Biberón

Cosas que debes saber sobre un Biberón

Cita Posted on Actualizado enn

Las madres primerizas, por norma general, pensamos que un biberón es un recipiente con una especie de pitorro de plástico por donde suministrar al bebé la leche cuando no se trata de lactancia materna. Y punto pelota …

Sabemos que hay muchas marcas y nos solemos decantar, muchas veces, más por los dibujitos o por recomendación de otras mamis o confianza en una marca … 

Pero, ¿que cosas importantes hay que tener en cuenta sobre un biberón?

Marca y diseño

Hoy en día esto es ya una cosa más del gusto materno, que de si existen biberones mejores o peores: conozco a mamás encantadas con Nuk, conozco a mamás encantadas con Avent, a las encantadas con Dr. Browns, otras absolutamente fascinadas con los del Mercadona etc … con lo cual creo esto no es un dato relevante.

Biberones anti-cólicos

He aquí uno de los grandes debates sobre biberones, los bibes anti-cólicos, ¿funcionan?

Yo fui una de esas mamás primerizas que viendo lo que habían sufrido por los dichosos gases los hijos de algunos amigos, me dije:-vamos a comprar los anti-cólicos por si acaso … perder, no hay nada que perder, lo malo es que no funcionen y te quedes con un biberón normal habiendo pagado más dinero.

bibeshome

Este tipo de biberones se pusieron de moda gracias a la marca Dr. Browns aunque en la actualidad la mayoría de las marcas tienen ya su propia versión. Yo por ejemplo, tengo desde el principio los de bebéduE Medic.

¿Que milagro hacen estos biberones?

Como se observa en la imagen, tienen un mecanismo con un «tubito» que va enganchado a una burbuja que de esta forma genera una especie de circuito de ventilación que impide que el aire se mezcle con la leche cuando el bebé succiona.

¿Sirven para algo estos biberones?

El cólico del lactante lo pueden llegar a padecer en torno a un tercio de los lactantes, teniendo en cuenta que la mayoría de los lactantes tendrán algún episodio de gases sin llegar al nivel «cólico».

Mis mellis han sido más bien de éstos últimos pero creo, que bajo nuestra experiencia, los biberones anti-cólicos nos han sido de gran ayuda, por lo que a mi si me preguntan, la respuesta es que si funcionan.

No confundir con milagros por que eso no lo hacen, que quede claro y gases va a haber, lo que trataremos de evitar con estos bibes es que empeoren. Otra cosa que hay que tener en cuenta, es el tipo de cólico que a veces se produce por la falta de madurez del aparato digestivo del bebé. En este caso, es probable que el tipo de bibe no sea la clave.

Diferentes tetinas para cada momento y necesidad

Este es uno de los temas sobre el biberón con el que más aluciné cuando nuestra Salus nos explicó la importancia de elegir la tetina correcta.

Las tetinas se diferencian por  material, forma y velocidad:

Por material:

Los materiales más habituales son el látex y la silicona.

tetina2bflujo2blento2bsilicona2bcopia

El látex suele ser más blandito y por tanto al bebé le cuesta menos esfuerzo extraer la leche (aunque se deforma con facilidad) y la silicona es un material más robusto y menos deformable.

Nosotros por ejemplo las 2 primeras semanas de vida de los mellis usamos las de látex ya que como fueron algo prematuros les costaba menos succionar con este tipo de tetinas y después de ese periodo donde literalmente «estrujaban el látex» pasamos a las de silicona.

Por tanto, si vemos que a nuestros bebés al principio les cuesta succionar, las tetinas de látex pueden ser una estupenda opción.

Por forma

Las tenemos más anatómicas, más rectas etc … todo ello para tratar de adaptarse más a la boca del bebé. También dependiendo de la marca, trabajarán más con unas «formas» que con otras» Pasa un poco parecido como con el tema de los chupetes.

tetinas_forma

En este tema, he de comentar que mis hijos no han mostrado ningún tipo de «especialidad» ni con tetinas ni chupetes sobre la forma de las tetinas, se han adaptado sin problemas a cualquier forma.

Por velocidad

Este tema es sumamente importante ya que una velocidad inadecuada puede provocar efectos no deseados en el bebé.

Poner una tetina más rápida de lo que corresponde va a provocar que entre más leche de la que el pequeño puede asimilar y por tanto provocar:

  • Atragantamiento
  • Gases
  • Reflujo
  • Vómito
  • Leche por la nariz

Aquí lo que vale no es que el bebé tome el biberón en tiempo record, es que lo tome, se alimente y no tenga efectos «no deseados».

Tener una tetina más lenta de lo que corresponde va a provocar que el bebé no coma al ritmo que él demanda y por tanto:

  • Se quede dormido
  • Coma con ansiedad y por tanto coja gases
  • Se aburra y rechace el biberón
  • Llore como un descosido por el hambre e impotencia por no poder succionar más

Así que, como os comentaba antes, es muy muy importante tengáis siempre presente la velocidad a la que debe de salir la leche. Y cuidado, esto no lo decidimos nosotros, esto debemos tenerlo en cuenta cuando los bebés nos envíen estas señales.

Os dejo este cuadro explicativo de las velocidades y materiales de las tetinas, aunque cada marca tiene sus nomenclaturas:

bebe due 4-1067x800

Para nosotros la que ha sido un total descubrimiento fue la tetina variable, dependiendo del lado del biberón por el que succione el bebé sale a una velocidad o a otra.

¿Cuanto dura un biberón?

Una vez preparado un biberón éste debe ser consumido como máximo en una hora, teniendo que tirar el sobrante sin posibilidad de conservación ya que a partir de ese momento se comenzarán a generar bacterias.

Un biberón podría ser conservado, también, durante 24 h refrigerado. Si en 24 h no fuera consumido, habría que tirar el contenido igualmente.

Esto último yo lo he hecho cuando los mellis han dejado mucha leche de una toma y a lo mejor en una hora voy a volver a hacer el intento de que se lo termine.

¿Como calentar un biberón?

La temperatura a la que debes servir un biberón debería de ser más o menos la de los humanos, unos 37ºC, ya que lo que intentamos «emular» con un biberón es el pecho materno.

Las formas de calentarlo son diversas, pero la más habitual es en el microondas. Dependiendo de la cantidad que vaya tomando el peque tendrás que regular el tiempo de calentado.

Prueba siempre la leche, siempre. La boquita de los bebés es muy sensible y no te puedes permitir fallos en este sentido.

Nosotros como tuvimos que criar mellis decidimos no complicarnos la vida con esto. Nos compramos la Beaba Bib`Expresso por dos razones:

  • Tener leche a 37ºC justos en 30 sg para los dos biberones
  • No arriesgarnos a que la leche quede demasiado caliente o demasiado fría, con mellis tragones no hay mucho tiempo de reacción, la verdad

450_1000

¿Como dar un biberón?

En posición semi-recostada, sujetando bien la cabecita del bebé proceder a ofrecerle el biberón.

El biberón debe estar inclinado en ángulo con el bebé y siempre con leche en la tetina para evitar que el pequeño trague aire.

450_1000

Dar un biberón no es una carrera de velocidad, es más bien de fondo … así que como la leche dura una hora a temperatura ambiente, hay tiempo más que de sobra para poder ofrecerle el biberón tranquilamente, aunque a veces desespere … que os voy a contar …

Es importante también a partir de 50 ml o 60 ml hacer descansar al bebé al menos cada    30 ml (si él no lo pide), y así evitar posibles gases, vómitos y reflujos. por ejemplo, cuando el bebé esté en 90 ml, hacerle descasar a los 30 ml, 60 ml y a los 90 ml, al menos durante los 3 primeros meses de vida que es cuando más posibilidad hay de que surjan este tipo de «eventos».

¿Que cantidad de biberón ofrecer?

Según la edad estás son las tablas «orientativas» de alimentación con leche de fórmula:

cantidad

A partir de aquí, más o menos se iniciaría la alimentación complementaria.

Hay que reseñar que estas tablas de alimentación son, como os comentaba antes, «orientativas», es decir, que por mucho que nos empeñemos en cambiar la medida porque «toca» el bebé puede que esté preparado o no para asimilar esa cantidad.

Por otro lado y puesto que la leche de fórmula se prepara en múltiplos de 30 ml, es decir, que si quieres hacer 160 ml deberás de preparar 180 ml, cuando cambiemos de medida es normal que el bebé no se acabe todo lo que le hemos preparado. Es posible que a lo mejor tarde una o dos semanas más en poder con los 30 ml adicionales.

Al igual que lo adultos, el apetito de los bebés es variable; habrá días que tengan más hambre, otros menos … dependiendo de diversos factores: sueño, enfermedad, gases, estreñimiento etc … solo si come «raro» repetidos días debemos de consultar a nuestro pediatra. Que una toma no la haga bien, incluso varias tomas no tiene porque ser preocupante (que haya ingerido al menos la mitad, claro), siempre y cuando el bebé esté bien hidratado, es decir, que veamos que hace pis aunque no esté comiendo lo que acostumbra a comer.

¿Que agua usar para el biberón?

Nosotros lo hicimos de la siguiente manera:

  • Hasta los 6 meses les dimos agua embotellada baja en sodio. Muy importante, lo de baja en sodio porque no cualquier agua embotellada vale. Bajo en sodio es todo aquel agua que marque en su etiqueta menos de unas 6 unidades. Nosotros hemos utilizado casi siempre la marca Bezoya por ser de las que menos sodio tiene:

sodio

  • A partir de los 6 meses, que fué cuando inciamos la alimentación complentaria, empezamos a utilizar agua del grifo ya que el agua de Madrid es estupenda y el pediatra nos dijo que la usaramos sin problemas. Esto, la verdad, solo lo hacemos aquí por que por ejemplo, cuando subimos a Castilla a visitar a los abuelos el agua suele contener mucha cal y por tanto, ante la duda, volvemos a la embotellada. Cuando vamos a la playa más de lo mismo. Por lo general, en los lugares donde el agua no sabe del todo bien, aunque sea perfectamente potable, y los adultos no tomamos agua del grifo, ellos, por supuesto, tampoco.

Limpiar un biberón

Otra de las cosas que nuestra Salus nos enseñó es que los biberones no se limpian solo con el limpia-biberones y luego con bayetas, jabón o similares. ¡Se limpian en un recipiente!

Al parecer es para que el jabón y las bayetas nunca entren en contacto directo con las piezas del biberón y puedan quedarse en el mismo restos de jabón.

Así que nos enseñó a limpiarlos de esta manera:

  • Llenar un reciente, tipo tupper por ejemplo, de agua y echar unas gotas de Fairy. Remover con el limpia-biberones hasta hacer espuma.
  • Echar dentro todas las piezas del biberón, salvo el recipiente y la tapa.
  • La tapa y el recipiente se limpian enjuagándolos con el chorro del grifo y con el limpia-biberones impregnado con el Fairy que ha quedado de remover el recipiente con agua. Se aclaran y ya está.
  • El resto de piezas se remueven y se limpian con la espuma que hay en el tupper con agua y luego se aclaran en el grifo.
  • Si nuestro bibe es anti-cólicos antes de aclarar deberás limpiar el tubito con el cepillito que suele venir junto con él.

Esterilizar un biberón

¡Que hartita acabé del esterilizador! Pero en fin, es un mal necesario.

A mi me recomendaron esterilizar hasta los 6 meses de la siguiente manera:

  • Hasta los 4 meses el biberón debería estar esterilizado con cada uso
  • A partir de los 4 meses, era suficiente con que hubiera tenido una esterilización diaria

Para esto, en la actualidad hay teorías de todos los tipos : desde quien no esteriliza, quien lo hace hasta los 3 o 4 meses y quien esteriliza hasta el año.

Mi más sincera opinión, es que habiendo una higiene y manipulación adecuada no hay porque convertirse en un obseso de la esterilización, aunque si esterilizar por su puesto al principio.

Espero os sirvan estos detalles y curiosidades sobre el «mundo biberón». Aunque lo más importante de todo, es ese momento mágico que los padres pasamos cogiendo en brazos a nuestros pequeños y disfrutando con ellos de su alimentación para que se hagan fuertes y sanos.

¡Suerte papis!

Mis Mellizos y Yo: Mamás solas ante el «Peligro»

Cita Posted on Actualizado enn

Un de las cosas que piensas cuando vas a ser mamá múltiple, es si serás capaz de hacerte cargo de los dos bebés. Si esta cuestión ya es un quebradero de cabeza para las mamás con embarazos únicos, las que venimos con el «par», directamente entramos en «colapso» solo con pensar en que nos tendremos que convertir en una especie de «mamá pulpo» para poder atender a nuestros dobles.

No os voy a engañar, no es fácil al principio pero reconozco que me lo imaginaba peor. Al final es todo cuestión de mucha organización, algún truquillo y como no, del tan escaso y codiciado sentido común.

Os voy a contar mi experiencia y lo que para mi fueron las mejores prácticas en cuanto a cómo quedarse «sola ante el peligro» con gemelos o mellizos. Ojo, no es la «Panacea Universal» pero al menos en mi caso me sirvió para tirar hacia delante.

Mis padres viven a 200 km de Madrid. Mi madre aún está en activo. Mis suegros tienen más de 80 años. No tengo familia en Madrid, ni siquiera alguien de «super confianza» que viva cerca y me pueda echar una mano … y encima estoy esperando mellizos …

Así que tuve que buscarme la vida para en el menor tiempo posible organizarme y tratar de aprender a quedarme sola con ellos.

Las primeras decisiones: Buscar ayuda

Pensé en 2 tipos de ayuda:

  • Para el cuidado de bebés: necesitaba a alguien ya no solo que me ayudase con los bebés al principio mientras me recuperaba de la cesárea sino que me enseñase a cómo cuidar de 2 bebés a la vez. la mejor opción en este sentido fue contratar una Salus, la cual me ayudó eso primeros 15 días que no andaba yo muy católica con la recuperación de la cesárea y luego todo fue aprendizaje, establecimiento de rutinas, trucos y consejos de todo tipo para hacerme una «experta» en el cuidado de bebés. El objetivo era que en 6 semanas tenía que estar preparada para quedarme con los pequeños. Si queréis saber más sobre qué es una Salus, en este post hablo de ello: Y llegó nuestra Hada Madrina … (Enero 2015)
  • Limpieza doméstica: mi casa es ya lo demasiado grande como para que si me estoy encargando de los bebés fulltime tenga que estar pendiente de limpieza, lavadoras etc … aunque siempre nos han ayudado en casa en este sentido, estaba claro que con la llegada de los bebés nos teníamos que plantear ya que esta ayuda fuera diaria.

Así que con estos planteamientos de ayuda preparamos la llegada de nuestros pequeños.

En otros casos, se recurre a la familia, que es donde yo hubiera recurrido, pero como ya he comentado en nuestro caso no fue posible. De todos modos, siempre pienso que con mi familia aquí me hubiera agobiado.

Por otro lado, hay que delimitar la ayuda, sobre todo si se trata de la familiar, y ponerse un objetivo de cuándo más o menos te sentirás preparada para quedarte con ellos. Mi objetivo, como os comentaba fue entono 6-8 semanas, tiempo en el que me había recuperado perfectamente de la cesárea y había aprendido lo suficiente para quedarme con ellos.

Póntelo fácil, todo cerca y mano

Cuando llegan 2 bebés a casa hay que volverse sumamente organizado si no quieres morir en el intento.

Así que si no quieres andar a la carrera con los bebés de un lado para otro, prepara tu casa para que aquello más importante y necesario para los bebés lo tengas siempre a mano.

Mi casa es un unifamiliar de 4 plantas (la sótano no cuenta porque ahí no voy con los bebés, así que 3), así que me organicé para tener cosas de los bebés en cada planta en caso de emergencia.

En la planta baja, en un rincón de la cocina puse un cambiador, con todo lo necesario para los bebés: pañales, toallitas, diferentes cremas, peine, colonia, suero, algún juguete, body de recambio por si había algún incidente de caca, termómetro, arrullos, tijeras de uñas etc …

cambiador

En la planta primera, tenía en su baño la bañera Brevi Bagnotime, que tiene cambiador. Allí tenía otro «Punto bebé» donde tenía lo mismo que en el cambiador de la planta baja.

image

Por último, en la buhardilla tenía, mi cesta, si una cestita con todo lo necesario, super cómoda y apañada, por si tenía que atender a los bebés tener todo lo necesario. Para cambiarlos, por ejemplo, les apoyaba en sofá y listo!!

cesta

Así que a veces no es ni siquiera necesario andar con cambiadores y trastos para poder atender a los bebés en cualquier lado.

Primeros pasos para la Autonomía: Establecimiento de rutinas

En el último post, os hablaba de lo importante que es el establecimiento de rutinas en la vida de los bebés: Regla de oro de la Maternidad: a los Bebés les gustan las Rutinas!! y es que es a partir de aquí donde gira toda la organización que debes tener para que funcione una casa con bebés y no te quiero ni contar con mellizos.

En mi casa es lo primero que hizo la Salus nada más entrar por la puerta, establecer rutinas y nos ha ido genial.

El establecimiento de rutinas te va a permitir tener un patrón de asistencia a los bebés más o menos predecible, ojo que luego cada bebé es un mundo, pero al menos te permitirá en la mayor parte de las ocasiones estar preparada para darles de comer, bañarles, echarles a dormir … es decir, por lo menos que sepas que tienes que hacer antes de andar como un «pollo sin cabeza» histérica por la casa de un lado a otro con los bebés …

A ellos eso les dará tranquilidad, por lo que si tus bebés están tranquilos tus podrás ir asistiendo relajada y todo fluirá en tiempo y forma. De lo contrario si ellos no están tranquilos, tú te pondrás nerviosa, y ellos se seguirán poniendo más nerviosos que tu … y eso solo tiene un final, la locuraaaaaaaa!!

Así que lo primero a organizarse. En casa organizada no entran nervios!!

Aprender a esperar: al principio, mejor de uno en uno

Hasta que cojas maña o tus bebés sean un poco más manejables y por ejemplo, les puedas dar de comer desde la hamaca, a lo mejor al principio te defiendes mejor dándoles de comer de uno en uno. A mi de hecho me pasó, hasta los 2,5 meses, sobre todo por temas de sacarles bien los gases, preferí darles de comer de uno en uno.

Si al principio vas a optar por esa opción recuerda que aunque a veces tengas ayuda siempre debes respetar el uno en uno para que así aprendan a esperar. En el momento que les des a la vez se acostumbrarán y corres el riesgo de que uno se pase llorando toda la toma del otro.

En el caso de gemelos y mellizos, pasa casi siempre, hay uno que es más ansioso que el otro, en mi caso Nico era más ansioso que Guille, así que empezaba siempre por él.

También al principio aprendí a darles de comer el bibe de forma mixta de la siguiente manera. Cogia a uno, le daba el bibe y cuando tenía que sacar los gases,  se los sacaba y le dejaba tumbado a mi lado boca abajo encima de un empapador o de una muselina (esto siempre lo hacía en una cama o sofá). En lo que éste mellizo descansaba y terminaba de echar los gases boca abajo, cogia al siguiente y repetía la misma operación.

Es un método bastante socorrido aunque si el bebé tiene reflujo no está recomendado.

Dar de comer a la vez

Cuando estés preparada o lo estén ellos … vamos cuando los 3 estéis preparados, puedes empezar a darles de comer a la vez. Lo más socorrido cuando les das el bibe, es hacerlo en las hamacas.

Si les das el pecho los cojines de lactancia para múltiples están muy bien aunque yo no me hice con ellos y prefería colocarme almohadas y cojines.

Cuando son más grandes incluso pueden mamar recostados a tu lado. La verdad es que en cuanto pasan de los 3 meses la tarea de darles de comer a la vez se vuelve muchísimo más simple.

También hay gente que lo hace de forma mixta dependiendo de cómo se alimente cada bebé. Uno al pecho y a la vez el otro en la hamaca con el bibe.

Una madre múltiple, al cabo de unas pocas semanas se convierte en una malabarista de bebés que me río yo del circo del sol …

Bañar a los bebés

Yo tenía minicunas y eso me daba la vida para bañarlos. Al principio me llevaba a los 2 en la minicuna. Tenía un par de minicunas Babyhome que son súper recomendables. Cogía a uno y dejaba al otro dentro. Les bañaba de uno en uno y listo!! Así si lloraba el bebé con estaba bañando le tenía cerca para atenderle.

Hay gente que hace lo mismo llevándose la hamaca. A mi me gustaba más llevarme la minicuna porque cabían los dos y así les podía trasladar juntos del baño a la habitación «sobre ruedas» sin tener que hacer viajes con la hamaca. Además es más fácil coger y dejar a los bebés sobre la minicuna que sobre la hamaca, pero esto ya es a disposición del espacio y costumbres que cada uno tenga en su casa.

Además siempre antes de bañarlos dejaba ya preparado el bibe, con lo cual nada más terminar el baño se lo daba sin tener que andar a carreras por la casa ni separarme de su lado.

Y esto de la minicuna, lo he estado haciendo prácticamente hasta que los niños han gateado.

Ahora no los baño juntos tampoco (si está el papá al cuadrado si) porque se me ponen de pie y aun son muy pequeños para sujetarse en la bañera grande, por lo que cierro la puerta del baño, quito todos los peligros y dejo a uno gateando mientras baño al otro. Saco a uno, le cambio directamente allí y meto al otro. El bibe se lo sigo trayendo preparado para dárselo nada más bañarlos y … dulces sueños!!

bañera

Mamá necesita un poco de autonomía

Al principio este aspecto es relativamente fácil. Comen y duermen así que mientras están en su cuna o hamaca tú vas haciendo cosas, pero, ¿qué pasa cuando ya duermen menos?, ¿y cuando ya se mueven? … pues que hay que optar por nuevo medios de distracción, ya que además hay que ir estimulando a los pequeños.

Es importante también que aprendan a quedarse solos en  un entorno seguro y controlado y que tu puedas ir avanzando con otras cosas.

Cuando cumplieron los 3 meses, montamos una de las cunas de viaje y ahí improvisamos su primer parque. Les pusimos sus colgantes, también un juguete con música que les dejábamos activado y les encantaba.

parque

Este «invento» nos duró hasta los 5 meses más o menos, cuando empezaron a croquetear y empezaban a necesitar más espacio. en ese momento nos decantamos por comprar un parque xl, que hasta ahora nos ha venido de maravilla, y digo hasta ahora, porque mis peques están a punto de andar y lo que quieren ahora es estar ya libres por la casa investigando y no «encerrados» en el parque.

Pero vamos, que el parque xl fue una gran inversión! eso sí, plantea un problema y es que se necesita mucho espacio …

xl

¿Y si lloran los dos a la vez?

Sin duda el mayor temor de una madre múltiple.

En primer lugar hay que identificar, o mejor dicho, tratar de identificar el llanto. Los míos me lo ponían fácil, caca o hambre, rara vez fue por gases aunque si hubo alguno sobre todo con Nico.

En segundo lugar, identificar al más nervioso que en mi caso es Nico, así que siempre empiezo por éste mellizo.

  • En el caso de caca, en el momento que cambies al primero cesará el llanto y tras eso coges al segundo y ya está.
  • En el caso de hambre, puedes optar por alguno de los truquillos antes mencionados para dar de comer a la vez. No obstante en este sentido, lo mejor es la antelación. Si tienes ya controlado cada cuanto te van a pedir de comer lo mejor es hacerlo proactivamente.
  • Gases u otros malestares, rara vez suelen coincidir a la vez ambos bebés, aunque si se puede mezclar que a uno le pase algo de esto y el otro tenga caca o hambre. Puedes dejar al de los gases boca abajo que eso les suele ayudar y mientras atiende al otro.
  • En nuestro caso nunca han llorado por querer «bracitos» o porque necesiten que los acunemos … menos mal!!

Estas son la combinaciones más frecuentes pero las hay de todos los tipos y colores.

Cuando tienes todos bebés por suerte o por desgracia tendrán que aprender a esperar y eso implicará que a veces deberás dejarles llorar un poco y templar tus nervios. Y no te preocupes, no te cogerán manía ni les pasará nada, así que no te sientas culpable.

Recuerda que no eres superwoman

Por mucho que te tengas que encargar sola de los bebés hay que saber cuándo hay que delegar o buscar ayuda.

Independientemente de que tú hayas decidido ser el progenitor que pasa la baja maternal o que directamente hayas decidido no trabajar o mandarlos a la guardería, el otro progenitor debe tener también responsabilidades y ocuparse de algunas cosas. es sano tener un tiempo para desconectar a lo largo del día, sino te volverás loca.

Yo me iba turnando con el papá al cuadrado. Cuando veía que ya necesitaba descansar el papá al cuadrado me sustituyó alguna noche y sobre todo lo fines de semana es quien más se encargaba de los niños para que yo pudiera descansar y cargar las pilas.

También ha habido días que los bebés han estado muy «revoltosos» y he tenido que llamar al papá al cuadrado para que adelantara la hora de llegada a casa. Me ha pasado un par de veces, que le vamos a hacer son cosas del directo …

Pedir ayuda a la familia, que no meterlos por tiempo indeterminado que en casa, es bueno y necesario en muchas ocasiones. Que te vengan a echar una mano, por ejemplo, un día a la semana para que tu descanses a pleno rendimiento es también una buena opción.

Y esto a grandes rasgos, son las claves que a mi me sirvieron y me sirven para sobrevivir «sola ante el peligro». No hay una varita mágica para esto, pero como comentaba al principio con mucha organización, un poco de ayuda y sentido común sobrevivirás sin problemas!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »