Crianza

Criando a Contrarreloj

Cita Posted on Actualizado enn

Tic, tac, tic, tac … toda la vida escuchando el maldito sonido del reloj “social” …

noooo

Y cuando ya has conseguido pasar página de esto, que en mi caso me ha costado un “huevo” porque no me he casado y me ha costado otro “huevo” tener familia, empieza la carrera de la crianza de los hijos.

Si, lo llamo carrera, porque si no, no entiendo el afán de la gente por meter prisa en cubrir etapas con los hijos. Deben de dar dinero al llegar a la meta entre los 10 primeros, o yo que se, pero hay días que esto se convierte en un auténtico calvario. 

Esto además es “barra libre”, aquí el que llega espeta lo primero que le sale por su “privilegiado cerebro” y se queda tan pichi.

Y de repente, llega el día que recibes a tus pequeños y se disparan los consejos no solicitados, pero sobre todo las preguntas de ¿pero todavía no …? Preparados, listos, ya … ¡comienza la carrera!

previsto

¿Como hemos sobrellevado estas cuestiones?

A veces con guasa, otras con un cabreo monumental … para que engañaros.

Nuestro primer “todavía no”: Pero, ¿aún les llevas en el capazo?

¿Con 3 meses les paso a la silla de paseo? – ah, es que yo pensaba que eran más mayores. – pues no piense, señora, no piense, que no se lo hemos pedido.

Pero, ¿no están ya con los cereales y la papilla de frutas?

Pues “mire usté” va a ser que no. Según la OMS se aconseja comenzar la alimentación complementaria en torno a los 6 meses. Mis hijos no tienen problemas de peso, ¿porque narices tengo que adelantarla a los 4 meses? – pues los míos empezaron a los 4. – pues los tuyos son tuyos, los míos míos. Mio significa yo decido. Tuyo, tú sabrás.

Pero, ¿aun con teta?

Esta preguntita “tan simpática” en nuestro caso nos la hemos saltado, ya que como sabéis tuvimos una Lactancia Materna bastante corta, pero es otra cuestión recurrente y de muy mal gusto para las madres.

¿No duermen ya solitos?

En nuestro caso, los mellis se fueron a su habitación con 6 meses, pero siempre que hemos podido les hemos tenido con nosotros en nuestra cama. No entiendo las implicaciones que puede tener sacarles antes o después. Conozco niños que salieron de la habitación de sus padres con 6 meses otros con 2 años y no veo que unos sean más independientes que otros.

Pero, ¿todavía no mastican?

Otra tortura china. A los 6 meses tenían que masticar ya por el artículo 33. Con 7 meses algunas “personas”, esos familiares tan majos que saben más que nadie, no hacían más que meterles en la boca pan y galletas a ver si masticaban. Les tenemos que agradecer su obsesión por hacerles masticar y habernos llevado algún susto innecesario.

Los mellis empezaron a masticar a los 12 meses, cuando por si solos empezaron a interesarse por nuestra comida, sin traumas ni prisas.

¿No gatean?

Cuando prácticamente estábamos consiguiendo que se sentasen sin apoyo, empezamos con que porque los mellis no gateaban. Tardaron en hacerlo un mes más, e incluso Nico hasta los 9 meses no gateó ordenadamente, es decir, mano rodilla contraria y así sucesivamente. Sin embargo, anduvo un poco antes que su hermano.

¿Pero no andan?

Esta si que fue para nota, lo que hemos tenido que oír en este sentido. A partir de los 9 meses era una constante: – ¿pero no se incorporan solos?.- pufff, estos niños van super lentos, – que torpes están, – vas tarde ya con ellos etc … verídico, os prometo que no he exagerado una coma.

Al final con 11 meses empezaron a dar sus primeros pasos. Nico anduvo con 13 meses y Guille, que iba con algo más de miedo, 15 días después.

¿Tiene alguna implicación sobre el éxito de una persona andar a los 9 meses o a los 15 meses? la respuesta es absolutamente NINGUNA.

¿No duermen ya en la cama?

No acabábamos de estrenar la cuna, cuando algunos empezaron con el tema de que si la cuna era tal o pascual que mejor la cama.

Más cosas sin sentido, repito la pregunta, ¿que implicaciones tiene duerman en cama o cuna antes o después, si su tamaño y preferencias aun lo permiten? NINGUNA.

Los mellis desde los 24 meses duermen en cama o cuna indistintamente cuando toca. No he apreciado estén más sanos o guapos el día que duermen en un sitio u otro.

¿Aun con tete?

Este tema junto el de los “andares” es el que más de cabeza nos ha traído y es que ha sido horrible el acoso del chupete, pero acoso con todas las letras.

Era salir a la calle cuando aun eran pequeños y todo el mundo encima del chupete y lo pero, gente metiéndoles la mano en la boca para sacárselo.

Hace unos meses escribía este post: Las acosadoras de chupetes porque sin duda ha sido una de las experiencias que más cabreo me ha producido. AL final, Guille con 24 meses lo dejó. Con Nico nos costó unos meses más, pero ya están retirados, para alivio mío y “regocijo” de la sociedad.

Pero, ¿todavía con biberón?

Y dale con el biberón y el mundo tetina en general. Pues miren hasta que los mellis no aprendieron a beber en vaso y a comerse las galletas como Dios manda, nos seguimos apoyando en el bibe para finalizar la cena. A los 24 meses los guardamos en el armario y fin, ¿algún problema?, no, NINGUNO.

Pero, ¿aun les llevas en la silla?

Es que les vas a hacer super vagos …

¡Toma yaaaaaaa! Pues cuando toca si. Por si alguien no se había fijado tengo mellizos, de los que encima están en una edad donde cumplir órdenes no lo llevan del todo bien. ¿Que hago, me expongo a llevarles yo sola andando por la calle para que cada uno salga por un lado y les atropelle un coche? Pues no señores míos. Mientras esté sola y los peques no entiendan los que es la acera  la calzada, habrá trayectos que los haré en silla.

¿No saludan y dan besitos?

Hija, pero que niños más antipáticos tienes.

Así me lo soltó en la cara una señora que tras hacer llorar a mis hijos, con su absurda insistencia en ser saludada y besada, los mellis se negaron en rotundo y salieron corriendo. Sin comentarios, estas situaciones son absurdas de por si.

Hablan poquito, ¿no?

Con 18 meses, ¿que quieres?, ¿un discurso?. – No mujer, es que el de fulanita con 12 meses ya lo hablaba todo.

Me alucina cuando la gente dice eso, que pasa, ¿que los niños hablan de la noche a la mañana? Digo yo que empezaría diciendo papá y mamá, luego agua … luego usando pronombres … luego haciendo frases …  A veces confundimos el empezar a hablar con el ser completamente entendible y todo parece que es más rápido de lo que fue en realidad.

Por otro lado, hay niños más comunicativos y otros que hablan menos y no por ello “no saben hablar”.

¿Todavía con pañal?

Este ha sido el tema estrella del año, el pañal. Y dale con las prisas del pañal. Ya dedicaré un post a esto porque tiene miga.

En resumen, lo hemos hecho cuando los mellis lo han visto claro, no cuando nadie nos ha dicho que debíamos hacerlo. La diferencia, pues que probablemente hayamos limpiado pises y cacas de menos y no hayamos estado hasta la extenuación preguntando: -¿Tienes pis?, ¿y caca?

Así que con este cúmulo de situaciones, me he puesto a analizar realmente que hay de cierto en todos estos comentarios y opiniones y como de lejos estamos de la NORMALIDAD OBJETIVA Y CIENTÍFICA.

A continuación, tabla comparativa:

  • Edad Social: he denominado así a la edad a partir de la cual, la gente empezó a preguntar y a insistir sobre estas “temáticas”
  • Edad Real Mellis: edad aproximada en la que los mellis cubrieron esa etapa
  • Edad Recomendada: edad orientativa, en la que los especialistas toman como NORMAL el desempeño de un niño. Como veis en muchos casos, ni si quiera la hay.

TABLA

Por tanto, según la tabla anterior tenemos dos lecturas:

  • La que quiere imponer la sociedad
  • La normal que establecen los especialistas en salud y educación infantil

Como podemos ver, la que nos viene impuesta por la sociedad y las comparaciones entre niños genera un GAP bastante grande en lo que a veces es la realidad normal del desarrollo de un niño.

Radial

Así que aplicando estas métricas digamos que mis mellis tiene un GAP Social de … Tachaaaaaaan … 6 meses por encima de lo que la gente tiende a opinar.

gap

Si nos vamos a la otra lectura, la de los especialistas en salud y educación infantil, el desarrollo de los mellis es perfectamente normal y acorde a su edad. Ni por encima, ni por debajo, es decir, NORMAL, lo cual me llena de orgullo y satisfacción. No tengo ganas de tener ningún prodigio en casa, sino niños NORMALES, que hagan cosas NORMALES y tengan una vida NORMAL, como la del resto de sus semejantes. Si algún día destacan en algo que sea gracias a su esfuerzo e ilusión.

El problema muchas veces, es que tenemos que convivir demasiado con la primera visión la cual genera frustración a los padres y estrés por querer que los peques quemen etapas cuando aun no les corresponde.

Es además irónico que mientras más insisten los pediatras en que: CADA NIÑO TIENE SUS TIEMPOS, la sociedad en general cada vez es más limitante y competitiva en cuanto a plazos.

¿Que hacer ante las opiniones de la gente?

  • No te fíes nunca de lo que te diga la gente, ante la más mínima duda acude siempre a un especialista, ellos te sabrán asesorar e indicar que es lo normal y lo que no y que acciones emprender en cada caso
  • Se que es imposible pasar de esos comentarios, pero los papás debemos de tener más confianza en nuestras decisiones y modelos de crianza por los que hemos optado con nuestros peques. Nos podemos equivocar, pero son nuestras equivocaciones y a veces son también necesarias para crecer como padres.

Correr no implica que el camino escogido sea el mejor. ¡Mucha suerte!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Quien tiene un pueblo …¡tiene un tesoro!

Cita Posted on Actualizado enn

Y en ello andamos ya, planificando en junio un fin de semana largo al pueblo, y es que nos apetece un montón disfrutar de un poco de campo, paz y como no, de la inestimable ayuda de los abuelos como parte importante del descanso.

Mi pueblo está en León, a unos 15 Km de la capital, más que mi pueblo es el de mi padre, lo que nos permite hacer vida rural pero estar conectados al mundo en el momento que necesitamos algo de la ciudad … ir al super, médicos y como no, las estupendas cañas y tapas de la ciudad de León. Si no lo conocéis, ¡un paraíso gastronómico en toda regla!

represadelcondado-4

Volviendo al tema, el pueblo en cuestión son 20 casas contadas, con un censo irrisorio, pero es curioso que tanto en verano como en invierno siempre te encuentras a alguien por la calle con quien echar “una parlada”.

Mis sentimientos respecto a “ir al pueblo” han tenido sus altos y sus bajos a lo largo de mi vida:

  • Mi infancia: muy feliz, rodeada de campo, animales y una panda de chicos con los que correr mil aventuras y hacer diabluras. En esa época ¡el pueblo molaba!
  • Mi adolescencia: teniendo en cuenta que nací y me crié en Valladolid y que la gente de mi edad dejó de ir al pueblo, cada vez que mis padres me llevaban a la fuerza un fin de semana si y otro también, el tema pueblo se convirtió en uno de los temas estrella de discusión y llanto con mis padres. 4 años se alargó está situación, desde los 14 a los 18 que fue cuando con mi mayoría de edad y bajo el discurso de: – ahora ya respondes tu solita ante la ley, me empezaron a dejar sola los fines de semana. Y no hubo problemas, durante esos 4 años, mi padre se encargó de que me quedara muy “clarito” de que no me sobrepasase ni media sola en casa porque si no estaría de vuelta bajo su “ala” de por vida …
  • Mi juventud: con mucha más independencia para ir y volver, no fui mucho por el pueblo, pero reconozco que siempre me ha gustado ir a la fiesta … en esta etapa sufrí otra “crisis rural”, ya que la casa del pueblo empezó a estar en un estado bastante decadente. No era nada confortable estar allí. Discusiones con mi abuela ante una posible reforma, mi padre ya no sabía que hacer con la situación …
  • Mi maternidad: esta es la época actual. Al final hubo reforma y de las gordas. Aplicándose el artículo 33, la abuela tuvo que claudicar con la reforma y la casa se hizo prácticamente nueva. Reconozco que he tenido un re-enamoramiento con este tema con la llegada de los mellis y disfruto mucho viéndoles correr por el campo, alucinando con los animales, tractores y sobre todo percibir esa sensación de libertad y desconexión.

Así que con este plan, hemos desplazado en múltiples ocasiones la posibilidad de irnos a la playa en otras épocas del año que no sea verano y nos vamos al pueblo a pasar esos días.

Nuestra vida rural

Muy fácil y muy sencilla … disfrutar, disfrutar y disfrutar. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos es descubrir cosas junto con los mellis.

Siempre me ha dado mucha pena pensar que mis hijos no disfrutasen del pueblo como yo lo hice en mi niñez, cómo desde pequeñita conviví con el mundo agrario y ganadero en primera persona y la cantidad de recuerdos increíbles que tengo de esa época: ordeñar vacas, ver nacer todo tipo de animales, saltar entre las alpacas, montar en tractor etc ..

La verdad es que me alegra, que aunque la situación actual es algo diferente a la que yo viví, ellos están teniendo la oportunidad de vivir muchas cosas también de primera mano.

Tractores y maquinaria en general

Sin duda este es uno de los temas estrella, aprovechar el pueblo para ver un montón de “aparatos raros motorizados” y por su puesto no bajarse de ellos.

tractores

Que decir del tractor. Les alucina subirse a él. Luego el problema es bajar. Tanto les alucina subir al tractor que luego tenemos que sufrir auténticos dramas para bajarlos. Visto su gusto por los tractores, mis tíos decidieron regalarles uno para que paseasen por Madrid.

600

Otra de las grandes atracciones de ir al pueblo, es montar en el S600 del abuelo. Este coche era el que tenía mi madre cuando éramos muy pequeños. Si este coche hablase… tropecientos niños viajando en él a ferias, cumpleaños, piscinas etc …

Mi padre nunca quiso deshacerse de él y tras muchos años encerrado en un garaje decidió rehabilitarlo. Y ahí está en el pueblo para disfrute de mi padre y los mellis.

Pero lo que ya es un espectáculo, es subir en la cortadora de césped. Aprovecho aquí para “felicitar” a mi tío y primo por sus creativas y elocuentes “ideas” para divertir a los mellis … Está claro porque a los de León, les llaman cazurros (jajaja)

Visitas a los animales

Aunque ya no existen, ni por asomo, el volumen de cabezas de ganado que había cuando era pequeña, aun hay vecinos que se dedican a la ganadería. Ya aunque pocos, en el pueblo tenemos de todo: vacas, caballos, cerdos, ovejas, gallinas, conejos, burros … hasta jabalí, zorro y corzo si te descuidas.

Animales

Y que deciros, a los mellis les encanta ir a ver a los “bichos”. De hecho tenemos que tener muchísimo cuidado porque no les tienen miedo y no tienen ningún problema en acercarse aunque le animal sea 20 veces más grande que ellos.

Hace poco vivimos una anécdota muy curiosa con Nico, porque le enseñamos el ponedero de huevos de las gallinas y cómo íbamos a coger un huevo y lo íbamos a hacer para cenar. Tanto le gustó la experiencia, que a cada momento quería ir a ver a las gallinas a ver si habían puesto más y vamos, que no le dio ningún apuro meterse en el corral y empezar a correr detrás de ellas diciendo: -pitas, pitas, pitas …

Otro de los bichos que es de visita obligada es “ir a ver al pez”, como dicen ellos. En medio del pueblo hay con caño con agua que tiene 2 pilones. Los vecinos, para hacerlo “más atractivo” meten peces allí. A mis hijos les chifla ir a ver a esos peces y como no, a meter las manazas en el pilón para cogerlos sea invierno o verano.

Pez

Libertad, divino tesoro

Otro de los aspectos más interesantes de la vida rural, es por supuesto, la libertad que supone estar allí, alejados de los ruidos y peligros de la ciudad y del día a día. Poder pasear, hacer rutas por el monte, sacar las bicis etc … es impagable.

Libres

Además, como estamos todo el día para arriba y para abajo, eso contribuye a que los mellis caigan por la noche absolutamente rendidos. ¡Fiesta!

Momentos en pareja

Y como están los abuelos y los mellis duermen genial, León es una capital perfecta para salir a dar una vuelta y tomarse unas “tapinas”. Así que Papa al Cuadrado y yo aprovechamos la mayoría de los días para darnos un buen “garbeo” y disfrutar del poquito tiempo que tenemos para estar solos. Aunque que deciros, la mayoría de nuestras conversaciones y recuerdos van dedicados a los mellis.

leon

Y así son nuestros días en el pueblo, divertidos y a la vez tranquilos. No puedo decir más que estoy deseando volver.

La ciudades tienen muchos estímulos, actividades, distracciones … pero nunca os olvidéis del mundo rural. Un mundo sencillo que sin duda despertará la vena más exploradora de vuestros peques y como no, les enseñará a entender muchas cosas que las ciudades jamás podrán explicar.

¡Que vivan los pueblos!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Balance de mi primer año como Mamá al Cuadrado

Cita Posted on Actualizado enn

Si, parece mentira que ya haya transcurrido un año desde aquella maravillosa mañana del 27 de diciembre del 2014 cuando a las 11:00 de la mañana Guille y Nico aparecieron en mi vida.

Increíble experiencia, irrepetibles sensaciones …

Y aunque sueñe a topicazo, si señores, el tiempo vuela y en un abrir y cerrar de ojos mis pequeños ya tienen un añito.

Si tuviera que resumir como ha sido este primer año con los mellis diría que ha sido una montaña rusa de sentimientos de amor y cariño infinitos, de sensaciones únicas, emociones indescriptibles  … pero también de subidas de adrenalina y como no, mucho cansancio.

La conclusión, es que repetiría una y mil veces esta experiencia y tener a mis hijos aquí es lo mejor que me ha pasado, pero eso no quita que en este momento haga un ejercicio de autoreflexión y comparta con vosotros algunos detalles del balance de este año que considero hemos hecho muy bien y otros que están sujetos a mejoras …

¿Que hemos hecho bien?

  • Hemos sido súper organizados por lo que pocas veces hemos vivido situaciones de caos gemelar
  • Al hilo de lo anterior, hemos sabido imponer rutinas en casa y ser constantes con ellas lo que nos ha dado mucha tranquilidad tanto a los mellis como a nosotros
  • Hemos sido capaces de hacer todo lo que nos hemos propuesto con los mellis: salir de viaje, salir por ahí con los amigotes etc …

Así que en este sentido estamos muy contentos de tener a día de hoy dos peques sanos, buenos comedores y además dormilones … y creo que todo esto se lo debemos a que en esta casa se ha hecho mucho hincapié con el orden y las rutinas.

¿Que cosas tenemos que mejorar?

No es que mi humildad brille por su ausencia, pero en este sentido solo saco un punto de mejora, pero claro, un punto de mejora muy muy gordo …

  • Este año hemos vivido por y para los mellis, que creo que es lo que tocaba pero nos hemos olvidado de nosotros como seres humanos y como pareja. Hemos suspendido en este sentido rotundamente. Y esto pasa factura en forma de cansancio, discusiones etc …

Así que están claras las medidas a tomar este año: más delegar el cuidado de los mellis para buscar espacios para nosotros. Si nosotros estamos bien, ellos estarán bien. Así que nada de volver hacernos los “Superpapis” y querer ocuparnos absolutamente de todo sin pedir ayuda. Tener ese espacio es vital para cualquier persona por muy padre de mellis que uno sea. Así que futuros papis múltiples, vayan apuntándose estos detalles …

Un año inolvidable …

Y tras esta pequeña autoreflexión, me quedo con lo más importante que es como ha transcurrido este año y la cantidad de cosas que hemos vivido juntos, mi familia al cuadrado. Aquí va nuestro pequeño resumen!

Primer mes: ¡Bienvenidos a vuestra casa!

 

image

Aspectos importantes de este mes:

  • La llegada a casa, como no sucumbir al caos y al cansancio
  • La adaptación de padres y bebés a la nueva situación
  • La recuperación de la cesárea
  • Los primeros paseos con nuestro carro gemelar
  • Las primeras presentaciones a familiares y amigos
  • La inmensa emoción de un sueño hecho realidad … No me podía creer que estuvieran aquí!!
Segundo mes: ¡Esto está controlado!

 

image

Aspectos importantes de este mes:

  • La sensación de que ya todo está más organizado y le empiezas a coger “el tranquillo” a la nueva situación.
  • Tras la recuperación de la cesárea sensaciones increíbles de ilusión y ánimo
  • Los bebés van cogiendo forma, ya no tienen pinta de “ochomesinos”.
  • Empiezan a fijar más la vista.
  • No puedo soltar mi carro gemelar, me hace una ilusión inmensa pasear con ellos a todas horas.
  • Los mellis estrenan su primer par de “jeans” … oh yeah!
Tercer mes: ¡Somos padres de 2 bollitos!

 

image.jpeg

Aspectos importantes de este mes:

  • El “engorde” de los peques durante esta etapa fue espectacular. Guille y Nico se convierten en dos bebés tipo “bollicao” … para comérselos!!
  • Celebramos nuestro primer Día del Padre!!
  • Hacemos nuestro primer viaje juntos para ver a nuestra familia de León y conocer a los bisabuelos.
  • La risa deja de ser un reflejo y se convierte en una realidad. Se ríen a carcajadas y nosotros directamente nos deshacemos …
  • Empiezan a levantar la cabecita cuando están boca abajo.
  • Son receptivos a juguetes colgantes y musicales
  • Se entretienen ya solos en el parque
Cuarto mes: ¡Croqueteando!

 

image

Aspectos importantes de este mes:

  • Comienzan a rotar sobre sí mismos, es decir, a hacer la croqueta. Ya no les podemos dejar solos ni medio segundo en el suelo porque ya no se quedan donde les dejamos …
  • Celebramos mi primer Dia de la Madre!!
  • Muy a mi pesar el pediatra me recomienda que dejen el capazo y vayan ya en la silla.
Quinto mes: ¡Aprendiendo a sentarnos!

 

image.jpeg

Aspectos importantes de este mes:

  • Estrenamos las tronas. Los peques ya permanecen sentados con ayuda del respaldo.
  • Llega a casa el parque XL de los mellis, un recinto doméstico de juego lo suficientemente grande para que puedan jugar los dos.
  • Gracias al abuelo materno, aprenden a hacer “pedorretas”.
  • A Guille le sale su primer diente.
  • El papa al cuadrado y yo celebramos nuestro primer cumpleaños en compañía de nuestros dos pequeñines!!
Sexto mes: ¡llegaron los cambios!

 

image.jpeg

Aspectos importantes de este mes:

  • Como estaban bastante grandotes, no es hasta este mes cuando introdujimos los cereales y la papilla. Aunque pasamos una semana un poco dura de adaptación los mellis son súper trangoncetes!!
  • Llego el momento de abandonar las minicunas e irse ya a su cuarto y a su cuna grande. Se adaptaron súper bien a su nueva habitación, su mamá no tanto …
  • ¡Mellis al agua! Nos empezamos a meter en la piscina con ellos y desde el momento cero adoran el agua!!
  • Empiezan a reptar, que peligro!!
  • Y muy a mi pesar, mamá vuelve a trabajar …
Séptimo mes: ¡Nos vamos de vacaciones!

 

image.jpeg

Aspectos importantes de este mes:

  • Primeras vacaciones de verano con los mellis. Aguantan un viaje de 9 horas como dos campeones!!
  • Primer baño en el mar.
  • Prueban el maravilloso sabor y textura de la arena de la playa … Ñam ñam que rica!!
  • Empiezan a sentarse sin respaldo.
  • Empiezan a interactuar un montón entre ellos y el papa al cuadrado y yo nos partimos de risa. Creo es uno de los momentos más espectaculares en la vida de los papas múltiples, ver interactuar a tus dobles!!

 

Octavo mes: ¡A la guarde!

 

image

Aspectos importantes de este mes:

  • Llorera impresionante de mamá el primer día de guarde. Ellos casi ni se inmutaron … Pero bueno me duró poco en cuanto vi que les encantaba ir y después de ver avances psicomotores importantes en los primeros quince días.
  • Empiezan a gatear.
  • Si les agarras de los bracitos dan sus primeros pasitos.
  • Los baños se convierten en una hora estupenda para jugar!
  • He oído decir … Papá?
Noveno mes: ¡Mamá nos vamos de aventura con Calleja!

 

image

Aspectos importantes de este mes:

  • Ya gatean con seguridad y su hobbie principal es recorrer todos los rincones de la casa. Exploran todo lo que hay a su paso!
  • Empiezan a querer ponerse de pie ellos solos por lo que alcanzan sitios “inesperados”
  • Dicen papá y mamá con claridad. La primera vez que lo oí me entró la risa nerviosa, no me lo podía creer … Alguien llamándome mamá, a mí!!
  • Son capaces de entretenerse un buen rato con juguetes e incluso con dibujos de la televisión, sobre todo si hay música o cantan.
  • Cada vez son más risueños y se ríen casi todo el tiempo.
Décimo mes: ¡mis bebes ya son bebotes!

 

image

Aspectos importantes de este mes:

  • A partir de aquí todos los días empezamos a ver cambios, todo va muy muy rápido!!
  • Les empezamos a bañar juntos, todo un espectáculo sin duda!!
  • Se ponen ya de pie solos con soltura y se desplazan apoyándose en muebles y paredes por lo que los primeros chichones no tardan en aparecer …
  • Hacen un montón de ruiditos y hablan en un idioma que solo ellos se entienden!
  • Prueban los aspitos y el pan aunque todavía no les hace mucha gracia.
  • Se toman el bebe ya solitos.
  • Cuando están moñas o llorosos corren hacia sus papás.
Undécimo mes: ¡Mamá queremos libertad!

 

image.jpeg

Aspectos importantes de este mes:

  • La vida de estos padres al cuadrado se empieza a convertir en una auténtica locura!! Nuestros mellis llegan a todas partes, lo tocan todo ya no hay nada a salvo de sus manitas!!
  • Lo más preocupante de todo, que aprenden a subir escaleras, subirse al sofá … Nos faltan ojos y manos!! Los mellis son atrevidos y no entienden de prudencia …
  • Empezamos a contar los días para desmontar nuestro parque XL, no pueden estar “encerrados” más de 15 minutos, necesitan explorar. Explorar.
  • Estar gateando por debajo de mesas y sillas se convierte en su lugar de juego favorito.
  • Se llaman el uno al otro y van casi siempre juntos de un lado a otro.
  • Empezamos a jugar con ellos a juegos de introducir cubos o bolas, a juegos de construir cubos y ya son capaces de identificar algunas ranuras y mecánicas de juego.
  • Dejan la bañera de bebés y pasan a la de mayores, toda una experiencia de juego, de chapuzones y de risas.
  • Empiezan a interesarse por la comida de los adultos y ya les empieza a gustar comer pan, aspitos, galletas …
Primer añito: ¡Felicidades mellis!

  

  

Aspectos importantes de este mes:

  • Pasamos nuestras primeras Navidades juntos como familia. No me creo que por fin unos chiquitines estén por fin con nosotros en estas fechas.
  • En medio de las Navidades celebramos su primer cumple rodeados de toda la familia.
  • Intentan saludar y despedirse con la mano.
  • Llegan los primeros regalos de Navidad y de cumple, entre ellos un correpasillos lo que ha sido el espectáculo de las Navidades. Uno se sentaba y otro le empujaba, Nico verificaba siempre las ruedas (como debe de ser), otras veces cada uno en el suyo y lo que era lo más que era ver cómo empujan el correpasillos diciendo hola con la mano!!
  • Oímos sus primeros: Hola!!
  • Comenzamos a introducir los primeros alimentos enteros y vamos dejando algunas papillas. Me da a mí que a este par le va a gustar comer. Ya no pueden ver comer a un adulto sin que les des algo …
  • Se empiezan a soltar solos de vez en cuando, en torno a un mes es probable que den sus primeros pasos solos …
  • Comienza una nueva etapa y tengo la sensación de que entramos en territorio inexplorado …

Y tan rápido como se lee este post, así de rápido se me ha pasado a mí el primer año como Mamá al Cuadrado.

He disfrutado mucho recordando todo este año y recopilando fotos y momentos. Ha sido bonito recordar y no he podido evitar emocionarme mientras escribía esto.

Asi que futuras mamás agarrad y abrazad esa barrigota. Mamas recientes, no os perdáis un segundo de la vida de vuestros pequeños … Porque ya habéis visto, cierras los ojos un momento y tus peques de la noche a la mañana cumplen ya su primer año. 

 

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Mis Mellizos y Yo: Mamás solas ante el “Peligro”

Cita Posted on Actualizado enn

Un de las cosas que piensas cuando vas a ser mamá múltiple, es si serás capaz de hacerte cargo de los dos bebés. Si esta cuestión ya es un quebradero de cabeza para las mamás con embarazos únicos, las que venimos con el “par”, directamente entramos en “colapso” solo con pensar en que nos tendremos que convertir en una especie de “mamá pulpo” para poder atender a nuestros dobles.

No os voy a engañar, no es fácil al principio pero reconozco que me lo imaginaba peor. Al final es todo cuestión de mucha organización, algún truquillo y como no, del tan escaso y codiciado sentido común.

Os voy a contar mi experiencia y lo que para mi fueron las mejores prácticas en cuanto a cómo quedarse “sola ante el peligro” con gemelos o mellizos. Ojo, no es la “Panacea Universal” pero al menos en mi caso me sirvió para tirar hacia delante.

Mis padres viven a 200 km de Madrid. Mi madre aún está en activo. Mis suegros tienen más de 80 años. No tengo familia en Madrid, ni siquiera alguien de “super confianza” que viva cerca y me pueda echar una mano … y encima estoy esperando mellizos …

Así que tuve que buscarme la vida para en el menor tiempo posible organizarme y tratar de aprender a quedarme sola con ellos.

Las primeras decisiones: Buscar ayuda

Pensé en 2 tipos de ayuda:

  • Para el cuidado de bebés: necesitaba a alguien ya no solo que me ayudase con los bebés al principio mientras me recuperaba de la cesárea sino que me enseñase a cómo cuidar de 2 bebés a la vez. la mejor opción en este sentido fue contratar una Salus, la cual me ayudó eso primeros 15 días que no andaba yo muy católica con la recuperación de la cesárea y luego todo fue aprendizaje, establecimiento de rutinas, trucos y consejos de todo tipo para hacerme una “experta” en el cuidado de bebés. El objetivo era que en 6 semanas tenía que estar preparada para quedarme con los pequeños. Si queréis saber más sobre qué es una Salus, en este post hablo de ello: Y llegó nuestra Hada Madrina … (Enero 2015)
  • Limpieza doméstica: mi casa es ya lo demasiado grande como para que si me estoy encargando de los bebés fulltime tenga que estar pendiente de limpieza, lavadoras etc … aunque siempre nos han ayudado en casa en este sentido, estaba claro que con la llegada de los bebés nos teníamos que plantear ya que esta ayuda fuera diaria.

Así que con estos planteamientos de ayuda preparamos la llegada de nuestros pequeños.

En otros casos, se recurre a la familia, que es donde yo hubiera recurrido, pero como ya he comentado en nuestro caso no fue posible. De todos modos, siempre pienso que con mi familia aquí me hubiera agobiado.

Por otro lado, hay que delimitar la ayuda, sobre todo si se trata de la familiar, y ponerse un objetivo de cuándo más o menos te sentirás preparada para quedarte con ellos. Mi objetivo, como os comentaba fue entono 6-8 semanas, tiempo en el que me había recuperado perfectamente de la cesárea y había aprendido lo suficiente para quedarme con ellos.

Póntelo fácil, todo cerca y mano

Cuando llegan 2 bebés a casa hay que volverse sumamente organizado si no quieres morir en el intento.

Así que si no quieres andar a la carrera con los bebés de un lado para otro, prepara tu casa para que aquello más importante y necesario para los bebés lo tengas siempre a mano.

Mi casa es un unifamiliar de 4 plantas (la sótano no cuenta porque ahí no voy con los bebés, así que 3), así que me organicé para tener cosas de los bebés en cada planta en caso de emergencia.

En la planta baja, en un rincón de la cocina puse un cambiador, con todo lo necesario para los bebés: pañales, toallitas, diferentes cremas, peine, colonia, suero, algún juguete, body de recambio por si había algún incidente de caca, termómetro, arrullos, tijeras de uñas etc …

cambiador

En la planta primera, tenía en su baño la bañera Brevi Bagnotime, que tiene cambiador. Allí tenía otro “Punto bebé” donde tenía lo mismo que en el cambiador de la planta baja.

image

Por último, en la buhardilla tenía, mi cesta, si una cestita con todo lo necesario, super cómoda y apañada, por si tenía que atender a los bebés tener todo lo necesario. Para cambiarlos, por ejemplo, les apoyaba en sofá y listo!!

cesta

Así que a veces no es ni siquiera necesario andar con cambiadores y trastos para poder atender a los bebés en cualquier lado.

Primeros pasos para la Autonomía: Establecimiento de rutinas

En el último post, os hablaba de lo importante que es el establecimiento de rutinas en la vida de los bebés: Regla de oro de la Maternidad: a los Bebés les gustan las Rutinas!! y es que es a partir de aquí donde gira toda la organización que debes tener para que funcione una casa con bebés y no te quiero ni contar con mellizos.

En mi casa es lo primero que hizo la Salus nada más entrar por la puerta, establecer rutinas y nos ha ido genial.

El establecimiento de rutinas te va a permitir tener un patrón de asistencia a los bebés más o menos predecible, ojo que luego cada bebé es un mundo, pero al menos te permitirá en la mayor parte de las ocasiones estar preparada para darles de comer, bañarles, echarles a dormir … es decir, por lo menos que sepas que tienes que hacer antes de andar como un “pollo sin cabeza” histérica por la casa de un lado a otro con los bebés …

A ellos eso les dará tranquilidad, por lo que si tus bebés están tranquilos tus podrás ir asistiendo relajada y todo fluirá en tiempo y forma. De lo contrario si ellos no están tranquilos, tú te pondrás nerviosa, y ellos se seguirán poniendo más nerviosos que tu … y eso solo tiene un final, la locuraaaaaaaa!!

Así que lo primero a organizarse. En casa organizada no entran nervios!!

Aprender a esperar: al principio, mejor de uno en uno

Hasta que cojas maña o tus bebés sean un poco más manejables y por ejemplo, les puedas dar de comer desde la hamaca, a lo mejor al principio te defiendes mejor dándoles de comer de uno en uno. A mi de hecho me pasó, hasta los 2,5 meses, sobre todo por temas de sacarles bien los gases, preferí darles de comer de uno en uno.

Si al principio vas a optar por esa opción recuerda que aunque a veces tengas ayuda siempre debes respetar el uno en uno para que así aprendan a esperar. En el momento que les des a la vez se acostumbrarán y corres el riesgo de que uno se pase llorando toda la toma del otro.

En el caso de gemelos y mellizos, pasa casi siempre, hay uno que es más ansioso que el otro, en mi caso Nico era más ansioso que Guille, así que empezaba siempre por él.

También al principio aprendí a darles de comer el bibe de forma mixta de la siguiente manera. Cogia a uno, le daba el bibe y cuando tenía que sacar los gases,  se los sacaba y le dejaba tumbado a mi lado boca abajo encima de un empapador o de una muselina (esto siempre lo hacía en una cama o sofá). En lo que éste mellizo descansaba y terminaba de echar los gases boca abajo, cogia al siguiente y repetía la misma operación.

Es un método bastante socorrido aunque si el bebé tiene reflujo no está recomendado.

Dar de comer a la vez

Cuando estés preparada o lo estén ellos … vamos cuando los 3 estéis preparados, puedes empezar a darles de comer a la vez. Lo más socorrido cuando les das el bibe, es hacerlo en las hamacas.

Si les das el pecho los cojines de lactancia para múltiples están muy bien aunque yo no me hice con ellos y prefería colocarme almohadas y cojines.

Cuando son más grandes incluso pueden mamar recostados a tu lado. La verdad es que en cuanto pasan de los 3 meses la tarea de darles de comer a la vez se vuelve muchísimo más simple.

También hay gente que lo hace de forma mixta dependiendo de cómo se alimente cada bebé. Uno al pecho y a la vez el otro en la hamaca con el bibe.

Una madre múltiple, al cabo de unas pocas semanas se convierte en una malabarista de bebés que me río yo del circo del sol …

Bañar a los bebés

Yo tenía minicunas y eso me daba la vida para bañarlos. Al principio me llevaba a los 2 en la minicuna. Tenía un par de minicunas Babyhome que son súper recomendables. Cogía a uno y dejaba al otro dentro. Les bañaba de uno en uno y listo!! Así si lloraba el bebé con estaba bañando le tenía cerca para atenderle.

Hay gente que hace lo mismo llevándose la hamaca. A mi me gustaba más llevarme la minicuna porque cabían los dos y así les podía trasladar juntos del baño a la habitación “sobre ruedas” sin tener que hacer viajes con la hamaca. Además es más fácil coger y dejar a los bebés sobre la minicuna que sobre la hamaca, pero esto ya es a disposición del espacio y costumbres que cada uno tenga en su casa.

Además siempre antes de bañarlos dejaba ya preparado el bibe, con lo cual nada más terminar el baño se lo daba sin tener que andar a carreras por la casa ni separarme de su lado.

Y esto de la minicuna, lo he estado haciendo prácticamente hasta que los niños han gateado.

Ahora no los baño juntos tampoco (si está el papá al cuadrado si) porque se me ponen de pie y aun son muy pequeños para sujetarse en la bañera grande, por lo que cierro la puerta del baño, quito todos los peligros y dejo a uno gateando mientras baño al otro. Saco a uno, le cambio directamente allí y meto al otro. El bibe se lo sigo trayendo preparado para dárselo nada más bañarlos y … dulces sueños!!

bañera

Mamá necesita un poco de autonomía

Al principio este aspecto es relativamente fácil. Comen y duermen así que mientras están en su cuna o hamaca tú vas haciendo cosas, pero, ¿qué pasa cuando ya duermen menos?, ¿y cuando ya se mueven? … pues que hay que optar por nuevo medios de distracción, ya que además hay que ir estimulando a los pequeños.

Es importante también que aprendan a quedarse solos en  un entorno seguro y controlado y que tu puedas ir avanzando con otras cosas.

Cuando cumplieron los 3 meses, montamos una de las cunas de viaje y ahí improvisamos su primer parque. Les pusimos sus colgantes, también un juguete con música que les dejábamos activado y les encantaba.

parque

Este “invento” nos duró hasta los 5 meses más o menos, cuando empezaron a croquetear y empezaban a necesitar más espacio. en ese momento nos decantamos por comprar un parque xl, que hasta ahora nos ha venido de maravilla, y digo hasta ahora, porque mis peques están a punto de andar y lo que quieren ahora es estar ya libres por la casa investigando y no “encerrados” en el parque.

Pero vamos, que el parque xl fue una gran inversión! eso sí, plantea un problema y es que se necesita mucho espacio …

xl

¿Y si lloran los dos a la vez?

Sin duda el mayor temor de una madre múltiple.

En primer lugar hay que identificar, o mejor dicho, tratar de identificar el llanto. Los míos me lo ponían fácil, caca o hambre, rara vez fue por gases aunque si hubo alguno sobre todo con Nico.

En segundo lugar, identificar al más nervioso que en mi caso es Nico, así que siempre empiezo por éste mellizo.

  • En el caso de caca, en el momento que cambies al primero cesará el llanto y tras eso coges al segundo y ya está.
  • En el caso de hambre, puedes optar por alguno de los truquillos antes mencionados para dar de comer a la vez. No obstante en este sentido, lo mejor es la antelación. Si tienes ya controlado cada cuanto te van a pedir de comer lo mejor es hacerlo proactivamente.
  • Gases u otros malestares, rara vez suelen coincidir a la vez ambos bebés, aunque si se puede mezclar que a uno le pase algo de esto y el otro tenga caca o hambre. Puedes dejar al de los gases boca abajo que eso les suele ayudar y mientras atiende al otro.
  • En nuestro caso nunca han llorado por querer “bracitos” o porque necesiten que los acunemos … menos mal!!

Estas son la combinaciones más frecuentes pero las hay de todos los tipos y colores.

Cuando tienes todos bebés por suerte o por desgracia tendrán que aprender a esperar y eso implicará que a veces deberás dejarles llorar un poco y templar tus nervios. Y no te preocupes, no te cogerán manía ni les pasará nada, así que no te sientas culpable.

Recuerda que no eres superwoman

Por mucho que te tengas que encargar sola de los bebés hay que saber cuándo hay que delegar o buscar ayuda.

Independientemente de que tú hayas decidido ser el progenitor que pasa la baja maternal o que directamente hayas decidido no trabajar o mandarlos a la guardería, el otro progenitor debe tener también responsabilidades y ocuparse de algunas cosas. es sano tener un tiempo para desconectar a lo largo del día, sino te volverás loca.

Yo me iba turnando con el papá al cuadrado. Cuando veía que ya necesitaba descansar el papá al cuadrado me sustituyó alguna noche y sobre todo lo fines de semana es quien más se encargaba de los niños para que yo pudiera descansar y cargar las pilas.

También ha habido días que los bebés han estado muy “revoltosos” y he tenido que llamar al papá al cuadrado para que adelantara la hora de llegada a casa. Me ha pasado un par de veces, que le vamos a hacer son cosas del directo …

Pedir ayuda a la familia, que no meterlos por tiempo indeterminado que en casa, es bueno y necesario en muchas ocasiones. Que te vengan a echar una mano, por ejemplo, un día a la semana para que tu descanses a pleno rendimiento es también una buena opción.

Y esto a grandes rasgos, son las claves que a mi me sirvieron y me sirven para sobrevivir “sola ante el peligro”. No hay una varita mágica para esto, pero como comentaba al principio con mucha organización, un poco de ayuda y sentido común sobrevivirás sin problemas!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Regla de oro de la Maternidad: a los Bebés les gustan las Rutinas!!

Cita Posted on Actualizado enn

Y de repente despues de tanta espera, un buen día te conviertes en mamá y el bebé llega sin manual de instrucciones. Mejor ni te cuento cuando te conviertes en mamá por duplicado y echas en falta 2 manuales de instrucciones!!

El caso es que durante el embarazo leemos y leemos cosas sobre bebés. crianza y maternidad, intentamos apuntarnos a clases donde nos enseñen aunque sea lo básico sobre bebés, saturamos a las amigas o familiares que ya tienen hijos con las miles de preguntas sobre como cuidar a un bebé … y aun así no nos queda nada claro o mejor dicho, a medida que se aproxima la fecha de parto, tenemos más miedo e incertidumbre de si vamos a ser capaces del “hacernos” con el nuevo miembro de la familia.

Después de casi cumplir mi primer año como Mamá al Cuadrado y despues de tener ya “curtido el lomo” en algunas batallas he de confesar que lo que para mí ha sido la piedra filosofal en la crianza de mis hijos ha sido el establecimiento de rutinas.

El establecimiento de rutinas en la vida de los bebés es muy necesario. A los bebés les encantan las rutinas: les gusta saber cuando van a comer, cuando van a dormir … odian la incertidumbre, de hecho les pone tremendamente nerviosos y ansiosos. Así que si queremos bebés tranquilos y felices los primero es tener rutinas en casa.

¿Que es tener rutinas?

Es tener determinados hábitos establecidos en tiempo y forma en la vida cotidiana de un bebé. Horarios para comer, horarios para dormir, para pasear, para jugar, para tomar el baño …

Dicho así, suena como tremendamente “germánico” o “encorsetado” pero realmente tener una rutina no implica necesariamente ser un rehén o víctima de unos horarios que no te permitan vivir.

De lo que se trata es de tener una disciplina y unos horarios reconocidos por tus hijos que permitan gestionar sus expectativas y aun teniendo rutina puedes salir por ahí con los niños, con amigos y familia sin que implique ningún secuestro.

A continuación, os comparto la rutina que hemos estado siguiendo desde que nacieron los mellis:

Rutinas de bebes

*Actualmente tardamos no más de media hora en administrar las comidas. En el cuadrante he reservado una hora porque es el tiempo teórico que reservamos para esta tarea ya que, por ejemplo, un biberón de fórmula dura como máximo una hora.

¿Como se establece una rutina?

Nosotros lo tuvimos bastante fácil ya que nuestros hijos han sido bastante cuadriculados en cuanto a comer cada 3 horas y sus horarios de sueño, por lo que en función de lo que ellos nos iban pidiendo y la rutina que nos puso ya la Salus nada más llegar del hospital fue muy sencillo empezar a trabajar con esa disciplina. (Para quien no sepa lo que es una Salus en este post hablo de ello: Y llegó nuestra Hada Madrina … (Enero 2015))

La clave es ver desde que nacen cuales son los patrones de alimentación y sueño de tus hijos y en función de eso ser super constantes con la gestión de sus necesidades. Hay que tener también en cuenta las costumbres de paseo, juego y baño que queréis establecer en casa en función de los horarios y hábitos de los progenitores. Teniendo en cuenta ambas variables se creará la rutina adaptada a los bebés y costumbres domésticas de cada familia.

 

Para nosotros hubo 4 cosas clave en el establecimiento de la rutina sobre todo al principio:

  • Puesto que los bebés comen cada 3 horas, y teniendo en cuenta los que tenemos gemelos, hay que fijarse el objetivo de que los bebés tenían para comer 1 hora, 1 hora y media como mucho. esto es muy importante ya que si nos demoramos más juntamos una toma con otra y no hay tiempo para paseos ni casi para que los progenitores se puedan dedicar a otra cosa tan básica como ir al baño!!! Así que muy muy importante organizarse y ponerse objetivos en este sentido si no queremos que la alimentación de los bebés se lleve todo el día.
  • El baño lo dejamos para la noche. Tratamos de crear una costumbre de relax tras el baño donde les poníamos musiquita de sonidos de la naturaleza y les dábamos el biberón. Queríamos transmitirles ya desde pequeños que tras el baño se acababa el día, comenzaba el relax y había que dormir …y creo que de ser constante con ellos ha funcionado y a los 3 meses de vida ya dormían casi toda la noche del tirón.
  • Independientemente de quien esté en casa: abuelos , amigos, familiares … la rutina se sigue. Nada de: -ayyyyy deja a los niños un rato que estamos nosotros. Ni se os ocurra sucumbir a eso!! es una manzana envenenada!! semejante osadía la terminaréis pagando los progenitores!! Así que los niños siguen su camino, las visitas otro … y en determinados horarios quedan terminantemente prohibidas las visitas …
  • Desde el 3er mes de vida de tus hijos ya hay que aprender a entretenerles y a cansarles, con cariño … no se trata de estresarles!! Eso va a redundar en sus hábitos de alimentación y sobre todo de sueño. Así es como yo entretengo a mis mellis: Jugando con bebes … al cuadrado

Teniendo rutinas, ¿hay vida fuera de casa?

La respuesta es si y mucha. Ser organizado no implica vivir encerrado en tu casa para poder cumplir con las rutinas.

Nosotros, por ejemplo, cuando salimos por ahí lo que tratamos de mantener es que, independientemente de que estemos en casa o no, los niños mantengan sus horarios de comida y sueño. Y es tan fácil como llevarte tu bibe o tu termo con la leche o la papilla y darles de comer a su hora donde toque.

En cuanto al sueño, exactamente igual. Desde el principio les hemos acostumbrado a dormir en el carro cuando toque siesta.

Incluso hemos salido con ellos por la noche, de terraceo tranquilo, eh? nada de fiestuquis y bares ruidosos, pero si que en verano les hemos sacado por terrazas por la noche. ¿La clave? Mantener el baño y el bibe a su hora, ponerles el pijama, meterles en el carro y a dormir!!

Con lo cual manteniendo sus hábitos y gestionando sus necesidades hay compatibilidad entre tener rutinas y poder salir fuera de casa.

No obstante, hay gente que me dice: -jolin que suerte, tu sales con ellos y no se ponen nerviosos, es que lo mios no se hacen a los sitios.

Muchas veces no es cuestión de que se hagan o no a los sitios es que en vez de salir con los niños y seguir manteniendo sus rutinas, lo hacemos al revés, sacamos a los niños y tratamos que se acoplen al horario de los adultos del día en cuestión, y ahí señores … !!se armó la del pulpo!! Así que cuidado con no confundir este detalle.

Por tanto, con un poco de disciplina, orden y sobre todo sentido común es posible establecer una rutina para los bebés sin problemas. Y creedme, merece la pena que así sea, el resultado es impagable: bebés más tranquilos, papás felices!!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »