Embarazo al cuadrado

Y si vienen Mellizos … ¿Premio o Faena?

Cita Posted on Actualizado enn

Hace unas semanas hablando con algunas compañeras de la #infertilpandy me hicieron una pregunta que, la verdad, nunca había reflexionado sobre ello o, al menos, no con la profundidad con la que lo veo ahora. La pregunta en cuestión era que cómo me había sentido al enterarme que iba a ser mamá de mellis … si me lo había tomado con ilusión, si me había asustado, si lo esperaba …

image

Me ha resultado un tema tan interesante que animada por esta charla, he decidido escribir este post.

No me voy a entretener contando la historia de mi prolongada esterilidad de origen desconocido, de todos los dramas y frustraciones que esta situación conllevó ni de a dónde estaría dispuesta a llegar para cumplir mi sueño, pero está claro que esta situación condicionó mucho la forma en la que me tomé la llegada de mis mellis.

Para empezar, nunca jamás me imaginé ser madre por partida doble, eso pensaba que solo le pasaba a «otros», pero reconozco que la idea de tener familia numerosa siempre me habia gustado y la posibilidad de tener mellizos me parecía lo más en plan rollo «Familia Feliz».

La inseminación que me practicaron se hizo con 3 folículos y de las 3 transferencias embrionarias a las que me tuve que someter, 2 de ellas fueron con 2 embriones, con lo cual en cierto modo asumíamos la posibilidad de que pudieran venir mellizos pero nos parecía tan remoto, que solo pensar en el escenario de que se quedase 1 parecía milagroso.

Y por fin llego el día de la beta, 411 a 9 días post transfer. Estaba claro que se habían quedado ambos embriones. Pero eso que otros veían tan claro a mí me parecía imposible: ¿cómo puede ser que después de estar intentándolo durante años y años me quede embarazada de mellizos? Me decía a mí misma, no puede ser, pero en plan «no se puede tener tanta suerte» que después de tanto tiempo la vida me recompense por partida doble.

El día de la primera eco, lo tuve que asumir, había 2 bolsas y 2 semanas después ambos embriones tenían un perfecto latido. Y a partir de ahí los quise como a nada en el mundo, y rogué y patalee para que se quedasen los 2 conmigo todo el embarazo.

image

He estado siempre tan entusiasmada con la idea que creo siempre he sido poco consciente, ingenua … del trabajo y/o «complicaciones» que podía traer consigo una maternidad al cuadrado. Ni si quiera cuando la gente resoplaba y me miraba con cara de pena «por llevar semejante barrigón» o «por la que se me venía encima»tuve ni el más minimo miedo por convertirme en mamá de mellis de la noche a la mañana.

Así que en general, ¿como me lo tomé y como me lo tomo ahora? Como el mayor regalo que la vida ha podido hacerme. Cada crisis, cada gota de cansancio, cada esfuerzo … se ve recompensado por un segundo de la alegría que desprenden mis mellis.

Por otro lado, el convertirme en mamá de mellis me ha dado tranquilidad en el sentido de que ya bastante presión tenía porque se me echaba el tiempo encima y no me quedaba embarazada a además pensar que si me quedaba embarazada a penas me quedaría tiempo para darle un hermanito … Yo como siempre un paso por delante del futuro …

Así que este «2 x 1» ha calmado esas «ansias» e incluso me puede dar la posibilidad de abrir la opción familia numerosa que hace tiempo me parecía imposible.

Pero que yo lo viva de esta manera no implica que haga una llamada de prudencia ante la transferencia de más de 1 embrión y el obtener como consecuencia un embarazo múltiple:

  • El objetivo último de un tratamiento de reproducción asistida es traer al mundo un único bebe tal y como lo hace la naturaleza humana. El obtener un embarazo múltiple se considera como un «riesgo» a asumir por parte de los pacientes que nos sometemos a dichos tratamientos.
  • Un embarazo gemelar puede traer consigo inumenrables riesgos comparados con un embarazo único y vayan bien o regular siempre se tratan como embarazo de alto riesgo. Así mismo son embarazos «más pesados» que requieren mucha más tranquilidad y reposo.
  • Hay que tener muy en cuenta el plan de familia que uno desea. Querer tener solo un hijo o querer tener 1, de 1 en 1 … En ese caso siempre es mejor transferir embriones de 1 en 1 y más si se trata de blastos.
  • La situación económica y la ayuda que cada núcleo familiar se pueda permitir. Que vengan 2 bebés de golpe puede traer consigo:

– Obras en la vivienda actual o incluso cambio de domicilio. En mi caso, llevábamos preparando la llegada de los bebés taaaantos años que nuestra casa era lo suficientemente desahogada como para formar la tan deseada familia numerosa.

– Lo mismo ocurre con los vehículos de la unidad familiar, la mayoría de las veces el tener que llevar un carro gemelar ya obliga a buscar un coche con un maletero más grande por no mencionar el tener que llevar equipaje por «duplicado». Nosotros ahora tenemos 2 coches: vendimos mi coche que era de tamaño medio y ahora tenemos 2 coches grandes.

– La bolsa de la compra se multiplica exponencialmente. Y aunque afortunadamente nos va bien y no nos aprieta por aquí el zapato, los gastos son impresionantes y ahora que llevamos a los mellis a la guarde, mejor no os cuento.

– Los cuidados de 2 bebes a la vez donde necesitarás mucha ayuda sobre todo al principio y mucha gestión y organización los siguientes 30 años … Las alegrías se multiplican por 2 pero tambien las preocupaciones …

Estas son algunas importantes reflexiones que se deben tener en cuenta a la hora de transferir más de 1 embrión. Es por ello que muchas pacientes de reproducción asistida optan por transferencias únicas de embriones y por qué otras pacientes quedando embarazadas de múltiples a veces tienen sentimientos encontrados sobre si este era el «tipo de maternidad deseada».

Estos sentimientos a veces contradictorios van desde aquellos que no lo esperaban y se llevan un susto pero luego están encantados con sus múltiples a familias en situación límite que reconocen con absoluta dureza como la llegada «inesperada» de mellizos ha dilapidado su economía y por tanto el equilibrio familiar …

Y después de leer la «letra pequeña» y el lado menos amable de la maternidad múltiple, yo estoy encantada y muy orgullosa de ser mamá de mellis … Y tú, ¿cómo te lo tomarías? o ¿cómo te lo has tomado?

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Mis Mellizos y Yo: Mamás solas ante el «Peligro»

Cita Posted on Actualizado enn

Un de las cosas que piensas cuando vas a ser mamá múltiple, es si serás capaz de hacerte cargo de los dos bebés. Si esta cuestión ya es un quebradero de cabeza para las mamás con embarazos únicos, las que venimos con el «par», directamente entramos en «colapso» solo con pensar en que nos tendremos que convertir en una especie de «mamá pulpo» para poder atender a nuestros dobles.

No os voy a engañar, no es fácil al principio pero reconozco que me lo imaginaba peor. Al final es todo cuestión de mucha organización, algún truquillo y como no, del tan escaso y codiciado sentido común.

Os voy a contar mi experiencia y lo que para mi fueron las mejores prácticas en cuanto a cómo quedarse «sola ante el peligro» con gemelos o mellizos. Ojo, no es la «Panacea Universal» pero al menos en mi caso me sirvió para tirar hacia delante.

Mis padres viven a 200 km de Madrid. Mi madre aún está en activo. Mis suegros tienen más de 80 años. No tengo familia en Madrid, ni siquiera alguien de «super confianza» que viva cerca y me pueda echar una mano … y encima estoy esperando mellizos …

Así que tuve que buscarme la vida para en el menor tiempo posible organizarme y tratar de aprender a quedarme sola con ellos.

Las primeras decisiones: Buscar ayuda

Pensé en 2 tipos de ayuda:

  • Para el cuidado de bebés: necesitaba a alguien ya no solo que me ayudase con los bebés al principio mientras me recuperaba de la cesárea sino que me enseñase a cómo cuidar de 2 bebés a la vez. la mejor opción en este sentido fue contratar una Salus, la cual me ayudó eso primeros 15 días que no andaba yo muy católica con la recuperación de la cesárea y luego todo fue aprendizaje, establecimiento de rutinas, trucos y consejos de todo tipo para hacerme una «experta» en el cuidado de bebés. El objetivo era que en 6 semanas tenía que estar preparada para quedarme con los pequeños. Si queréis saber más sobre qué es una Salus, en este post hablo de ello: Y llegó nuestra Hada Madrina … (Enero 2015)
  • Limpieza doméstica: mi casa es ya lo demasiado grande como para que si me estoy encargando de los bebés fulltime tenga que estar pendiente de limpieza, lavadoras etc … aunque siempre nos han ayudado en casa en este sentido, estaba claro que con la llegada de los bebés nos teníamos que plantear ya que esta ayuda fuera diaria.

Así que con estos planteamientos de ayuda preparamos la llegada de nuestros pequeños.

En otros casos, se recurre a la familia, que es donde yo hubiera recurrido, pero como ya he comentado en nuestro caso no fue posible. De todos modos, siempre pienso que con mi familia aquí me hubiera agobiado.

Por otro lado, hay que delimitar la ayuda, sobre todo si se trata de la familiar, y ponerse un objetivo de cuándo más o menos te sentirás preparada para quedarte con ellos. Mi objetivo, como os comentaba fue entono 6-8 semanas, tiempo en el que me había recuperado perfectamente de la cesárea y había aprendido lo suficiente para quedarme con ellos.

Póntelo fácil, todo cerca y mano

Cuando llegan 2 bebés a casa hay que volverse sumamente organizado si no quieres morir en el intento.

Así que si no quieres andar a la carrera con los bebés de un lado para otro, prepara tu casa para que aquello más importante y necesario para los bebés lo tengas siempre a mano.

Mi casa es un unifamiliar de 4 plantas (la sótano no cuenta porque ahí no voy con los bebés, así que 3), así que me organicé para tener cosas de los bebés en cada planta en caso de emergencia.

En la planta baja, en un rincón de la cocina puse un cambiador, con todo lo necesario para los bebés: pañales, toallitas, diferentes cremas, peine, colonia, suero, algún juguete, body de recambio por si había algún incidente de caca, termómetro, arrullos, tijeras de uñas etc …

cambiador

En la planta primera, tenía en su baño la bañera Brevi Bagnotime, que tiene cambiador. Allí tenía otro «Punto bebé» donde tenía lo mismo que en el cambiador de la planta baja.

image

Por último, en la buhardilla tenía, mi cesta, si una cestita con todo lo necesario, super cómoda y apañada, por si tenía que atender a los bebés tener todo lo necesario. Para cambiarlos, por ejemplo, les apoyaba en sofá y listo!!

cesta

Así que a veces no es ni siquiera necesario andar con cambiadores y trastos para poder atender a los bebés en cualquier lado.

Primeros pasos para la Autonomía: Establecimiento de rutinas

En el último post, os hablaba de lo importante que es el establecimiento de rutinas en la vida de los bebés: Regla de oro de la Maternidad: a los Bebés les gustan las Rutinas!! y es que es a partir de aquí donde gira toda la organización que debes tener para que funcione una casa con bebés y no te quiero ni contar con mellizos.

En mi casa es lo primero que hizo la Salus nada más entrar por la puerta, establecer rutinas y nos ha ido genial.

El establecimiento de rutinas te va a permitir tener un patrón de asistencia a los bebés más o menos predecible, ojo que luego cada bebé es un mundo, pero al menos te permitirá en la mayor parte de las ocasiones estar preparada para darles de comer, bañarles, echarles a dormir … es decir, por lo menos que sepas que tienes que hacer antes de andar como un «pollo sin cabeza» histérica por la casa de un lado a otro con los bebés …

A ellos eso les dará tranquilidad, por lo que si tus bebés están tranquilos tus podrás ir asistiendo relajada y todo fluirá en tiempo y forma. De lo contrario si ellos no están tranquilos, tú te pondrás nerviosa, y ellos se seguirán poniendo más nerviosos que tu … y eso solo tiene un final, la locuraaaaaaaa!!

Así que lo primero a organizarse. En casa organizada no entran nervios!!

Aprender a esperar: al principio, mejor de uno en uno

Hasta que cojas maña o tus bebés sean un poco más manejables y por ejemplo, les puedas dar de comer desde la hamaca, a lo mejor al principio te defiendes mejor dándoles de comer de uno en uno. A mi de hecho me pasó, hasta los 2,5 meses, sobre todo por temas de sacarles bien los gases, preferí darles de comer de uno en uno.

Si al principio vas a optar por esa opción recuerda que aunque a veces tengas ayuda siempre debes respetar el uno en uno para que así aprendan a esperar. En el momento que les des a la vez se acostumbrarán y corres el riesgo de que uno se pase llorando toda la toma del otro.

En el caso de gemelos y mellizos, pasa casi siempre, hay uno que es más ansioso que el otro, en mi caso Nico era más ansioso que Guille, así que empezaba siempre por él.

También al principio aprendí a darles de comer el bibe de forma mixta de la siguiente manera. Cogia a uno, le daba el bibe y cuando tenía que sacar los gases,  se los sacaba y le dejaba tumbado a mi lado boca abajo encima de un empapador o de una muselina (esto siempre lo hacía en una cama o sofá). En lo que éste mellizo descansaba y terminaba de echar los gases boca abajo, cogia al siguiente y repetía la misma operación.

Es un método bastante socorrido aunque si el bebé tiene reflujo no está recomendado.

Dar de comer a la vez

Cuando estés preparada o lo estén ellos … vamos cuando los 3 estéis preparados, puedes empezar a darles de comer a la vez. Lo más socorrido cuando les das el bibe, es hacerlo en las hamacas.

Si les das el pecho los cojines de lactancia para múltiples están muy bien aunque yo no me hice con ellos y prefería colocarme almohadas y cojines.

Cuando son más grandes incluso pueden mamar recostados a tu lado. La verdad es que en cuanto pasan de los 3 meses la tarea de darles de comer a la vez se vuelve muchísimo más simple.

También hay gente que lo hace de forma mixta dependiendo de cómo se alimente cada bebé. Uno al pecho y a la vez el otro en la hamaca con el bibe.

Una madre múltiple, al cabo de unas pocas semanas se convierte en una malabarista de bebés que me río yo del circo del sol …

Bañar a los bebés

Yo tenía minicunas y eso me daba la vida para bañarlos. Al principio me llevaba a los 2 en la minicuna. Tenía un par de minicunas Babyhome que son súper recomendables. Cogía a uno y dejaba al otro dentro. Les bañaba de uno en uno y listo!! Así si lloraba el bebé con estaba bañando le tenía cerca para atenderle.

Hay gente que hace lo mismo llevándose la hamaca. A mi me gustaba más llevarme la minicuna porque cabían los dos y así les podía trasladar juntos del baño a la habitación «sobre ruedas» sin tener que hacer viajes con la hamaca. Además es más fácil coger y dejar a los bebés sobre la minicuna que sobre la hamaca, pero esto ya es a disposición del espacio y costumbres que cada uno tenga en su casa.

Además siempre antes de bañarlos dejaba ya preparado el bibe, con lo cual nada más terminar el baño se lo daba sin tener que andar a carreras por la casa ni separarme de su lado.

Y esto de la minicuna, lo he estado haciendo prácticamente hasta que los niños han gateado.

Ahora no los baño juntos tampoco (si está el papá al cuadrado si) porque se me ponen de pie y aun son muy pequeños para sujetarse en la bañera grande, por lo que cierro la puerta del baño, quito todos los peligros y dejo a uno gateando mientras baño al otro. Saco a uno, le cambio directamente allí y meto al otro. El bibe se lo sigo trayendo preparado para dárselo nada más bañarlos y … dulces sueños!!

bañera

Mamá necesita un poco de autonomía

Al principio este aspecto es relativamente fácil. Comen y duermen así que mientras están en su cuna o hamaca tú vas haciendo cosas, pero, ¿qué pasa cuando ya duermen menos?, ¿y cuando ya se mueven? … pues que hay que optar por nuevo medios de distracción, ya que además hay que ir estimulando a los pequeños.

Es importante también que aprendan a quedarse solos en  un entorno seguro y controlado y que tu puedas ir avanzando con otras cosas.

Cuando cumplieron los 3 meses, montamos una de las cunas de viaje y ahí improvisamos su primer parque. Les pusimos sus colgantes, también un juguete con música que les dejábamos activado y les encantaba.

parque

Este «invento» nos duró hasta los 5 meses más o menos, cuando empezaron a croquetear y empezaban a necesitar más espacio. en ese momento nos decantamos por comprar un parque xl, que hasta ahora nos ha venido de maravilla, y digo hasta ahora, porque mis peques están a punto de andar y lo que quieren ahora es estar ya libres por la casa investigando y no «encerrados» en el parque.

Pero vamos, que el parque xl fue una gran inversión! eso sí, plantea un problema y es que se necesita mucho espacio …

xl

¿Y si lloran los dos a la vez?

Sin duda el mayor temor de una madre múltiple.

En primer lugar hay que identificar, o mejor dicho, tratar de identificar el llanto. Los míos me lo ponían fácil, caca o hambre, rara vez fue por gases aunque si hubo alguno sobre todo con Nico.

En segundo lugar, identificar al más nervioso que en mi caso es Nico, así que siempre empiezo por éste mellizo.

  • En el caso de caca, en el momento que cambies al primero cesará el llanto y tras eso coges al segundo y ya está.
  • En el caso de hambre, puedes optar por alguno de los truquillos antes mencionados para dar de comer a la vez. No obstante en este sentido, lo mejor es la antelación. Si tienes ya controlado cada cuanto te van a pedir de comer lo mejor es hacerlo proactivamente.
  • Gases u otros malestares, rara vez suelen coincidir a la vez ambos bebés, aunque si se puede mezclar que a uno le pase algo de esto y el otro tenga caca o hambre. Puedes dejar al de los gases boca abajo que eso les suele ayudar y mientras atiende al otro.
  • En nuestro caso nunca han llorado por querer «bracitos» o porque necesiten que los acunemos … menos mal!!

Estas son la combinaciones más frecuentes pero las hay de todos los tipos y colores.

Cuando tienes todos bebés por suerte o por desgracia tendrán que aprender a esperar y eso implicará que a veces deberás dejarles llorar un poco y templar tus nervios. Y no te preocupes, no te cogerán manía ni les pasará nada, así que no te sientas culpable.

Recuerda que no eres superwoman

Por mucho que te tengas que encargar sola de los bebés hay que saber cuándo hay que delegar o buscar ayuda.

Independientemente de que tú hayas decidido ser el progenitor que pasa la baja maternal o que directamente hayas decidido no trabajar o mandarlos a la guardería, el otro progenitor debe tener también responsabilidades y ocuparse de algunas cosas. es sano tener un tiempo para desconectar a lo largo del día, sino te volverás loca.

Yo me iba turnando con el papá al cuadrado. Cuando veía que ya necesitaba descansar el papá al cuadrado me sustituyó alguna noche y sobre todo lo fines de semana es quien más se encargaba de los niños para que yo pudiera descansar y cargar las pilas.

También ha habido días que los bebés han estado muy «revoltosos» y he tenido que llamar al papá al cuadrado para que adelantara la hora de llegada a casa. Me ha pasado un par de veces, que le vamos a hacer son cosas del directo …

Pedir ayuda a la familia, que no meterlos por tiempo indeterminado que en casa, es bueno y necesario en muchas ocasiones. Que te vengan a echar una mano, por ejemplo, un día a la semana para que tu descanses a pleno rendimiento es también una buena opción.

Y esto a grandes rasgos, son las claves que a mi me sirvieron y me sirven para sobrevivir «sola ante el peligro». No hay una varita mágica para esto, pero como comentaba al principio con mucha organización, un poco de ayuda y sentido común sobrevivirás sin problemas!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »