Mi dura Relación con la Cocina

Cita Posted on Actualizado enn

Si, si, quien me iba a decir a mi, que después de haber sido un inmenso desastre en la cocina me iba a convertir en una cocinillas. Aunque creo me he referido mal a mi misma como “inmenso desastre” porque ni a eso llegaba ya que me producía un tremendo sarpullido solo el poner un pie en la cocina.

Mala comedora de pequeña, tragona profesional de mayor

Hasta que Papa al Cuadrado llegó a mi vida he comido fatal. De pequeña nunca tenía hambre y le hacia ascos a todo. Ahora de mayor he caído en la cuenta de que probablemente algunas recetas de mi casa eran absolutamente mejorables …

Cuando me vine a estudiar a Madrid y por tanto empecé a vivir sola, me alimentaba básicamente de comida prefabricada de congelador ya que para mi comer era algo que tenía que hacer por obligación para mantenerme en pie a lo que no le encontraba una pizca de disfrute.

Cuando Papa al Cuadrado y yo decidimos vivir juntos en mi casa, lo primero que hizo éste fue vaciar todo mi frigorífico y congelador y llenarlo de comida variada y fresca. Es un estupendo cocinero y gracias a el me empecé a dar cuenta que los purés de verdura molan, que las lentejas no muerden y que las cosas que llevan pimiento y cebolla no tienen porque ser vomitivas …

Descubrí por aquel entonces un mundo de luz y color que hasta entonces había estado en penumbra.

El mundo de luz y color trajo consigo un incremento de 4 kg en mi ser en tan solo 2 años de relación. Llamadlo felicidad pero así fue, tan grande les pareció a mis médicos, que en los reconocimientos médicos de empresa que me tocaban cada año pasé de anorexica a tía aparentemente súper saludable según los estándares provincianos de mi castilla querida … si cuando la abuela dice que estas guapa … malo …

Vamos a intentar que Ana cocine …

Y esta fue la primera pretensión de mi querido Papá al Cuadrado, intentar que yo aprendiese a cocinar, si cuando quiere es un cachondo de narices …

Él, que era un auténtico gourmet de la cocina se junta con un desastre con patas que no valora si el vino se sirve en copa o en vaso de plástico, si la comida se come a mano o con cubiertos …

Y allá por el año 2005 ahí estábamos Papá al Cuadrado y yo en la cocina de mi casa intentado hacer un puré de espinacas… a él le quedaba espectacular … el mío era directamente de la textura y color de la más profesional cera de depilación …

Y ahí me dio por imposible …

¡¡Y surgió un milagro!!

Corría el año 2012 y comiendo salmorejo en casa de unos amigos, plato que me alucina, pregunté como lo habían hecho. Mis amigos me comentaron que era una receta de Thermomix. Y yo dije: – anda, ¿ese cacharro vale para algo? Y me dijeron, si para mucho.

Mis amigos me comentaron que esa receta de salmorejo se hacia en tan solo 3 minutos y aluciné. Y yo, profunda devota del Sr. Salmorejo dije:- Si este cacharro en 3 minutos hace esto yo quiero uno.

Justo en esa época me iba a trabajar fuera de España 15 días y Papá al Cuadrado se encargó de que a mi vuelta el “cacharro” estuviera listo. Era su única oportunidad de que me pusiera a cocinar al menos “mecánicamente”.

Y aterricé en mi España querida después de un vuelo de 16 horas complicado, vi este cacharro en mi cocina, y yo que con la tecnología me llevo de miedo ahí que me lancé a por mi primer salmorejo.

Y como a la cuadriculada Mamá al Cuadrado le encantan la normas, procedimientos e instrucciones pues … voilá la primera receta de salmorejo salió perfecta a la primera sin problemas. Me entendí con ella en cuestión de segundos.

Después de esa receta llegaron muchas más. Me volví una fanática de las recetas de la Thermomix. Hice mis propias adaptaciones. Al cabo de unos meses, Papá al Cuadrado empezó a fliparlo … eso estaba bueno y algunas recetas competían hasta con las de mi suegra … je je je

De ahí salté a las cazuelas, a las ollas … a guisos complejos sin trampa ni cartón, ya no de daba miedo liarla en la cocina, la puñetera máquina me había dado la seguridad en mi misma que necesitaba en la cocina.

Mis pobres padres alucinaron el primer día que les hice una empanada y ni que contar el día que probaron un rabo de ternera guisado por mi …

Y lo mejor de todo, hicimos un Máster Chef empresarial y servidora pegó un repaso a toda la empresa que quien lo iba a decir hace 2 años … je je je

master

Recuperando puntos tradicionales

Y  no me importa reconocerlo, pero desde que Guille y Nico venían de camino me he esforzado muy mucho por recuperar esas viejas sensaciones de la cocina casera tradicional, esas que yo apenas tuve en mi casa y que probablemente condicionaran mi dieta y mi cultura culinaria, aunque a alguna feminista por ahí le salgan erupciones.

Quería y quiero por todos los medios que Guille y Nico guarden ese recuerdo de la cocina de su casa. He querido desde el principio que estén familiarizados con la cultura culinaria ya que considero es parte de la educación de los niños el que de una forma natural vean a sus mayores cocinar y comer.

Así que me lancé a la cocina, destroné a Papá al Cuadrado de los fogones hasta que conseguí un nivel digno de alabanza de familia, amigos y algún cocinero … aunque así entre nosotros … hay días que mete la pata, hasta el fondo …

Mis esenciales en la cocina

Con el percal que tengo en casa necesito agilidad en la cocina y en definitiva herramientas de calidad que me solucionen un poco la vida:

Robot de Cocina

Aunque caros, para mi son imprescindibles ya que ahorran un montón de tiempo y lo mejor es que no tienes que estar al cuidado de la comida. Puedes estar cocinando y a la vez preparando otras cosas.

Yo tengo desde hace 4 años la Thermomix TM31 y estoy encantada con ella. Muy buena funcionalidad y resultados, además de muchísimo soporte y recetas a mano en Internet.

thermomix-575x323

Con las papillas de los niños ha sido una gran aliada. Tiene un uso diario y a veces hasta 2 y 3 usos en el mismo día. Y además, una vez que le coges el tranquillo al cacharro puedes cocinar tus propias recetas sin tener que seguir ningún recetario. Así que, ¡me pongo a hacer cosas y no paro!

Olla Rápida

No me gusta guisar en la Thermomix, es buena para unas cosas pero los guisos mejor en ollas. Como la variable tiempo es muy importante para mi y no puedo estar como las abuelas 4 horas por la mañana en casa pendiente del puchero.

Así que una buena olla rápida en casa, garantiza buenos guisos en cuestión de media hora como mucho. nosotros tenemos la WMF Perfect Plus desde hace 10 años y nos está dando muy buen resultado a todos los niveles.

00107388202512____2__640x640

Con organización, hay tiempo para “casi” todo

Y parece mentira que yo lo diga, madre trabajadora y gemelar, pero con unos cuantos truquis y buenas recetas en pocos minutos podréis conseguir unas recetas dignas de los mejores paladares.

Y allá voy, con esta sección de “Melliceando & Cocinando” a enseñaros que en un ratito que tengamos disponible se pueden hacer cosas increíbles.

Así que, vamos manos a la obra, ¡¡espero os guste!!

Receta nº 1: Pollo Tikka Masala

 

like

 

6 comentarios sobre “Mi dura Relación con la Cocina

    Piluchi escribió:
    abril 8, 2016 en 9:20 pm

    Hola: me he leido todo tu blog desde el principio . ¡Me encanta!. la forma en que lo explicas todo y por supuesto los contenidos,
    Mi hija esta esperando mellizos y me has ayudado a hacerme una idea de lo que nos podemos esperar cuando lleguen.
    Ella es muy organizada como tú así que creo que todo resultara bien.
    En cuanto a la cocina te dire que yo soy de olla rápida, me parece imprescindible.
    La thermomix la utilizo casi exclusivamente para postres, salsas y gazpachos.
    Tengo un blog de cocina ( http://www.recetaspasoapaso.com ). Te invito a visitarlo aunque veo que no te hace mucha falta ya que dispones de papa al cuadrado que parece un gran chef.
    Bien, solo queria felicitarte por tus mellis y por este gran trabajo. ¡¡Felicidades!!.
    Te seguire.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

      Mamaalcuadrado respondido:
      abril 11, 2016 en 10:40 am

      Enhorabuena por esos mellizos que vienen de camino!!! Es una experiencia increíble para los papas y como no para las abuelas, no te quiero ni contar cómo está mi madre!! Espero lo disfrutéis a tope y si os puedo ayudar en algo no dudéis en preguntarme. Acabo de ver en tu blog unas albóndigas de pescado que me voy a lanzar con ellas esta semana seguro!! Muchas gracias por tu mensaje!!

      Me gusta

    Índice de contenidos « Mama al cuadrado escribió:
    abril 25, 2016 en 8:45 am

    […] Mi dura Relación con la Cocina […]

    Me gusta

    Receta nº4: Empanada de atún « Mama al cuadrado escribió:
    abril 25, 2016 en 8:48 am

    […] Mi dura Relación con la Cocina […]

    Me gusta

    […] Mi dura Relación con la Cocina […]

    Me gusta

    Receta nº8: Arroz a Banda con Thermomix « Mama al Cuadrado escribió:
    octubre 6, 2016 en 12:09 pm

    […] Mi dura Relación con la Cocina […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s