Bugaboo Donkey

El parque automovilístico Gemelar de Mamá al Cuadrado

Cita Posted on Actualizado enn

Si alguien me dice hace un año que ahora íbamos a tener semejante rincón en nuestro garaje, no me lo creo …

Nosotros que hemos dicho siempre que explotaríamos el Bugaboo Donkey hasta el último aliento, pues no, la vida cambia, va habiendo nuevas necesidades e irremediablemente nos hemos tenido que ir adaptando y en algunos casos, hasta resignando.

Y así hemos terminado, con 3 modelos de carros diferentes para cada momento. Y aunque suena a locura, todo tiene su explicación:

 

Imagen1

 

Bugaboo Donkey: Nuestro carro gemelar principal

Tal y como so comentaba en el post Las Compras polémicas en un Embarazo Gemelar nosotros nos decantamos por el Bugaboo Donkey prácticamente sin pensarlo. Hoy en día 1 año y 3 meses después de empezar a usarlo seguimos encantados y pese a que pensamos que plegarlo iba a ser una tortura nos hemos defendido bastante bien.

Este coche es el que usamos casi siempre para todo, pero a medida que los niños se van haciendo mayores tenemos nuevas necesidades y nuestro querido Donkey no llega a todo.

Croozer: para el campo y bicicleta

Si algo nos gusta a Papá al Cuadrado y a mi es dar largos paseos por el campo. Además tenemos suerte, vivimos en la zona norte de Madrid y si algo nos deja disfrutar dicha zona, aun, es de dehesa y praderas.

sanagus2

Y como no podía ser de otra manera, desde el principio hemos querido hacer partícipes a los mellis de nuestros paseos.

Al principio eran pequeños paseos por zonas que más o menos el Bugaboo Donkey podía resistir, pero a medida que los mellis crecen queremos correr otras aventuras por terrenos más abruptos y está claro que se pretendemos que el Donkey nos duré algún tiempo más, debemos abstenernos de transitar con el por ahí.

Así que decidimos invertir en un Croozer gemelar y estamos encantados. Aquí os dejo algunos detalles interesantes sobre este tipo de carros: Paseando Gemelos: Carros para Bicicleta y Campo

Sobran las palabras para describir los estupendos momentos que estamos pasando con este carro …

croozer.jpg

 

MacLaren Globetrotter: ¡yo no quería una Maclaren!

Nunca he entendido porque muchos de mis amigos, a partir de determinada edad, decidieron sustituir el Bugaboo Camaleon por una MacLaren. Que si, que ocupa menos en el maletero, que pesa menos, que se pliega mejor … pero al fin y al cabo yo les veo siempre con la MacLaren a cuestas como si llevasen la silla del Camaleon, en fin …

Visto esto, mi propósito siempre fue hacerme fuerte con mi Bugaboo Donkey y pasar de otras sillas. Y hasta ahora ha funcionado, pero solo hasta ahora …

Papá al cuadrado y yo somos unos absolutos fans de la gastronomía. Todo lo que sea disfrutar de una buena comida y un buen vino o unas cañas con amigos está dentro de nuestros más importantes hobbies .

Desde que los mellis eran casi recién nacidos no nos hemos cortado un pelo en salir con ellos a comer, eso si, el llevarles en la Maxicosi a los restaurantes nos ahorró siempre muchos quebraderos de cabeza con los temas del espacio.

Desde hace un par de meses los mellis han dejado la Maxicosi y aquí nos hemos dado cuenta de que ya las cosas no son como antes, o vamos a sitios con espacio o en algunos restaurantes y tascas no pasamos de la puerta.

Y eso fue lo que nos pasó hace casi dos meses, salimos de ruta gastronómica por Madrid y no pudimos entrar ni en la mitad de los sitios que nos habíamos propuesto: puertas de doble hoja bloqueadas que no se podían abrir, locales atestados de gente donde a penas entra un carro normal, mesas muy juntas donde no podíamos aparcar el carro … en fin, ¡un desastre!

Así que llegamos a casa planteándonos muy seriamente lo de comprar 2 sillitas separadas para poder entrar en los sitios fácilmente. Me tuve que resignar a tener 2 MacLaren en casa.

Nos pusimos a ver opciones. No queríamos una silla complicada llena de funcionalidades, queríamos algo pequeño que nos sirviera puntualmente para llevar a los peques. Tras buscar dimos con la MacLaren Globetrotter. Es pequeñita y tan simple que parece de juguete. Pero de momento está cumpliendo su misión con nota. Las llevamos casi siempre en el coche y cuando vamos a ir a sitios donde el tema del espacio va a ser complicado, cada progenitor cogemos una silla y un bebé y ¡a tirar millas! Eso si, nada de usarla en sitios con mal asfaltado por que si la silla es de juguete las ruedas ¡son de coña! Para eso el Bugaboo es inigualable.

Por el momento estamos contentos, aunque me tuve que resignar estoy contenta pero, ¿sabéis una cosa que odio a muerte de las MacLaren? Que cuando sacas al niño de la silla, como por lo general pesan bastante poco … zaaaaaasssss la bolsa vence la silla y ¡al suelo! Así que hay que estar atento para no estar tooooodoooo el santo día recogiendo la dichosa silla del suelo.

Entre unas cosas y otras hemos tenido que hacer un sitio en el garaje a lo que ya se ha convertido en un parque automovilístico en toda regla para nuestros mellis.

Pero independientemente de cual sea el medio, lo mejor de todo es ¡lo mucho que se disfruta de un buen paseo en familia con nuestros múltiples! Pasear con nuestros peques es bueno y saludable para para toda la familia, tanto física como mentalmente, ¡no lo olvidéis nunca!

¡Felices paseos!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

No es país para carritos gemelares …

Cita Posted on Actualizado enn

Al igual que decía la película … No country for old men, aquí en España tenemos la versión: No country for twin cars …

Y es que aunque vamos de país accesible, es increíble la cantidad de barreras arquitectónicas que sigue habiendo algunas de ellas hechas incluso a posta.

Carrito

Reconozco que escribiendo este post me he sentido y me siento súper culpable de no haberle prestado la atención merecida a este tema hasta que no me he visto en ella. Lo malo de esto es que mi situación es puntual y pasajera, mis hijos algún día no necesitarán ir en carro, pero sin embargo hay un montón de personas con movilidad reducida cuya vida cotidiana debe de ser lo más parecido a vivir en un París- Dakar eterno …

Y aun viviéndolo todos los días, es increíble como la administración, empresarios y personas particulares no nos damos cuenta de lo limitado que esta el acceso a muchos lugares cuando no tienes “dos piernas”.

¿Contra qué luchamos todos los días los papis que llevamos carros gemelares?

Contra la mala educación de la gente

Y aunque he de decir en este sentido que la mayoría de gente es súper amable y te ayuda en lo que haga falta, no deja de haber un día en el que no te topes con algún “renegado” de la vida que te deje “con un palmo de narices” … no te deje pasar, malas caras cuando por favor pides paso, puertas en los “morros” porque no se dignan a sujertarte la puerta y que tu pases antes, gente que se cuela en medio del carro para pasar antes que tu …

enfadado3

Y suma y sigue … coches subidos a la acera en lugares estrechos, coches aparcados junto en el paso de cebra donde está el rebaje, motos atravesadas en la acera … setos sin podar que ocupan toda la acera …

Así que no todo son barreras arquitectónicas, la falta de educación y valores también son una gran barrera en nuestra sociedad, más si cabe, que la anterior …

Con la publicidad hemos topado

¡¡Que manía han cogido en los establecimientos con dejar las cosas por el medio!!

Y es que hoy en día en la mayoría de los establecimientos hasta en los más pequeños dejar los artículos en promoción en el medio de cualquier sitio es lo más de lo más en reclamo publicitario.

Por esta razón, cotidianamente muchos padres de gemelos nos las vemos y deseamos para hacer la compra.

Sin ir más lejos en un supermercado de mi zona de la cadena Hiber, el otro día casi no me quedaban pasillos por los que meterme. La mayoría ocupados por centros de productos en promoción. Así que tenía que soltar el carro, dirigirme a la estantería de lo que quería coger, coger el carro otra vez, dar la vuelta y buscar sitio para pasar …

super

Pero es que en la farmacia estamos igual. En un local pequeño, se dedican a poner contenedores de productos en medio del acceso a las cajas … así que cada vez que voy, tienen que quitar el “chiringuito” para poderme acercar a pagar.

Limitaciones al ¿ancho especial?

Nosotros tenemos un Bugaboo Donkey que mide 74 cm de ancho (no estamos hablando de un camión ni mucho menos), pasamos por la mayoría de los sitios ya que las puertas normales de los establecimientos aunque sean pequeñas suelen ser de unos 90 cm.

Pero no puedo decir lo mismo de las cajas de los supermercados, no pasamos por muchas de ellas, ¡¡incluso de grandes superficies!!.

La medida de un carrito de supermercado es de unos 62 cm de ancho, el ancho de algunas cajas lo ajustan tanto, tanto … que como mucho dejan un espacio que no llega “ni de coña” a 70 cm. ¿Y eso a que nos lleva? Pues que a duras penas una silla de ruedas puede acceder por ahí y mucho menos mi carro gemelar.

Y con esta papeleta te dicen: – pues por aquí no puede pasar … de la vuelta … Ah, ¿siiiii? ¿que de la vuelta? … ¿Sabes lo que tengo que hacer para dar la vuelta?

NYX

En una gran superficie, si voy sola tengo que acercarme a la cinta, dejar las cosas ahí, dar marcha atrás con el carro gemelar sin antes no haber hecho estragos en las personas que iban detrás de mi en la cola, irme hasta la salida sin compra, salir y volver a la caja donde deposité mi compra, ya por la parte posterior, a recoger mis cosas y a pagar …

Y claro la solución a esto está en poner una única caja de “ancho especial” que tienes que andar buscando, en mandarte a las cajas automáticas con tropecientos mil artículos etc …

Asediados por las terrazas

Me ha quedado claro despues de ser madre gemelar que las aceras no son para los viandantes no señor … son para cualquier cosa menos para los peatones y dependiendo de la zona de las terrazas de los establecimientos de hostelería.

Soy defensora acérrima del terraceo, no lo voy a negar, pero la invasión de este modo de ocio creo se nos está yendo de las manos.

Hay ya por muchas zonas de bares por las que no puedo pasar y no estoy hablando de zonas estrechas, no que va, estoy hablando de avenidas que se han hiperpoblado de tal manera de terrazas que es imposible pasar, ni si quiera ya dos personas en paralelo.

2012-05-20_img_2012-05-20_023612_ou2

Entre la propia terraza, el cartel del menú, el cartel de los helados, el cartel del “happy hour” … más vale que vayas atento porque te lo puedes “tragar” todo en cualquier momento y si ya vas con el carro gemelar para que contaros … párate a retirar los carteles, a pedir permiso a la gente que está sentada para pasar … recibe malas caras de unos y otros …

Este verano me moría de lástima con este tema. Un anciano con dificultades para caminar iba a agarrado del brazo de su cuidador, tal era el poco espacio que había para pasar por culpa de una terraza que el cuidador se tuvo que poner delante y el anciano casi se tropieza con una silla y se va al suelo … nadie les ayudó.

¿Planeamiento urbano? … Planea … ¿qué?

Y es que las personas que en los Ayuntamientos se dedican a pensar en la organización de las infraestructuras urbanas a veces no se para donde están mirando … ya no se si es un tema de formación, de sentido común, de pasar de todo …

¿Como puede ser que urbanizaciones y zonas de reciente creación no tengan aceras con el suficiente ancho para que al menos quepa una persona normal?

Pues pasa y con bastante frecuencia. Estas imágenes son del municipio donde resido:

farola

Y esto no es un hecho puntual, muchas nuevas zonas están “cortadas por el mismo patrón”.

Si a esto le unimos el cachondeo que se traen también con la planificación de pasos de cebra, que en muchos casos brillan por su ausencia … para pensar quedarse en casa.

Ir transporte público … ¿estamos locos?

Y aunque en el 2015 se ganó una importante batalla en este sentido que fue permitir que los carros gemelares tuvieran acceso a los autobuses de la EMT, no fue para nada ganar la guerra.

Para empezar algunos “autobuseros” aún no comulgan demasiado con la medida y como al “parecer” tienen la potestad de decidir quién sube o no a “su” autobús, no es de extrañar que tu carro gemelar y tu os quedéis en tierra. Por otro lado esta medida no se aplica en todas comunidades aun.

En el que caso de Renfe he de decir, que los trenes no son demasiado accesibles, el carro gemelar tiene que ir plegado, pero por lo general el personal de Renfe te ayuda en todo lo que necesites. Algo es algo …

Ascensores … como sardinas en lata

Doy por hecho que hay edificios particulares, sobre todo de los antiguos, donde es normal que el ascensor sea pequeño y el carro no quepa. Hasta ahí todos de acuerdo. Pero que en lugares de reciente construcción, lugares que tienen un montón de tránsito de gente casi no quepa el carro o directamente no quepa … señores esto es para nota.

Por ejemplo, los ascensores de algunos centros propios de Sanitas, a duras penas entra el carro, que entre ya el conductor es cuestión de complexión … lo dicho, como sardinas en lata …

Barreras y más barreras

Mucha gente pensará que eso de la accesibilidad a personas de movilidad reducida en las calles, edificios públicos, comercios etc … está más que superado, pues para la sorpresa de algunos la respuesta es un no rotundo.

No os podéis imaginar el ingente porcentaje de pasos de cebra que aún no tienen rebaje, no os podéis imaginar la cantidad de edificios que no tienen rampa o que la rampa es impracticable …

rebaje

Y hasta las marcas más célebres del país se apuntan a no tener rampa. Esta es la oficina de BBVA de mi zona, oficina a la que por cierto tengo que ir a veces, aunque lo evito por todos los medios, y a la que no puedo ir con mis hijos. Al parecer tienen una disputa con el Ayuntamiento y entre unos y otros pues … el resultado es este: AQUI NO HAY RAMPA, VAYA, VAYA …

Oficina

Pero en este tema lo que más me dolió fue lo que me sucedió la primavera pasada cuando mis hijos aún iban en capazo. Debido al mal estado de una acera, me tropecé y casi se vuelca el carro con los niños dentro. Dos coches pararon enseguida a ayudarme. Aun tengo pesadilla pensando en que mis hijos podían haber salido disparados del capazo con el golpe.

Efectos de la falta de accesibilidad sobre tu vida gemelar en la calle

Pues yo lo resumiría en 2, uno de ellos absolutamente grave:

1º No poder ir con acompañada por tus hijos, o ir sola con ellos, donde quieras o necesites ir. Así de claro, debes planificar donde puedes ir o no con los niños y tu carro gemelar.

2º Gracias a todo lo que he comentado anteriormente y en definitiva, no poder hacer uso de las aceras como Dios manda, mis mellizos y yo nos jugamos la vida la mitad de los días que salimos a pasear. Si como lo oís, por una cosa u otra muchas veces no nos queda más remedio que invadir la calzada porque no hay espacio en la acera.

Espero nunca pase nada, pero es que encima como pase, la que habrá cometido la negligencia habré sido yo gracias a la poca cabeza y falta de escrúpulos de unos pocos, así de simple …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »