Beta Negativa

Mi Sexta Beta

Cita Posted on Actualizado enn

Como ya sabéis la mayoría, en septiembre reiniciamos la operación hermanito. Enterramos todos nuestros miedos y seguimos adelante.

Desgraciadamente, a día de hoy ya tenemos el resultado de este intento: NEGATIVO. A seguir buscando. Nos quedan 4 y bajando. La tensión aumenta, las posibilidades merman … empiezo a sentir algo de presión de que avanzamos rápido hacia el límite.

img_2573

Pero bueno, voy a resumir lo que ha sido este ciclo porque todo lo que empieza mal, suele acabar mal.

La transferencia

Papá al Cuadrado no pudo estar presente. Tuvo que viajar a México así que me tocó hacer la transfer sola.

Hacíamos chistes sobre ello en plan Gila:

Imaginábamos a nuestro pequeño el día de mañana diciendo: “-pues a mi me hicieron cuando mi padre no estaba…”

En esta casa, que nunca falte el humor.

Pero antes de la transfer las cosas empezaron a torcerse. Me levanté con un horrible dolor de garganta o lo que es lo mismo, lo que fue la antesala de un catarrazo infernal. Lo segundo, la llamada del laboratorio no llegaba. Eran las 12:30 de la mañana, con una transfer prevista sobre las 14 h y ni rastro de la llamada.

Cuando llegó finalmente la llamada, la embrióloga me comentó que el blasto que pensaban transferirme no sobrevivió a la descongelación. Me quedé a cuadros, ¿pero como un blasto A/A no va a sobrevivir?

La embrióloga dice que hay más factores que influyen en la descongelación independientes a la calidad y que estas cosas pasan. El 92% descongelan bien, pero hay veces que sin explicación aparente el embrión no es capaz de deshacerse del agua de la descongelación y empieza a perder células que le dejan inviable.

Pues muy bien, de buenas a primeras hemos perdido otra oportunidad. Así que pasamos de que Bichito VII fuera el transferido a descongelar a Bichito VIII.

Bichito VIII, descongeló bien y a las 14 h lo transfierieron, menudas carreras para llegar al IVI ese día.

Transfer

Todo fue bien y las 14:29 Bichito VIII estaba conmigo.

La betaespera

Esta betaespera he estado bastante tranquila. No he hecho el cabra, ni tampoco he podido hacerlo francamente porque mi catarro empeoró radicalmente.

Al no poder tomar nada, los mocos y la tos se apoderaron de mi. Me pasaba las noches sin dormir entre toses y mocos. Horrible.

No tenía ningún síntoma hasta que el día 7 post transfer empecé a sentir nauseas, y ahí empezaron las dudas: – ¿Sería del catarro?, ¿Habría algo ahí dentro? …

Las ganas de vomitar fueron a más y a tanto más que ya resultaba un poco increíble que se debieran a un incipiente embarazo.

El día 9 post transfer me salieron 2 granos. Eso ya pintaba menos bien, siempre que me va a bajar la regla me salen.

El lunes 9 de octubre tenía la beta. Y dos horas después llegó la noticia.

Fue descolgar la llamada del IVI y saber que era negativo. La voz que ponen las enfermeras cuando llaman con un positivo es radicalmente diferente. Con los negativos se les pone “vocecita”, una vocecita que da mucha pena, la verdad, y que traumatiza más que el propio negativo.

Y si, fue un negativo, de mis clásicos 0,0 del principio. Ni rastro de implantación. Ahora, si nos ponemos a pensar en positivo, mejor esto que un bioquímico.

No lloré, no me apetecía, mi cabeza estaba ya en modo – Tengo que hablar con mi doctora e ir a por el siguiente pasó. Si haces el borrón y cuanta nueva deprisa a veces se sufre menos, o por lo menos yo me lo tomo así. Aproveché para tomar todos los medicamentos que pude para mi catarro … puff que alivio al fin … ¡volver a dormir!

La peor parte se la llevó Papa al Cuadrado, no se esperaba un negativo.

Me dolió mucho oírle decir que se quería plantar que estaba hasta el moño de disgustos. Yo le dije: – ¿pero como nos vamos a plantar si aun nos quedan 4? Vamos a ir hasta el final. Te recuerdo que somos padres porque la primera vez seguimos luchando y no nos rendimos … -tienes razón Ana. Sigamos adelante.

Así que tras esto, que os reconozco es más duro que el propio negativo, me quedé esperando la llamada de mi doctora que suele hacerla 24-48h después del negativo.

Lo curioso es lo que pasó ese mismo día tras la beta. Serían las 19h y me llaman del IVI para darme cita con la doctora y me dicen que tiene agenda para el día 25 de octubre. ¿Pero se os va la olla o que?, ¿Nadie le pone un poco de cerebro a esto?

Le expliqué que yo no solía ir presencialmente a las reuniones post negativo, que lo hablaba con mi doctora todo por teléfono al día siguiente. Y dale la tía pesada con ir.

“So-y au-to-ma-ta tie-nes que ve-nir si o si”

Pero vamos a ver, ¿como voy a ir dentro de dos semanas si quiero reiniciar el tratamiento con mi próxima regla?, y si tengo muchas dudas y estoy “súper fatal” por el negativo, ¿me vais a atender dentro de dos semanas? … Si lo podemos hablar por teléfono, ¿porque no os organizáis para que quien desee hacerlo así lo haga y ahorramos tiempo y dinero a pacientes y a médicos?

No se, me da la sensación que alguien ha montado este proceso como el que da cita para hacerse la manicura. La gestión post negativo es fundamental y prioritaria así que debe ser rápida y con tacto. Nada más que añadir.

Afortunadamente el equipo médico es genial (el administrativo cada día me alucina más) y hoy a primera hora estaba hablando con mi Doctora.

Me comenta que estemos tranquilos, que los resultados son normales. Que no meta en el mismo saco al que no descongeló. Que mirando los resultados de los 8 embris restantes se están cumpliendo las probabilidades.

Es decir, con unos embriones que salieron de óvulos de cuando yo tenía 35 años, se estima que el 46% debería ser viable (54% aprox. podría tener fallos cromosómicos). Eso hace que 3,68 embriones pudieran dar lugar a un embarazo.

Dos de ellos ya los tengo conmigo que son los mellis, así que estadísticamente debería quedar entre los 4 que nos quedan en el congelador, al menos 1 que de lugar a un embarazo evolutivo.

Así que vamos al ataque de nuevo con esta regla. Esta vez transferiremos 2, nos vamos a fiar de las estadísticas, aunque cabe la posibilidad de que no consigamos nada o que volvamos a tener un embarazo gemelar. Seremos coherentes y consecuentes con el resultado. A lo mejor la vida solo nos permite ser padres a “pares” …

A por todas, que no decaiga el ánimo …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Mi Quinta Beta

Cita Posted on Actualizado enn

Y ya vamos por la quinta, ¡oleeeeee!

Si por algo se ha caracterizado esta última beta espera ha sido por la tranquilidad. Hombre, el gusanillo de estarás embarazada o no siempre está, pero esta vez esos sentimientos apocalípticos si es negativo ya, gracias a Dios, no los he padecido.

Tenía bastante claro lo que podía pasar; si era positivo guay, si era negativo pues a disfrutar del verano, a desvariar en las fiestas del pueblo y a presentarse a la revalida en septiembre con un nuevo embrión.

No obstante, el presentimiento que he tenido desde el principio es que me iba a quedar. Si como lo oís. Analizando mis posibilidades pensé:

  • Los embris congelados son de la misma calidad que Guille y Nico, no hace falta decir donde está este par ahora mismo
  • Mis análisis y útero a la perfección
  • Y que decir de mi homocisteina, la que se negaba a bajar de 11, en el último análisis ¡¡7,15!! ¡¡Nunca había tenido esos valores!!

Así que con este caldo de cultivo me dije: – las posibilidades son altas …

Y nuestro embri, Bichito VI,  llegó a nosotros.

He hecho vida normal no, lo siguiente. He salido, he cogido a los peques, he tenido un montón de trabajo, ¡¡he limpiado hasta piscinas!! …

No estaba notando nada hasta el día 6 post transfer, cuando a media mañana vi en el baño una manchita rosita muy clara. Papá al cuadrado dice que las mujeres somos como los X-Men que tenemos Rayos x o algo así, por que donde yo veo manchitas él no ve ná.

Pero si, era una mancha que se tornó un poco más rosita a lo largo del día. Estaba segura que era el famoso “sangrado de implantación”.

El sangrado de implantación es una pequeña hemorragia de color rosaceo o marrón que se produce entre el día 6-7 post trasnfer, si se trata de blastos y un poquito más tarde en embriones más “jóvenes”. Este sangrado es fruto del proceso de invasión del embrión sobre el endometrío, que al profundizar en ese tejido puede romper algún capilar y provocar dicho sangrado. Según dicen, solo en un tercio de los embarazos se produce.

En el embarazo de los mellis no lo tuve, pero eso no quiere decir que en posteriores suceda.

Durante la tarde manché un poco más rosa, una señora mancha en toda regla, y empecé a notar un dolorcillo como de regla. Si, hubo un momento que me planteé que podía ser la regla, pero me dije:- Ana, mantén la calma y veremos que pasa mañana.

A la mañana siguiente amanecí con una pequeña manchita rosácea débil y ya no manché más a lo largo de ese día.

Al día siguiente, ya sin manchas ni dolores de regla, sin nada de nada, me puse a cocinar y casi me muero de asco. Me empezaron a dar unas nauseas terribles. Increíble pero cierto. Y a mi nunca me dan nauseas así como así. Sabía que Bichito estaba conmigo.

Ese día toco llamada del IVI para hacer seguimiento de la betaespera. La llamada fue curiosona, curiosona …

¿Esta Ana?:

-Si soy yo.

– Te llamo para ver que tal va todo.

-Bien, de momento tranquila. Ayer tuve un ligero manchado rosa, pero bueno me imagino podría ser implantación.

¡¡TABUUUUUUU!! Has dicho la palabra ¡¡TABUUUUUUU!!

Pero loca, ¿como le dices eso a una enfermera de reproducción asistida?

Yo entiendo no se puedan secundar las imaginaciones o ideas de las pacientes de reproducción asistida, pero hombre tampoco hacer suposiciones que para una que ya ha pasado unas cuantas betas … pues le resulta un poco chorra …

Una vez cuento lo del manchado me comenta:

-¿Fue a día 6 post transfer?

-Si fue ayer

-Bueno eso no quiere decir nada. Además el sangrado de implantación no es rosita es marrón.

Toma ya, la primera en la frente. Y no contenta con esto, siguió con el rosario de posiblidades …

-Ana, piensa que el líquido con el que te limpian antes de la transfer es rosita. Se ha podio mantener dentro y salir ahora.

Me quedo muerta matá …

-También puede ser que al introducir la cánula, se haya producido una pequeña hemorragia.

Y, ¿sale ahora? En una de las punciones me hicieron daño y manché, pero fue algo inmediato.

-Y también ten en cuenta que te has podido hacer daño metiéndote la progesterona.

A parte de no tener ni mucho menos las uñas como las cuchillas de Fredy Krugger, ni los dedos como morcillas de León, 5 veces he estado con progesterona y no he manchado ni media. Oye, que podría ser, pero ese manchado no es de haberte hecho daño.

Y llegados a este punto dije:-¿le vas a contar lo de las náuseas? …. paso, paso … que lo mismo me dice que me he empachado por comer como una vaca.

Sabéis lo que os digo, que es mejor que en estos casos no traten de justificar nada. Es mejor se limiten a decir:-bueno tranquila, si es un manchado ligero no pasa nada. Punto.

Así que para que dar vueltas a esto, si yo creía que era un positivo.

Volví a manchar un poquito marrón el domingo, tuve alguna nausea suelta y eso si, el hinchazón de rigor de todas la betaesperas ha estado muy presente.

Imagen3.jpg

Y así hasta el martes. Siguiendo mi política ANTI TEST DE EMBARAZO, seguí con la incógnita hasta el final.

El martes amanecí como siempre, con sueño y cara de pocos amigos. Papá al Cuadrado me llevó hasta le IVI y él se fue a una reunión justo al lado. Fue un día horrible de tráfico en Madrid, pensaba que no llegaba.

Llegamos a IVI y no tardaron mucho en llamarme. Pinchazo perfecto. He de decir, que los últimos pinchazos de IVI han sido impecables, ni un pequeño hematoma.

Imagen1

Tras el pinchazo y con el atascazo que había, decidí irme a desayunar por la zona. Lejos de estar nerviosa, me pegué un desayuno de padre y muy señor mío.

Cogí el coche y entre el atasco y que paré a hacer una compra por el camino, en el coche, a 1h 40 minutos del pinchazo, llegó la llamada.

-¿Podría hablar con Ana?

-Si soy yo.

-Te comento que el resultado de la prueba es POSITIVO.

-Si,si,si,si! Tomaaaaaaa! Mensaje emotivo y profundo donde los haya. Solo me faltó gritar como Cristiano Ronaldo …

Le hice la pregunta de rigor:-¿De cuanto ha sido la beta?

-109, vamos una beta buenísima, estas embarazada, embarazada.

Me comentó que en 10 días tenía que venir a la primera eco y que siguiera con la medicación.

Así que hasta el viernes 16 que tengo la eco, estoy embarazada… je je je

No sé, me siento rara … no se si me lo creo aun o no, no me puedo hacer a la idea de como será la vida con 3 hijos … pero lo que si que sé, es que estamos en el camino de completar nuestro sueño.

¡Que ganas tenemos de verte Bichito!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Los Síntomas de Embarazo: del mito a la realidad

Cita Posted on Actualizado enn

No vamos a negar que todas las mujeres que hemos estado en el intento de quedarnos embarazadas no nos hemos “obsesionado” aunque sea un “poquito” con el tema de los dichosos síntomas de embarazo. Y qué decir de las que hemos tenido que pasar por reproducción asistida, las que hemos tenido que pasar por esas maravillosas betaesperas donde nos miramos hasta por dentro de los agujeros de la nariz a ver si algo ha cambiado en nuestro cuerpo aunque sea por ahí …

Afortunadamente para mi, los días de betaespera y obsesiones con los síntomas llegaron a su fin, pero aquí os dejo mi experiencia propia sobre el tema y lo que pienso a “toro pasado” sobre esto.

No hay síntomas, si, si, como lo oís, no los hay, o si los hay es super complicado asociarlos de forma temprana a un posible embarazo cuando la mayoría son más provocados por el propio tratamiento.

Sintomas-de-embarazo

Tuve 4 betaesperas y en todas tuve más o menos lo mismo, a veces se potenciaban más o menos unas cosas:

  • Hinchazón abdominal
  • Dolores como de regla
  • Pinchazos en el útero
  • Tensión mamaria
  • Una especie de síndrome premenstrual brutal con subidas y bajadas de humor absolutamente desproporcionadas
  • Empane mental
  • Algún dolorcillo de cabeza
  • Ganotas de hacer pis
  • En algunas betaesperas estuve más estreñida en otras más suelta …
  • Nunca tuve nauseas o ascos, aunque alguna vez creí que tenia el olfato más agudizado …
  • Nunca tuve manchados y hasta que no dejé la progesterona no me bajó la regla

Y estos fueron los síntomas tanto cuando no me quedé como cuando me quedé embarazada y ojo que venían mellizos, que todo el mundo puede pensar que llevando dos a lo mejor se siente algo … pues chic@s, nada de nada …

Por tanto he de decir, que la mayoría de cosas que sentimos durante la betaespera son producidas y achacables al propio tratamiento por el cóctel de hormonas que hemos tenido que tomar durante el proceso y como no, por las técnicas invasivas a las que a veces nos hemos tenido que someter durante el mismo: absorciones de ovocitos, transferencias, test del estado endometrial etc … al final todo nuestro cuerpo está “resentido” por una razón u otra.

No olvidemos tampoco la parte de nuestra propia sugestión y somatización de posibles síntomas ante nuestra ansiedad por quedarnos embarazadas. Que esto ya es un mundo aparte …

No obstante, comentar que justo el día de la última y definitiva beta, me levanté con sensaciones y manifestaciones que nunca había tenido:

  • Una malla de venas verdes brutal en el pecho. Siempre la he tenido cuando me va a bajar la regla, pero esa vez fue tremenda!!!
  • Las areolas estaban como de un color más pardo
  • Estaba súper pálida
  • Me sentía “rara”, no sabría ni como explicarlo
  • Tuve que parar el coche en mitad del camino a la oficina porque no paraba de hacerme pis. Eso me había pasado más veces pero no de una forma tan dramática

No me había pasado nada de eso durante las betaesperas, ni en ésta ni las anteriores. Fue justo el día que me tenía que hacer la beta lo cual me pareció super extraño, pero como me prometí a mi misma no hacerme nunca jamás un test casero decidí que fuera el análisis de sangre el que me diera o quitara mis sospechas. Y vaya se reafirmó mis sospechas …

cigueña

Por lo demás, hasta la semana 7 no empecé a tener síntomas de los gordos. Desde que me hicieron la beta hasta que empecé con los verdaderos síntomas solo tenía:

  • Seguía muy pálida, como amarilla y así me quedé el primer trimestre
  • Molestias de regla
  • Pinchazos y tirones en el útero (los empecé a notar justo al día siguiente de la beta)
  • Una especie de agujetas en la zona del diafragma
  • Super ganotas de hacer pis

Pero a partir de la semana 7 de embarazo, vaya si la cosa se empezó a notar:

  • Empezaron los ascos a olores, personas, alimentos
  • Las nauseas que acabaron en algún vómito
  • las manías a cosas y personas
  • La maldita acidez de estómago que me acompañó todo el embarazo
  • Estreñimiento
  • Tenía ya una tripa como de 3 meses!!
Me encantaría deciros que dejéis de volveros locas con los síntomas, que dejéis de cotillear por internet a ver si hay síntomas con los que os sintáis reflejadas … se que es imposible, yo misma fui una loca de los síntomas de embarazo!!

Pero lo que también os digo es que no sentir nada es absolutamente normal también y como habéis visto en mi caso y en el de mucha gente, hasta la semana 7 por lo menos no observareis y sentiréis perfectamente síntomas achacables de forma clara a un embarazo.

¡¡¡Feliz espera y mucha suerte!!!

madresfera

Vótanos aquí: http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/index.php

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Llego el momento … Salir del Armario de mi Esterilidad

Cita Posted on Actualizado enn

No sabia ni como empezar este post. Así que empezaré por contar que esperaba de mi victoria frente a la esterilidad.

Me prometí a mi misma 2 cosas si ganaba la guerra a mi esterilidad:

  • La primera, escribiría toda mi aventura y descubrimientos ya que creo estas experiencias ayudan a muchas personas.
  • La segunda, saldría del armario. Dejaría de esconderme para no contar que había tenido que pasar por varios tratamientos de reproducción asistida.

Así que aquí estoy cumpliendo mi segunda promesa.

Pero, ¿como empezó todo esto?

Yo soy de esas chicas que soñó ser madre desde que tiene uso de razón. Si algo he tenido claro en mi vida es que quería hijos. Por esta razón creo que me afectó tanto psicológicamente el no conseguir ese propósito que para todo el mundo era tan fácil.

Esta es mi historia:

Roadmap1

Y la historia continua …

Roadmap2

8 largos años pasaron desde que mencionamos la palabra bebe en casa hasta que se materializó el deseo.

¿Porque decidimos llevar nuestra esterilidad en secreto?

La que realmente lo decidió fui yo al amparo de estas razones:

  • Aunque vivo en Madrid desde hace 14 años, toda mi familia vive en “provincias” y eso es otro rollo. Años y años preguntando ¿y tu para cuando?, ¿no os animáis?, se te va a pasar el arroz … no creo entendieran que a veces la cosa no sale y hay que recurrir a técnicas “raras” … demasiadas explicaciones para personas que no ven más allá de que te conviertas en “coneja” (con todos mis respetos …).
  • Hay muchísimo desconocimiento sobre los temas de esterilidad e infertilidad por lo que tampoco me quise exponer a comentarios del palo, “tranquilízate que son los nervios”, “pues a fulanita la pasó y ahora tiene trillizos”, “es que ahora no sabéis hacer niños” …
  • Si hay desconocimiento sobre la esterilidad e infertilidad no quiero ni contar sobre los tratamientos de reproducción asistida. Hay que ver como nos gusta hablar sin tener ni puta pajolera idea. Así que tampoco quería tener que oir ninguna patraña sobre niños de diseño o prácticas éticamente “reprobables” …
  • También se juntaba que en otros aspectos de mi vida me ha ido muy bien, he luchado mucho, he arriesgado mucho y la cosa no ha ido mal y claro, con la envidia hemos topado. Así que alguna “hiena” con ganas de “carnaza fresca” no ha parado durante este tiempo de preguntar: -¿pero Ana porque no tiene niños? Pues yo tengo nietos|sobrinos|hijos que son lo más de lo más … ¿pero porque no te animas? …
  • Y por último los “amigos” que van presumiendo por ahí de que se han quedado embarazados a la primera, ensalzando su hazaña cual espada y haciéndote sentir como un bicho raro o que directamente no vales para nada. (Luego a toro pasado, he descubierto, que alguno de estos “capullos” les costó sangre sudor y lágrimas ser padres o tuvieron que pasar también por reproducción asistida … los hay que no tienen vergüenza, así que nunca os creáis los méritos de la gente en este sentido …)

Y por estas razones, y alguna más, decidí contárselo a 4 personas de mi confianza, que han sido mi paño de lágrimas, y al resto ni media palabra.

¿Porque quiero salir del armario de mi esterilidad?

armario

Llevo muchos años enfadada con el mundo, demasiados, escondiéndome, no pudiéndome mostrar como soy yo y sobre todo poder contar lo que me ha pasado sin miedo a que me tachen de cosas raras. Hay algo dentro de mi que me dice sal y cuéntalo. Han sido muchos años de sufrimiento y creo me falta este paso para volverme a encontrar a mi misma y hacer las paces con el mundo y con mi vida (que intensidad de pensamiento, por Dios …).

Por otro lado, y no menos importante que lo anterior, hay que concienciar a la gente. Si hablásemos más de ello seguro que la gente se lo tomaría con más naturalidad y habría menos desconocimiento. Pero mucha gente al igual que yo decide callar y callar. Y por esta razón, merece la pena salir del armario!!

Así que hace unas semanas decidí salir y lo primero que hice fue en todas las redes sociales de mamaalcuadrado.com poner la foto de mi careto y presentarme: hola me llamo Ana y soy estéril. Mi historia empezó en Madrid año 2006 y blablabla … así en plan Sofía la de las chicas de oro …

Lo segundo, si alguien me vuelve a preguntar sobre el origen “natural” de mis mellizos contaré la verdad, no hace falta que sea con todo lujo de detalles pero la contaré. De hecho desde que decidí salir ya lo he hecho en 2 ocasiones.

Y lo tercero, hacer las cosas con mesura. Ahora que he decidido salir tampoco quiero ir por el mundo gritando a los cuatro vientos: SOY ESTERIL Y YO TAMBIEN TUVE QUE SOMETERME A TRATAMIENTOS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA!! Creo hay momentos y momentos en los que poco a poco me podré ir abriendo y contar tranquilamente de que va esto si procede.

Así que aquí comienza una nueva etapa. La etapa de llevar orgullosa la bandera de una victoria, la de mi maternidad.

Mi mas sincera felicitación a tod@s l@s valientes que os enfrentáis a la esterilidad e infertilidad sin esconderos y lucháis de forma abierta y sin tapujos. Todos los avances que se han conseguido de concienciación en este sentido os los debemos a vosotr@s.

Mucha suerte a l@s que estáis buscando desde dentro del armario. Se que algún día lo lograréis!! Nos vemos aquí afuera …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Mi tercera beta (septiembre 2013)

Posted on Actualizado enn

Para que dar más detalles sobre este tema. Me vuelvo a llevar otro 0,0, negativo como una casa. Nada ni con un blasto, nada de nada y no hay respuesta.

Aprovechando que me llama mi doctora de IVI para hablar conmigo del negativo, hablamos ya de próximos pasos. Yo necesitaba pasar página, olvidarme de esta desastrosa FIV y ver por donde tirar. La doctora que ya me iba conociendo y sabia que no comulgaría con paliar la MALA SUERTE de este ciclo de FIV con otro ciclo que FIV, me propuso comenzar a hacer las pruebas de fertilidad avanzadas para tratar de aislar nuestro problema que no había querido dar la cara … Hasta ahora …

Post relacionados:

Mi primera beta (junio 2013)

Mi segunda beta (agosto 2013)

Mi cuarta beta (mayo 2014)

Ya hace un año de …. Mi POSITIVO!!

Y por fin llega el día de decir … Estoy embarazada!!

Ritos & leyendas sobre la fertilidad

Mi segunda beta (agosto 2013)

Posted on Actualizado enn

Al igual que en la anterior beta llego el día y yo eso de notarme sintomas, pues os diré que no lo veía nada claro. Mas bien me parecía que estaba convirtiendo en sintomas toda la ansiedad que estaba somatizando.

Otras vez en la sala de pinchazos de IVI rodeada de las fotos de niños de pacientes. Otro pinchazo y a esperar.

Esta vez le pedí a mi pareja que fuera el quien cogieses la llamada de la enfermera con el resultado. Reconozco que me quede tan traumatizada con la llamada la otra vez, con esa vocecita de pena empatica, que preferí que contestase el.

Y llego la llamada con otro negativo de 0,0 como la cerveza. Esta vez no me lo tome tan mal. No llore, me quede con un nudo en el estomago pero no llore. Esta vez le sentó peor a mi pareja. Pero aun nos quedaba un consuelo, teníamos un blasto congelado, a lo mejor ese era nuestro chiquitín …

Post relacionados:

Mi primera beta (junio 2013)

Mi tercera beta (septiembre 2013)

Mi cuarta beta (mayo 2014)

Ya hace un año de …. Mi POSITIVO!!

Y por fin llega el día de decir … Estoy embarazada!!

Ritos & leyendas sobre la fertilidad

Mi primera beta (junio 2013)

Posted on Actualizado enn

Uno de los peores días de mi vida. Y mira que yo en este proceso de la inseminación no tenía ninguna confianza y me lo estaba tomando con muchísima prudencia pero da igual, una nunca está preparada para estas noticias.

No se me olvidara, el 26 de junio del 2013 tenía la beta a las 13 horas. Me hice la prueba y me comentaron que en 2 horas me llamarian con el resultado.

La sala de pinchazos de IVI es muy curiosa: las paredes están literalmente forradas de fotos de bebés de pacientes de la clínica. Jo te entra una cosa por dentro el pensar que algún día tu bebe pudiera estar allí expuesto … O lo peor, que nunca lo esté …

Me fui a casa sola a esperar esas eternas 2 horas. No sabía ya donde meterme cuando sonó el teléfono. Era la enfermera con el resultado y este era NEGATIVO. No sé que me impresionó más, si el resultado o la voz de pena de la enfermera al decírmelo.

image

Fue colgar y me tire 48 horas sin parar de llorar de rabia, una rabia que podía conmigo. Una desesperación inmensa unas ganas increíbles de mandar todo a la mierda. Lo peor, es que me dio por ensañarme con Papá al Cuadrado por haber decidido que fuéramos a por una inseminación, tratamiento en el que yo no tenía ninguna fe. De verdad, no era dueña de mis palabras y actos. Supongo que la desesperación y el contenido hormonal que llevaba encima tras el tratamiento me estaban volviendo un poco tarumba.

Me costó 10 días volver a recuperar la cordura, levantarme del golpe y tirar pa’lante.

madresfera

Vótanos aquí: http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/index.php

Post relacionados:

Mi segunda beta (agosto 2013)

Mi tercera beta (septiembre 2013)

Mi cuarta beta (mayo 2014)

Ya hace un año de …. Mi POSITIVO!!

Y por fin llega el día de decir … Estoy embarazada!!

Ritos & leyendas sobre la fertilidad