Mes: enero 2018

Receta nº13: Hamburguesa de Ternera Casera

Cita Posted on Actualizado enn

Vaya numerito de receta que nos toca hoy, ¿eh? Bueno el número 13 no tiene porque ser necesariamente malo y con esta receta os lo voy a demostrar.

Imagen1

Habitualmente compramos las hamburguesas, bien en preparados que tienen en el super, o bien las que preparan en las carnicerías. Actualmente muy de moda el “Stand” de “Hamburguesa Nostra” donde tienes hamburguesas de todas las nacionalidades.

Siempre me rondó la idea de hacer mis propios “adobos” para hamburguesas en casa, pero miraba recetas y solo me encontraba recetas de hamburguesas, que más que hamburguesas, eran un filete ruso.

Hasta que un buen día viendo la tele me topé con uno de los programas del cocinero Jamie Oliver. No es que me apasione la cocina de este señor, siempre me parece que echa un montón de cosas en sus platos y la verdad es que no sé si sería capaz de distinguir sabores entre tanto condimento y producto, pero la verdad es que la receta de esta hamburguesa me pareció super interesante.

Así que probé, y aunque hice mis variaciones, fue un éxito rotundo. Así que apuntada a mi libro de recetas.

Tiempo de preparación

  • Adobar la carne no llega ni a 5 minutos
  • Dejar unas 2 horas en el frigorífico
  • Sacar la carne adobada del frigorífico media hora antes del cocinado

Ingredientes

Hamburguesa

Para 4 hamburguesas de 200 gramos cada una:

  • 800 gr de carne de ternera picada (mientras de mejor calidad sea la carne, mejor será el resultado. Si es de una buena carnicería y recién picada, el resultado será espectacular)
  • 8 galletas crackers (a veces no tengo y lo sustituyo por pan rallado)
  • 3 cucharadas de mostaza de Dijon. La receta original trae 2, pero a nosotros nos gusta con un sabor más fuerte.
  • 1-2 huevos dependiendo del tamaño. Yo tengo tendencia a echar 2 de todos modos porque me gusta quede jugosa.
  • Buen puñado de perejil
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Salsa

  • 3 cucharadas de mayonesa
  • 1,5 cucharada de kétchup
  • 1 cucharadita de salsa Tabasco (si no quieres el toque picante, no la eches)
  • 1,5 cucharadita de salsa Worcestershire
  • 1,5 cucharadita de brandy o bourbon

Acompañamiento

  • Rúcula
  • Cebolla
  • Tomate

Imagen2

Preparación

Hamburguesa

  • Machacar bien las galletas con un mortero, o si tenéis Thermomix unos golpes de turbo, para pulverizar las crackers. Si vais a usar pan rallado, echarlo directamente en la mezcla
  • Picar el perejil finito
  • Echar todos los ingredientes en un bol y remover con las manos. Yo siempre voy probando la carne para ver si hace falta rectificar algo (obviamente siempre que no estoy embarazada o tratando de embarazarme, claro)
  • Una vez hecha la mezcla, reservar en el frigorífico tapada con un film durante al menos 2 horas.
  • Una vez pasado el tiempo, preparar las hamburguesas con las manos del tamaño y grosor deseado.

Imagen3

Salsa

  • Echar en un bol todos los ingredientes y remover hasta obtener la salsa

Cocinado y montaje

  • Cocinar las hamburguesas en sartén, barbacoa, plancha etc … o donde prefiráis. A nosotros nos gusta al punto, pero es importante no la pasáis demasiado y os carguéis los jugos y el sabor de la carne

Imagen4

  • Mientras se cocina vamos preparando los panes, echando en cada tapa la salsa, poniendo en la tapa inferior la rúcula y el tomate y en la superior la cebolla
  • Una vez cocinado, ponemos la hamburguesa sobre la tapa inferior y ponemos un poquito más de salsa

Imagen5

  • Y llegados a este punto, cerrar la hamburguesa y comer

Imagen6

Trucos que no te puedes perder

  • Si no quieres hacer las hamburguesas con la mano porque te gustan redonditas o más prensadas, puedes echar la carne en un cortapastas y aplastar con la maza de un mortero. De esta forma te quedará una hamburguesa homogénea, prensada y del grosor que tu quieras
  • Si no quieres hacer la salsa, la hamburguesa admite los condimentos habituales, ketchup, salsa barbacoa, mayonesa … de la mostaza prescindiría ya que ya lleva

¡Está para chuparse desde los dedos hasta la muñeca!

Post relacionados:

Heparina y Reproducción Asistida: ¿Una Luz al Final del Tunel?

Cita Posted on Actualizado enn

Últimamente se habla mucho de la heparina asociada al éxito de procesos de reproducción asistida, pero, ¿que hay de cierto en la utilización de este anticoagulante?, ¿sirve para todos los casos?, ¿es siempre necesario?

La verdad, es que si preguntamos al colectivo médico hay bastante controversia, desde los que la rechazan directamente al amparo de “no hay nada demostrado ni definitivo”, los de “bueno, vamos a probar a ver si suena la flauta” y los que piensan que hay supuestos claros en los que siempre se debería usar.

Me ha llamado la atención este tema, ya que por un lado soy candidata a usar heparina en mis próximas transferencias y por otro, saber hasta donde “cuando el río suena, agua lleva”.

¿Qué es la heparina?

La heparina es una sustancia natural que está presente en algunos de nuestros tejidos y que ayuda al proceso de la anticoagulación sanguínea, es decir, evitar que la sangre coagule en exceso y se formen trombos.

Cuando existen problemas o se incrementa el riesgo trombótico, se recurre a la heparina inyectable de bajo peso molecular.

Resultado de imagen de heparina clexane En la actualidad, en nuestro mercado existen principalmente varios tipos de heparina que son los que se suelen prescribir:

  • Enoxeparina -> Marca Comercial Clexane®
  • Bemiparina -> Marca Comercial Hibor®
  • Dalteparina -> Marca Comercial Fragmin®
  • Tinzaparina -> Marca Comercial Innohep®

¿Porque aparece la heparina en la escena de los procesos de reproducción asistida?

Uno de los grandes avances que se han hecho en la obstetricia es la “posible” asociación entre trombofilia y el desarrollo de Complicaciones Vasculares Gestacionales (CVG).

Las trombofilias son problemas de salud que aumentan las probabilidades de tener coágulos sanguíneos anormales, por ello es importante tenerlas identificadas y controladas en el embarazo ya que pueden impedir en cualquier momento la comunicación embrión/feto – útero materno.

Para quien no lo sepa, el estudio trombofilias suele mandarse cuando hay abortos de repetición o fallos de implantación. Se hace a través de un análisis de sangre donde te sacan, muchos muchos botes …

Para familiarizarnos con las trombofilias, aquí están algunas que os sonarán a muchos:

Hereditarias (es decir, nos las transmiten nuestros progenitores)

  • Mutación factor V Leiden
  • Mutación del gen de la Protrombina
  • Deficiencia de la Proteína C
  • Deficiencia de la Proteína S
  • Deficiencia de Antitrombina
  • Mutación MTHFR (No en todos los casos es susceptible de causar problemas de coagulación, se cree que solo en casos de hiperhomocisteinemia, ¡toma ya! me ha salido el palabro)

Adquiridas (es decir, que las “pillas” de repente, como una gripe)

  • Sindrome antifosfolípido
  • Resistencia de la proteína C activada no asociada al factor V Leiden (aquí hay “dudillas” según el autor)

Algunos de los problemas más conocidos en los que se pueden ver envueltas estas trombofilias son:

  • Fallo de implantación
  • Abortos de repetición
  • Retraso en el crecimiento intrauterino
  • Preeclampsia / eclampsia
  • Abortos tardíos

Nada bueno como podéis ver …

La teoría dice que estas trombofilias podrían incrementar la posibilidad de que se produzcan fallos de coagulación que puedan afectar a un posible embarazo y que un anticoagulante como la heparina “debería” de minimizar este riesgo.

No obstante no todas las trombofilias tienen el mismo riesgo trombótico y dependiendo de este riesgo, al parecer los posibles efectos de la heparina podrían variar:

riesgo

¿Que dicen los estudios?

Pues aquí es donde viene el problema y la controversia. Afortunadamente, en torno al 70-80% de los casos que llegan a las consultas de reproducción asistida tienen un diagnóstico más o menos claro. En un 20% hay que investigar más y algunas de estos casos pueden estar vinculados a las trombofilias.

Así que el primer problema está en que no hay una muestra suficiente como para poder hacer un estudio definitivo sobre el tema y poder seleccionar un universo de análisis que pueda dar garantía a esos hallazgos.

No obstante, hay diversos estudios que intentan dar luz sobre el tema, pero es una especie de pozo sin fondo donde algunos se contradicen con los otros.

Aun con todos estas dudas, si que ha habido hallazgos para algunas patologías que empiezan a demostrar de forma clara las implicaciones positivas de la heparina en los procesos de reproducción asistida.

Pero por el momento, los especialistas más o menos tienen claro, no se debe prescribir heparina en reproducción asistida de forma generalista.

Por tanto, ¿cuando se debería prescribir heparina?

He leído a varios autores y más o menos confluyen que estos son los principales supuestos para ser candidatos a la prescripción de heparina:

  • Abortos de repetición (al menos dos pérdidas antes de la semana 20 de embarazo)
  • Fallo repetido de implantación (Ausencia de gestación tras transferir, en al menos tres ocasiones, tres embriones de buena calidad en un ciclo de FIV o de donación de ovocitos)
  •  Trombofilias, hereditarias o adquiridas
  • Malos antecedentes obstétricos como pérdidas fetales, CIR, preeclampsia severa, desprendimiento prematuro de placenta etc ..
  • Trastornos previos de la coagulación en embarazos previos o cuando han sido suministrados anticonceptivos orales

¿Que resultados se empiezan a dibujar?

  • Para los pacientes con fallo repetido de implantación, sin trastornos en la coagulación, no se observa que los resultados con la heparina arrojen mejoras significativas como para ser prescrita
  • Los pacientes con mutación MTHFR, sin elevación de homocisteína, tampoco arrojan ninguna mejora significativa con el suministro de heparina. Incluso con hipercisteinemia parece que tampoco el resultado es claro.
  • Para las trombofilias de alto riesgo o medio, no está totalmente aceptado, pero parece que si se observan mejorías (aun no cuantificables, ni definitivas) tras la prescripción de heparina
  • Para las trombofilias de bajo riesgo, no se observan mejorías.
  • Respecto al síndrome antifosfolípido, parece que la heparina + aspirina ofrecen una mejora indiscutible en este tipo de casos
  • En el caso de malos antecedentes obstétricos parece que tampoco hay una mejoría clara en este aspecto

En resumen, diagnósticos de síndrome antifosfolípido y trombofilias de riesgo alto e intermedio, “podrían” ser los principales candidatos al uso de heparina.

Efectos secundarios

Hay que tener también en cuenta, que el uso de heparina no es inocuo, como a veces pensamos, y su uso debe ser supervisado y controlado de forma exhaustiva:

  • Al ser un anticoagulante, disminuye la población de plaquetas, así que mucho cuidado con las heridas y hemorragias
  • Eczemas y erupciones en la zona donde se localiza el pinchazo
  • Caída del cabello
  • Osteoporosis
  • Elevaciones de las enzimas hepáticas
  • Un protocolo de control adicional con el hematólogo durante el embarazo para la supervisión de sus efectos
  • Coordinar muy bien el momento del parto para la suspensión del tratamiento en el momento preciso

Y esto es todo lo que más o menos he podido investigar. Mi conclusión, es que no hay panaceas universales en reproducción asistida y la heparina tampoco lo es, pero si es cierto que para algunos trastornos como hemos visto (y que además, parece que a mi me afectan) es una luz al final del túnel para muchas pacientes.

¡Mucha suerte!

Fuentes:

  • Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada
  • Hospital Clínic de Barcelona
  • Dres. Melchor Carbonell y Julio Herrero
  • Dra Ana I. Barqueros

Post relacionados: