Beta

Volver a empezar tras un aborto bioquímico

Cita Posted on Actualizado enn

Ya está la roja aquí. Esta madrugada ha hecho su aparición. Madrugadora y puntual como siempre.

He llamado al IVI y ya tengo la pauta de medicación para comenzar mañana. Parece mentira, pero ya ha pasado todo el verano después de ese fatídico 16 de junio en el que la que iba a ser la primera ecografía de nuestro pequeño, anunciaba lo que luego sería un aborto bioquímico Lo que pudo ser y no fue… Afrontar un Aborto Bioquímico

botica

Esto de la infertilidad es así, caer, volverse a levantar y a volver a barajar a ver si esta vez hay más suerte.

Lo reconozco, tengo miedo. Tengo miedo que no salga. Os parecerá de risa teniendo aun 6 blastos congelados de buena calidad. Pero tengo miedo. Uno ya nos falló.

¿Y si resulta que ninguno de los 6 son válidos? … ¿Y si resulta que solo eran válidos los mellis? … ¿Y si resulta que ahora tengo “algo” que no tenía la vez anterior? …

En fin, que cuando crees que lo tienes todo aprendido, te das cuenta que vuelves a la casilla de salida como una principiante.

El otro día fui al IVI a hacerme una eco antes de empezar este tratamiento. Le pedí a mi doctora que revisáramos una vez más la calidad de los embris: -A/A, A/A, A/A , A/A, A/B, A/B … Ana, cualquiera se puede quedar, son todos muy buenos.

Si, eso ya lo había oído antes, pero sin embargo el último no se quedó. Vuelvo a las cábalas sobre mis posibilidades. Haciéndome valer de la estadística, según la calidad de los embris, la edad de mis óvulos cuando se generaron dichos embris y la tasa de fecundación de los blastos, esta vez o a más tardar la siguiente deberíamos de conseguir embarazo evolutivo. Pero esto no es una ciencia exacta, así que cuando veo que me empiezo a poner “petarda” me recuerdo: – Ana, ten fe, hay cosas imposibles de controlar, adelante, que no pese el miedo más que la ilusión.

Y así estamos hoy, intentando borrar de mi cabeza los miedos, las incertidumbres y convertirlas en ilusión y una mirada optimista al futuro. Si miro la situación en global, de momento tengo las cartas necesarias para ganar la partida.

Por otro lado, este es el último post que escribo sobre la evolución de este tratamiento. La próxima vez que escriba sobre ello será ya con hechos firmes sea para bien o para “menos bien”.

Este blog nació solo y exclusivamente con la vocación de ayuda a otras personas. Contar lo que pasó con mi esterilidad y luego como está siendo la crianza de mis mellis, da esperanza y luz a muchas personas.

No, no uso el blog para contar mi vida y que sea el “Sálvame al Cuadrado”, no por Dios. Desgraciadamente, personas de mi entorno lo han entendido así y han aprovechado información de mi último tratamiento para ir “cotilleando” si estaba en embarazada o no. Tanto quisieron adelantar y tener la primicia, que cuando publiqué que la beta había sido positiva, felicitaron a mis padres. Como comprenderéis, la sorpresa fue mayúscula y más cuando 10 días después tuve que publicar que lo habíamos perdido.

Este blog no sirve para anunciar cosas, que quede claro. Sirve para contar una historia, en la que desgraciadamente cada vez más personas se ven reflejadas, por eso siempre cuento las cosas con “pelos y señales”.

Y dicho esto, a partir de ahora, si hay embarazo, lo haré publico en el blog y en las Redes Sociales a su debido tiempo. Lástima tener que tomar una decisión así, pero el uso irresponsable de la información es lo que tiene.

Espero dentro de unas semanas, os pueda contar buenas noticias.

¡Seguiremos informando!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Razones por las que Nunca uso los Test de Embarazo

Cita Posted on Actualizado enn

Recuerdo hace años, cuando no me imaginaba ni por asomo que tendría que pasar por este periplo para tener hijos, como pensaba que un buen día tras una noche de pasión y desenfreno, tendría un retraso, me haría un test de embarazo y sería … ¡Bingo!

Después de semejante hallazgo, le prepararía una sorpresa a Papá al Cuadrado para comunicárselo … y bla bla bla

Y ahí es cuando oigo de nuevo el:- RIIIIIIIIIINGGGGGGG, ¡despierta Ana y vuelve al mundo real! No te quedas embarazada, necesitarás ir a Reproducción Asistida.

Mi historia con los test de embarazo finaliza aquí, en una ilusión.

Nunca he llegado a hacerme uno. Nunca tuve un retraso por el método “diver”, mi regla, cuadriculada y puntual, llegaba a su cita todos los meses sin dudas de ningún tipo. Nada, ni un poquito de incertidumbre y/o emoción.

Cuando llegué a Reproducción Asistida, vi que en la betaespera era una práctica relativamente habitual o bien hacerse un test el día antes de la beta o hacerte un test a partir de no se que día e ir intentando ver la evolución de la rayita durante los sucesivos.

No se si por cobardía, no se si por mantener la esperanza hasta el final, decidí no hacerme nunca ninguno y esperar a la beta, la prueba en sangre que junto con el valor exacto de la hGC (Gonadotropina Coriónica Humana) o lo que es lo mismo “la hormona del embarazo”, una hormona que se vende más cara que el diamante, afirme o desmienta si hay embarazo o no.

Ahora que ya conozco mucho mejor los procesos de Reproducción asistida, me reafirmo en mi decisión de seguir no haciéndolos, por lo siguiente:

Durante la betaespera

Me parece adecuado que algunas personas decidan hacerse uno antes de ir a la clínica a hacerse la beta. Supuestamente ese día, y aunque la prueba en sangre es más precisa, debería de verse algo en un test de embarazo, ya que la sensibilidad de la mayoría de los test actuales lo permitiría. De hecho, en algunos casos, cuando no puedes ir a hacerte la beta un determinado día (porque estás de vacaciones, por ejemplo), algunas clínicas te dicen que te puedes hacer uno (algunos días después a la beta que tenías panificada, claro) para verificar el positivo y hacerte una beta más tarde.

Pero, ¿que riesgos asumes haciéndote un test?

  • Si tu beta es muy pronto, por ejemplo 9 días post transfer, puedes correr el riesgo de que en el test no se vea nada y en la beta si. Te llevarás un disgusto antes de tiempo.
  • O lo que es peor, que el test salga positivo, pero que los valores de la beta no sean acordes a la edad gestacional y por tanto sea un embarazo no evolutivo.

La beta siempre va a permitir de cierto modo, no es concluyente betas bajas evolucionan y betas altas se caen, predecir si el positivo puede ser evolutivo o no dependiendo de los valores que arroje:

valores-beta

En esta tabla, se empiezan a contar los valores de la beta, desde la primera falta, es decir, desde el día 14 post ovulación. Como en reproducción asistida nos regulan los ciclos, la ovulación o supuesta ovulación siempre es predecible.

Si es un congelado, por ejemplo, para hacer este cálculo deberás tener en cuenta la edad de tu embrión, más los días que estás en beta espera. Por ejemplo, te transfieren un embrión de 3 días, y te hacen la beta el día 12 post transfer. El día que debes tener en cuenta en la tabla es 3 + 12, es decir, el 15. Otro ejemplo: te transfieren un blasto de 5 días y tienes 9 de betaespera. 5+9 =14, ese es el día que debes comprobar los valores de tu beta.

Los test de embarazo no arrojan esta información, por lo que puede salir positivo y luego encontrarnos la sorpresa de una beta baja. Aunque insisto, una beta alta puede ser un fiasco semanas después, la Reproducción no es una ciencia exacta.

Durante la ecoespera

A cuantas no se nos ha pasado por la cabeza, hacernos otro test para ver si nuestro embri sigue ahí después del positivo …

Deciros que en estos casos, el test de embarazo no es suficiente. En el caso que hayas tenido un buen positivo y en la eco luego no se vea nada, los valores de la hormona del embarazo casi siempre bajan lentamente, por lo que un test de embarazo la mayoría de las veces seguirá dando positivo aunque el embrión sea no evolutivo.

Para muestra un botón. Acabo de tener hace unas semanas un aborto bioquímico. Mi beta fue de 109 cuando el valor normal para esa fecha es más o menos 95. En principio la beta era normal pero el embri no evolucionó. 10 días después fui a hacerme la eco donde no vimos saco, pero sin embargo mi beta fue de 342. Está claro que la beta era demasiado baja para la edad gestacional, pero absolutamente perceptible por un test de embarazo.

Por tanto, un test de embarazo en la ecoespera no sirve de nada. Ante la incertidumbre, mejor solicitar una beta.

Cada proceso de Reproducción Asistida es un mundo, cada persona otro muy diferente. Cada cual buscamos la mejor forma de vivir la incertidumbre de la búsqueda de un embarazo, unas con los test en la mano, otras llenas de dudas de si hacerlo o no y otras, como yo, sin nada. Todas las alternativas son lícitas.

Pero si tengo que poner encima de la mesa lo que pienso, mi personalidad y mi forma de afrontar las cosas, creo que seguiré prescindiendo de los test en Reproducción Asistida y seguiré esperando a lo que diga la beta, aunque nunca se puede decir:- “de este agua no beberé”.

¡Suerte!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »