alimentación

Mi dura Relación con la Cocina

Cita Posted on Actualizado enn

Si, si, quien me iba a decir a mi, que después de haber sido un inmenso desastre en la cocina me iba a convertir en una cocinillas. Aunque creo me he referido mal a mi misma como “inmenso desastre” porque ni a eso llegaba ya que me producía un tremendo sarpullido solo el poner un pie en la cocina.

Mala comedora de pequeña, tragona profesional de mayor

Hasta que Papa al Cuadrado llegó a mi vida he comido fatal. De pequeña nunca tenía hambre y le hacia ascos a todo. Ahora de mayor he caído en la cuenta de que probablemente algunas recetas de mi casa eran absolutamente mejorables …

Cuando me vine a estudiar a Madrid y por tanto empecé a vivir sola, me alimentaba básicamente de comida prefabricada de congelador ya que para mi comer era algo que tenía que hacer por obligación para mantenerme en pie a lo que no le encontraba una pizca de disfrute.

Cuando Papa al Cuadrado y yo decidimos vivir juntos en mi casa, lo primero que hizo éste fue vaciar todo mi frigorífico y congelador y llenarlo de comida variada y fresca. Es un estupendo cocinero y gracias a el me empecé a dar cuenta que los purés de verdura molan, que las lentejas no muerden y que las cosas que llevan pimiento y cebolla no tienen porque ser vomitivas …

Descubrí por aquel entonces un mundo de luz y color que hasta entonces había estado en penumbra.

El mundo de luz y color trajo consigo un incremento de 4 kg en mi ser en tan solo 2 años de relación. Llamadlo felicidad pero así fue, tan grande les pareció a mis médicos, que en los reconocimientos médicos de empresa que me tocaban cada año pasé de anorexica a tía aparentemente súper saludable según los estándares provincianos de mi castilla querida … si cuando la abuela dice que estas guapa … malo …

Vamos a intentar que Ana cocine …

Y esta fue la primera pretensión de mi querido Papá al Cuadrado, intentar que yo aprendiese a cocinar, si cuando quiere es un cachondo de narices …

Él, que era un auténtico gourmet de la cocina se junta con un desastre con patas que no valora si el vino se sirve en copa o en vaso de plástico, si la comida se come a mano o con cubiertos …

Y allá por el año 2005 ahí estábamos Papá al Cuadrado y yo en la cocina de mi casa intentado hacer un puré de espinacas… a él le quedaba espectacular … el mío era directamente de la textura y color de la más profesional cera de depilación …

Y ahí me dio por imposible …

¡¡Y surgió un milagro!!

Corría el año 2012 y comiendo salmorejo en casa de unos amigos, plato que me alucina, pregunté como lo habían hecho. Mis amigos me comentaron que era una receta de Thermomix. Y yo dije: – anda, ¿ese cacharro vale para algo? Y me dijeron, si para mucho.

Mis amigos me comentaron que esa receta de salmorejo se hacia en tan solo 3 minutos y aluciné. Y yo, profunda devota del Sr. Salmorejo dije:- Si este cacharro en 3 minutos hace esto yo quiero uno.

Justo en esa época me iba a trabajar fuera de España 15 días y Papá al Cuadrado se encargó de que a mi vuelta el “cacharro” estuviera listo. Era su única oportunidad de que me pusiera a cocinar al menos “mecánicamente”.

Y aterricé en mi España querida después de un vuelo de 16 horas complicado, vi este cacharro en mi cocina, y yo que con la tecnología me llevo de miedo ahí que me lancé a por mi primer salmorejo.

Y como a la cuadriculada Mamá al Cuadrado le encantan la normas, procedimientos e instrucciones pues … voilá la primera receta de salmorejo salió perfecta a la primera sin problemas. Me entendí con ella en cuestión de segundos.

Después de esa receta llegaron muchas más. Me volví una fanática de las recetas de la Thermomix. Hice mis propias adaptaciones. Al cabo de unos meses, Papá al Cuadrado empezó a fliparlo … eso estaba bueno y algunas recetas competían hasta con las de mi suegra … je je je

De ahí salté a las cazuelas, a las ollas … a guisos complejos sin trampa ni cartón, ya no de daba miedo liarla en la cocina, la puñetera máquina me había dado la seguridad en mi misma que necesitaba en la cocina.

Mis pobres padres alucinaron el primer día que les hice una empanada y ni que contar el día que probaron un rabo de ternera guisado por mi …

Y lo mejor de todo, hicimos un Máster Chef empresarial y servidora pegó un repaso a toda la empresa que quien lo iba a decir hace 2 años … je je je

master

Recuperando puntos tradicionales

Y  no me importa reconocerlo, pero desde que Guille y Nico venían de camino me he esforzado muy mucho por recuperar esas viejas sensaciones de la cocina casera tradicional, esas que yo apenas tuve en mi casa y que probablemente condicionaran mi dieta y mi cultura culinaria, aunque a alguna feminista por ahí le salgan erupciones.

Quería y quiero por todos los medios que Guille y Nico guarden ese recuerdo de la cocina de su casa. He querido desde el principio que estén familiarizados con la cultura culinaria ya que considero es parte de la educación de los niños el que de una forma natural vean a sus mayores cocinar y comer.

Así que me lancé a la cocina, destroné a Papá al Cuadrado de los fogones hasta que conseguí un nivel digno de alabanza de familia, amigos y algún cocinero … aunque así entre nosotros … hay días que mete la pata, hasta el fondo …

Mis esenciales en la cocina

Con el percal que tengo en casa necesito agilidad en la cocina y en definitiva herramientas de calidad que me solucionen un poco la vida:

Robot de Cocina

Aunque caros, para mi son imprescindibles ya que ahorran un montón de tiempo y lo mejor es que no tienes que estar al cuidado de la comida. Puedes estar cocinando y a la vez preparando otras cosas.

Yo tengo desde hace 4 años la Thermomix TM31 y estoy encantada con ella. Muy buena funcionalidad y resultados, además de muchísimo soporte y recetas a mano en Internet.

thermomix-575x323

Con las papillas de los niños ha sido una gran aliada. Tiene un uso diario y a veces hasta 2 y 3 usos en el mismo día. Y además, una vez que le coges el tranquillo al cacharro puedes cocinar tus propias recetas sin tener que seguir ningún recetario. Así que, ¡me pongo a hacer cosas y no paro!

Olla Rápida

No me gusta guisar en la Thermomix, es buena para unas cosas pero los guisos mejor en ollas. Como la variable tiempo es muy importante para mi y no puedo estar como las abuelas 4 horas por la mañana en casa pendiente del puchero.

Así que una buena olla rápida en casa, garantiza buenos guisos en cuestión de media hora como mucho. nosotros tenemos la WMF Perfect Plus desde hace 10 años y nos está dando muy buen resultado a todos los niveles.

00107388202512____2__640x640

Con organización, hay tiempo para “casi” todo

Y parece mentira que yo lo diga, madre trabajadora y gemelar, pero con unos cuantos truquis y buenas recetas en pocos minutos podréis conseguir unas recetas dignas de los mejores paladares.

Y allá voy, con esta sección de “Melliceando & Cocinando” a enseñaros que en un ratito que tengamos disponible se pueden hacer cosas increíbles.

Así que, vamos manos a la obra, ¡¡espero os guste!!

Receta nº 1: Pollo Tikka Masala

 

Leer el resto de esta entrada »

Cosas que debes saber sobre un Biberón

Cita Posted on Actualizado enn

Las madres primerizas, por norma general, pensamos que un biberón es un recipiente con una especie de pitorro de plástico por donde suministrar al bebé la leche cuando no se trata de lactancia materna. Y punto pelota …

Sabemos que hay muchas marcas y nos solemos decantar, muchas veces, más por los dibujitos o por recomendación de otras mamis o confianza en una marca … 

Pero, ¿que cosas importantes hay que tener en cuenta sobre un biberón?

Marca y diseño

Hoy en día esto es ya una cosa más del gusto materno, que de si existen biberones mejores o peores: conozco a mamás encantadas con Nuk, conozco a mamás encantadas con Avent, a las encantadas con Dr. Browns, otras absolutamente fascinadas con los del Mercadona etc … con lo cual creo esto no es un dato relevante.

Biberones anti-cólicos

He aquí uno de los grandes debates sobre biberones, los bibes anti-cólicos, ¿funcionan?

Yo fui una de esas mamás primerizas que viendo lo que habían sufrido por los dichosos gases los hijos de algunos amigos, me dije:-vamos a comprar los anti-cólicos por si acaso … perder, no hay nada que perder, lo malo es que no funcionen y te quedes con un biberón normal habiendo pagado más dinero.

bibeshome

Este tipo de biberones se pusieron de moda gracias a la marca Dr. Browns aunque en la actualidad la mayoría de las marcas tienen ya su propia versión. Yo por ejemplo, tengo desde el principio los de bebéduE Medic.

¿Que milagro hacen estos biberones?

Como se observa en la imagen, tienen un mecanismo con un “tubito” que va enganchado a una burbuja que de esta forma genera una especie de circuito de ventilación que impide que el aire se mezcle con la leche cuando el bebé succiona.

¿Sirven para algo estos biberones?

El cólico del lactante lo pueden llegar a padecer en torno a un tercio de los lactantes, teniendo en cuenta que la mayoría de los lactantes tendrán algún episodio de gases sin llegar al nivel “cólico”.

Mis mellis han sido más bien de éstos últimos pero creo, que bajo nuestra experiencia, los biberones anti-cólicos nos han sido de gran ayuda, por lo que a mi si me preguntan, la respuesta es que si funcionan.

No confundir con milagros por que eso no lo hacen, que quede claro y gases va a haber lo que trataremos de evitar con estos bibes es que lleguen a cólico.

Diferentes tetinas para cada momento y necesidad

Este es uno de los temas sobre el biberón con el que más aluciné cuando nuestra Salus nos explicó la importancia de elegir la tetina correcta.

Las tetinas se diferencian por  material, forma y velocidad:

Por material:

Los materiales más habituales son el látex y la silicona.

tetina2bflujo2blento2bsilicona2bcopia

El látex suele ser más blandito y por tanto al bebé le cuesta menos esfuerzo extraer la leche (aunque se deforma con facilidad) y la silicona es un material más robusto y menos deformable.

Nosotros por ejemplo las 2 primeras semanas de vida de los mellis usamos las de látex ya que como fueron algo prematuros les costaba menos succionar con este tipo de tetinas y después de ese periodo donde literalmente “estrujaban el látex” pasamos a las de silicona.

Por tanto, si vemos que a nuestros bebés al principio les cuesta succionar, las tetinas de látex pueden ser una estupenda opción.

Por forma

Las tenemos más anatómicas, más rectas etc … todo ello para tratar de adaptarse más a la boca del bebé. También dependiendo de la marca, trabajarán más con unas “formas” que con otras” Pasa un poco parecido como con el tema de los chupetes.

tetinas_forma

En este tema, he de comentar que mis hijos no han mostrado ningún tipo de “especialidad” ni con tetinas ni chupetes sobre la forma de las tetinas, se han adaptado sin problemas a cualquier forma.

Por velocidad

Este tema es sumamente importante ya que una velocidad inadecuada puede provocar efectos no deseados en el bebé.

Poner una tetina más rápida de lo que corresponde va a provocar que entre más leche de la que el pequeño puede asimilar y por tanto provocar:

  • Atragantamiento
  • Gases
  • Reflujo
  • Vómito
  • Leche por la nariz

Aquí lo que vale no es que el bebé tome el biberón en tiempo record, es que lo tome, se alimente y no tenga efectos “no deseados”.

Tener una tetina más lenta de lo que corresponde va a provocar que el bebé no coma al ritmo que él demanda y por tanto:

  • Se quede dormido
  • Coma con ansiedad y por tanto coja gases
  • Se aburra y rechace el biberón
  • Llore como un descosido por el hambre e impotencia por no poder succionar más

Así que, como os comentaba antes, es muy muy importante tengáis siempre presente la velocidad a la que debe de salir la leche. Y cuidado, esto no lo decidimos nosotros, esto debemos tenerlo en cuenta cuando los bebés nos envíen estas señales.

Os dejo este cuadro explicativo de las velocidades y materiales de las tetinas, aunque cada marca tiene sus nomenclaturas:

bebe due 4-1067x800

Para nosotros la que ha sido un total descubrimiento fue la tetina variable, dependiendo del lado del biberón por el que succione el bebé sale a una velocidad o a otra.

¿Cuanto dura un biberón?

Una vez preparado un biberón éste debe ser consumido como máximo en una hora, teniendo que tirar el sobrante sin posibilidad de conservación ya que a partir de ese momento se comenzarán a generar bacterias.

Un biberón podría ser conservado, también, durante 24 h refrigerado. Si en 24 h no fuera consumido, habría que tirar el contenido igualmente.

Esto último yo lo he hecho cuando los mellis han dejado mucha leche de una toma y a lo mejor en una hora voy a volver a hacer el intento de que se lo termine.

¿Como dar un biberón?

En posición semi-recostada, sujetando bien la cabecita del bebé proceder a ofrecerle el biberón.

El biberón debe estar inclinado en ángulo con el bebé y siempre con leche en la tetina para evitar que el pequeño trague aire.

450_1000

Dar un biberón no es una carrera de velocidad, es más bien de fondo … así que como la leche dura una hora a temperatura ambiente, hay tiempo más que de sobra para poder ofrecerle el biberón tranquilamente, aunque a veces desespere … que os voy a contar …

Es importante también a partir de 50 ml o 60 ml hacer descansar al bebé al menos cada    30 ml (si él no lo pide), y así evitar posibles gases, vómitos y reflujos. por ejemplo, cuando el bebé esté en 90 ml, hacerle descasar a los 30 ml, 60 ml y a los 90 ml, al menos durante los 3 primeros meses de vida que es cuando más posibilidad hay de que surjan este tipo de “eventos”.

¿Que cantidad de biberón ofrecer?

Según la edad estás son las tablas “orientativas” de alimentación con leche de fórmula:

cantidad

A partir de aquí, más o menos se iniciaría la alimentación complementaria.

Hay que reseñar que estas tablas de alimentación son, como os comentaba antes, “orientativas”, es decir, que por mucho que nos empeñemos en cambiar la medida porque “toca” el bebé puede que esté preparado o no para asimilar esa cantidad.

Por otro lado y puesto que la leche de fórmula se prepara en múltiplos de 30 ml, es decir, que si quieres hacer 160 ml deberás de preparar 180 ml, cuando cambiemos de medida es normal que el bebé no se acabe todo lo que le hemos preparado. Es posible que a lo mejor tarde una o dos semanas más en poder con los 30 ml adicionales.

Al igual que lo adultos, el apetito de los bebés es variable; habrá días que tengan más hambre, otros menos … dependiendo de diversos factores: sueño, enfermedad, gases, estreñimiento etc … solo si come “raro” repetidos días debemos de consultar a nuestro pediatra. Que una toma no la haga bien, incluso varias tomas no tiene porque ser preocupante (que haya ingerido al menos la mitad, claro), siempre y cuando el bebé esté bien hidratado, es decir, que veamos que hace pis aunque no esté comiendo lo que acostumbra a comer.

¿Que agua usar para el biberón?

Nosotros lo hicimos de la siguiente manera:

  • Hasta los 6 meses les dimos agua embotellada baja en sodio. Muy importante, lo de baja en sodio porque no cualquier agua embotellada vale. Bajo en sodio es todo aquel agua que marque en su etiqueta menos de unas 6 unidades. Nosotros hemos utilizado casi siempre la marca Bezoya por ser de las que menos sodio tiene:

sodio

  • A partir de los 6 meses, que fué cuando inciamos la alimentación complentaria, empezamos a utilizar agua del grifo ya que el agua de Madrid es estupenda y el pediatra nos dijo que la usaramos sin problemas. Esto, la verdad, solo lo hacemos aquí por que por ejemplo, cuando subimos a Castilla a visitar a los abuelos el agua suele contener mucha cal y por tanto, ante la duda, volvemos a la embotellada. Cuando vamos a la playa más de lo mismo. Por lo general, en los lugares donde el agua no sabe del todo bien, aunque sea perfectamente potable, y los adultos no tomamos agua del grifo, ellos, por supuesto, tampoco.

Limpiar un biberón

Otra de las cosas que nuestra Salus nos enseñó es que los biberones no se limpian solo con el limpia-biberones y luego con bayetas, jabón o similares. ¡Se limpian en un recipiente!

Al parecer es para que el jabón y las bayetas nunca entren en contacto directo con las piezas del biberón y puedan quedarse en el mismo restos de jabón.

Así que nos enseñó a limpiarlos de esta manera:

  • Llenar un reciente, tipo tupper por ejemplo, de agua y echar unas gotas de Fairy. Remover con el limpia-biberones hasta hacer espuma.
  • Echar dentro todas las piezas del biberón, salvo el recipiente y la tapa.
  • La tapa y el recipiente se limpian enjuagándolos con el chorro del grifo y con el limpia-biberones impregnado con el Fairy que ha quedado de remover el recipiente con agua. Se aclaran y ya está.
  • El resto de piezas se remueven y se limpian con la espuma que hay en el tupper con agua y luego se aclaran en el grifo.
  • Si nuestro bibe es anti-cólicos antes de aclarar deberás limpiar el tubito con el cepillito que suele venir junto con él.

Esterilizar un biberón

¡Que hartita acabé del esterilizador! Pero en fin, es un mal necesario.

A mi me recomendaron esterilizar hasta los 6 meses de la siguiente manera:

  • Hasta los 4 meses el biberón debería estar esterilizado con cada uso
  • A partir de los 4 meses, era suficiente con que hubiera tenido una esterilización diaria
Para esto, en la actualidad hay teorías de todos los tipos : desde quien no esteriliza, quien lo hace hasta los 3 o 4 meses y quien esteriliza hasta el año.

Mi más sincera opinión, es que habiendo una higiene y manipulación adecuada no hay porque convertirse en un obseso de la esterilización, aunque si esterilizar por su puesto al principio.

Espero os sirvan estos detalles y curiosidades sobre el “mundo biberón”. Aunque lo más importante de todo, es ese momento mágico que los padres pasamos cogiendo en brazos a nuestros pequeños y disfrutando con ellos de su alimentación para que se hagan fuertes y sanos.

¡Suerte papis!