Disciplina

Regla de oro de la Maternidad: a los Bebés les gustan las Rutinas!!

Cita Posted on Actualizado enn

Y de repente despues de tanta espera, un buen día te conviertes en mamá y el bebé llega sin manual de instrucciones. Mejor ni te cuento cuando te conviertes en mamá por duplicado y echas en falta 2 manuales de instrucciones!!

El caso es que durante el embarazo leemos y leemos cosas sobre bebés. crianza y maternidad, intentamos apuntarnos a clases donde nos enseñen aunque sea lo básico sobre bebés, saturamos a las amigas o familiares que ya tienen hijos con las miles de preguntas sobre como cuidar a un bebé … y aun así no nos queda nada claro o mejor dicho, a medida que se aproxima la fecha de parto, tenemos más miedo e incertidumbre de si vamos a ser capaces del «hacernos» con el nuevo miembro de la familia.

Después de casi cumplir mi primer año como Mamá al Cuadrado y después de tener ya «curtido el lomo» en algunas batallas he de confesar que lo que para mí ha sido la piedra filosofal en la crianza de mis hijos ha sido el establecimiento de rutinas.

El establecimiento de rutinas en la vida de los bebés es muy necesario. A los bebés les encantan las rutinas: les gusta saber cuando van a comer, cuando van a dormir … odian la incertidumbre, de hecho les pone tremendamente nerviosos y ansiosos. Así que si queremos bebés tranquilos y felices los primero es tener rutinas en casa.

¿Que es tener rutinas?

Es tener determinados hábitos establecidos en tiempo y forma en la vida cotidiana de un bebé. Horarios para comer, horarios para dormir, para pasear, para jugar, para tomar el baño …

Dicho así, suena como tremendamente «germánico» o «encorsetado» pero realmente tener una rutina no implica necesariamente ser un rehén o víctima de unos horarios que no te permitan vivir.

De lo que se trata es de tener una disciplina y unos horarios reconocidos por tus hijos que permitan gestionar sus expectativas y aun teniendo rutina puedes salir por ahí con los niños, con amigos y familia sin que implique ningún secuestro.

A continuación, os comparto la rutina que hemos estado siguiendo desde que nacieron los mellis:

Rutinas de bebes

*Actualmente tardamos no más de media hora en administrar las comidas. En el cuadrante he reservado una hora porque es el tiempo teórico que reservamos para esta tarea ya que, por ejemplo, un biberón de fórmula dura como máximo una hora.

¿Como se establece una rutina?

Nosotros lo tuvimos bastante fácil ya que nuestros hijos han sido bastante cuadriculados en cuanto a comer cada 3 horas y sus horarios de sueño, por lo que en función de lo que ellos nos iban pidiendo y la rutina que nos puso ya la Salus nada más llegar del hospital fue muy sencillo empezar a trabajar con esa disciplina. (Para quien no sepa lo que es una Salus en este post hablo de ello: Y llegó nuestra Hada Madrina … (Enero 2015))

La clave es ver desde que nacen cuales son los patrones de alimentación y sueño de tus hijos y en función de eso ser super constantes con la gestión de sus necesidades. Hay que tener también en cuenta las costumbres de paseo, juego y baño que queréis establecer en casa en función de los horarios y hábitos de los progenitores. Teniendo en cuenta ambas variables se creará la rutina adaptada a los bebés y costumbres domésticas de cada familia.

Para nosotros hubo 4 cosas clave en el establecimiento de la rutina sobre todo al principio:

  • Puesto que los bebés comen cada 3 horas, y teniendo en cuenta los que tenemos gemelos, hay que fijarse el objetivo de que los bebés tenían para comer 1 hora, 1 hora y media como mucho. esto es muy importante ya que si nos demoramos más juntamos una toma con otra y no hay tiempo para paseos ni casi para que los progenitores se puedan dedicar a otra cosa tan básica como ir al baño!!! Así que muy muy importante organizarse y ponerse objetivos en este sentido si no queremos que la alimentación de los bebés se lleve todo el día.
  • El baño lo dejamos para la noche. Tratamos de crear una costumbre de relax tras el baño donde les poníamos musiquita de sonidos de la naturaleza y les dábamos el biberón. Queríamos transmitirles ya desde pequeños que tras el baño se acababa el día, comenzaba el relax y había que dormir …y creo que de ser constante con ellos ha funcionado y a los 3 meses de vida ya dormían casi toda la noche del tirón.
  • Independientemente de quien esté en casa: abuelos , amigos, familiares … la rutina se sigue. Nada de: -ayyyyy deja a los niños un rato que estamos nosotros. Ni se os ocurra sucumbir a eso!! es una manzana envenenada!! semejante osadía la terminaréis pagando los progenitores!! Así que los niños siguen su camino, las visitas otro … y en determinados horarios quedan terminantemente prohibidas las visitas …
  • Desde el 3er mes de vida de tus hijos ya hay que aprender a entretenerles y a cansarles, con cariño … no se trata de estresarles!! Eso va a redundar en sus hábitos de alimentación y sobre todo de sueño. Así es como yo entretengo a mis mellis: Jugando con bebes … al cuadrado

Teniendo rutinas, ¿hay vida fuera de casa?

La respuesta es si y mucha. Ser organizado no implica vivir encerrado en tu casa para poder cumplir con las rutinas.

Nosotros, por ejemplo, cuando salimos por ahí lo que tratamos de mantener es que, independientemente de que estemos en casa o no, los niños mantengan sus horarios de comida y sueño. Y es tan fácil como llevarte tu bibe o tu termo con la leche o la papilla y darles de comer a su hora donde toque.

En cuanto al sueño, exactamente igual. Desde el principio les hemos acostumbrado a dormir en el carro cuando toque siesta.

Incluso hemos salido con ellos por la noche, de terraceo tranquilo, eh? nada de fiestuquis y bares ruidosos, pero si que en verano les hemos sacado por terrazas por la noche. ¿La clave? Mantener el baño y el bibe a su hora, ponerles el pijama, meterles en el carro y a dormir!!

Con lo cual manteniendo sus hábitos y gestionando sus necesidades hay compatibilidad entre tener rutinas y poder salir fuera de casa.

No obstante, hay gente que me dice: -jolin que suerte, tu sales con ellos y no se ponen nerviosos, es que lo mios no se hacen a los sitios.

Muchas veces no es cuestión de que se hagan o no a los sitios es que en vez de salir con los niños y seguir manteniendo sus rutinas, lo hacemos al revés, sacamos a los niños y tratamos que se acoplen al horario de los adultos del día en cuestión, y ahí señores … !!se armó la del pulpo!! Así que cuidado con no confundir este detalle.

Por tanto, con un poco de disciplina, orden y sobre todo sentido común es posible establecer una rutina para los bebés sin problemas. Y creedme, merece la pena que así sea, el resultado es impagable: bebés más tranquilos, papás felices!!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »