Abortos de Repetición

Mi Octava Beta

Cita Posted on Actualizado enn

Y ya van ocho, se dice pronto. 10 embriones transferidos ya … vaya carrerón …

Pues bueno, no quiero adelantar acontecimientos pero no soy portadora de buenas noticias. Estoy hasta las mismísimas narices de escribir cosas reguleras, así que a ver si pasa todo este huracán hormonal y me pongo en un plan más flower power que para eso esta en primavera … coñeeeee …..

Empecemos por el principio …

El día 3 de abril me bajó la regla, así que ahí empezamos el empastillamiento que ya os comenté en el post anterior.

Resultado del cóctel=horrible y temeroso

En este ciclo, no se si fue por volver a la marca Meriestra o la mezcla con los corticoides, que he estado como un Gremlin al que acaban de dar de comer a partir de las 0:00 h. ¡Que reconcentrado de mala hostia madre mía! No os o podéis imaginar … he estado de mírame y no me toques. me sentaba todo mal, sin paciencia con nadie … vamos, para meterme en una cueva en medio del monte y no salir.

La transferencia

Ese día estaba cagada, más que nunca y mira que aquí servidora ya tiene experiencia pro en esto. Cagada porque solo nos quedaban 2 embriones y si la descongelación se daba mal, eso complicaba bastante la cosa. Al final no hubo llamada y la descongelación se dio muy bien.

Me hicieron la transferencia el día 24 de abril a las 15:15 de la tarde. Vaya día. Todo el santo día corriendo. Salí de una reunión a toda prisa, llegué al IVI embuchándome un litro de agua como podía …

Llegamos a la sala de transferencias. Mira por donde, ¡una sala que no conocía! Porque si, ya he estado en todas y alguna hasta he repetido.

Y ahí estaba sentada en la camilla y mi doctora sin venir. Si, pasó lo que estáis pensando, que me meaba como una campeona. Y mi doctora seguía sin venir y yo ya amarilla tornando a morado por las ganas de hacer pis. Al parecer tuvo una urgencia y se retrasó pues media horita de ná … ¿que pasó? pues que en cuanto me pusieron el ecógrafo en mi tripilla ¡casi exploto! así que pedí levantarme e ir al baño a soltar un poco de pipi.

-¡Pero mujer visteté! me empezó a decir todo el mundo presente en aquella sala.

Para vestimentas estaba yo. Cogí la sábana me tapé el culillo como pude y salí como el rayo al baño. 12 años de infertilidad (que nombre más cojon*** para una peli de terror), me ha visto el “juju” hasta el apuntador, me voy a cortar yo por enseñar un poco el culillo …

Ya más relajada de vuelta, me enseñaron a nuestro Bichito XI. era un blasto b/b con muy buena pinta. Según la embrióloga descongeló muy bien y no se dañó nada en el proceso, estaba perfecto y reaccionaba muy bien. No veáis que subidón cuando nos dijeron eso.

Metieron a Bichito XI en el nido y a incubar se ha dicho.

La betaespera

La peor de mi vida sin duda. Soy demasiado consciente de que esto ya se nos está acabando y el resultado no pinta bien. El resultado es que entre el cóctel de pastillas y la situación lo he pasado francamente mal.

Todo normal, hasta el día 6 post transfer cuando hicieron aparición mis 3 síntomas estrella en todas las betas positivas:

  • Sed
  • Venas del pecho muy masrcadas
  • Ganotas de hacer pis a todas horas

Ejemplo de las venas del pecho … vamos, ni Hulk …

venas

¡No me lo podía creer que fuera a ser positivo!

Pero no, esto no era tan tan fácil. Las venas llegaron a su punto álgido como el día 8 post transfer y luego perdieron un poco de color aunque seguían muy marcadas. Ahí me empecé a mosquear.

El día 9 post transfer no podía ya con mi vida. Me estaba volviendo literalmente loca. Al día siguiente tenía la beta y encima una mañana llena de reuniones. Así que falte a mi palabra de no hacerme test de embarazo y en buena hora.

Le pedí a Papá al Cuadrado me trajera un test de vuelta a casa. Eran casi las 21 h cuando llegó a casa. Se que lo mejor es hacerlo con la primera orina del día, pero que queréis que os diga, el corazón se me iba a salir por la boca así que me lo hice con la orina peor del mundo.

La cosa ya empezó mal. El test no salió a los 5 minutos. Se quedó blanco. Esperamos 10,15 y a los 20 minutos, cuando ya lo íbamos a tirar, se activó.

Se coloreó todo él de rojo y empezó a salir la línea de control. La otra no apareció. Esperamos y no apareció. Resultado negativo.

Estaba súper mosqueada. ¿Síntomas y no hay nada? Os juro que casi entro en barrena. Así que a encajar el negativo.

Al día siguiente, antes de irme a hacer la beta, abrí la basura para camuflar el test, solo me faltaba que la persona que nos ayuda en casa se enterase de este percal … lo mire de nuevo y me quede “muerta matá” en el sitio. ¡El muy cabr** tenía sombra! ¡Ay madre, que ahí había algo! Si, amado público, pertenezco ya a esa élite que ha tenido una sombra fantasma en un test.

test 1

Entre lo de las venas y el resultado del test me empezó a apestar a bioquímico a kilómetros. Otra vez no podía ser.

Así que me hice la beta. No me gustó nada la enfermera que me atendió. Mira que suelen ser majillas y más cuando te vas a hacer una beta. Ésta más seca que la pata de Perico y encima era la que me tenía que llamar para comunicarme el resultado, ¡Bravo!

Y llegó el resultado. Por el tono de voz que ponen al llamar ya se si viene positivo o negativo. Pero esta vez era un tono dudoso que no se sabía ni explicar. Yo dije “pa mis adentros”:- verás, ahora es cuando la matan y me va a decir que la beta es baja. Así que la eché una manita:- vamos que la beta es baja y es un bioquímico. Me dijo:- si es eso, ¿como lo sabes?, ¿te ha pasado antes? Le dije que lo de la beta baja no, pero lo de un bioquímico … ¡llevo la friolera de 3 seguidos! Me contó todo el rollo de que había que repetir el lunes y que bueno que pintaba mal pero que no estaba todo perdido.

Al rato me llamo mi doctora, a la cual la agradezco enormemente esté siempre pendiente de cómo estoy. Básicamente me dijo lo mismo y que iba a hablar con la inmunologa a ver si hay algo de la medicación que se podía tocar aunque la teoría de que a los embris les pasó algo vuelve a tomar fuerza …

A estas alturas tenía claro que era un bioquímico. Meridiano. Si, se que hay implantaciones tardías, se que los milagros existen pero no se suelen pasar por casa de Mamá al Cuadrado. Mira que yo soy una persona hospitalaria, pero nada, los “jodios” no quieren saber nada de mi. Les digo:- venga “milagro” pásate a comer este finde que te hacemos algo rico y no vienen … no se, ¿estarán en operación bikini?

Lo que más me jodió fastidió de todo esto fue el no poder cerrar capítulo y dejar la medicación. Así que me compré un par de test para pasar el fin de semana (hay gente que sale a comer el fin de semana, otros hacen deporte … yo me hago test de embarazo es súper diver …).

El sábado con la primera orina del día me hice el primero. Había rayita perceptible pero muy muy tenue. Jo, yo súper contenta porque conseguí ver la rayita yo sola sin gafas, así que si para algo sirven estos test es para descartar que tienes presbicia. La cosa no evolucionaba pero estaba ahí. Me empezó a entrar el miedo como con el primer bioquímico, que la beta empezase a subir y a bajar de forma errática.

test 2

El domingo misma operación. Pero esta vez no había ni rayita, ni sombra. Así que ya estábamos por debajo de 10 unidades de hcg. No me lo pensé 2 veces, adiós medicación. Hasta aquí.- hoy me voy a tomar un vinito al sol como Dios manda. Me dije y así lo hice.

Con este percal y como soy más chula que un ocho, escribí a mi doctora y le dije, que me haría la beta el martes, ya que sabiendo que era negativo, el lunes pasarme por IVI me venía fatal y que había dejado la medicación. Me llamó y me dijo que perfecto y que en cuanto tuviéramos los resultados de la beta, veríamos que hacer con la próxima trasferencia.

Le hice la pregunta del millón, ¿pero que está pasando?, ¿que está mal?, ¿si ahora tomo un “huevo” de medicación nivel “yonki ochentero” para evitar los bioquímicos? Y salió la respuesta del billón. – Ya hemos visto todo, pero hay una cosa importante que no tenemos. DGP. -Puede que los embriones no estén bien genéticamente pero ahora ya no podamos saberlo.

Sabía que algún día iba a salir esto. Como cuando en el 2014 me hice esta FIV, a mis 35 años frescos y lozanos, nadie creyó que una pareja que no tenía nada de nada necesitase un DGP. Nadie imaginó que teniendo mellis y 7 blastos de buena calidad en el congelador pasásemos por esto. Cada día tengo más claro que nunca se debe subestimar la infertilidad de origen desconocido. Tan pronto gira para bien como que torna hacia el mal. Así sin avisar.

Ahora solo me queda ver el plan de la próxima transfer, poner velitas y encomendarme a los Dioses. Poco ya podemos hacer.

Seguiremos informando. Hale, ya os lo he contao …

Post relacionados:

 

Maratón de Pruebas Parte II: Bienvenidos al Mundo de la Inmunología

Cita Posted on Actualizado enn

Cuando tuve que pasar por lo que os ponía, ya hace 5 años, en este post, Maratón de pruebas: bienvenidos al mundo de la genética y la coagulacion (octubre 2013), jamás de los jamases me imaginé que tendría que volver a pasar por esto, o peor, ahora necesito muchas más pruebas.

Tras mis 2 abortos bioquímicos, decidí hacer un alto en el camino e investigar más, pese a que mi Doctora de IVI se empeña en echarle la culpa a los embriones. No sé, para mi son demasiadas casualidades, 2 abortos bioquímicos seguidos, cortados por el mismo patrón, si para ella no significan nada, para mi si.

Y puede que ella esté en lo cierto, pero no nos olvidemos de un pequeño detalle: solo me quedan dos embriones en el congelador, mis dos últimas oportunidades, no habrá ya más, hasta aquí hemos luchado y peleado. Así que no voy a ser nada conformista con nadie y he sacado toda mi cabezonería a relucir hasta que no esté más o menos convencida de lo que hay o de que al menos lleve en mis próximos tratamientos nuevas alternativas. Lo mismo tres veces con igual resultado, no va a haber una cuarta por mucho que me digan, no.

Así que nada más confirmarse mi segundo bioquímico, me puse a diseñar mi plan de acción definitivo basado en tres perspectivas (las que muchas ya conocéis, nada nuevo bajo el sol):

plan

Así que tras esta decisión, levanté el teléfono y me puse a llamar a la puerta de algunas referencias conocidas en estas materias.

Visita a Hematología

Volví a pedir cita en Sanitas La Moraleja, pero esta vez obvié pedir cita con Elena Góngora y preferí me asignasen otro especialista. No es por nada, pero Elena fue antiheparina y anti todo, bajo el amparo “no hay nada demostrado” la otra vez, y esta vez no estaba dispuesta a pasar sin ello.

La cita más temprana que me dieron fue para ese mismo Viernes con el Dr. Álvaro Arriero. Pero cuando fui a consulta él no estaba y estaba el Dr. Carlos Fernandez Arandojo. Un hematologo majísimo, super empático y fan del mundo infértil. Tiene más de un mes de lista de espera en este hospital, pero esa tarde la suerte me vino a visitar. Así que en cuanto le empecé ha hablar de lo que me había pasado (desde el principio de los tiempos) me entendió perfectamente.

De hecho me dijo, que no entendía porque con mis antecedentes solo estaba utilizando Adiro y nadie se había planteado la heparina. ¡Premio para el caballero! Eso mismo me planteo yo todos los días …

Desde el punto de vista de hematología, tenía todas las pruebas completas de cuando hicimos la FIV de los mellis, pero obviamente decidió repetir todas (menos las mutaciones, claro) para haber si había habido variaciones en estos años. Os dejo aquí el listado de pruebas por si a alguien le puede servir:

Hematología y Hemostasia

Serie eritrocitaria:

  • Hematíes
  • Hemoglobina
  • Hemtocrito
  • Volumen corpuscular medio
  • Hemoglobina corpuscular media
  • Conc. de hgb. corpuscular media
  • Índice de anisocitosis

Serie leucocitaria:

  • Leucocitos
    • Neutrófilos %
    • Linfocitos %
    • Monocitos %
    • Eosinófilos %
    • Basófilos %
    • Neutrófilos
    • Linfocitos
    • Monocitos
    • Eosinófilos
    • Basófilos

Serie plaquetaria:

  • Plaquetas
  • Volumen plaquetario medio

Coagulación:

  • Antitrombina III
  • Antigoagulante Lúpico
  • Resistencia a la proteína C activada
  • Proteína C funcional
  • Proteína S (actividad)
  • Proteína S (antigénica total)
  • proteína S (antigénica)

Factores de la coagulación:

  • Factor VIII coagulante
  • Plasminógeno

Bioquímica

Metabolismo del hierro:

  • Hierro
  • Transferrina
  • Indice de saturación de la transferrina
  • Ferritina

Vitaminas:

  • Ácido fólico
  • Vitamina B12
  • Homocisteína
  • Vitamina D 25OH

Endocrinología

  • Hormona estimulante de la tiroides
  • Tiroxina

Inmunología

Autoinmunidad:

  • Anticuerpos anti Cardiolipina IgG
  • Anticuerpos anti Cardiolipina IgM
  • Ac anti beta 2 Glicoproteína I IgG
  • Ac anti beta 2 Glicoproteína I IgM

Linfocitos CD

  • Linfocitos NK Coexpresión CD3-/CD16+/CD56+

Genética

  • Linfocitos T tipo LGL (NKT CD3+ CD56+)

Resultados: Nada de nada, salvo la vitamina D baja, el resto mejor que nunca. Mi homocisteína sigue bajando, ya la tengo a 6,13, mi hierro y vitamina B en valores envidiables y ni rastro de anticuerpos raros … La duda del médico, es que a lo mejor no sale nada ahora pero si lo hiciéramos nada más dar positivo, cuando se producen los abortos bioquímicos, a lo mejor otro gallo cantaría …

Tratamiento: El medico me recomienda Hidroferol para mi vitamina D y usar en la próxima transfer adiro y heparina juntos.

Visita a Inmunología

Decidí pedir cita con Diana Alecssandru en IVI. Me gustó la idea de hacerlo allí mismo y que tuviese acceso a mi historial para facilitar las cosas.

Lo primero que diré es que vaya desastre para agendar la cita.

Llamo el 16 de noviembre, me dan para el 14 de diciembre, me preguntan que si quiero cita presencial o telefónica, digo que PRESENCIAL y añado: – la primera vez prefiero ir yo. O sea, que he aclarado encima porque la quiero PRESENCIAL.

Me llaman una semana antes de la cita y me dicen que la Dra ya no esta disponible ese día, me posponen para el 8 de enero, casi 2 meses … zzzzz

¡Y por fin llega el día! Llego a IVI para mi cita a las 12:30. Según llego a recepción me dicen: – pero, ¿su cita no era telefónica? aquí esta apuntada así. Le digo que no, que era PRESENCIAL, vuelvo a recalcar PRESENCIAL.

Total, que me dan el papelito de rigor y subo a la sala de espera … espera, espera … a los 40 minutos voy a a recepción y les digo que si va todo bien. Me dicen que si, que es que la Dra lleva hoy algo de retraso. A la hora y diez vuelvo a preguntar: – si, si señora está todo bien, espere que seguro que ya le atiende. A la hora y media vuelvo ya cabreada como una mona y han cambiado las enfermeras. Les digo que si les parece normal hora y media de espera, que para esto prefiero me llamen y me digan que no venga.

Imagen1

(véase en la foto lo entretenida que estaba sacando fotos panorámicas más sola que la una …)

La administrativo que estaba por allí salió como un Sputnik a la consulta de la Dra a ver que pasaba. Salió inmediatamente me pidió disculpas y me hizo pasar.

Nadie me explicó nada, pero mi conclusión es que nadie avisó a la Dra de que mi cita era presencial y que estaba ya allí. Las enfermeras se quedaron esperando a que saliera alguien de la consulta y me mandarán pasar a mi. Pero es obvio que nadie iba a salir ya que ella estaba en su consulta tranquilamente atendiendo consultas telefónicas.

Si señor, muy buena organización …

La verdad es que el cabreo me duró poco porque en cuanto la empecé a oír a hablar se me empezó a abrir un poquito el cielo. Me comentó enseguida toda su batería de sospechas. No se, no se, pero me da a mí que esta mujer me va a quitar la etiqueta por fin de INFÉRTIL DE ORIGEN DESCONOCIDO.

Ella me dice que aunque en los análisis no salga nada, piensa igual que el hematólogo, que probablemente hay algo que sucede solo cuando tengo los abortos y luego se restablecen los valores. Por mi historial clínico cree que un Síndrome Antifosfolípido  (SAF) pudiera estar detrás de estos desastres.

Según me comentó, al parecer mi cuerpo está rechazando los embriones produciendo probablemente una reacción en forma de proceso inflamatorio en la zona donde anidan. Este proceso interrumpe la comunicación con el embrión e impide que siga evolucionando.

Entonces, ¿como puede ser que los mellis llegasen? (Se me ponen los pelos como escarpias cuando me hago esta pregunta)

La respuesta es que el cuerpo humano aprende y el mío se debió de volver “un listillo de los coj****” cuando tuve a los mellis. Lo que en el embarazo de los mellis se arregló probablemente con un poco de Adiro, ahora mi querido “puerpo”, como dirían los mellis, rechaza todo lo que intente anidar ahí rápidamente. De ahí que los abortos sean tan tempranos.

Nunca me lo he querido ni plantear, pero que los mellis estén hoy aquí es un milagro. De hecho la Dra dice que el hematoma retrocorial tan grande que tuve en el embarazo, probablemente se debió a esa reacción. Casi me quedo sin respiración … cada vez me parece más increíble que los mellis estén aquí …

Así que, sin pasar por la casilla de salida, me cae además del Adiro y la heparina, corticoides.

Eso si no hay más cosas, claro. Para eliminar otras posibles sospechas, me ha mandado esta batería de pruebas. Igual que la anterior, os la dejo por si a alguien le sirve:

Bioquímica

  • Carga (75g). Glucosa 60-120

Coagulación

  • Dímeros-D

 Serología

  • Clamydia T IgG
  • Ac. Chlamydia trachomatis IgM
  • Clamydia T IgA

Inmunología

  • Complemento C4
  • Complemento C3
  • HLA-C (para papa al cuadrado también)
  • KIR
  • GAD / 64K anticuerpos, suero
  • IA2 Ac. Diabetes Ins dependiente
  • Anti- insulina anticuerpos, suero
  • IgG transglutaminasa tisular a
  • IgA transglutaminasa tisular a
  • IgG gliadina deaminada anticuerpos
  • IgA gliadina deaminada anticuerpo

Hormonas

  • Carga (75g). Insulina 60-120

Básicamente lo que quiere hacer la doctora con estas pruebas es descartar sus otras sospechas: que no tenga resistencia a la insulina y/o ninguna incompatibilidad con papa al cuadrado.

Y digo yo, la consulta de mi Dra está a escasos metros de ésta, ¿taaaaaaaantooooooo costaba haberme mandado aquí antes?, ¿taaaaaaaaantooooooooooo?

“-No te preocupes, sea lo que sea hay una solución. Vamos a luchar por esos dos pequeños que te quedan”.

Esta frase es con la que terminó mi consulta y se me quedará grabada en la cabeza para siempre.

Tras todo lo que vi y aprendí en esta consulta, la llorera en el coche estaba asegurada …

Y en ello estoy ya, con los volantes de la mano para ir a hacerme las pruebas, pero vamos que la cosa va para largo, hasta el 21 de febrero no nos podemos hacer los halotipos y KIR así que vamos a tener que echarle paciencia …

Visita a Ginecología

Desde que me hice la revisión en abril de 2017 no había vuelto a ver a mi gine. En esa visita le dije que iba a ir a por los congelados y a ver si nos “veíamos pronto”.

Yo creo que cuando me vio entrar por la puerta con mi carpeta azul de IVI casi se da un flus y se da a la fuga.

Recuerdo sus palabras cuando di a luz: – ahora lo recomendable es que uséis protección. A veces ocurre que tras un embarazo, luego os quedáis embarazadas espontáneamente con más facilidad.

Yo hice caso omiso y ya veis que la expresión “riesgo de embarazo”, de momento, no va conmigo.

Así que en tono de guasa le dije: – Doctor, soy inembarazable, esto es una fortaleza inexpugnable, ahora en vez de negativos me he especializado en abortos bioquímicos.

Respuesta del médico: – Puffffffffffffffff

Le conté mi nuevo periplo médico y le dije: – Doctor, son mis últimos dos cartuchos, no va a haber más. Piensa si hay algo que podamos revisar o hacer con mi útero para incrementar las posibilidades.

– Nada, siempre te he dicho que tu problema no está en tu útero.

– Bueno, me tranquiliza esa reafirmación pero yo estoy dispuesta a ir con todos los “por si acas” ya que no tengo más oportunidades.

Siguió insistiendo en que no era necesario y lo cierto es que tanto mi Dra como el Dr Puente, que es el que mejor me ha visto con el ecógrafo de alta resolución, dicen que por ahí “abajo” está todo en orden.

No obstante, para quien no lo sepa o esté barajando alternativas hay algunas técnicas que pueden resultar beneficiosas:

Histeroscopia diagnóstica

” La histeroscopia diagnóstica consiste en la exploración directa del interior del útero de forma que se obtiene una información que no siempre puede ser proporcionada de forma fiable por otras exploraciones externas como el examen físico, la ecografía o la radiología.

Las indicaciones de la histeroscopia diagnóstica incluyen mujeres con alteraciones menstruales (reglas abundantes o pérdidas entre menstruaciones), con problemas de esterilidad o infertilidad, y cuando otros exámenes, como la ecografía ginecológica, la citología o la biopsia de endometrio, orientan hacia una patología en esa localización.”

Fuente: Dexeus

En resumen, allí donde no llega el ecógrafo se puede hacer esta prueba para ver con todo lujo de detalle que sucede ahí dentro. Yo había pensado en ello por si se había pasado algo por alto, pero como todos insisten en que NOOOOOO, pues así nos quedamos.

Scratching endometrial

“El scratching es un ligero raspado de la capa mucosa que recubre el útero y que conocemos con el nombre de endometrio. En este revestimiento uterino es donde se produce la implantación del embrión que dará inicio al embarazo.”

Fuente: reproducciónasistida.org

Así que me despedí de mi gine: – la próxima vez si nos vemos para una revisión normal es que todo habrá acabado. – No mujer, seguro que vienes con una incipiente barriguita …

Y así son las cosas y así se las hemos contado … y hasta aquí puedo leer …

Nos centraremos estos meses en completar todas las pruebas, buscar soluciones y como siempre nos pasa, allá por primavera volveremos con nuestro último intento.

¡Que el destino reparta suerte!

Post relacionados: