Alerta

Cuestión de Fe: ¿Hasta donde creer en tu tratamiento de Reproducción Asistida?

Cita Posted on Actualizado enn

Me han llegado bastantes consultas sobre este tema a cerca de por donde enfocar los tratamientos de Reproducción Asistida a los que nos sometemos, es decir, si la técnica es la adecuada, cuantos intentos es lo normal, a quien recurrir en caso de fallo … y toda suerte de “planes B” que más de una hemos tenido en la cabeza.

Como sabéis, no soy médico, ni si quiera especialista en este tema. Tan solo una simple paciente de Medicina Reproductiva que aplicando un poco de “sentido común” ha llegado a unas decisiones y/o determinaciones que al parecer funcionaron, razón por la cual Guille y Nico están aquí.

Lo que si os puedo contar es cual fue mi experiencia y que cosas con más o menos criterio se me pasaron por la cabeza en cada momento. He de reconocer, que ahora visto todo con más perspectiva y serenidad a veces nuestra desesperación nos lleva a “matar moscas a cañonazos” y yo caí en este error en varias ocasiones.

1129rr0u

Lo primero decir, que después de estar tantos años intentándolo y encima con un diagnóstico de Esterilidad de Origen Desconocido, el llegar a Reproducción Asistida me pareció el remedio a todos mis males. Es más, al ver a mi alrededor que todos los casos que habían pasado por Reproducción Asistida habían “acertado” a la primera estaba convencida que yo correría la misma suerte, ¡¡que error!!

También deciros que por mi personalidad, se me hace raro abrir un post para hablar de la Fe.

La Fe se define como tener seguridad o confianza en algo.

Y esto a mi se me hace muy complicado de gestionar mentalmente ya que por un lado soy agnóstica y por otro lado, en mi trabajo me dedico a buscar evidencias y hacer que todo hasta lo más intangible sea “mesurable”, así que no veáis lo que me costó aceptar cosas como “origen desconocido” y Ana aunque no lo entiendas, ten Fe.

Ahora a toro pasado, me he dado cuenta de todo y si, además de todo lo que hay que ponerle a un tratamiento de Reproducción Asistida, hay que ponerle también Fe, por lo que os voy a comentar a continuación.

Ajustar expectativas sobre la Reproducción Asistida

Lo primero que voy a decir en este sentido es que es fundamental saber lo que es la Reproducción Asistida y medir bien las posibilidades que ésta ofrece para ajustar nuestras expectativas. La Reproducción Asistida “arregla” la inmensa mayoría de casos pero … NO ES INFALIBLE, NI ES UNA CIENCIA EXACTA, ni tiene porqué funcionar a la “primera”… por lo que debemos ser realistas en éste sentido. Yo no era muy realista y pensé que esto iba a ser como una “varita mágica”, de hecho yo creo que los palos por los negativos mucho tuvieron que ver con el “mundo color de rosa” que yo solita me había montado en la cabeza.

Así que una vez que uno se mete en esto hay que estar preparado para que salga a la primera, a la segunda, a la tercera … la única verdad que hay en esto es que quien la sigue … la consigue …

Confianza en tu Equipo Médico

Ninguno de mis tratamientos ha sido por la Seguridad Social, así que no puedo opinar mucho en este sentido, solo se que son “lentejas” que toca el especialista que toca y con eso hay que seguir adelante. A veces sale bien y otras veces no, igual que ocurre en la privada, la única diferencia es que si el trato del médico asignado no te gusta hay que aguantarse … a veces debido a esto hay que ponerse en sus manos irremediablemente y hacer un acto de Fe … de lo contrario tu cabeza no parará de dar vueltas y de dudar de absolutamente todo, lo cual psicológicamente es devastador y poco gestionable.

confianza-doctor-paciente

En la privada tu costeas el tratamiento, por tanto tu eliges, lo cual te da la posibilidad de poder quedarte en aquel lugar o con el médico con el que personalmente te sientas más a gusto. No tiene porque ser ni mejor ni peor que uno de los “bordes” o “menos amigables”, pero la Reproducción Asistida es un tema emocionalmente complejo por lo que mientras más cómoda te sientas con tu médico mas confortable te encontrarás a la hora de creer o no creer en lo que tu especialista te comenta o propone.

Y cuidado por que aun “pagando” eso no te exime de encontrarte especialistas más o menos amables y/o empáticos. Así que si para ti esto es importante, revisa bien este detalle a la hora de buscar clínicas y especialistas.

En general, debemos de creer más en los equipos médicos que nos asisten. Esta claro que en todas las profesiones hay chapuceros y se cometen errores, pero la probabilidad de que esto ocurra es muy pequeña, así que no tratemos muchas veces de saber más que ellos.

Tenemos mucha manía en fiarnos de foros y de las redes sociales y muchas veces o bien nos hacemos una idea errónea de la realidad o adoptamos decisiones que a lo mejor no sirven para nuestro tratamiento.

Bajo mi experiencia y personas con las que he comentado este tema, y mira que hemos divagado sobre ello … al final los médicos tenían razón … incluida mi propia Dra. en la cual perdí casi la Fe tras la primera FIV fallida.

Evita los autodiagnósticos

Y esto viene al hilo de lo anterior ya que tanto tanto rebuscamos a veces para obtener soluciones o alternativas que llegamos a conclusiones y diagnósticos totalmente erróneos. Y en esto yo he sido una auténtica experta. Vamos, que en un mes yo solita me había hecho la carrera de Ginecología con Máster en Reproducción Humana yo solita junto con la inestimable ayuda de Google.

medico-doctor-internet-autodiagnostico-salud-getty_mujima20120731_0001_29

Como mi caso era de Origen Desconocido y ahora que ya me vais conociendo más, os podéis imaginar que removí Roma con Santiago para ver que podía estar sucediendo y cada vez que leía algo nuevo me decía: – seguro que esto es lo que me pasa a mi …

Cuando me mandaron la histerosalpingografía, ya pensaba que tenía obstruidas las trompas. Cuando leí que se podía tener el útero bicorne, les hice a mis gines mirar y mirar porque ya pensé que yo lo tenía también y nada más lejos de la realidad, cuando leí que se podía tener fallo ovárico oculto … exactamente igual … ni que decir cuando me enteré de lo de las células “Natural Killer” (NK) ya pensé que tenía un ejercito de esas destruyendo a mis pobres embriones … y así un suma sigue … para nada, bueno si, si que sirvió para algo, para ponerme la cabeza como un bombo y estresarme más de lo que ya estaba …

Así que cada cosa a su ritmo. La reproducción asistida tiene sus protocolos, que aunque a veces nos parecen absurdos y que nos hacen perder el tiempo, al final no lo son.

Por ejemplo, hay muchas quejas sobre porque no mandan todas y cada una de las posibles pruebas que se pueden hacer en Reproducción Asistida antes de hacer nada.

Esas pruebas son muchas y a veces muy costosas. Cada caso es un mundo, dependiendo de la patología de cada paciente procederán en algún momento o no. La realidad es que ahora mismo se están haciendo en muchos casos pruebas que no procederían pero que sin embargo “tranquilizan” aunque arrojen resultados negativos.

Cuando dejar a un lado la Fe y pasar a … ¡la acción!

Y esto es absolutamente subjetivo, basado en mis criterios, pero después de analizar por lo que he pasado y mi experiencia en este campo, estas son las cosas normales que pueden suceder y las señales de alerta por las cuales me cuestionaría un tratamiento de Reproducción Asistida:

Lo normal:

  • Que no funcionen las Inseminaciones es a veces, hasta normal, así que no hay que ponerse nervioso en este sentido si con esta técnica no se consigue.
  • Junto con el estudio básico de fertilidad, la primera FIV es parte del diagnóstico también, así que sino funciona al menos ha servido para identificar o descartar posibles fallos de fecundación.
  • La estadística es muy importante en Reproducción asistida. La probabilidad de embarazo funciona de forma acumulada por lo que a veces es hasta recomendable intentar hasta una segunda FIV sin introducir cambios sustanciales ya que los resultados así lo revelan.

fotolia_35865381_xs-300x225

Señal de alerta:

  • Inseminaciones artificiales cuando por el método “diver” no lo hemos conseguido al menos en 2 años a partir de los 35 años, a mi me las desaconsejaron y creo que con muy buen criterio. (No puedo opinar al respecto sobre casos en los que no hay patologías previas como en los casos de familias monoparentales o gays)
  • Empezar cualquier tratamiento sin haber realizado al completo el estudio básico de fertilidad.
    • Para ella: hormonas, serología, histerosalpingografia.
    • Para el: Seminograma completo co REM.!
  • Pasar la primera o segunda FIV sin haber introducido cambios en el tratamiento: cambios en la medicación, nuevos análisis que no se hayan hecho previamente…, cultivos largos de embriones, Embryoscope … en este sentido lo mejor es valorar otras alternativas con tu doctor y si no te convencen, cambios de especialista y/o clínica. Pero solo llegados a este punto, no se puede estar cambiando de médico y clínica constantemente, hay que darle una oportunidad a las cosas e incluso varias, así que hasta entonces un poco de calma y Fe.

Pero aun así, a veces cuesta mantener la confianza y la Fe en nuestros tratamientos. Las variables tiempo, dinero e ilusión pesan demasiado y hacen a veces tomar decisiones o adoptar planes no del todo eficientes. Si habéis caído en ellos, os comprendo, yo lo hice.

Decidáis lo que decidáis, no ceséis en el empeño de ser papás, al final estoy segura llegaréis a la meta, pero si puede ser con menos quebraderos de cabeza mejor que mejor.

Tened Fe, todo pasa todo llega.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Gestionar Imprevistos Gemelares: Niveles de alerta Doméstica cuando eres Mamá al Cuadrado

Cita Posted on Actualizado enn

Los que me vais conociendo sabéis que soy una escrupulosa de la organización. Necesito organización en vida, necesito control y ahora que soy mamá de mellis mucho más si cabe. Me agobia ir como pollo sin cabeza por la vida.

Pues bien ese orden me ha llevado a establecer en casa unos niveles de alerta para saber como los papas debemos reaccionar y turnarnos ante determinados eventos de nuestra vida diaria con Guille y NIco.

He de aclarar que el papa al cuadrado y yo solo nos tenemos el uno al otro. Mis padres no viven en Madrid, mis suegros pasan de los 80, tenemos ayuda domestica pero solo de 9 a 14 horas … así que el resto, pase lo que pase, solo estamos nosotros. Por tanto, el tema de la organización y saber hasta donde llegamos es muy importante para nosotros.

Y claro, quienes son los que saben más en este planeta sobre situaciones de alerta? … Los americanos, sin duda.

Así que en plan General Generalísimo de mi casa (o eso dice el papa al cuadrado) y como buena freaky que soy, he copiado de los americanos sus códigos de defensa, los famosos DEFCON (Defense Condition).

Así que estos son los DEFCON de la casa de mamá al cuadrado …

DEFCON MELLIS

Antes de ir a la guarde, la mayor parte del tiempo la pasábamos en DEFCON 5. Ahora la mayoría lo pasamos entre el DEFCON 4 y 3. El 1 no lo hemos tenido que activar nunca. El 2 lo tuvimos activado durante 3 días hace 2 semanas.

No obstante, a medida que nos vayamos enfrentando a nuevas situaciones complejas (que espero no lleguen, tales como ingresos o cosas así) habrá que ir adaptando la lista …

He de reconocer que, de momento, nos están funcionando bastante bien. Ese rollito que estamos cogiendo ambos padres de establecer turnos ordenados, no reventarnos de forma individual y respetar que de vez en cuando hay que dejar que el otro progenitor duerma a pierna suelta está siendo crucial. Cuando nos hemos salido del plan … maaaaaaaloooooo … esto revienta.

Ni que decir de la labor de los abuelos. Los padres múltiples somos una especie de super héroes hasta cierto punto. Pero las herocidades en esto de la paternidad múltiple salen caras. Agotamiento, mal humor, descuido de la relación de pareja, tensión … así que algunas veces hay que delegar y los abuelos, en nuestro caso, son una estupenda delegación.

Ah y por cierto, este finde aunque vamos con DEFCON 4 … TOCA VISITA A LOS ABUELOS MATERNOS!!! Así que cañitas, tapitas, un poco de cashondeo y descanso para estos papas al cuadrado!!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »