Uncategorized

Si no puedes tener hijos, adopta …

Cita Posted on Actualizado enn

Y así de contundente es el mensaje que infinidad de personas te lanzan, sin haber preguntado, cuando el tema de tu maternidad se empieza a complicar…

comentarios

En mi época “estéril” ya me tuve que hacer cargo de algunas de estas simpáticas aportaciones, pero lo cierto es, que si ten metes a veces en comentarios de foros o redes sociales donde se ha hablado de Reproducción Asistida es realmente fácil encontrar comentarios de este calibre o incluso peores …

foro

*Comentarios extraídos de la edición digital del País en un artículo de Reproducción Asistida.

Solo pido que ninguno de estos “opinadores” tenga que ver llorar y lamentarse a un ser querido por no poder traer hijos a este mundo. Solo pido que no tengan que ayudarle, ni verle peregrinar por clínicas y hospitales, ni pasar por los estragos psicológicos de la esterilidad y la infertilidad.

En general, en nuestro país somos poco prudentes. Nos encanta opinar de todo y criticar cualquier aspecto de la vida de los demás sin apenas tener datos objetivos al respecto que ni si quiera vamos a buscar ni a contrastar. En el momento que algo nos suena, o nos huele, o nos han dicho … ahí vamos dejando nuestras “perlitas”.

Pero en la vida hay temas y temas, momentos y momentos, y esta falta de prudencia, a veces inconsciente a veces proactiva, puede llegar a hacer mucho, mucho daño a las personas.

Que contaros de los temas de esterilidad e infertilidad. Ese “tema” al que a tanta gente le gusta opinar, sobre si “puedes”, “debes” o “quieres” tener hijos. Es horrible, y os lo dice una que precisamente creó este blog, en parte, para sanar las secuelas emocionales de su esterilidad de origen desconocido.

Es por ello que tenía ganas de escribir este post, sobre algunos de los errores frecuentes que se cometen a la hora de juzgar si alguien debe o no adoptar.

Error nº1: La obsesión por tener hijos biológicos

Si hiciéramos una encuesta sobre si les importaría adoptar a todas las personas que se les está complicando la búsqueda de un hijo y a las que están metidas ya de lleno en un tratamiento de reproducción asistida, comprobaríamos que a la inmensa  mayoría no les importaría en absoluto, de hecho una buen parte o lo tienen en sus planes o ya lo han solicitado.

Resultado de imagen de padre e hijo vestidos iguales

Las ganas de estas personas por convertirse en padres, dar amor, techo y educación a un niño está por encima de la biología. Yo misma no hubiera tenido ningún problema en adoptar, de hecho lo sigo sin tener aun siendo madre de dos niños. Y al igual que yo, muchas familias que ya han tenido sus hijos por reproducción asistida y siguen peleando por adoptar un pequeño.

No y mil veces no, existe tal obsesión y “egoísmo”.

Error nº2: Los orfanatos están llenos de niños

Sobre todo los de algunos países, pero no es tan fácil llegar y “llevarse” un niño.

Hace años, por ejemplo, aunque no al alcance de todos, la adopción internacional, sobre todo en algunos países como China y Rusia era relativamente “sencilla”.

Actualmente esta es la situación tanto nacional como internacional:

  • No hay tantos niños como se creyese en un pasado. Los métodos anticonceptivos, la posibilidad de interrupción voluntaria del embarazo y una mejora sustancial en el cambio de mentalidad a cerca de los embarazos no deseados y la maternidad en solitario, hacen que, gracias a Dios, los niños disponibles en adopción vayan descendiendo de año en año prácticamente en todo el mundo.

Children

  • En China por ejemplo, las leyes que restringían el nacimiento de un segundo hijo se han flexibilizado, y la mentalidad conservadora que abogaba por los hijos varones está evolucionando, por lo que los comentarios de: -adopta una niña china, creo los vamos a tener que ir dando “una vuelta”…
  • En la mayoría de los países, incluido el nuestro, se ha cambiado sustancialmente el proceso que regula la adopción, siendo muchísimo más conservadores a la hora de proteger a los menores y garantizar el vínculo de los mismos con su familia biológica y lugar de nacimiento. Como dice la gente: – con la cantidad de niños que se mueren de hambre … si, hay muchos niños que pasan penurias, pero actualmente los países priorizan que esas penurias las pasen, en la medida de lo posible, cerca de su familia y de su lugar de origen. Y cuidado, no confundir niños en ambientes desfavorecidos sea equivalente a niño “adoptable”. Me permito recordar que para bien o para mal estos niños tienen familias.
  • Relacionado con lo anterior, han proliferado increiblemente las familias de acogida temporal, respecto a la posibilidad de adopción. Así que probablemente, lo próximo que se diga en este sentido será: – sino puedes tener hijos, acoge un niño …

Error nº3: La gente prefiere gastarse el dinero en tratamientos que adoptar

Tremendamente falso.

La gente nos gastamos el dinero en tratamientos, fundamentalmente, por estas razones:

  • La Seguridad Social, no cubre todos los casos y tiene sus tiempos de espera, por lo que muchas veces hay que recurrir inevitablemente a la Reproducción Asistida privada.
  • Los procesos de adopción duran años y años y no siempre se consigue tener la idoneidad ni poder finalizar el proceso con éxito. En España dura entre 4 – 9 años y las internacionales, cada vez más restrictivas, entre 1,5 – 3 años y subiendo. Con esta situación, es más que frecuente, que las personas decidan en primera instancia intentar tener hijos mediante procesos de Reproducción Asistida bien con sus gametos, bien con gametos donados o incluso con embriones donados, comprobando de nuevo, como el factor biológico no es la mayoría de las ocasiones determinante ni tenido por las personas que desean ser padres.

Resultado de imagen de reproduccionasistida

  • El coste de una adopción internacional, por ejemplo, no está al alcance de muchas personas, siendo la Reproducción Asistida, algo más “a mano” y asequible para las personas que buscan un bebé. Además en el caso de las adopciones internacionales, se necesita realizar una serie de viajes y de estancias que no están al alcance y permiso de todos los trabajos.
  • Y porque no, por vivir la experiencia del embarazo de primera mano sencillamente y traer a tu hijo al mundo como lo hace cualquier familia.

Con lo cual, no es que se prefiera pagar un tratamiento, es que la adopción tal y como la concebíamos hace unos años es cada vez algo más y más lejano.

Error nº4: La seguridad social no debería de pagar los tratamientos de fertilidad, que adopten …

Me permito recordar que la esterilidad y la infertilidad son patologías de nuestro aparato reproductor. Y al igual que la Seguridad Social se hace cargo de otras enfermedades “no mortales”, éstas no lo son menos. Miren cualquier información médica al respecto.

Resultado de imagen de no dinero

Y después de decir esto, creo es entendible, se ruegue un poco de prudencia y responsabilidad al hablar de este tema y evitar algunos mensajes “gratuitos” que rozan ya hasta la leyenda urbana.

Los “efectos secundarios” de estos comentarios

Uno de los recuerdos que me vienen a la cabeza en este sentido, y que además es una de las razones por las que me he animado a escribir este post, es la experiencia que vivieron unos buenos amigos cuando fueron a una charla de adopción organizada por la Comunidad de Madrid.

Nuestros amigos tienen una desgraciada y larguísima historia con la infertilidad llena de operaciones, menopausias inducidas, tratamientos de todo tipo, abortos, negativos … han tocado todas y cada una de las puertas que podían llevarles hacia un bebé, incluida la de la adopción, como es obvio.

Solo deciros, que cuando salieron de la charla, él estuvo días llorando y ella tuvo que ir a ver al psicólogo después de que les informasen como funcionaban los procesos de adopción actualmente y la posibilidad de terminar el mismo con éxito. Con 40 años cumplidos, la posibilidad de contar con bebé era nula y hasta por lo menos los 46 y con suerte, no tendrían un niño en casa.

Comentaban entonces entre lágrimas: – ¿porque todo el mundo te dice que adoptes?, ¿porque todo el mundo lo ve tan fácil si no lo es? …

Y para terminar, solo una reflexión:

¿Os podéis imaginar el dolor que pueden sentir estas personas cuando una y otra vez nuestra sociedad invita de esta forma a la adopción?

 

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Nunca seré mamá …

Cita Posted on Actualizado enn

Cuantas veces se me habrá pasado esta afirmación por la cabeza … cuantas veces traté de sacarla de mi mente pero no puede … cuantas veces lloré pensando en ello …

Desgraciadamente no soy la única a la que se le ha pasado esto alguna vez por la cabeza ya que suele ser una frase bastante recurrente cuando el bebé no llega.

Hoy me ha dado por escribir sobre esto derivado de una anécdota que me pasó este fin de semana. Volví a recordar la famosa expresión: “Nunca seré mamá …” pero esta vez sin penas, sin lloros … sino con una amplia ¡carcajada!

Os explico porque …

Hará unos 3 años y pico quedamos un sábado a comer con unos buenos amigos. En esa época la lucha por nuestro bebé ya había comenzado y de hecho ya estaba sufriendo en mis carnes como tras pasar por la operación del mioma, no se había notando ningún cambio en nuestra probabilidades de embarazo. La visita a reproducción asistida cada vez estaba más cerca …

Los amigos con los que compartíamos comida tenían por aquel entonces un pequeño de 3 años que nació también tras muchos años de espera debido a una endometriosis bastante severa en la que mi amiga perdió uno de los ovarios. Este embarazo fue los 3 primeros meses gemelar, pero solo el pequeño J llegó al final para colmar a sus papas de alegría y felicidad.

Una vez finalizada la comida dejamos a los chicos hablando y nosotras nos fuimos con el pequeño J a un parque que había enfrente del restaurante.

Recuerdo que era un día gris, bastante oscuro y el parque estaba vacío … menos mal …

2009_11_24_img_0036

Nos sentamos mirando al pequeño y empezamos a hablar, la conversación se fue directamente al tema niños: – Y bueno, Ana  ¿que tal lo lleváis?, ¿estáis intentándolo?. -Si, conteste yo sin muchas ganas. Le comenté también mis sospechas, que sentía que algo no iba bien y que no me quedaría embarazada. – Nunca seré mamá, le dije y acto seguido se me cayeron las lágrimas.

Y siguiendo con la jornada de lamentos, mi amiga me dijo: – puff … te entiendo. Mira lo que nos costó tener a J y ahora nunca le podremos dar un hermanito. Ya con mi edad y la endometriosis … hasta aquí hemos llegado. Y a ella también se le empezaron a caer las lágrimas …

Y ahí nos quedamos un rato, pensativas, tristes … mirando como el pequeño J subía y bajaba feliz un tobogán …

Y pasó el tiempo … a veces despacio … a veces más rápido …

rebobinar_318-1552

Y de repente llegamos al momento actual, a este pasado fin de semana. A una mañana soleada de sábado donde 2 parejas de papás cuidan y juegan con 2 hijos por cada pareja en un parque. Los niños tienen 6 y 2,5 años por un lado y por otro son mellizos de 1 año y 3 meses.

Si, como os podéis imaginar somos nosotros, nuestros amigos y los hijos de ambas parejas.

No pude evitar recordar con mi amiga aquel día en el parque del restaurante. Las dos rompimos a reír.

Increíble pero cierto, ahí estaba su segundo hijo, el hermanito para J, y ahí estaban mis mellis conviertiendome en mamá por partida doble, lo que jamás pensé que llegaría a ser.

A los pocos meses del encuentro del restaurante y contra todo pronóstico mi amiga salió embarazada como por arte de birlibirloque. Con la toalla ya tirada en el suelo, sin ya buscarlo y sin esperarlo llegó la sorpresa de sus vidas. El pequeño Jj venía de camino. Tras un embarazo de libro este grandullón llegó al mundo con 3.600 gr en la semana 38 de embarazo, un caluroso día de agosto.

Nunca olvidaré ese nacimiento. Cuando fui a ver al pequeño al hospital me acababan de hacer la punción de mi primera ICSI. En ese momento pensaba en la alegría de nuestros amigos, de como la vida les había traído un estupendo regalo y a mi me seguía dando palos … y nunca sería mamá

Y me siguió dando palos unos meses más … nada más y nada menos que 9 meses más … los que transcurrieron hasta que mi segunda ICSI arrojó un inesperado positivo al cuadrado. El resto de la historia ya la conocéis …

Tenía muchas ganas de contaros esta historia, estas sensaciones, lo que hace el paso del tiempo, la paciencia y el seguir adelante cueste lo que cueste. Y que muchas veces aunque pensemos que todo va de mal en peor, que nunca llegará … va la vida y lo pone todo en su sitio.

Ahora más que nunca decir … Todo pasa, todo llega … ¡Serás mamá!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »