Depresión

Llego el momento … Salir del Armario de mi Esterilidad

Cita Posted on Actualizado enn

No sabia ni como empezar este post. Así que empezaré por contar que esperaba de mi victoria frente a la esterilidad.

Me prometí a mi misma 2 cosas si ganaba la guerra a mi esterilidad:

  • La primera, escribiría toda mi aventura y descubrimientos ya que creo estas experiencias ayudan a muchas personas.
  • La segunda, saldría del armario. Dejaría de esconderme para no contar que había tenido que pasar por varios tratamientos de reproducción asistida.

Así que aquí estoy cumpliendo mi segunda promesa.

Pero, ¿como empezó todo esto?

Yo soy de esas chicas que soñó ser madre desde que tiene uso de razón. Si algo he tenido claro en mi vida es que quería hijos. Por esta razón creo que me afectó tanto psicológicamente el no conseguir ese propósito que para todo el mundo era tan fácil.

Esta es mi historia:

Roadmap1

Y la historia continua …

Roadmap2

8 largos años pasaron desde que mencionamos la palabra bebe en casa hasta que se materializó el deseo.

¿Porque decidimos llevar nuestra esterilidad en secreto?

La que realmente lo decidió fui yo al amparo de estas razones:

  • Aunque vivo en Madrid desde hace 14 años, toda mi familia vive en “provincias” y eso es otro rollo. Años y años preguntando ¿y tu para cuando?, ¿no os animáis?, se te va a pasar el arroz … no creo entendieran que a veces la cosa no sale y hay que recurrir a técnicas “raras” … demasiadas explicaciones para personas que no ven más allá de que te conviertas en “coneja” (con todos mis respetos …).
  • Hay muchísimo desconocimiento sobre los temas de esterilidad e infertilidad por lo que tampoco me quise exponer a comentarios del palo, “tranquilízate que son los nervios”, “pues a fulanita la pasó y ahora tiene trillizos”, “es que ahora no sabéis hacer niños” …
  • Si hay desconocimiento sobre la esterilidad e infertilidad no quiero ni contar sobre los tratamientos de reproducción asistida. Hay que ver como nos gusta hablar sin tener ni puta pajolera idea. Así que tampoco quería tener que oir ninguna patraña sobre niños de diseño o prácticas éticamente “reprobables” …
  • También se juntaba que en otros aspectos de mi vida me ha ido muy bien, he luchado mucho, he arriesgado mucho y la cosa no ha ido mal y claro, con la envidia hemos topado. Así que alguna “hiena” con ganas de “carnaza fresca” no ha parado durante este tiempo de preguntar: -¿pero Ana porque no tiene niños? Pues yo tengo nietos|sobrinos|hijos que son lo más de lo más … ¿pero porque no te animas? …
  • Y por último los “amigos” que van presumiendo por ahí de que se han quedado embarazados a la primera, ensalzando su hazaña cual espada y haciéndote sentir como un bicho raro o que directamente no vales para nada. (Luego a toro pasado, he descubierto, que alguno de estos “capullos” les costó sangre sudor y lágrimas ser padres o tuvieron que pasar también por reproducción asistida … los hay que no tienen vergüenza, así que nunca os creáis los méritos de la gente en este sentido …)

Y por estas razones, y alguna más, decidí contárselo a 4 personas de mi confianza, que han sido mi paño de lágrimas, y al resto ni media palabra.

¿Porque quiero salir del armario de mi esterilidad?

armario

Llevo muchos años enfadada con el mundo, demasiados, escondiéndome, no pudiéndome mostrar como soy yo y sobre todo poder contar lo que me ha pasado sin miedo a que me tachen de cosas raras. Hay algo dentro de mi que me dice sal y cuéntalo. Han sido muchos años de sufrimiento y creo me falta este paso para volverme a encontrar a mi misma y hacer las paces con el mundo y con mi vida (que intensidad de pensamiento, por Dios …).

Por otro lado, y no menos importante que lo anterior, hay que concienciar a la gente. Si hablásemos más de ello seguro que la gente se lo tomaría con más naturalidad y habría menos desconocimiento. Pero mucha gente al igual que yo decide callar y callar. Y por esta razón, merece la pena salir del armario!!

Así que hace unas semanas decidí salir y lo primero que hice fue en todas las redes sociales de mamaalcuadrado.com poner la foto de mi careto y presentarme: hola me llamo Ana y soy estéril. Mi historia empezó en Madrid año 2006 y blablabla … así en plan Sofía la de las chicas de oro …

Lo segundo, si alguien me vuelve a preguntar sobre el origen “natural” de mis mellizos contaré la verdad, no hace falta que sea con todo lujo de detalles pero la contaré. De hecho desde que decidí salir ya lo he hecho en 2 ocasiones.

Y lo tercero, hacer las cosas con mesura. Ahora que he decidido salir tampoco quiero ir por el mundo gritando a los cuatro vientos: SOY ESTERIL Y YO TAMBIEN TUVE QUE SOMETERME A TRATAMIENTOS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA!! Creo hay momentos y momentos en los que poco a poco me podré ir abriendo y contar tranquilamente de que va esto si procede.

Así que aquí comienza una nueva etapa. La etapa de llevar orgullosa la bandera de una victoria, la de mi maternidad.

Mi mas sincera felicitación a tod@s l@s valientes que os enfrentáis a la esterilidad e infertilidad sin esconderos y lucháis de forma abierta y sin tapujos. Todos los avances que se han conseguido de concienciación en este sentido os los debemos a vosotr@s.

Mucha suerte a l@s que estáis buscando desde dentro del armario. Se que algún día lo lograréis!! Nos vemos aquí afuera …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Tengo el corazón partìo …

Posted on Actualizado enn

Me he centrado hasta ahora en hablar de mis aventuras de medico en medico y de tratamiento en tratamiento, pero aun no he hablado en profundidad de como me he sentido todos estos años. La verdad es que la cosa ha ido empeorando con el tiempo hasta incluso modificarme el carácter. Es así de triste …

Soy una persona que desde pequeña ha soñado con formar una familia, con tener hijos, además he sido siempre súper niñera y porque no decirlo se me dan bien y desde siempre he sentido que yo he nacido para ser madre. Estaba claro que una cosa es nacer para ser y otra que la naturaleza y el destino decidan concedértelo.

Al principio no lo lleve del todo mal. Aún tenía 32 años, la edad normal hoy en día para plantearse tener hijos y la verdad que las preguntas de ¿y tú para cuando? aun no me habían empezado a incomodar. Tal vez porque ninguna de mis amistades había tenido hijos hasta que empezaron a tenerlos.

Todos los meses alguien estaba esperando un bebé y bueno lo fui sobrellevando. De la espera de esos bebes nacieron esos bebes y las conversaciones entre amigos empezaron a ser monografías de maternidad. Me empece a encontrar fuera de lugar y lo peor de todo es que la presión empezaba a aumentar a medida que pasaba el tiempo.

La cosa se volvió insostenible en el verano del 2013 cuando empecé con los tratamientos. Me volví uraña, poco sociable y amargada. Yo que siempre había sido una persona, alegre, optimista y un poco payasa, estaba insoportable, como si una especie de cúmulo nimbo estuviera siempre rondando por encima de mi cabeza.

Peor se tornaron las Navidades. Desde hace años dedico el rato que me lleva poner la decoración navideña a pensar: ¿cuando colgare la bolitas del árbol con mis hijos?, ¿a cuando habrá un zapatito esperando su regalo? etc …. Este año lo deje de soñar, lo veía lejos o casi imposible, vamos que solo me faltaba teñirme de verde para convertirme en un auténtico Grinch.

¿Llegaría el momento de plantearme buscar ayuda psicológica para soportar esta frustración?