Embarazo al cuadrado

Mi Quinta Beta

Cita Posted on Actualizado enn

Y ya vamos por la quinta, ¡oleeeeee!

Si por algo se ha caracterizado esta última beta espera ha sido por la tranquilidad. Hombre, el gusanillo de estarás embarazada o no siempre está, pero esta vez esos sentimientos apocalípticos si es negativo ya, gracias a Dios, no los he padecido.

Tenía bastante claro lo que podía pasar; si era positivo guay, si era negativo pues a disfrutar del verano, a desvariar en las fiestas del pueblo y a presentarse a la revalida en septiembre con un nuevo embrión.

No obstante, el presentimiento que he tenido desde el principio es que me iba a quedar. Si como lo oís. Analizando mis posibilidades pensé:

  • Los embris congelados son de la misma calidad que Guille y Nico, no hace falta decir donde está este par ahora mismo
  • Mis análisis y útero a la perfección
  • Y que decir de mi homocisteina, la que se negaba a bajar de 11, en el último análisis ¡¡7,15!! ¡¡Nunca había tenido esos valores!!

Así que con este caldo de cultivo me dije: – las posibilidades son altas …

Y nuestro embri, Bichito VI,  llegó a nosotros.

He hecho vida normal no, lo siguiente. He salido, he cogido a los peques, he tenido un montón de trabajo, ¡¡he limpiado hasta piscinas!! …

No estaba notando nada hasta el día 6 post transfer, cuando a media mañana vi en el baño una manchita rosita muy clara. Papá al cuadrado dice que las mujeres somos como los X-Men que tenemos Rayos x o algo así, por que donde yo veo manchitas él no ve ná.

Pero si, era una mancha que se tornó un poco más rosita a lo largo del día. Estaba segura que era el famoso “sangrado de implantación”.

El sangrado de implantación es una pequeña hemorragia de color rosaceo o marrón que se produce entre el día 6-7 post trasnfer, si se trata de blastos y un poquito más tarde en embriones más “jóvenes”. Este sangrado es fruto del proceso de invasión del embrión sobre el endometrío, que al profundizar en ese tejido puede romper algún capilar y provocar dicho sangrado. Según dicen, solo en un tercio de los embarazos se produce.

En el embarazo de los mellis no lo tuve, pero eso no quiere decir que en posteriores suceda.

Durante la tarde manché un poco más rosa, una señora mancha en toda regla, y empecé a notar un dolorcillo como de regla. Si, hubo un momento que me planteé que podía ser la regla, pero me dije:- Ana, mantén la calma y veremos que pasa mañana.

A la mañana siguiente amanecí con una pequeña manchita rosácea débil y ya no manché más a lo largo de ese día.

Al día siguiente, ya sin manchas ni dolores de regla, sin nada de nada, me puse a cocinar y casi me muero de asco. Me empezaron a dar unas nauseas terribles. Increíble pero cierto. Y a mi nunca me dan nauseas así como así. Sabía que Bichito estaba conmigo.

Ese día toco llamada del IVI para hacer seguimiento de la betaespera. La llamada fue curiosona, curiosona …

¿Esta Ana?:

-Si soy yo.

– Te llamo para ver que tal va todo.

-Bien, de momento tranquila. Ayer tuve un ligero manchado rosa, pero bueno me imagino podría ser implantación.

¡¡TABUUUUUUU!! Has dicho la palabra ¡¡TABUUUUUUU!!

Pero loca, ¿como le dices eso a una enfermera de reproducción asistida?

Yo entiendo no se puedan secundar las imaginaciones o ideas de las pacientes de reproducción asistida, pero hombre tampoco hacer suposiciones que para una que ya ha pasado unas cuantas betas … pues le resulta un poco chorra …

Una vez cuento lo del manchado me comenta:

-¿Fue a día 6 post transfer?

-Si fue ayer

-Bueno eso no quiere decir nada. Además el sangrado de implantación no es rosita es marrón.

Toma ya, la primera en la frente. Y no contenta con esto, siguió con el rosario de posiblidades …

-Ana, piensa que el líquido con el que te limpian antes de la transfer es rosita. Se ha podio mantener dentro y salir ahora.

Me quedo muerta matá …

-También puede ser que al introducir la cánula, se haya producido una pequeña hemorragia.

Y, ¿sale ahora? En una de las punciones me hicieron daño y manché, pero fue algo inmediato.

-Y también ten en cuenta que te has podido hacer daño metiéndote la progesterona.

A parte de no tener ni mucho menos las uñas como las cuchillas de Fredy Krugger, ni los dedos como morcillas de León, 5 veces he estado con progesterona y no he manchado ni media. Oye, que podría ser, pero ese manchado no es de haberte hecho daño.

Y llegados a este punto dije:-¿le vas a contar lo de las náuseas? …. paso, paso … que lo mismo me dice que me he empachado por comer como una vaca.

Sabéis lo que os digo, que es mejor que en estos casos no traten de justificar nada. Es mejor se limiten a decir:-bueno tranquila, si es un manchado ligero no pasa nada. Punto.

Así que para que dar vueltas a esto, si yo creía que era un positivo.

Volví a manchar un poquito marrón el domingo, tuve alguna nausea suelta y eso si, el hinchazón de rigor de todas la betaesperas ha estado muy presente.

Imagen3.jpg

Y así hasta el martes. Siguiendo mi política ANTI TEST DE EMBARAZO, seguí con la incógnita hasta el final.

El martes amanecí como siempre, con sueño y cara de pocos amigos. Papá al Cuadrado me llevó hasta le IVI y él se fue a una reunión justo al lado. Fue un día horrible de tráfico en Madrid, pensaba que no llegaba.

Llegamos a IVI y no tardaron mucho en llamarme. Pinchazo perfecto. He de decir, que los últimos pinchazos de IVI han sido impecables, ni un pequeño hematoma.

Imagen1

Tras el pinchazo y con el atascazo que había, decidí irme a desayunar por la zona. Lejos de estar nerviosa, me pegué un desayuno de padre y muy señor mío.

Cogí el coche y entre el atasco y que paré a hacer una compra por el camino, en el coche, a 1h 40 minutos del pinchazo, llegó la llamada.

-¿Podría hablar con Ana?

-Si soy yo.

-Te comento que el resultado de la prueba es POSITIVO.

-Si,si,si,si! Tomaaaaaaa! Mensaje emotivo y profundo donde los haya. Solo me faltó gritar como Cristiano Ronaldo …

Le hice la pregunta de rigor:-¿De cuanto ha sido la beta?

-109, vamos una beta buenísima, estas embarazada, embarazada.

Me comentó que en 10 días tenía que venir a la primera eco y que siguiera con la medicación.

Así que hasta el viernes 16 que tengo la eco, estoy embarazada… je je je

No sé, me siento rara … no se si me lo creo aun o no, no me puedo hacer a la idea de como será la vida con 3 hijos … pero lo que si que sé, es que estamos en el camino de completar nuestro sueño.

¡Que ganas tenemos de verte Bichito!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Recuerdos de mi embarazo: El Ciclo Vital

Cita Posted on

Abro nueva sección en el blog sobre “Recuerdos de mi embarazo”, porque últimamente ando un poco moñas con el tema “tripotas” y me apetece mucho recordar algunos momentos, para mi inolvidables, del embarazo de Guille y Nico.

Como muchos sabéis, el embarazo no empezó bien. Aquel dichoso hematoma retrocorial que casi da al traste con nuestro sueño me tuvo a vueltas hasta la semana 14 de embarazo. No fue hasta entonces cuando me pude empezar a creer que de verdad estaba embarazada. Si quieres conocer más sobre la “Aventura del Maldito Hematoma” aquí tienes un post sobre ello: Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014)

Nuestro cumple, el mío y el de papá al cuadrado es el 16 de mayo. El 12 de mayo del 2014 nos enterábamos de que nuestra beta por fin era positiva. ¡Vaya regalazo! Junto con los regalos de cumpleaños de ese año, nadie por aquel entonces sabía nada de nuestro incipiente positivo, unos buenos amigos nos regalaron entradas para el musical del Rey León. Eran para finales del mes de julio.

vertic_880_0

Creí que no podría ir a verlo. De hecho estábamos ya a punto de vender las entradas. Mi dichoso hematoma no daba tregua y mi vida era solo descanso, descanso y descanso, miedo, miedo y más miedo.

Me hicieron el triple screening con 10 semanas. Todo estaba bien y aunque seguí manchando recurrentemente y aun con alguna hemorragia importante, el médico me dijo que si no andaba mucho ni hacía esfuerzos podría ir a ver el musical.

Y allí que fui, con mis 12 semanas de embarazo y una tripita ya asomando. Me sentó genial salir de casa, lo necesitaba, me daba ánimos pensar que cada vez estaba más cerca de la libertad y de disfrutar el embarazo.

La verdad es que la música tiene un poder espectacular y con la canción del “Ciclo Vital” dio comienzo el musical. Que sensaciones, que puesta en escena, qué emoción … no os quiero ni contar cuando Rafiki (el mono babuino) coge y levanta al pequeño Simba, ahí estaba yo soñando cuando papá al cuadrado y yo cogiéramos a los mellis por primera vez … y claro, ahí salió mi primer lagrimón … – ¿pero que te pasa? me dijo papá al cuadrado. – ¡Pero si esto acaba de empezar! jajaja

Estaba plenamente metida en la historia cuando llegó el descanso … Y ahí volví al planeta tierra cuando fui al baño. Un bonito manchón me estaba esperando. Supongo que al moverme más de la cuenta el hematoma se revolvió y salió más sangre. Ni un día como ese me dejaba en paz el muy …

Así que me volví a sentar en mi butaca a rezar porque no se conviertiese en una de mis famosas hemorragias.

Logré disfrutar de la segunda parte y como no, de ese fantástico final cuando Simba y Nala tienen a un nuevo leoncito y Rafiki lo vuelve a alzar. En este momento suena otra vez la canción del Ciclo Vital. No veía llegar el día de vivir ese momento con los mellis.

La buena noticia es que terminado el musical no volví a manchar y que a partir de ahí solo manché fuerte una vez más, se acabó, fin de la pesadilla …

Y así me pasé todo el embarazo, recordando que algún día nuestro Rafiki “particular” levantaría a nuestros mellis. Ese día llegó el 27 de diciembre del 2014 y papá al cuadrado se encargó de ello, porque él es muy “mono” todo sea dicho de paso … jajaja

Y colorín colarado este post ha terminado …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »