Dejar el pañal

Respuestas y Reflexiones sobre la “Operación Pañal”

Cita Posted on Actualizado enn

Hace unos días os contaba en este post Criando a Contrarreloj la obsesión de la sociedad en general con que los peques quemen etapas antes de tiempo. Por su puesto, una de esas etapas estrella es la retirada del pañal.

Este no es un post sobre consejos para retirar el pañal a tu hijo. No, este es un post para tratar de hacer una puesta en común entre padres y madres (y como no, la experiencia propia que estamos viviendo en nuestras carnes) sobre algunos de los aspectos que más nos inquietan sobre la “operación pañal”.

Haciendo un ejercicio de honestidad, comentaros que he terminado un poco cansada de los comentarios aleatorios de la gente sobre, si vas tarde o pronto con el pañal, si es fácil o difícil etc … gracias a las reflexiones que vais a leer a continuación, la encuesta y tener la oportunidad de hablar con muchos padres y madres sobre el tema creo que la visión que tengo ahora sobre esta etapa es más objetiva y acorde a la realidad y espero pueda ayudar a otras familias.

Cuando empezar con la “operación pañal”

La retirada del pañal es un proceso madurativo neuronal. Según los especialistas, entre los 18-24 meses, un niño empieza a desarrollar capacidades para el control de los esfínteres. Por tanto, es un proceso que depende del proceso de maduración de cada niño, así que habrá niños que empiecen antes o después y que tarden más o menos tiempo en controlarlo y su situación sea absolutamente normal.

Como algunos sabéis, he hecho una pequeña encuesta en las redes y a nivel presencial (unos 60 participantes), y aunque la muestra no es que sea super representativa, entre los 2 y 2,5 años es donde un poco más de la mitad de las familias se inician con la retirada del pañal:

edad

He de decir, que por lo comentarios hechos en la respuesta, la mayoría se sitúa más hacía los 2,5 años que hacia los 2. Hablando con las familias, también se observa cierta tendencia a dejar que el niño envíe señales para retirar el pañal, más que tratar de sentarlo a hacer pis y se convierta en un acto mecánico.

Por tanto, en torno a un 80% de las familias iniciarían la operación a partir de los 2,5 años.

Así que abuelas y “señoras que …” en general, que insistís con quitar el pañal a toda costa y sentar a los niños en el orinal si o si, escuchemos más a los pequeños , no forcemos a los niños y no hagáis pasar un mal rato a los padres, ¡POR DIOS!

Las fases de la “Operación Pañal”

En nuestro caso, no hemos tenido, ni querido una operación pañal en si. No le pusimos fecha. En la guarde, empezaron a tratar de sentarles cuando cumplieron 2 años. Nico se dejaba, Guille caso omiso. En casa intentábamos al menos reconocieran en orinal, ni caso, así que decidimos que ellos fueran los que nos empezasen a enviar señales.

Los orinales se han quedado en el baño preparados para ser usados, hasta que este verano (no por ser verano, sino porque así ha surgido) ha sido cuando aprovechando que los mayores entrábamos al baño a hacer nuestras “cositas”, ellos han empezado a querer sentarse. Junto con esto, les ha empezado a molestar el pañal, que por cierto, se lo quitaban si avisar y de repente te los encontrabas meando en cualquier esquina de la casa … sin comentarios …

Por tanto, un detalle muy importante, los pequeños muchas veces nos envían señales de que están listos para dar un paso más.

pañal

En ese momento tenían 2,5 años y hemos aprovechado esta coyuntura para que empiecen a pedir pis y caca.

Cierto es, que en una semana los niños, al menos en casa, se acostumbran, bien a pedirlo o a ir ellos solos, pero hay otras fases que cubrir hasta la retirada completa del pañal. Fases que he distinguido en este proceso:

proceso

1.Reconocimiento de orinal o WC

Aunque parezca muy obvio, no os creáis que todos los peques en cuanto ven el orinal o el WC se sientan sin más. No, con algunos hay que hacer “maniobras de aproximación” para que se familiaricen los esos “objetos”. O si no que se lo pregunten a mi hijo Nico, la cantidad de funcionalidades que le vio a su orinal …

nico

Guapo mi chico, ¿eh?

Así que a veces, hay que darles su tiempo para que se familiaricen y como siempre, la imitación de algunas tareas es un buen remedio.

2.Control de esfínteres en el ámbito doméstico

Cuando ya por fin están familiarizados con el “agujero” donde hacer pis y caca, ahora a esperar a que lo pidan o llevarles nosotros cada x tiempo o vayan ellos solos. La verdad, es que esta fase suele ser bastante fácil y la mayoría en cuestión de una semana o 15 días lo tiene controlado.

En este caso, nosotros cada vez que hacían pipí o caca les dábamos refuerzo positivo. Tanto nos pasamos con nuestras alabanzas que Guille tiraba agua en el orinal fingiendo pis para que le felicitáramos …

3.Control de esfínteres fuera de casa

Otra etapa más, con un poquito de complejidad. ¿Y porqué esta etapa tiene un poquito más de complejidad?, porque los peques una vez se acostumbran a pedir pis y caca lo dicen justo cuando casi lo están haciendo.

Ellos no controlan si el baño de un restaurante, centro comercial etc … está cerca o lejos, dicen pis-caca y tienes 30 segundos para salir corriendo antes de encontrarte la “sorpresita”.

Así que hay que meterles en la cabeza la frase de: – hijo avisa, avisa … hijo aguanta, aguanta …

Lo más seguro en esta fase, es llevarles cada par de horas al baño más o menos (si ha bebido líquido antes) y ver si hay “algo” hasta que se acostumbren.

4.Control nocturno de esfínteres

Sin duda, la etapa que más cuesta asentar, aunque también depende mucho de los niños. por ejemplo, Nico no hace pis por la noche directamente desde que le quitamos el pañal. Sin embargo Guille, no controla nada el pis nocturno y tiene que dormir con un calzoncillo-pañal porque se le escapa el pis si o si. Esta fase mucho me temo es ya cuestión de madurez y tipo de sueño de cada niño.

Y entonces, ¿cuanto dura la Operación Pañal?

Otro tema controvertido. La duración. Y depende del niño el proceso durará más o menos. Según la encuesta realizada, estos son los tiempos de media en retirar por completo el pañal en TODAS sus etapas:

duración

Casi un 70% de los peques tardarán más de 3 semanas en controlar dicho proceso en todas sus fases.

¿Hay estaciones mejores para quitar el pañal?

Existe la creencia de que el verano es la mejor época del año para retirar el pañal, puesto que hace calor (la ropa seca antes), los peques pueden andar en “pelotillas” y si se sus “cositas” llevan menos ropa y el cambio es más rápido.

verano

Como se puede ver en los resultados, casi la mitad de las familias, sigue aprovechando el verano, aunque si sacásemos un evolutivo de esta tendencia, cada vez son más familias las que deciden retirar el pañal sin tener en cuenta la estación del año o temperatura ambiente.

El cole y el pañal

Según los encuestados, así llegaron sus peques al cole respecto a completar el proceso de la “Operación Pañal”:

¿Vuestros peques fueron al cole controlando los esfínteres?

cole

Por tanto, 1 de cada 5 niños, aun tendría que necesitar soporte para cambiar el pañal al llegar al cole. Eso hace que, si de media en una clase de infantil hay unos 25-28 alumnos, al menos 5 de ellos necesitaría ayuda con el pañal.

Desde que comenzaron las presiones por la retirada del pañal, mucha gente me metía miedo con el cole: – “como no se lo quites antes de ir al cole, como se hagan pis o caca te lo devuelven a casa …”, ” como se hagan pis o caca, vas a tener que ir a cambiarlos …”

De verdad que no me podía creer que un colegio hiciera eso. Durante nuestra búsqueda de cole, la verdad, es que todos los centros ya “se lo habían montado” para que bien la propia profe o un auxiliar hicieran estos cambios. Pero si, esos coles todavía existen, respuestas relativas a este tema:

En el caso de no controlar esfínteres, ¿el cole te puso algún problema?

cole2

Reconozco me he quedado “muerta matá” con estas respuestas. Como podemos observar, más de la mitad de los encuestados, indica que si, que el cole no le ayudó en este sentido y que si el pequeño se hace pis o caca, deben ir los padres al cole a cambiarle.

¿Como?, ¿qué? … ¿pero en que siglo vivimos? o sea, estoy trabajando y ¿tengo que ir desde donde “Cristo perdió la sandalia” a cambiar un pañal y volver?

No contenta con estas respuestas, coincide que ese fin de semana tenía una comida familiar y “uno” que se hace llamar “docente” (el “illuminati” le llamo yo) empieza a comentar como gestionan el pañal en su colegio:

-“Aquí el que se mea o vienen sus papás (dicho con retintín) a cambiarle o sino a la p*** calle” …

Me callé la boca por respeto al resto de la familia …

Me parece vergonzoso:

  1. ¿No decimos ahora en los coles que se trabaja por proyectos, que el niño es el eje de todo, que sus tiempos son lo que importa … y sin embargo le hacemos pasar por la embarazosa situación de liarla parda haciendo ir a los padres a cambiar al niño?
  2. ¿Como van a conciliar las familias con estos planteamientos?

Entiendo los profes, en algunos centros, no puedan perder un segundo en cambiar un pañal, llego a entender que no lo quieran dentro de sus responsabilidades pero, ¿no se pueden buscar soluciones conjuntas con los padres?, ¿es mejor cruzarse de brazos y hacer ir a los padres y generar estas tensiones con los peques y las familias?

En nuestro cole, si pasa algo, los cambian allí. En otros coles que preguntamos, lo que han hecho es contratar un auxiliar y cobran 20€ mensuales por el servicio de cambio de pañal.

Bravo, de verdad bravo, por todos esos coles, profes y AMPAS siempre dispuestos y en sintonía por ayudar a la familias.

El Retorno de la “Operación Pañal”

Una vez que se van quemando etapas en este proceso y los padres vamos respirando aliviados, a veces, hay vueltas atrás. Si, cuando a tu hijo ya le llevas en ropa interior y sistemáticamente vuelve a hacerse pis una y otra vez. Ese día, te resignas y vuelves a poner un pañal.

Estas situaciones pasan, no son demasiado frecuentes, pero pasan y son absolutamente normales:

atras

Según las respuestas, aproximadamente 2 de cada 10 niños tendrían algún episodio de vuelta al pañal tras haber estado un periodo sin él.

Algunas razones:

  • La llegada de un hermanito a la casa
  • Los cambios de rutina, de casa etc …
  • El inicio de la etapa escolar
  • o incluso, la insistencia de los adultos con:- “¿vamos a hacer pipi?”, “¿no te haces popó?” , “venga siéntate en el orinal a ver si ya sale” … y así una y otra vez … pueden hacer que los más pequeños se sientan presionados y se revelen de esta manera.

Así que tranquilidad y sobre todo confiar en nuestros pequeños y las aguas (nunca mejor dicho) volverán a su curso.

Humor escatológico

Y para finalizar este post, que deciros, la “Operación Pañal” trae a veces muchos ratos de balleta y fregona, pero hay momentazos inolvidables. Si, un poco “guarretes” pero quedarán en los anales de la historia.

Aquí os dejo uno de los nuestros:

Este verano salíamos con los mellis de la piscina de casa. Les quitamos el bañador y les dejamos desnudos un momento corriendo y jugando en un porche cerrado donde no hay peligro. En ese momento nos llamó una vecina, la cual pasó a casa. Mientras hablábamos con ella en la cocina (que está contigua al citado porche) Guille apareció por la cocina con algo en la mano.

– ¡Oye, oye! … le dijo a la vecina tocándole la pierna

– Dime precioso, ¿que te pasa? le respondió la vecina

-Toma. Le ofreció Guille lo que tenía en la mano

La vecina se giró hacia nosotros y nos dijo:-¿que es esto?, ¿plastilina? …

Papá al Cuadrado y yo no podíamos ni hablar. Rápidamente dije:- ¡Dios mío es una caca! y salí disparada a buscar toallitas, pañales, papel higiénico … y todo lo que se me ocurrió.

Al parecer, mientras hablábamos con la vecina, Guille se hizo caca. se dio cuenta que ese no era el sitio de hacerla y prefirió ponerlo en conocimiento de un adulto.

Desde entonces se dice que “Guille hace regalos de mierda” o que “Guille no trae más que marrones”

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Criando a Contrarreloj

Cita Posted on Actualizado enn

Tic, tac, tic, tac … toda la vida escuchando el maldito sonido del reloj “social” …

noooo

Y cuando ya has conseguido pasar página de esto, que en mi caso me ha costado un “huevo” porque no me he casado y me ha costado otro “huevo” tener familia, empieza la carrera de la crianza de los hijos.

Si, lo llamo carrera, porque si no, no entiendo el afán de la gente por meter prisa en cubrir etapas con los hijos. Deben de dar dinero al llegar a la meta entre los 10 primeros, o yo que se, pero hay días que esto se convierte en un auténtico calvario. 

Esto además es “barra libre”, aquí el que llega espeta lo primero que le sale por su “privilegiado cerebro” y se queda tan pichi.

Y de repente, llega el día que recibes a tus pequeños y se disparan los consejos no solicitados, pero sobre todo las preguntas de ¿pero todavía no …? Preparados, listos, ya … ¡comienza la carrera!

previsto

¿Como hemos sobrellevado estas cuestiones?

A veces con guasa, otras con un cabreo monumental … para que engañaros.

Nuestro primer “todavía no”: Pero, ¿aún les llevas en el capazo?

¿Con 3 meses les paso a la silla de paseo? – ah, es que yo pensaba que eran más mayores. – pues no piense, señora, no piense, que no se lo hemos pedido.

Pero, ¿no están ya con los cereales y la papilla de frutas?

Pues “mire usté” va a ser que no. Según la OMS se aconseja comenzar la alimentación complementaria en torno a los 6 meses. Mis hijos no tienen problemas de peso, ¿porque narices tengo que adelantarla a los 4 meses? – pues los míos empezaron a los 4. – pues los tuyos son tuyos, los míos míos. Mio significa yo decido. Tuyo, tú sabrás.

Pero, ¿aun con teta?

Esta preguntita “tan simpática” en nuestro caso nos la hemos saltado, ya que como sabéis tuvimos una Lactancia Materna bastante corta, pero es otra cuestión recurrente y de muy mal gusto para las madres.

¿No duermen ya solitos?

En nuestro caso, los mellis se fueron a su habitación con 6 meses, pero siempre que hemos podido les hemos tenido con nosotros en nuestra cama. No entiendo las implicaciones que puede tener sacarles antes o después. Conozco niños que salieron de la habitación de sus padres con 6 meses otros con 2 años y no veo que unos sean más independientes que otros.

Pero, ¿todavía no mastican?

Otra tortura china. A los 6 meses tenían que masticar ya por el artículo 33. Con 7 meses algunas “personas”, esos familiares tan majos que saben más que nadie, no hacían más que meterles en la boca pan y galletas a ver si masticaban. Les tenemos que agradecer su obsesión por hacerles masticar y habernos llevado algún susto innecesario.

Los mellis empezaron a masticar a los 12 meses, cuando por si solos empezaron a interesarse por nuestra comida, sin traumas ni prisas.

¿No gatean?

Cuando prácticamente estábamos consiguiendo que se sentasen sin apoyo, empezamos con que porque los mellis no gateaban. Tardaron en hacerlo un mes más, e incluso Nico hasta los 9 meses no gateó ordenadamente, es decir, mano rodilla contraria y así sucesivamente. Sin embargo, anduvo un poco antes que su hermano.

¿Pero no andan?

Esta si que fue para nota, lo que hemos tenido que oír en este sentido. A partir de los 9 meses era una constante: – ¿pero no se incorporan solos?.- pufff, estos niños van super lentos, – que torpes están, – vas tarde ya con ellos etc … verídico, os prometo que no he exagerado una coma.

Al final con 11 meses empezaron a dar sus primeros pasos. Nico anduvo con 13 meses y Guille, que iba con algo más de miedo, 15 días después.

¿Tiene alguna implicación sobre el éxito de una persona andar a los 9 meses o a los 15 meses? la respuesta es absolutamente NINGUNA.

¿No duermen ya en la cama?

No acabábamos de estrenar la cuna, cuando algunos empezaron con el tema de que si la cuna era tal o pascual que mejor la cama.

Más cosas sin sentido, repito la pregunta, ¿que implicaciones tiene duerman en cama o cuna antes o después, si su tamaño y preferencias aun lo permiten? NINGUNA.

Los mellis desde los 24 meses duermen en cama o cuna indistintamente cuando toca. No he apreciado estén más sanos o guapos el día que duermen en un sitio u otro.

¿Aun con tete?

Este tema junto el de los “andares” es el que más de cabeza nos ha traído y es que ha sido horrible el acoso del chupete, pero acoso con todas las letras.

Era salir a la calle cuando aun eran pequeños y todo el mundo encima del chupete y lo pero, gente metiéndoles la mano en la boca para sacárselo.

Hace unos meses escribía este post: Las acosadoras de chupetes porque sin duda ha sido una de las experiencias que más cabreo me ha producido. AL final, Guille con 24 meses lo dejó. Con Nico nos costó unos meses más, pero ya están retirados, para alivio mío y “regocijo” de la sociedad.

Pero, ¿todavía con biberón?

Y dale con el biberón y el mundo tetina en general. Pues miren hasta que los mellis no aprendieron a beber en vaso y a comerse las galletas como Dios manda, nos seguimos apoyando en el bibe para finalizar la cena. A los 24 meses los guardamos en el armario y fin, ¿algún problema?, no, NINGUNO.

Pero, ¿aun les llevas en la silla?

Es que les vas a hacer super vagos …

¡Toma yaaaaaaa! Pues cuando toca si. Por si alguien no se había fijado tengo mellizos, de los que encima están en una edad donde cumplir órdenes no lo llevan del todo bien. ¿Que hago, me expongo a llevarles yo sola andando por la calle para que cada uno salga por un lado y les atropelle un coche? Pues no señores míos. Mientras esté sola y los peques no entiendan los que es la acera  la calzada, habrá trayectos que los haré en silla.

¿No saludan y dan besitos?

Hija, pero que niños más antipáticos tienes.

Así me lo soltó en la cara una señora que tras hacer llorar a mis hijos, con su absurda insistencia en ser saludada y besada, los mellis se negaron en rotundo y salieron corriendo. Sin comentarios, estas situaciones son absurdas de por si.

Hablan poquito, ¿no?

Con 18 meses, ¿que quieres?, ¿un discurso?. – No mujer, es que el de fulanita con 12 meses ya lo hablaba todo.

Me alucina cuando la gente dice eso, que pasa, ¿que los niños hablan de la noche a la mañana? Digo yo que empezaría diciendo papá y mamá, luego agua … luego usando pronombres … luego haciendo frases …  A veces confundimos el empezar a hablar con el ser completamente entendible y todo parece que es más rápido de lo que fue en realidad.

Por otro lado, hay niños más comunicativos y otros que hablan menos y no por ello “no saben hablar”.

¿Todavía con pañal?

Este ha sido el tema estrella del año, el pañal. Y dale con las prisas del pañal. Ya dedicaré un post a esto porque tiene miga.

En resumen, lo hemos hecho cuando los mellis lo han visto claro, no cuando nadie nos ha dicho que debíamos hacerlo. La diferencia, pues que probablemente hayamos limpiado pises y cacas de menos y no hayamos estado hasta la extenuación preguntando: -¿Tienes pis?, ¿y caca?

Así que con este cúmulo de situaciones, me he puesto a analizar realmente que hay de cierto en todos estos comentarios y opiniones y como de lejos estamos de la NORMALIDAD OBJETIVA Y CIENTÍFICA.

A continuación, tabla comparativa:

  • Edad Social: he denominado así a la edad a partir de la cual, la gente empezó a preguntar y a insistir sobre estas “temáticas”
  • Edad Real Mellis: edad aproximada en la que los mellis cubrieron esa etapa
  • Edad Recomendada: edad orientativa, en la que los especialistas toman como NORMAL el desempeño de un niño. Como veis en muchos casos, ni si quiera la hay.

TABLA

Por tanto, según la tabla anterior tenemos dos lecturas:

  • La que quiere imponer la sociedad
  • La normal que establecen los especialistas en salud y educación infantil

Como podemos ver, la que nos viene impuesta por la sociedad y las comparaciones entre niños genera un GAP bastante grande en lo que a veces es la realidad normal del desarrollo de un niño.

Radial

Así que aplicando estas métricas digamos que mis mellis tiene un GAP Social de … Tachaaaaaaan … 6 meses por encima de lo que la gente tiende a opinar.

gap

Si nos vamos a la otra lectura, la de los especialistas en salud y educación infantil, el desarrollo de los mellis es perfectamente normal y acorde a su edad. Ni por encima, ni por debajo, es decir, NORMAL, lo cual me llena de orgullo y satisfacción. No tengo ganas de tener ningún prodigio en casa, sino niños NORMALES, que hagan cosas NORMALES y tengan una vida NORMAL, como la del resto de sus semejantes. Si algún día destacan en algo que sea gracias a su esfuerzo e ilusión.

El problema muchas veces, es que tenemos que convivir demasiado con la primera visión la cual genera frustración a los padres y estrés por querer que los peques quemen etapas cuando aun no les corresponde.

Es además irónico que mientras más insisten los pediatras en que: CADA NIÑO TIENE SUS TIEMPOS, la sociedad en general cada vez es más limitante y competitiva en cuanto a plazos.

¿Que hacer ante las opiniones de la gente?

  • No te fíes nunca de lo que te diga la gente, ante la más mínima duda acude siempre a un especialista, ellos te sabrán asesorar e indicar que es lo normal y lo que no y que acciones emprender en cada caso
  • Se que es imposible pasar de esos comentarios, pero los papás debemos de tener más confianza en nuestras decisiones y modelos de crianza por los que hemos optado con nuestros peques. Nos podemos equivocar, pero son nuestras equivocaciones y a veces son también necesarias para crecer como padres.

Correr no implica que el camino escogido sea el mejor. ¡Mucha suerte!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »