje”.

Yo tenía la misma duda hasta que me tocó decidirme y poner a prueba mi sentido de la “urgencia”.

Mis mellis han sido super sanotes desde que nacieron por lo que no hemos pasado ningún susto de salud hasta que llegó el “momento guardería” donde se empezaron a desarrollar en el cuerpecito de mis hijos toda suerte de virus …

Por otro lado yo no soy muy aprensiva y mis hijos no suelen llorar a no ser que les pasé algo, así estas son las señales por las que nos valemos en casa para saber si lo podemos tratar nosotros o esperamos a ir al pediatra o nos vamos zumbando a urgencias.

Fiebre

  • No nos hemos enfrentado a más de 39ºC. Cuando han alcanzado estas temperaturas hemos empezado por suministrar Dalsy. Si baja, administramos Apiretal a las 4 horas y así hasta estabilizar la fiebre. Muchas veces se ha ido la fiebre por donde ha venido y no ha habido ni que ir al pediatra.
  • Si no conseguimos estabilizar en al menos la siguiente hora la fiebre por lo menos a 38ºC, nos vamos a URGENCIAS.
  • Como os decía, nunca nos hemos enfrentado a fiebres más allá de los 39ºC, el día que sea así, saldremos directamente para URGENCIAS.

Las veces que hemos ido a urgencias por fiebre es porque ha hecho falta suministrar algún tipo de antibiótico.

Dolor

La faena de tener bebés, es que no hablan por lo que no sabes si algo les duele o no, pero si realmente conoces bien los hábitos de tus hijos verás como si hay dolor su forma de llorar es totalmente diferente. Y eso es lo que les pasa habitualmente a los míos.

Como os comentaba antes, mis hijos no suelen llorar salvo que les pase algo. Estos son los tipos de lloro cuando les pasa algo:

  • Por ejemplo cuando tienen fiebre lloran sin parar hasta que controlamos la fiebre. A veces es a los 10 minutos de administrarles el antitérmico otras veces a los 30 minutos, pero la clave es que el lloro se va aminorando hasta que cesa.

image

  • Pero cuando hay dolor, el lloro no cesa, es fuerte, a veces muy fuerte y va variando de intensidad según les van viniendo “coletazos” de dolor. Y además es un lloro que no se calma con los antitérmicos. Así que … a URGENCIAS. Las veces que nos ha pasado esto ha sido por otitis, que muy muy dolorosa y ha requerido de gotas anestésicas y antibiótico para conseguir calmarles.

Vómitos y diarreas

Aquí se trata de diferenciar entre lo que es tener un poco de “indisposición” de lo que realmente es un riesgo de deshidratación para el bebé.

  • Mis hijos desde que van a la guardería han tenido episodios de “diarrea” leve, es decir, hacen más deposiciones de lo que es normal para ellos y más blandas o líquidas incluso, pero esta circunstancia no suele provocar vómitos (a lo mejor alguno aislado), ni fiebre, ni en ningún momento dejan de comer, juegan con normalidad …por lo general va y viene de vez en cuando pero sin más problemas.
  • Si hablamos de deposiciones muy repetidas blandas o líquidas, acompañadas a veces de vómitos o sin ir acompañadas de vómitos o solo vómitos y vemos que el bebé no quiere comer y se le nota apagado e incluso tiene fiebre … a URGENCIAS.

Caídas y golpes

Madre mía que miedo me da este apartado. Y es que a medida que los bebés se hacen mayores el riesgo de caída se multiplica exponencialmente. No les puedes quitar un segundo de encima!! Así que quien más o quien menos se ha llevado un buen susto alguna vez.

Cuando un bebé se cae, en primer lugar hay que tener en cuenta la distancia desde la que se ha caído y sobre qué ha caído. Junto con esto ver los efectos de la caída: golpe, sangre, pérdida de conocimiento etc ...
  • Lo más normal, es que se caiga o de de un golpe y lloré como un poseso durante unos minutos. Luego se calman y suelen seguir tan normales y ahí ya ves si aflora o no un chichón. (Acciones en Arnidol voy a tener que comprar con mis mellis).Mientras tu como madre o padre vas a necesitar unos minutos para dejar de llorar y unas cuantas horas para que se te pase el susto y/o disgusto. Como se suele decir “los niños son de goma” y he de reconocer que así es, pero el susto te lo llevas sí o si.

image

  • Cuando no para de llorar al cabo de unos minutos o está aturdido o vemos que aflora una buena hinchazon … a URGENCIAS. Ni que decir tiene cuando hay pérdida de conocimiento o heridas que van o pueden requerir puntos.
Lo más importante que he aprendido a este respecto durante estos meses, es que es fundamental conocer bien a tus hijos para saber lo que es normal y lo que no y diferenciar esas famosas “señales” que muchas veces los bebés no están enviando.

Y por supuesto, teniendo niños siempre hay que tener la cabeza fría o templada. Muchas veces hay decisiones rápidas que tomar y hay que saber valorar la situación sin estrés y con el mejor punto de coherencia posible. Esto es complicado de conseguir, ya que ver que lo que más quieres en el mundo no se encuentra bien te parte el corazón. Yo misma lloré como una posesa en “modo pánico” la primera vez que tuvimos que llevar a un melli a urgencias.

Así que como todo en esta vida … cuestión de seguir aprendiendo y de hacer “callo” …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »