Apoyo psicológico

Llego el momento … Salir del Armario de mi Esterilidad

Cita Posted on Actualizado enn

No sabia ni como empezar este post. Así que empezaré por contar que esperaba de mi victoria frente a la esterilidad.

Me prometí a mi misma 2 cosas si ganaba la guerra a mi esterilidad:

  • La primera, escribiría toda mi aventura y descubrimientos ya que creo estas experiencias ayudan a muchas personas.
  • La segunda, saldría del armario. Dejaría de esconderme para no contar que había tenido que pasar por varios tratamientos de reproducción asistida.

Así que aquí estoy cumpliendo mi segunda promesa.

Pero, ¿como empezó todo esto?

Yo soy de esas chicas que soñó ser madre desde que tiene uso de razón. Si algo he tenido claro en mi vida es que quería hijos. Por esta razón creo que me afectó tanto psicológicamente el no conseguir ese propósito que para todo el mundo era tan fácil.

Esta es mi historia:

Roadmap1

Y la historia continua …

Roadmap2

8 largos años pasaron desde que mencionamos la palabra bebe en casa hasta que se materializó el deseo.

¿Porque decidimos llevar nuestra esterilidad en secreto?

La que realmente lo decidió fui yo al amparo de estas razones:

  • Aunque vivo en Madrid desde hace 14 años, toda mi familia vive en “provincias” y eso es otro rollo. Años y años preguntando ¿y tu para cuando?, ¿no os animáis?, se te va a pasar el arroz … no creo entendieran que a veces la cosa no sale y hay que recurrir a técnicas “raras” … demasiadas explicaciones para personas que no ven más allá de que te conviertas en “coneja” (con todos mis respetos …).
  • Hay muchísimo desconocimiento sobre los temas de esterilidad e infertilidad por lo que tampoco me quise exponer a comentarios del palo, “tranquilízate que son los nervios”, “pues a fulanita la pasó y ahora tiene trillizos”, “es que ahora no sabéis hacer niños” …
  • Si hay desconocimiento sobre la esterilidad e infertilidad no quiero ni contar sobre los tratamientos de reproducción asistida. Hay que ver como nos gusta hablar sin tener ni puta pajolera idea. Así que tampoco quería tener que oir ninguna patraña sobre niños de diseño o prácticas éticamente “reprobables” …
  • También se juntaba que en otros aspectos de mi vida me ha ido muy bien, he luchado mucho, he arriesgado mucho y la cosa no ha ido mal y claro, con la envidia hemos topado. Así que alguna “hiena” con ganas de “carnaza fresca” no ha parado durante este tiempo de preguntar: -¿pero Ana porque no tiene niños? Pues yo tengo nietos|sobrinos|hijos que son lo más de lo más … ¿pero porque no te animas? …
  • Y por último los “amigos” que van presumiendo por ahí de que se han quedado embarazados a la primera, ensalzando su hazaña cual espada y haciéndote sentir como un bicho raro o que directamente no vales para nada. (Luego a toro pasado, he descubierto, que alguno de estos “capullos” les costó sangre sudor y lágrimas ser padres o tuvieron que pasar también por reproducción asistida … los hay que no tienen vergüenza, así que nunca os creáis los méritos de la gente en este sentido …)

Y por estas razones, y alguna más, decidí contárselo a 4 personas de mi confianza, que han sido mi paño de lágrimas, y al resto ni media palabra.

¿Porque quiero salir del armario de mi esterilidad?

armario

Llevo muchos años enfadada con el mundo, demasiados, escondiéndome, no pudiéndome mostrar como soy yo y sobre todo poder contar lo que me ha pasado sin miedo a que me tachen de cosas raras. Hay algo dentro de mi que me dice sal y cuéntalo. Han sido muchos años de sufrimiento y creo me falta este paso para volverme a encontrar a mi misma y hacer las paces con el mundo y con mi vida (que intensidad de pensamiento, por Dios …).

Por otro lado, y no menos importante que lo anterior, hay que concienciar a la gente. Si hablásemos más de ello seguro que la gente se lo tomaría con más naturalidad y habría menos desconocimiento. Pero mucha gente al igual que yo decide callar y callar. Y por esta razón, merece la pena salir del armario!!

Así que hace unas semanas decidí salir y lo primero que hice fue en todas las redes sociales de mamaalcuadrado.com poner la foto de mi careto y presentarme: hola me llamo Ana y soy estéril. Mi historia empezó en Madrid año 2006 y blablabla … así en plan Sofía la de las chicas de oro …

Lo segundo, si alguien me vuelve a preguntar sobre el origen “natural” de mis mellizos contaré la verdad, no hace falta que sea con todo lujo de detalles pero la contaré. De hecho desde que decidí salir ya lo he hecho en 2 ocasiones.

Y lo tercero, hacer las cosas con mesura. Ahora que he decidido salir tampoco quiero ir por el mundo gritando a los cuatro vientos: SOY ESTERIL Y YO TAMBIEN TUVE QUE SOMETERME A TRATAMIENTOS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA!! Creo hay momentos y momentos en los que poco a poco me podré ir abriendo y contar tranquilamente de que va esto si procede.

Así que aquí comienza una nueva etapa. La etapa de llevar orgullosa la bandera de una victoria, la de mi maternidad.

Mi mas sincera felicitación a tod@s l@s valientes que os enfrentáis a la esterilidad e infertilidad sin esconderos y lucháis de forma abierta y sin tapujos. Todos los avances que se han conseguido de concienciación en este sentido os los debemos a vosotr@s.

Mucha suerte a l@s que estáis buscando desde dentro del armario. Se que algún día lo lograréis!! Nos vemos aquí afuera …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Y tu, ¿para cuando? …

Posted on Actualizado enn

No puedo con esta maldita frase. No podía con ella cuando estaba tratando de quedarme embarazada, ni la soporto ahora. Se que hay gente que no lo hace con mala intención, pero otros, otros lo hacen a sabiendas de que algo puede estar pasando.

Es fácil decir, pasa de ellos y pasa de esas preguntas, pero cuando estas en esta situación cualquier alusión al tema duele y mucho.

Estaba ya tan harta de esto que me invente una catalogación para las personas que hacían esta pregunta. Al menos me sirvió para ponerle un toque de humor a los momentos tan duros, a veces, que me hacían pasar este tipo de preguntas:

Los cotillas

 Nombre científico: cotillum vulgaris

gossip-hurts

Personas, como mi madre y mujeres de su quinta, que les extraña que tras una relación prolongada ni te cases ni tengas hijos. Y menciono a mi madre porque antes de que supiera que esto me estaba pasando a mi, se dedicó a preguntar hasta a “Rita la Cantaora” el:- y tú ¿para cuando? De forma sutil la advertí que dejara de meterse en la vida de la gente. Caso omiso, hasta que vio lo que me estaba pasando a mi y lo que me sucedía cuando alguien me hacia esa pregunta. Nunca más ha vuelto a preguntar.

Los consejeros

Nombre científico: memetum dondeno mellamun

maxresdefault

Me desesperan, me cabrean, me sacan de mis casillas … Además de hacerte la dichosa pregunta, tu les das largas, van y encima empiezan a decir:- “veras como se te pasa el arroz”,”si, si tu sigue dejándolo a ver si luego no puedes”,”estas chicas de hoy en día que son unas perezosas para tener hijos” ….

Solo os digo que un día una amiga me mi madre empezó así y ya me tenía tan harta que le dije: – ¿te he preguntado yo por tu menopausia? ¿Te he cuestionado porque no has tenido mas hijos? Te agradecería me dejaras decidir a que ritmo vivo mi vida.

Se que no son formas, pero es insoportable vivir este tipo de situaciones. Desde entonces tengo fama de borde entre algunos amigos de mis padres … Que le vamos a hacer …

Los inocentes

 Nombre cientifico: inocens metepatis

inocente2-1

Gente que sin ningún interés particular, casi siempre amigos o conocidos de tu edad que tienen hijos, te hacen la pregunta. Sin maldad, sin ánimo de cotillear, pero como tienen hijos pequeños y “estamos en la edad” es el tema de conversación y punto.

Los diabólicos

Nombre cientifico: amargadum envidiosis

la-novia-de-chucky

Grññññññ. Saben de sobra que puede estar pasando algo. No solo te hacen la pregunta sino que te fríen a comentarios sobre lo maravillosa que es la maternidad y lo graciosos y buenos que son sus hijos o nietos para que directamente te “jodas” y te mueras de envidia, otra cosa es que lo consigan, pero las intenciones son claras. Lo dicho, diabólicos.

Los expertos

Nombre cientifico: sabemus detó

2012_10_17_img_2012_10_17_163a553a27_senoras

Saben lo que te pasa y emiten veredictos y recetas milagrosas sobre la situación. Esos comentarios como: -“son los nervios, relájate y veras”, “tomate estas pastillas…”, “…pues a Fulanito le paso lo mismo y fue a o hizo x …” … ¿Cómo hacer entender a la gente que cuando una ve que la cosa no sale, es porque ha llegado el momento de buscar ayuda especializada y punto?

¡¡Ojo que a veces mutan de un perfil a otro o se entremezclan!! Je je je

Esta claro que nuestra sociedad no esta preparada para asumir y entender este tipo de situaciones. Es ,además, extraño porque aproximadamente el 20% de las parejas en edad fértil están encontrando problemas para lograr un embarazo. Miedo al que dirán, a la presión social, a que te miren como un bicho raro, hacen que muchas personas como yo hayamos decidido llevar nuestros tratamientos en silencio.

Hay que empezar a concienciar a la gente, empezando por los que nos rodean. Tenemos que hacernos fuertes para hacer comprender este mensaje. Somos muchas las que hemos pasado y estamos pasando por esto.

Espero este post sirva por un lado para aliviar un poquito (aunque sea momentáneamente) a las personas que estáis pasando por esta situación, para que sepáis que a muchas nos ha pasado esto, y que tenéis que sacar fuerzas de donde no las hay para que esto no os afecte. También para todas aquellas personas que hacen esta pregunta, para que entiendan lo que hay detrás  de la “inocente” expresión -¿y tú, para cuando?

Oajlá pronto podamos hacer entender que la naturaleza a veces no es generosa con todos por igual y que todo el mundo tiene derecho a querer tener hijos, a no querer tenerlos o a someterse al tipo de tratamiento que le plazca.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Como apoyar a las personas que estamos en tratamientos de reproducción asistida

Posted on Actualizado enn

¿Que pueden hacer las personas de tu alrededor, esas que te quieren, para ayudarte a sobrellevar una situación emocionalmente compleja como esta?

Lo que os voy a contar es lo que a mi me paso y por tanto lo que creí necesitar en cada momento.

En primer lugar, cada personas somos un mundo, eso es obvio, y cada una nos tomamos la esterilidad e infertilidad y el sometimiento a tratamientos de reproducción asistida de una manera.

Yo soy una persona bastante extrovertida y para nada discreta con aspectos de mi vida (soy un poco de al que no le guste que no mire …) pero con esto me comporte de una forma muy diferente. No me apetecía hablar de ello casi nunca, lo llevaba demasiado dentro de mi pero me sentía mucho más cómoda así. También pensaba que con lo falsa y mala que es la gente a veces, para que dar carnaza a las hienas. Sin embargo he conocido a gente que ha preferido contarlo a los 4 vientos … Una cosa es tan válida como la otra.

Durante todos estos años, la verdad es que he cerrado filas entorno a un grupito de amigos contados con los dedos de la mano y algunos familiares los cuales muchas veces me decían, ¿dinos como podemos ayudarte?

Y así lo hice.

Comportamientos y frases hechas que no ayudan

Los consejitos y apreciaciones NO solicitadas

Salvo que seáis especialistas en salud reproductiva, fuera observaciones y consejos del palo: “a lo mejor son los nervios”, “te tienes que cuidar mas”, “ya te decía yo que se te iva a pasar el arroz”, “si es que lo has dejado demasiado” …

La elección de la Clínica

Uno elige la clínica que le da la gana en base a los criterios que le da la gana, punto. Y vuelvo a repetir, que a no ser que seáis especialistas en el tema nada de: “¿porque no vas mejor a esta clínica?”, “yo creo que ahí estáis perdiendo el tiempo” … Muy habitual es que cuando te falla un tratamiento, todo el mundo se pone a decir “cambia de clínica, a Fulanito le fue muy bien en xxxx”.

Señores, ¡¡no se puede estar saltando de clínica constantemente!! Hay que darle una oportunidad a las cosas salvo, obviamente, se hayan cometido irregularidades, haya perdida de confianza o la clínica ya no de más alternativas. Y en cualquier caso, la decisión la toma quien/es se están sometiendo al tratamiento.

Invocaciones al destino y a la mala suerte

ya lo he comentado anteriormente en algún post, pero las menciones a la mala suerte y otro tipo de supercherías, no por favor. Tenemos un problema de esterilidad o infertilidad pero no somos idiotas. De todos modos, que manía tenemos cuando estamos en esta situación en buscar la fe en cadenas de frasecitas y rituales varios.

El “positivismo inconsciente”

A veces la gente trata de darte ánimos con frases del estilo “venga que lo vas a conseguir”, “ya veras como en nada estas embarazada”. A mi por lo menos me sentaban como un tiro ya que nadie sabia lo que nos pasaba así que por favor no usar gratuitamente este tipo de ánimos que suenan a topicazo y no ayudan para nada a ajustar expectativas.

La “compasión gratuíta”

Expresiones como: “pobrecita”, “ay que pena” …. Pufff que pereza de verdad ….

Los médicos aficcionados

Lo que ya es el colmo también, los que sin tener ni idea se ponen hasta a prescribir tratamientos. Si por alguno fuera, a mi me habrían mandado a ovodonación … Así, por que yo lo valgo!! Lo escribo y todavía me retuerzo de ganas de no haberle pegado un sopapo a esa persona …

Lo mío es “más” peor

Y esto es ya para nota, los victimistas. Bastante fastidiada esta una ya cuando le pasan estas cosas, que encima llegan los que te machacan con sus puñeteras penas o las del vecino para que veas que lo tuyo no es lo peor …

Vamos a ver, mi problema es mi problema, el tuyo es el tuyo y tu escala de dolor al enfrentar un problema no es la misma que la mía, punto. No me aburras mas. “Mal de muchos, consuelo de tontos”.

Comportamientos que si ayudan

Esto por lo menos era lo que a mi mas me reconfortaba y por lo que he hablado y compartido con personas en mi misma situación también:

Prudencia

Se prudente a la hora de preguntarnos por el tema. Si nosotros necesitamos hablar y eres una persona de confianza, probablemente empecemos nosotros a hablar del tema con naturalidad.

Escucha

Cuando necesitamos hablar del tema con alguien, no trates de darnos consejos u ánimos gratuitos. Solo escúchanos. A veces no necesitamos mas. Sobre este tema pocos consejos se pueden y se deben dar. Solo si te piden opinión dala.

Digo esto mas que nada, porque a no ser que hayas pasado por esto es mejor que no opines porque la probabilidad de que metas la pata es grande. Incluso yo que he pasado por esto, mantengo la boca cerrada con las amigas que están en ello, hasta que ellas no me lo piden y siempre hablo desde un punto prudente.

Reforzar nuestra autoestima

El pasar por esta situación tiene una componente emocional fortísima; te sientes súper frustrada, cansada, apática, no te parece nada … tienes que hacer verdaderos sacrificios para que esto no termine por arruinar tu vida. Así que la mejor ayuda es reforzar nuestra autoestima y tratar de que nos mantengamos fuertes. Frente a la frase “ya veras como lo consigues” yo prefería el “venga tienes que ser fuerte, llora lo que tengas que llorar y desahógate, lo que tenga que ser será con o sin hijos” por ejemplo.

Ayúdanos a distraernos

Muy de agradecer son también, las distracciones. A veces no hace falta hablar del tema, con pasar un rato divertido en compañía de buenos amigos es suficiente. Por ejemplo, a mi que me gusta el tapeo, no había nada mejor que una quedada con amigos para tomar nos buenos vinos, unas tapas y echarnos unas risas con el puntillo de los vinitos!! Jajaja

Tenemos que aprender a convivir con ello

Recuerda que tu nos puedes ayudar en un momento dado, pero tenemos que ser nosotros quienes aprendamos a gestionar nuestras emociones y tirar para delante con lo que sea. Yo así lo hice, pero eso no quitó para que tuviera mis malos días en los que tocaba fondo y pensaba que no resistiría mas.

Pero de eso se trata, de tocar fondo y volver a salir a flote. Y aprender y aprender y cada vez hacerse mas fuerte para empezar a ser feliz o medianamente feliz con lo que uno tiene.

Ni falta tiene que decir, que si observas a alguien que esté pasando por esto que no levanta cabeza en semanas, buscar ayuda psicológica profesional cuanto antes es lo mejor. No hay porque avergonzarse de ello de ninguna de las maneras, no es porque nadie se esté volviendo loco, sino porque a veces es la mejor forma de ayudar a canalizar la maldita frustración.

Dar ese paso me parece súper valiente. De hecho hay algunas clínicas que lo tienen ya contemplado en su paquete de servicios. IVI por ejemplo lo tenía, no lo usé (por los pelos) pero lo había.

Esto es una durísima carrera de obstáculos, sobre todo para los que de un modo u otro se nos complica el tema, pero hay que luchar, luchar y luchar. Poniéndole empeño, al final 9 de cada 10 conseguirán embarazarse. Ya solo por la enorme probabilidad estadística merece la pena pelear, ¿no?

“Lo que no mata, te hace mas fuerte”

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Tengo el corazón partìo …

Posted on Actualizado enn

Me he centrado hasta ahora en hablar de mis aventuras de medico en medico y de tratamiento en tratamiento, pero aun no he hablado en profundidad de como me he sentido todos estos años. La verdad es que la cosa ha ido empeorando con el tiempo hasta incluso modificarme el carácter. Es así de triste …

Soy una persona que desde pequeña ha soñado con formar una familia, con tener hijos, además he sido siempre súper niñera y porque no decirlo se me dan bien y desde siempre he sentido que yo he nacido para ser madre. Estaba claro que una cosa es nacer para ser y otra que la naturaleza y el destino decidan concedértelo.

Al principio no lo lleve del todo mal. Aún tenía 32 años, la edad normal hoy en día para plantearse tener hijos y la verdad que las preguntas de ¿y tú para cuando? aun no me habían empezado a incomodar. Tal vez porque ninguna de mis amistades había tenido hijos hasta que empezaron a tenerlos.

Todos los meses alguien estaba esperando un bebé y bueno lo fui sobrellevando. De la espera de esos bebes nacieron esos bebes y las conversaciones entre amigos empezaron a ser monografías de maternidad. Me empece a encontrar fuera de lugar y lo peor de todo es que la presión empezaba a aumentar a medida que pasaba el tiempo.

La cosa se volvió insostenible en el verano del 2013 cuando empecé con los tratamientos. Me volví uraña, poco sociable y amargada. Yo que siempre había sido una persona, alegre, optimista y un poco payasa, estaba insoportable, como si una especie de cúmulo nimbo estuviera siempre rondando por encima de mi cabeza.

Peor se tornaron las Navidades. Desde hace años dedico el rato que me lleva poner la decoración navideña a pensar: ¿cuando colgare la bolitas del árbol con mis hijos?, ¿a cuando habrá un zapatito esperando su regalo? etc …. Este año lo deje de soñar, lo veía lejos o casi imposible, vamos que solo me faltaba teñirme de verde para convertirme en un auténtico Grinch.

¿Llegaría el momento de plantearme buscar ayuda psicológica para soportar esta frustración?