Mes: julio 2017

Razones por las que Nunca uso los Test de Embarazo

Cita Posted on Actualizado enn

Recuerdo hace años, cuando no me imaginaba ni por asomo que tendría que pasar por este periplo para tener hijos, como pensaba que un buen día tras una noche de pasión y desenfreno, tendría un retraso, me haría un test de embarazo y sería … ¡Bingo!

Después de semejante hallazgo, le prepararía una sorpresa a Papá al Cuadrado para comunicárselo … y bla bla bla

Y ahí es cuando oigo de nuevo el:- RIIIIIIIIIINGGGGGGG, ¡despierta Ana y vuelve al mundo real! No te quedas embarazada, necesitarás ir a Reproducción Asistida.

Mi historia con los test de embarazo finaliza aquí, en una ilusión.

Nunca he llegado a hacerme uno. Nunca tuve un retraso por el método “diver”, mi regla, cuadriculada y puntual, llegaba a su cita todos los meses sin dudas de ningún tipo. Nada, ni un poquito de incertidumbre y/o emoción.

Cuando llegué a Reproducción Asistida, vi que en la betaespera era una práctica relativamente habitual o bien hacerse un test el día antes de la beta o hacerte un test a partir de no se que día e ir intentando ver la evolución de la rayita durante los sucesivos.

No se si por cobardía, no se si por mantener la esperanza hasta el final, decidí no hacerme nunca ninguno y esperar a la beta, la prueba en sangre que junto con el valor exacto de la hGC (Gonadotropina Coriónica Humana) o lo que es lo mismo “la hormona del embarazo”, una hormona que se vende más cara que el diamante, afirme o desmienta si hay embarazo o no.

Ahora que ya conozco mucho mejor los procesos de Reproducción asistida, me reafirmo en mi decisión de seguir no haciéndolos, por lo siguiente:

Durante la betaespera

Me parece adecuado que algunas personas decidan hacerse uno antes de ir a la clínica a hacerse la beta. Supuestamente ese día, y aunque la prueba en sangre es más precisa, debería de verse algo en un test de embarazo, ya que la sensibilidad de la mayoría de los test actuales lo permitiría. De hecho, en algunos casos, cuando no puedes ir a hacerte la beta un determinado día (porque estás de vacaciones, por ejemplo), algunas clínicas te dicen que te puedes hacer uno (algunos días después a la beta que tenías panificada, claro) para verificar el positivo y hacerte una beta más tarde.

Pero, ¿que riesgos asumes haciéndote un test?

  • Si tu beta es muy pronto, por ejemplo 9 días post transfer, puedes correr el riesgo de que en el test no se vea nada y en la beta si. Te llevarás un disgusto antes de tiempo.
  • O lo que es peor, que el test salga positivo, pero que los valores de la beta no sean acordes a la edad gestacional y por tanto sea un embarazo no evolutivo.

La beta siempre va a permitir de cierto modo, no es concluyente betas bajas evolucionan y betas altas se caen, predecir si el positivo puede ser evolutivo o no dependiendo de los valores que arroje:

valores-beta

En esta tabla, se empiezan a contar los valores de la beta, desde la primera falta, es decir, desde el día 14 post ovulación. Como en reproducción asistida nos regulan los ciclos, la ovulación o supuesta ovulación siempre es predecible.

Si es un congelado, por ejemplo, para hacer este cálculo deberás tener en cuenta la edad de tu embrión, más los días que estás en beta espera. Por ejemplo, te transfieren un embrión de 3 días, y te hacen la beta el día 12 post transfer. El día que debes tener en cuenta en la tabla es 3 + 12, es decir, el 15. Otro ejemplo: te transfieren un blasto de 5 días y tienes 9 de betaespera. 5+9 =14, ese es el día que debes comprobar los valores de tu beta.

Los test de embarazo no arrojan esta información, por lo que puede salir positivo y luego encontrarnos la sorpresa de una beta baja. Aunque insisto, una beta alta puede ser un fiasco semanas después, la Reproducción no es una ciencia exacta.

Durante la ecoespera

A cuantas no se nos ha pasado por la cabeza, hacernos otro test para ver si nuestro embri sigue ahí después del positivo …

Deciros que en estos casos, el test de embarazo no es suficiente. En el caso que hayas tenido un buen positivo y en la eco luego no se vea nada, los valores de la hormona del embarazo casi siempre bajan lentamente, por lo que un test de embarazo la mayoría de las veces seguirá dando positivo aunque el embrión sea no evolutivo.

Para muestra un botón. Acabo de tener hace unas semanas un aborto bioquímico. Mi beta fue de 109 cuando el valor normal para esa fecha es más o menos 95. En principio la beta era normal pero el embri no evolucionó. 10 días después fui a hacerme la eco donde no vimos saco, pero sin embargo mi beta fue de 342. Está claro que la beta era demasiado baja para la edad gestacional, pero absolutamente perceptible por un test de embarazo.

Por tanto, un test de embarazo en la ecoespera no sirve de nada. Ante la incertidumbre, mejor solicitar una beta.

Cada proceso de Reproducción Asistida es un mundo, cada persona otro muy diferente. Cada cual buscamos la mejor forma de vivir la incertidumbre de la búsqueda de un embarazo, unas con los test en la mano, otras llenas de dudas de si hacerlo o no y otras, como yo, sin nada. Todas las alternativas son lícitas.

Pero si tengo que poner encima de la mesa lo que pienso, mi personalidad y mi forma de afrontar las cosas, creo que seguiré prescindiendo de los test en Reproducción Asistida y seguiré esperando a lo que diga la beta, aunque nunca se puede decir:- “de este agua no beberé”.

¡Suerte!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Conspiraciones, Dramas y Desvarios en la búsqueda de Colegio

Cita Posted on Actualizado enn

No estoy últimamente para penas y dramas, bastante complicado es todo como para hacer más bolas y problemas innecesarios más a allá de las sorpresillas, a veces no muy agradables, que te trae el día a día.

Así que, ¿para que echar más leña al fuego? Mi profesora de pintura, cuando era pequeña y la liaba con algún cuadro siempre me decía: – Ana no te preocupes, todo tiene arreglo menos la muerte. Y llegaba y en un pis pas y dos pinceladas arreglaba cualquiera de mis desastres pictóricos.

Me acuerdo mucho de ella, porque realmente es una gran frase, una buena filosofía y es que a veces los seres humanos somos muy proclives a la autoflagelación por cualquier chorrada.

Y esta filosofía es la que he intentado aplicar en uno de esos momentos estelares de la vida de una madre … tachaaaaaaaan … se abre el telón y la peli se llama: La búsqueda de cole para sus peques.

Yo creo que esto acojona asusta más de lo que realmente es por hacer caso a lo que te cuenta la gente, y es que madre del amor hermoso (de mi vida y de mi corazón … ya por ponerme beata del todo) lo que han tenido que escuchar estos oídos en los últimos meses.

El debate Colegio, ya hacía un año Papá al Cuadrado y yo discutíamos compartíamos puntos de vista sobre ello. Colegio público o concertado.

Cerca de casa teníamos las opciones y ambas tenían sus pros y sus contras:

Cole Público

Defensor de esta opción: Papá al Cuadrado, o lo que es lo mismo, el desconocido que vive conmigo tras haberse afeitado la barba.

Pros:

  • Lo tenemos muy cerca de casa, con todas las ventajas de desplazamiento y logística que ello ofrece
  • Los peques tendrían compañeros de clase de la misma zona
  • En la zona hay 2 coles públicos, uno de ellos con muy buena reputación ya que las plazas son fijas y parece que el plan educativo es estable y robusto.

Contras:

  • Nos interesa mucho el tema del bilingüismo, creo que saber inglés ya no es un tema que sume puntos, es una obligación ya de base para la incorporación en el mercado laboral. Aunque nuestra escuela pública han mejorado sustancialmente en este sentido, no llega aun a los niveles de bilingüismo de otros colegios de naturaleza privada y/o concertada.
  • Las instalaciones del colegio, las vimos muy razonables pero nada que ver con los “campus” que tienen las instituciones privadas, todo se paga, está claro.
  • Con 12 años están en el instituto y si el cole goza de buena reputación, el instituto no tanto. Yo, además, vivo un poco traumatizada por esto.

Estudié en la pública, mi madre fue maestra y defensora acérrima de la escuela pública, en mi casa no había otra opción, salvo que te quisieras enfrentar a mi madre y a su chapa de “ I love Escuela Pública”, claro. Estudié en un cole público estupendo en Valladolid, un cole que hoy en día goza de muy buena fama y del que todo el alumnado salimos con un recuerdo increíble generación tras generación.

escuelapublica

Cuando me tocó ir al instituto, viví la separación de mis mejores amigas del cole, a cada una nos tocó ir a un lado, llegué a un entorno para el que no me sentía preparada: chicas que salían y se morreaban ya con chicos, que hacían botellón, que fumaban, que hacían pellas … ¡yo prácticamente salí del cole jugando a las muñecas! (luego espabilé, que conste …)

Fue un cambio muy duro para mí y me sentí un poco sola y fuera de lugar. Creo eso condicionó toda mi estancia en el instituto. Donde, obviamente hice un grupo de amigos, pero como digo yo, para salir del paso. De hecho mantengo contacto con gente del cole, de la universidad … el instituto ahí se quedó, unos años raros, de cambio y algo grises.

Cole Privado – Concertado

Defensor de esta opción: servidora. Y es que Papá al Cuadrado y yo lo veíamos todo al revés. Yo que estudie en la publica quería concertada y Papá al Cuadrado que estudió en un colegio privado quería la pública. El mundo al revés ..

Pros:

  • Nos encantó el cole desde el primer día que pusimos un pie allí. Las instalaciones son estupendas y el programa de bilingüismo de los mejores de Madrid.
  • Pueden estudiar allí de principio a fin. Tal como os he explicado antes, para mi es fundamental.
  • Mis sensaciones en este cole son de orden y control (para lo bueno y para lo malo, tanto orden y control a veces da sensación de poca flexibilidad), que para una cabeza germánica como la mía es fundamental tener este feeling.

Contras:

  • No hace falta decir que el desembolso va a ser importante: unos 800 € al mes por los dos en educación concertada, subirá a 1400€ en educación no concertada. A esto hay que sumarle uniformes …
  • No nos pilla demasiado cerca de casa, son 10 minutos en coche y la posibilidad de ir andando es nula. Dependencia de coche a tope.
  • No teníamos demasiados puntos para entrar. Ni vivimos en esa zona ni trabajamos en ella … oh,oh …

1409737-_version2

Estas fueron nuestras posturas “teóricas”. Pero este cóctel era muy soso solo con los puntos de vista de los Papás al Cuadrado, así que aquí viene lo que nos encontramos al “preguntar al mundo”. Esas situaciones que se dan en comidas con amigos o con los padres del parque cuando sale el tema elegir colegio …

De Tour infinito por los colegios

Lo he flipado con los estudios de mercado que se han hecho algunos padres para determinar cual era la mejor opción educativa para sus hijos. Que vale, que si que hay que cerciorarse bien de donde metemos a los niños pero, visitar 8 colegios, ¿es necesario?

A veces creo que no tengo paciencia y que tengo el muelle de la toma de decisiones un poco flojo, pero después de interesarme por 3 coles acabé hasta el moño. Además, no se hasta que punto, tanta y tanta información al final “ayuda” a tomar una decisión.

Orientación a proyectos

No se cuantas veces he tenido que escuchar esto. Ahora todo el mundo te lo dice hasta en la sopa y lo peor es que creo que hay gente que se lo ha aprendido de memoria y lo sueltan como máquinas de repetición. Lo mejor es cuando les preguntas: – ¿y que sabes sobre el aprendizaje basado en proyectos? Venga, ilustranos.

Vaya por delante, que estoy a favor de ese tipo de aprendizaje, que en toooooodooooos los coles que he estado se basan en ello, pero escuchar a la gente hablar como si se le fuera la vida en ello y en plan “gurú master pro” de la educación, pues que queréis que os diga, me ha hecho gracia confirmar lo “enteraos” que somos los seres humanos a veces.

Pa´ti no hay plaza … vaya, vaya

Y llega ese día cuando te pones a hablar sobre el cole al que quieres mandar a tus hijos y la gente, sin saber si tienes o no puntos o que es de tu vida, te suelta: – uy, ahí no vais a tener plaza seguro. El año pasado se quedaron casi 100 solicitudes fuera.

Pero luego preguntas a otro y te dice lo contrario …

Ya te mosqueas y preguntas directamente en el centro y te dicen que el año pasado sobraron 10 plazas …

Se comenta, se dice, se rumorea que hay gente que te cuenta “bolas” para desanimarte y que así asegurarse ellos la plaza. El día que alguien me dijo esto, casi me quedo en el sitio. No tengo mucha fe en el ser humano, pero desde luego que si hay alguien que se dedique a hacer esto, que se ponga en manos de un especialista ya.

Como decía aquel, a mi esto me suena a conspiración judeo-masónico-comunista-internacional … no os digo más …

Haciendo méritos para entrar en el cole

Otro episodio también interesante es cuando te cuentan los “secretos” para entrar en un cole donde vas justito de puntos:

  • Recomendación nº 1: pásate por el cole a menudo a interesarte por el proceso de admisión y hacerte “colegui” del jefe de estudios, coordinador de admisiones etc… o todo bicho viviente con mano para interceder por tu plaza.
  • Recomendación nº 2: si no vives o trabajas en esa zona, búscate a algún conocido o amigo que te deje empadronarte en su casa “una temporadilla” o que te haga un “papelillo” como que trabajas en la zona y yaaaaaa taaaaaaa.

Reconozco que el día que llegamos a esta conversación, me dieron ganas de hacerme hermitaña, llevarme a mis hijos fuera de esta sociedad y educarles sueltos cual cabra por el monte … Se que me vais a decir: – ¡pero si eso es una práctica habitual! Seguro que si, pero señores, me niego a montar semejante arco de iglesia para entrar en un centro.

Si no le admiten, tu hijo prácticamente va abocado al fracasado

Y esta ya fue para nota. Vamos a ver, que todos tenemos un cole más favorito que otro, pero la Comunidad de Madrid nos garantiza un centro por la zona, no será el mejor, pero en caso de que no esté admitido en tu “favorito” el niño se va a escolarizar si o si.

Que un niño no vaya al cole que tu has determinado como “favorito” no es una condena al fracaso ni mucho menos. La parte fundamental del éxito académico de un niño está en casa. Que un niño tenga motivaciones para estudiar, valores etc … es algo que tiene que construir la familia día a día, con el apoyo del cole, está claro, pero el éxito está ahí, no nos olvidemos.

Y a estas alturas os preguntaréis:- finalmente, ¿que has hecho con los mellis?

Al final no hicimos caso a nada de lo que nos dijeron y tiramos por nuestro propio criterio. Tanta opinión, tanto drama, tanta conspiración me hizo ser aun más firme en mis convicciones y alejarme de todo ese halo de pánico:

  1. Echamos la solicitud en el concertado, a sabiendas de que íbamos justos, pero era la opción que más nos convenció al final y en el cole tampoco nos descartaban. Nos decían que había que ver las solicitudes que llegaban este año, pero que teníamos posibilidades
  2. Nos quedamos con la idea de FUERA DRAMAS, si no éramos admitidos, nos asignarían uno público de nuestra zona. Bueno, ¿y que hay de malo? Valoraremos positivamente no tener que andar con el coche arriba y abajo y quedarnos en nuestra zona

Salieron las listas, ADMITIDOS. De hecho, gente con poquísimos puntos entró. Han ampliado aulas, así que creo que no han dejado a nadie fuera.

slider06

Una cosa menos, los mellis ya tienen cole, punto y final de la historia.

Buscar un cole para tus hijos es una decisión muy personal, cada familia, cada zona funciona de una manera, no hay verdades absolutas en esto ni los coles van a hacer milagros con nuestros hijos.

Si tengo que dejaros algunos consejos:

  • El cole lo eliges tu en base a tus criterios y sensaciones sobre el centro. Si tu estas cómodo/a con tu decisión, esa es la que vale
  • Guíate siempre por la información que TU recabes del centro personalmente, como os he comentado, a la gente le gusta hablar y hablar a veces sin ninguna precisión
  • La base de la educación está en las familias, independientemente al centro que vaya. Obvio que un buen centro “puede” minimizar riesgos, pero la clave del éxito está más allá y se compone de muchos más factores.
  • Fuera dramas y ansiedad, ¡que sea lo que tenga que ser!

¡Mucha suerte en vuestra búsqueda de cole!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »