Bebe

Nunca seré mamá …

Cita Posted on Actualizado enn

Cuantas veces se me habrá pasado esta afirmación por la cabeza … cuantas veces traté de sacarla de mi mente pero no puede … cuantas veces lloré pensando en ello …

Desgraciadamente no soy la única a la que se le ha pasado esto alguna vez por la cabeza ya que suele ser una frase bastante recurrente cuando el bebé no llega.

Hoy me ha dado por escribir sobre esto derivado de una anécdota que me pasó este fin de semana. Volví a recordar la famosa expresión: «Nunca seré mamá …» pero esta vez sin penas, sin lloros … sino con una amplia ¡carcajada!

Os explico porque …

Hará unos 3 años y pico quedamos un sábado a comer con unos buenos amigos. En esa época la lucha por nuestro bebé ya había comenzado y de hecho ya estaba sufriendo en mis carnes como tras pasar por la operación del mioma, no se había notando ningún cambio en nuestra probabilidades de embarazo. La visita a reproducción asistida cada vez estaba más cerca …

Los amigos con los que compartíamos comida tenían por aquel entonces un pequeño de 3 años que nació también tras muchos años de espera debido a una endometriosis bastante severa en la que mi amiga perdió uno de los ovarios. Este embarazo fue los 3 primeros meses gemelar, pero solo el pequeño J llegó al final para colmar a sus papas de alegría y felicidad.

Una vez finalizada la comida dejamos a los chicos hablando y nosotras nos fuimos con el pequeño J a un parque que había enfrente del restaurante.

Recuerdo que era un día gris, bastante oscuro y el parque estaba vacío … menos mal …

2009_11_24_img_0036

Nos sentamos mirando al pequeño y empezamos a hablar, la conversación se fue directamente al tema niños: – Y bueno, Ana  ¿que tal lo lleváis?, ¿estáis intentándolo?. -Si, conteste yo sin muchas ganas. Le comenté también mis sospechas, que sentía que algo no iba bien y que no me quedaría embarazada. – Nunca seré mamá, le dije y acto seguido se me cayeron las lágrimas.

Y siguiendo con la jornada de lamentos, mi amiga me dijo: – puff … te entiendo. Mira lo que nos costó tener a J y ahora nunca le podremos dar un hermanito. Ya con mi edad y la endometriosis … hasta aquí hemos llegado. Y a ella también se le empezaron a caer las lágrimas …

Y ahí nos quedamos un rato, pensativas, tristes … mirando como el pequeño J subía y bajaba feliz un tobogán …

Y pasó el tiempo … a veces despacio … a veces más rápido …

rebobinar_318-1552

Y de repente llegamos al momento actual, a este pasado fin de semana. A una mañana soleada de sábado donde 2 parejas de papás cuidan y juegan con 2 hijos por cada pareja en un parque. Los niños tienen 6 y 2,5 años por un lado y por otro son mellizos de 1 año y 3 meses.

Si, como os podéis imaginar somos nosotros, nuestros amigos y los hijos de ambas parejas.

No pude evitar recordar con mi amiga aquel día en el parque del restaurante. Las dos rompimos a reír.

Increíble pero cierto, ahí estaba su segundo hijo, el hermanito para J, y ahí estaban mis mellis conviertiendome en mamá por partida doble, lo que jamás pensé que llegaría a ser.

A los pocos meses del encuentro del restaurante y contra todo pronóstico mi amiga salió embarazada como por arte de birlibirloque. Con la toalla ya tirada en el suelo, sin ya buscarlo y sin esperarlo llegó la sorpresa de sus vidas. El pequeño Jj venía de camino. Tras un embarazo de libro este grandullón llegó al mundo con 3.600 gr en la semana 38 de embarazo, un caluroso día de agosto.

Nunca olvidaré ese nacimiento. Cuando fui a ver al pequeño al hospital me acababan de hacer la punción de mi primera ICSI. En ese momento pensaba en la alegría de nuestros amigos, de como la vida les había traído un estupendo regalo y a mi me seguía dando palos … y nunca sería mamá

Y me siguió dando palos unos meses más … nada más y nada menos que 9 meses más … los que transcurrieron hasta que mi segunda ICSI arrojó un inesperado positivo al cuadrado. El resto de la historia ya la conocéis …

Tenía muchas ganas de contaros esta historia, estas sensaciones, lo que hace el paso del tiempo, la paciencia y el seguir adelante cueste lo que cueste. Y que muchas veces aunque pensemos que todo va de mal en peor, que nunca llegará … va la vida y lo pone todo en su sitio.

Ahora más que nunca decir … Todo pasa, todo llega … ¡Serás mamá!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Manchas Color «Café con Leche» en la Piel de mi Bebe … ¿Es Grave?

Cita Posted on Actualizado enn

No he querido contar nada de este tema antes ya que a veces las personas llevadas por la incertidumbre y el miedo nos desahogamos en los blogs de forma, a veces inocente, sin pensar que nuestros comentarios pueden alarmar en un futuro a otras personas que realizan una determinada búsqueda.

Es por eso, que muchas veces escribo aquí a «toro pasado» cuando ya he descubierto lo que sucede y tengo una idea mas o menos clara o estoy ya envías de gestionarlo por el camino mas o menos correcto.

Y es lo que me ha pasado con este tema que la verdad no es ninguna chorrada.

Durante la revisión de los 6 meses de mis mellis, revisión que fue estupendamente bien, detectaron a Guille 3 manchitas (en pecho, mano y pierna) de lo que los pediatras llaman «café con leche».

Guille nació sin esas manchas y pocos días después de nacer le empezaron a salir. No le di ninguna importancia hasta esta revisión.

La pediatra me dijo que le observase las manchas, si crecían, si salían mas, si había más de 6 manchas … Y que si esto sucedía que volviese. Claro, me quede un poco traspuesta y le pregunte: – ¿porque? ¿Que es? Ellos como siempre tan diáfanos y resolutivos. – naaaaada de momento no es naaaaada. Solo si pasa lo que te he comentado me lo traes de nuevo. Y no soltó prenda.

Entiendo que no me quería decir nada para no asustarme, pero es que la callada por respuesta es peor.

Así que en cuanto volví a casa me metí en el «pozo de la sabiduría», o sea Google a investigar que demonios era eso de las manchas «café con leche» (con lo que odio yo encima el café …).

La respuesta fue rápida y contundente. Las manchas color café con leche pueden ser entre «nada» y los primeros síntomas de una enfermedad que se llamada Neourofibromatosis quistica!!

«La Neurofibromatosis es un trastorno, en ocasiones hereditario, en el cual se forman tumores (neurofibromas) de tejidos nerviosos en: 

– La capa profunda de la piel (tejido subcutáneo)

– Los nervios del cerebro (pares craneales) y la médula espinal (nervios o pares raquídeos)

Su pronóstico, si no hay complicaciones, la expectativa de vida de las personas con neurofibromatosis es casi normal. Con una educación apropiada, las personas con neurofibromatosis pueden llevar una vida normal.

Aunque el deterioro mental generalmente es leve, la NF1 es una causa conocida del trastorno de hiperactividad y déficit de atención. Las dificultades de aprendizaje son un problema común.

Algunas personas reciben un tratamiento diferente, debido a que tienen cientos de tumores en la piel.

Los pacientes con neurofibromatosis tienen una mayor probabilidad de desarrollar tumores graves. En casos poco frecuentes, estos tumores puede acortar el período de vida de una persona».
Fuente: Medline Plus

Casos leves:

 

Casos graves:


Total, que lees esto e inevitablemente un escalofrío te recorre al espalda. Además según he visto, es una enfermedad que no se puede terminar de diagnosticar por lo menos hasta los dos años, habría que hacer un escáner para confirmarlo … Lo típico, lees diferentes historias por ahí y se te parte el alma …

Así que en lo sucesivo no quedo mas remedio que observar las manchitas y rezar para que ni creciesen ni salieran mas.

Y como el destino es caprichoso, no le salieron mas manchas pero las que tenía en cuestión de dos semanas crecieron. Quería creer que era por el crecimiento del bebe y esa era la sensación que de daba, la verdad. No quería pecar de madre hipocondríaca, El Niño esta feliz y risueño, así que decidí que nos fuéramos de vacaciones y a la vuelta veríamos.

Las machas no crecieron mas. No salieron tampoco mas manchas.

Así que volvimos al pediatra ahora en septiembre y ¿adivinad? Pues que ahora ya están seguros de saber lo que es. Son acumulaciones de melanina en la piel. De hecho a Nico le ha salido una manchita como esa. Yo soy además muy pecosa, propensa a lunares y manchas, así que de tal palo tal astilla …

¡¡Que alivio madre mia!!

Así que mamas, que hay muchas en esta situación, en la mayoría de los casos, efectivamente no pasara nada, no pasara de ser una simple mancha. Ya habéis visto, el que un bebe tenga manchas no implica necesariamente que estemos ya hablando de la Neurofibromatosis, pero eso si, el susto en el cuerpo no te lo quita nadie ….

Post relacionados:

Las hernias umbilicales en recién nacidos. Pero … ¿que es ese bulto?

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos:

Mamá la Cuadrado te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario de comentarios, serán tratados por Mamá al Cuadrado como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

 Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.
Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wordpress.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamaalcuadradoblog@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.