Mes: abril 2016

Receta nº4: Empanada de atún

Cita Posted on Actualizado enn

Esta es una de mis grandes recetas ya que por un lado es muy muy sencilla, es rápida y todo el mundo alucina con ella. Si quieres hacerte pasar por cocinillas no lo dudes, ¡es tu receta!

Además es súper socorrida cuando organizas alguna merienda en casa o tienes que llevar algo a casa de algunos amigos.

empanada2bde2batun

Al final de este post os voy a revelar algunos truquillos que la harán tan terriblemente fácil que no podrás evitar hacerla.

Así que sin más dilación, te cuento como se prepara esta maravilla. Además, os voy a dar unos trucos para que todavía sea mucho más rápida su realización.

Tiempo de preparación

Con Thermomix

Si la masa decides hacerla tu:

Realización de a masa (cocinado y estirado): 10 minutos

Cocinado del relleno: 20 minutos

Cocción en el horno: 25 minutos

Si lo haces con el truco que te voy a dar al final, te ahorras el paso de la masa.

Del modo tradicional

Si la masa decides hacerla tu:

Realización de a masa (cocinado y estirado): 15 minutos

Cocinado del relleno: 25 minutos

Cocción en el horno: 25 minutos

Si lo haces con el truco que te voy a dar al final, te ahorras igualmente el paso de la masa.

Ingredientes

Para la masa

– 50 gr. de agua

– 50 gr. de aceite de oliva

– 50 gr. de vino blanco

– 90 gr. de manteca de cerdo o 90 gr. de mantequilla

– 1 huevo

– 30 gr. de levadura prensada fresca, de panadería o 1 sobre de levadura de panadería deshidratada

– 450 gr. de harina de fuerza

– 1 cucharadita de sal

-Cucharadita de café rasa de pimentón dulce

– 1 huevo batido, para pintar

Para el relleno

– 300 gr. de cebolla

– 150 gr. de pimiento rojo

– 150 gr. de pimiento verde

– 200 gr. de tomate natural triturado

-1 Cayena (opcional si os gusta el “regustillo” picante

– 50 gr. de aceite de oliva

– 1 cucharadita de azúcar (No se la suelo echar)

– 1 cucharadita de sal

– 2 latas pequeñas de bonito en escabeche

– 1 lata pequeña de atún en aceite de oliva (yo uso 3 latitas de Calvo y van fenomenal)

– 2 huevos duros

Preparación

Con Thermomix

Preparación de la masa

  1. En el vaso de la Thermomix echamos el agua, el aceite, el vino blanco y la manteca. Programamos 1 minuto, temperatura 37º y velocidad 2.
  2. Añadimos el huevo y la levadura. Mezclamos durante 5 segundos, a velocidad 4.
  3. Incorporamos la harina y la sal. Programamos 15 segundos, a velocidad 6 y a continuación, programamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
  4. Dejamos reposar la masa en un bol cerrado con film, hasta que doble su volumen (yo la dejo 2 horas).

Preparación del relleno

  1. En el vaso de la Thermomix, echamos la cebolla, el pimiento rojo, el pimiento verde, la cayena (si queréis el “regustillo” picante, el tomate, el aceite, el azúcar y la sal. Programamos 4 segundos, a velocidad 5. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en las paredes y en la tapa del vaso hacia las cuchillas. Si nos gusta más picado, programamos otros 3 segundos, a la misma velocidad.
  2. Seguidamente, programamos 20 minutos, temperatura varoma y velocidad 1 y ½.
  3. En los últimos 3 minutos, echa por el bocal el pimentón.
  4. Retiramos a un bol y añadimos el atún, escurrido y desmenuzado y los huevos cocidos troceados.
  5. Dejamos enfriar.

Del modo tradicional

Preparación de la masa

  1. Pon la harina en un cuenco, haz un hoyo en el centro y mezcla en el todos los ingredientes y la levadura desmenuzada en un poco del agua.
  2. Mezcla poco a poco y luego comienza a amasar a mano sobre una superficie lisa enharinada.
  3. Amasa hasta conseguir una masa suave, elástica y no pegajosa, pudiendo rectificar el agua o harina si hiciese falta.
  4. Dejamos reposar la masa en un bol cerrado con film, hasta que doble su volumen (yo la dejo 2 horas).

Preparación del relleno

  1. Trocea bien las verduras como prefieras: en trocitos, juliana
  2. Echa un buen chorro de aceite en la sartén y pocha bien las verduras a fuego medio
  3. Una vez pochadas añade el tomate, la sal y el azúcar y el tomate. Lo rehogamos bien todo a fuego medio durante unos 10 minutos. En los últimos minutos de sofrito echa el pimentón.
  4. Sacamos el sofrito a un bol y mezclamos con el atún.
  5. Dejamos enfriar

Montaje de la empanada

Da igual que la hagas en Thermomix o del modo tradicional el montaje es el mismo:

  1. Piensa en que forma le quieres dar a tu empanada: redonda rectangular. Piensa también si luego la vas a querer poner alguna decoración por encima para dejar algo de masa sobrante y hacer esos recortes.
  2. Extiende la mitad de la masa y con el rodillo alísala hasta dar la forma y grosor deseado.
  3. Una vez este lista la base, vuelca el contenido del relleno en la base y repártelo bien por todo la superficie. Recuerda que debes de dejar al menos 1 centímetro y medio de borde para luego poder cerrar la masa de abajo con la de arriba.
  4. Una vez extendido el relleno, puedes echar por encima los trocitos de aceitunas y el huevo cocido.
  5. Alisa el resto de la masa con el rodillo y coloca la otra mitad de masa encima del relleno.
  6. Procede a cerrar entremezclando con los dedos la masa de abajo con la de arriba.
  7. Si te ha sobrado algo de masa puedes decorar tu empanada por encima con algunos motivos.
  8. Pinta con huevo la empanada.

Cocinar la empanada

Una vez montada ya solo hay que meterla en el horno unos 20-25 minutos a 180º y … ¡ya tenemos empanada!

emapnada

Trucos que no te puedes perder

¡Masa con mucho sabor!

Si haces la masa en casa, puedes hacer primero el sofrito y utilizar algo de aceite de ese sofrito para la receta de la masa. Le da sabor a la masa además de un color rojizo estupendo.

Empanada con hojaldre

Utilizar placas de hojaldre para hacer la empanada. Quedan estupendas y te ahorras el tener que hacer y amasar la masa. Además si tienes Thermomix entre que el sofrito lo hace la máquina y la empanada la dora el horno, a penas te cuesta esfuerzo preparar una ¡magnífica empanada!

Si utilizas placas de hojaldre, recuerda que nada más pintar la masa y antes de meter la empanada al horno, deberás hacer un agujerito en el centro para que el hojaldre no se hinche ¡hasta el infinito y más allá!

hojaldre

Empanadillas

Si prefieres raciones individuales, puedes poner este relleno también sobre la masa de empanadillas y el resultado es espectacularmente bueno.

A veces utilizo este acabado para dárselo a los mellis o cuando organizo aperitivos en casa.

Las empanadillas puedes freírlas o hacerlas al horno. Si las haces al horno deberás pintarlas con huevo igualmente. Si las haces fritas, ya sabes, en abundante aceite para que se hagan bien y no se quemen.

empanadilas

¡Buen provecho!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Nunca seré mamá …

Cita Posted on Actualizado enn

Cuantas veces se me habrá pasado esta afirmación por la cabeza … cuantas veces traté de sacarla de mi mente pero no puede … cuantas veces lloré pensando en ello …

Desgraciadamente no soy la única a la que se le ha pasado esto alguna vez por la cabeza ya que suele ser una frase bastante recurrente cuando el bebé no llega.

Hoy me ha dado por escribir sobre esto derivado de una anécdota que me pasó este fin de semana. Volví a recordar la famosa expresión: “Nunca seré mamá …” pero esta vez sin penas, sin lloros … sino con una amplia ¡carcajada!

Os explico porque …

Hará unos 3 años y pico quedamos un sábado a comer con unos buenos amigos. En esa época la lucha por nuestro bebé ya había comenzado y de hecho ya estaba sufriendo en mis carnes como tras pasar por la operación del mioma, no se había notando ningún cambio en nuestra probabilidades de embarazo. La visita a reproducción asistida cada vez estaba más cerca …

Los amigos con los que compartíamos comida tenían por aquel entonces un pequeño de 3 años que nació también tras muchos años de espera debido a una endometriosis bastante severa en la que mi amiga perdió uno de los ovarios. Este embarazo fue los 3 primeros meses gemelar, pero solo el pequeño J llegó al final para colmar a sus papas de alegría y felicidad.

Una vez finalizada la comida dejamos a los chicos hablando y nosotras nos fuimos con el pequeño J a un parque que había enfrente del restaurante.

Recuerdo que era un día gris, bastante oscuro y el parque estaba vacío … menos mal …

2009_11_24_img_0036

Nos sentamos mirando al pequeño y empezamos a hablar, la conversación se fue directamente al tema niños: – Y bueno, Ana  ¿que tal lo lleváis?, ¿estáis intentándolo?. -Si, conteste yo sin muchas ganas. Le comenté también mis sospechas, que sentía que algo no iba bien y que no me quedaría embarazada. – Nunca seré mamá, le dije y acto seguido se me cayeron las lágrimas.

Y siguiendo con la jornada de lamentos, mi amiga me dijo: – puff … te entiendo. Mira lo que nos costó tener a J y ahora nunca le podremos dar un hermanito. Ya con mi edad y la endometriosis … hasta aquí hemos llegado. Y a ella también se le empezaron a caer las lágrimas …

Y ahí nos quedamos un rato, pensativas, tristes … mirando como el pequeño J subía y bajaba feliz un tobogán …

Y pasó el tiempo … a veces despacio … a veces más rápido …

rebobinar_318-1552

Y de repente llegamos al momento actual, a este pasado fin de semana. A una mañana soleada de sábado donde 2 parejas de papás cuidan y juegan con 2 hijos por cada pareja en un parque. Los niños tienen 6 y 2,5 años por un lado y por otro son mellizos de 1 año y 3 meses.

Si, como os podéis imaginar somos nosotros, nuestros amigos y los hijos de ambas parejas.

No pude evitar recordar con mi amiga aquel día en el parque del restaurante. Las dos rompimos a reír.

Increíble pero cierto, ahí estaba su segundo hijo, el hermanito para J, y ahí estaban mis mellis conviertiendome en mamá por partida doble, lo que jamás pensé que llegaría a ser.

A los pocos meses del encuentro del restaurante y contra todo pronóstico mi amiga salió embarazada como por arte de birlibirloque. Con la toalla ya tirada en el suelo, sin ya buscarlo y sin esperarlo llegó la sorpresa de sus vidas. El pequeño Jj venía de camino. Tras un embarazo de libro este grandullón llegó al mundo con 3.600 gr en la semana 38 de embarazo, un caluroso día de agosto.

Nunca olvidaré ese nacimiento. Cuando fui a ver al pequeño al hospital me acababan de hacer la punción de mi primera ICSI. En ese momento pensaba en la alegría de nuestros amigos, de como la vida les había traído un estupendo regalo y a mi me seguía dando palos … y nunca sería mamá

Y me siguió dando palos unos meses más … nada más y nada menos que 9 meses más … los que transcurrieron hasta que mi segunda ICSI arrojó un inesperado positivo al cuadrado. El resto de la historia ya la conocéis …

Tenía muchas ganas de contaros esta historia, estas sensaciones, lo que hace el paso del tiempo, la paciencia y el seguir adelante cueste lo que cueste. Y que muchas veces aunque pensemos que todo va de mal en peor, que nunca llegará … va la vida y lo pone todo en su sitio.

Ahora más que nunca decir … Todo pasa, todo llega … ¡Serás mamá!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »