Embarazo gemelar

Recuerdos de mi embarazo: El Ciclo Vital

Cita Posted on

Abro nueva sección en el blog sobre “Recuerdos de mi embarazo”, porque últimamente ando un poco moñas con el tema “tripotas” y me apetece mucho recordar algunos momentos, para mi inolvidables, del embarazo de Guille y Nico.

Como muchos sabéis, el embarazo no empezó bien. Aquel dichoso hematoma retrocorial que casi da al traste con nuestro sueño me tuvo a vueltas hasta la semana 14 de embarazo. No fue hasta entonces cuando me pude empezar a creer que de verdad estaba embarazada. Si quieres conocer más sobre la “Aventura del Maldito Hematoma” aquí tienes un post sobre ello: Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014)

Nuestro cumple, el mío y el de papá al cuadrado es el 16 de mayo. El 12 de mayo del 2014 nos enterábamos de que nuestra beta por fin era positiva. ¡Vaya regalazo! Junto con los regalos de cumpleaños de ese año, nadie por aquel entonces sabía nada de nuestro incipiente positivo, unos buenos amigos nos regalaron entradas para el musical del Rey León. Eran para finales del mes de julio.

vertic_880_0

Creí que no podría ir a verlo. De hecho estábamos ya a punto de vender las entradas. Mi dichoso hematoma no daba tregua y mi vida era solo descanso, descanso y descanso, miedo, miedo y más miedo.

Me hicieron el triple screening con 10 semanas. Todo estaba bien y aunque seguí manchando recurrentemente y aun con alguna hemorragia importante, el médico me dijo que si no andaba mucho ni hacía esfuerzos podría ir a ver el musical.

Y allí que fui, con mis 12 semanas de embarazo y una tripita ya asomando. Me sentó genial salir de casa, lo necesitaba, me daba ánimos pensar que cada vez estaba más cerca de la libertad y de disfrutar el embarazo.

La verdad es que la música tiene un poder espectacular y con la canción del “Ciclo Vital” dio comienzo el musical. Que sensaciones, que puesta en escena, qué emoción … no os quiero ni contar cuando Rafiki (el mono babuino) coge y levanta al pequeño Simba, ahí estaba yo soñando cuando papá al cuadrado y yo cogiéramos a los mellis por primera vez … y claro, ahí salió mi primer lagrimón … – ¿pero que te pasa? me dijo papá al cuadrado. – ¡Pero si esto acaba de empezar! jajaja

Estaba plenamente metida en la historia cuando llegó el descanso … Y ahí volví al planeta tierra cuando fui al baño. Un bonito manchón me estaba esperando. Supongo que al moverme más de la cuenta el hematoma se revolvió y salió más sangre. Ni un día como ese me dejaba en paz el muy …

Así que me volví a sentar en mi butaca a rezar porque no se conviertiese en una de mis famosas hemorragias.

Logré disfrutar de la segunda parte y como no, de ese fantástico final cuando Simba y Nala tienen a un nuevo leoncito y Rafiki lo vuelve a alzar. En este momento suena otra vez la canción del Ciclo Vital. No veía llegar el día de vivir ese momento con los mellis.

La buena noticia es que terminado el musical no volví a manchar y que a partir de ahí solo manché fuerte una vez más, se acabó, fin de la pesadilla …

Y así me pasé todo el embarazo, recordando que algún día nuestro Rafiki “particular” levantaría a nuestros mellis. Ese día llegó el 27 de diciembre del 2014 y papá al cuadrado se encargó de ello, porque él es muy “mono” todo sea dicho de paso … jajaja

Y colorín colarado este post ha terminado …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Un desastre llamado “tripa”

Cita Posted on Actualizado enn

Ayyyyy mi querida tripa gemelar, como la echo de menos a veces … que sensaciones más maravillosas y a la vez que pesadas se me hicieron las últimas semanas de embarazo …

Pues si, como ya much@s conocéis mi tripota gemelar ha sido una de las barrigas más grandes de la historia, por tres razones:

  • Yo no soy grande y soy de complexión más bien delgada, por lo que a poco que me hubiera salido tripa se hubiera notado un montón
  • Mi tripota se expandió hacia delante, no se me deformó para nada la cintura, hasta tal punto, que embrazada de casi 7 meses unos chicos en una furgoneta me vieron de espaldas y me gritaron: -“ruuuuuuubiaaaaaa”. Claro, en cuanto me dí la vuelta y vieron mi tripa casi pasa como en la canción  de “la raja de tu falda” de Estopa … ya sabéis lo de  “tuve un piñazo con un …”. En fin …
  • Los peques eran tamaño XL y les tenía muy bien alimentados ahí dentro. Además, venían con unas bolsas bastante grandes, yo creo tenían pensado acampar ahí ¡más de 40 semanas!
No obstante, advertir, que tener un embarazo gemelar no implica necesariamente esto. Conozco muchísimos casos, la mayoría, en los que se ha tenido una tripa razonable para una gestación múltiple a término y la recuperación no ha supuesto ningún trauma.

Pero empecemos desde el principio de los tiempos. Esta fue la evolución de mi tripota:

La tripota

Esta evolución fotográfica llega solo hasta las 34 semanas y yo dí a luz en la 36+5. Fue en ese momento cuando dejé de sacarme fotos con la tripa descubierta porque hasta yo misma me asustaba.

Con esta evolución os podéis imaginar lo que parecía el día del parto, un portaaviones más o menos …

36 semanas.png

Hasta aquí todo normal o lo que yo creía normal …

Tratamiento durante el embarazo

Siendo muy consciente de que un embarazo gemelar tiene muchas papeletas para que la tripa no consiga restablecerse bien sino se cuida una, durante todo el embarazo, ya desde el principio, empecé a usar 2 veces al día la crema Trofolastín.

trofolastin

Lo otro que hice también a “rajatabla” fue beber mucho líquido y estar hidratada.

Y surgió el problema

Realmente el problema con mi tripa se produjo en las 2 últimas semanas de embarazo.

Tripa cae

A partir de la semana 33-34 mi tripa ya no consigue mantenerse erguida y cae por su propio peso. Junto con esto, me quedo sin Trofolastín y como ya casi no me queda nada para dar a luz me paso a la Nivea del tarro azul, que es lo que usan muchas embarazadas.

Pues tengo la firme convicción que entre una cosa y otra me cargué la elasticidad de la piel y ahí fue donde empezaron los problemas.

Dejadez y mirar para otro lado

Di a luz y todo salió genial. Los 21,6 kg que engordé durante en el embarazo se quedaron en el hospital y solo llegué con 1,6 kg de más a casa, que no tardé en perder ni 15 días.

Así que en nada de tiempo estaba como antes del embarazo, excepto mi tripa. Mi tripa había quedado como un balón desinflado.

Al principio no le dí mucha importancia, con lo bien que me había recuperado estaba segura que la tripa de mi piel correría la misma suerte. Así que me dediqué a disfrutar de los peques y a la buena vida en todos los sentidos.

Cuando llegó el verano tampoco me preocupé mucho, como no recomiendan poner al sol la tripa el primer año tras dar a luz, llevaba bañador, así que sin problemas.

Y seguí disfrutando de los peques, y seguí disfrutando de la vida … y me comí el mundo “literalmente”

Hasta tal punto, que a finales del año pasado me había metido casi 4 kg de más en mi cuerpo y ahí empezaron los: -“pues estás mas rellenita”, “que hermosos está los mellis, y también su mamá” … y ya lo que me mató, mi abuela diciendo que estaba “fuerte” y muy guapa … ¡oooooohhhhh noooooo! ¿Sabéis lo que eso significa? … ¡Que estás gorda!

Y que conste que mi incremento de peso no ha sido mayor, gracias a que soy bastante movidita y los paseos que me meto con los mellis, que si no …

Plan de acción ¡Ya!

Así que llegado el nuevo año, no me quedó más remedio que hacer balance … y si me había pasado con la comida, pero lo peor es que mi tripa no habia mejorado nada, sino todo lo contrario, estaba peor que nunca: fofa, floja, colgona … y con triple michelín, desastre absoluto.

Aunque pretendo volver a ser mamá, estaba convencida que tanto por salud como estéticamente no era el mejor modo de planteármelo y además a lo que me niego es a pasar un verano escondiéndome detrás de blusones y bañadores “ortopédicos”.

Así que, ¡al ataque! Tracé 2 líneas de acción: kilos y estética de mi tripa

Ataque a los kilos

La verdad es que soy afortunada, nunca me he tenido que poner a dieta severa porque mi cuerpo suele reaccionar bastante bien en cuanto me corto un poco con la comida y hago ejercicio.

Aunque mi dieta no es mala, en casa comemos más o menos equilibrado, casero y de todo, como mucha cantidad y a veces a horas que no debo, como por ejemplo la cena. Así que, a rebajar la dosis de comida y a repartirla mejor durante el día. Con eso, algo de ejercicio y mucho agua, en un mes ya me he empezado a llevar mejor con las báscula y la ropa. Entre 2 y 3 kilos ya han caído. A por un par más y hemos terminado con este asunto.

Así estoy ahora mismo, sin meter tripa, ¿eh?

delgada

 

Ataque a mi tripa

Este si que es un enemigo duro, muy muy duro … de hecho yo pensaba que era carne de “abdominoplastia” segura, pero no, con constancia y dinero (aunque bastante menos que el de una cirugía) se puede hacer más de lo que pensaba.

Este era el estado de mi tripa hace justo 2 meses … sin comentarios …

desastre

“Un desastre con patas”, así lo llamo yo. Terrible el colgajo, terribles arrugas … terrible en definitiva se mire por donde se mire.

Así que me puse a hacer consultas sobre el tema y vi que había algunas posibilidades a través de la electroestimulación y la radiofrecuencia.

La electroestimuación  es la técnica que utiliza la corriente eléctrica, para provocar una contracción muscular, mediante un aparato llamado electroestimulador, para prevenir, entrenar o tratar los músculos, buscando una finalidad terapéutica o una mejora de su rendimiento.

La radiofrecuencia consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel que provoca el calentamiento controlado de las diferentes capas de la dermis, lo que favorece:

  • La formación de nuevo colágeno.
  • El drenaje linfático.
  • La circulación de la piel y el tejido subcutáneo.
  • La migración de fibroblastos.

Ni corta ni perezosa, lanzada que es una, me puse a investigar precios, sesiones etc …

Me cuadraba todo menos los desplazamientos. Un tratamiento combinado de ambas técnicas iba a oscilar entre los 1.200 -1.600 € dependiendo del lugar. Con los peques no me puedo permitir acudir a las sesiones con la frecuencia necesaria, que además en mi caso iban a tener que ser unas cuantas.

Me puse como loca a ver alternativas, como por ejemplo invertir en máquinas y hacerlo en casa. Y aunque hay a gente que esto le parece una locura, se puede hacer y funciona, solo se necesita el equipo adecuado, que barato no es. Pensé en que si comparaba los equipos y no funcionaban, los pondría a la venta en alguna página de segunda mano y algún/a incaut@ como yo picaría … pero ya veréis con lo que vais a leer a continuación como ¡no ha hecho falta!

Lo primero que tenía claro es que había que tonificar el abdomen, fabricar un poco de músculo y ver como se comportaba mi tripa, por tanto, lo primero buscar un electroestimulador.

Nada más empezar a buscar, descarté todo lo que estuviera relacionado con productos de “Teletienda” o similares y me fui a consultar directamente máquinas que utilizan los deportistas profesionales.

Encontré varias muy interesantes pero me decanté por el Compex Fit 3.0. Tiene un montón de programas no solo de fitness sino también de rehabilitación , masaje etc …

caja-compex-fit3

Y a ello que me puse, empezando flojito 5 veces a la semana, unos 40 – 60 minutos (al principio era menos) mientras por la noche veo un rato la tele.

Y pim, pam, pim, pam …

¡Y aquí está la evolución!

evolucion

Así que doy fe que si se es constante estos aparatos funcionan.

Y ahora que ya no tengo colgajo, llegó el tuno de acabar con las arrugas, para ello me puse a mirar aparatos de radiofrecuencia. Este tema es más complicado, delicado y caro y hay que buscar aparatos con la suficiente potencia para que cumplan con su objetivo.

Tras mirar y comparar mucho me decanté por el Globus RF Clinic Pro. Una máquina muy completa en cuanto a programas y funcionalidades.

58-246-thickbox

Y en este punto me encuentro actualmente. Llevo 4 sesiones, me voy a tener que dar un montón, soy consciente, pero ya se va viendo poco a poco algún resultado.

ahora

 

Así que de momento, estoy bastante motivada para continuar en esta línea. El cambio en 2 meses ha superado mis expectativas muy por encima de lo que esperaba.

Pero como todo, hacerlo en casa tiene sus luces y sus sombras:

Aspectos positivos

  • Aunque la inversión en maquinaria es casi la misma si te vas a hacer un tratamiento a una clínica, el tenerlo en casa te sirve para más tratamientos y zonas
  • Administras mejor tu tiempo no teniendo que desplazarte

Aspectos negativos

  • Mucha fuerza de voluntad para tener constancia y no pasar de hacerte el tratamiento y buscar excusas para no sacar tiempo, es cierto que da pereza el tener que hacértelo tu mismo.
  • Estos tratamientos no son aptos para todo el mundo, así que hay que informarse muy bien primero de las contraindicaciones antes de contratar un tratamiento o ponerse a comprar aparatos.
  • Tienes previamente que “estudiar” un poquito para saber como se utilizan estos aparatos y sacarles el mejor partido.

Otros aspectos a tener en cuenta

  • Esto no hace milagros, no adelgaza, así que no os fiéis de lo que dicen por ahí. Para adelgazar hay que compaginar esto con una alimentación equilibrada y quemar grasas.
  • No sustituye el ejercicio físico. Una cosa es que ayude a fortalecer y tonificar, otra muy diferente es que esto sea considerado ejercicio físico. Tendrás que compaginarlo con andar, correr o el ejercicio que más te guste, pero necesitarás actividad física de una forma u otra.

Iré actualizando el post en función de los próximos resultados.

Así que ánimo, ¡hasta las tripotas más horrendas vuelven a su sitio!

*He de comentar, que ninguna de las marcas de aparatos mencionadas se ha puesto en contacto conmigo para que haga publicidad de sus productos y que se trata de una prueba personal que yo he realizado para ver si podía hacer algo con mi tripota sin pasar por quirófano.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Nunca seré mamá …

Cita Posted on Actualizado enn

Cuantas veces se me habrá pasado esta afirmación por la cabeza … cuantas veces traté de sacarla de mi mente pero no puede … cuantas veces lloré pensando en ello …

Desgraciadamente no soy la única a la que se le ha pasado esto alguna vez por la cabeza ya que suele ser una frase bastante recurrente cuando el bebé no llega.

Hoy me ha dado por escribir sobre esto derivado de una anécdota que me pasó este fin de semana. Volví a recordar la famosa expresión: “Nunca seré mamá …” pero esta vez sin penas, sin lloros … sino con una amplia ¡carcajada!

Os explico porque …

Hará unos 3 años y pico quedamos un sábado a comer con unos buenos amigos. En esa época la lucha por nuestro bebé ya había comenzado y de hecho ya estaba sufriendo en mis carnes como tras pasar por la operación del mioma, no se había notando ningún cambio en nuestra probabilidades de embarazo. La visita a reproducción asistida cada vez estaba más cerca …

Los amigos con los que compartíamos comida tenían por aquel entonces un pequeño de 3 años que nació también tras muchos años de espera debido a una endometriosis bastante severa en la que mi amiga perdió uno de los ovarios. Este embarazo fue los 3 primeros meses gemelar, pero solo el pequeño J llegó al final para colmar a sus papas de alegría y felicidad.

Una vez finalizada la comida dejamos a los chicos hablando y nosotras nos fuimos con el pequeño J a un parque que había enfrente del restaurante.

Recuerdo que era un día gris, bastante oscuro y el parque estaba vacío … menos mal …

2009_11_24_img_0036

Nos sentamos mirando al pequeño y empezamos a hablar, la conversación se fue directamente al tema niños: – Y bueno, Ana  ¿que tal lo lleváis?, ¿estáis intentándolo?. -Si, conteste yo sin muchas ganas. Le comenté también mis sospechas, que sentía que algo no iba bien y que no me quedaría embarazada. – Nunca seré mamá, le dije y acto seguido se me cayeron las lágrimas.

Y siguiendo con la jornada de lamentos, mi amiga me dijo: – puff … te entiendo. Mira lo que nos costó tener a J y ahora nunca le podremos dar un hermanito. Ya con mi edad y la endometriosis … hasta aquí hemos llegado. Y a ella también se le empezaron a caer las lágrimas …

Y ahí nos quedamos un rato, pensativas, tristes … mirando como el pequeño J subía y bajaba feliz un tobogán …

Y pasó el tiempo … a veces despacio … a veces más rápido …

rebobinar_318-1552

Y de repente llegamos al momento actual, a este pasado fin de semana. A una mañana soleada de sábado donde 2 parejas de papás cuidan y juegan con 2 hijos por cada pareja en un parque. Los niños tienen 6 y 2,5 años por un lado y por otro son mellizos de 1 año y 3 meses.

Si, como os podéis imaginar somos nosotros, nuestros amigos y los hijos de ambas parejas.

No pude evitar recordar con mi amiga aquel día en el parque del restaurante. Las dos rompimos a reír.

Increíble pero cierto, ahí estaba su segundo hijo, el hermanito para J, y ahí estaban mis mellis conviertiendome en mamá por partida doble, lo que jamás pensé que llegaría a ser.

A los pocos meses del encuentro del restaurante y contra todo pronóstico mi amiga salió embarazada como por arte de birlibirloque. Con la toalla ya tirada en el suelo, sin ya buscarlo y sin esperarlo llegó la sorpresa de sus vidas. El pequeño Jj venía de camino. Tras un embarazo de libro este grandullón llegó al mundo con 3.600 gr en la semana 38 de embarazo, un caluroso día de agosto.

Nunca olvidaré ese nacimiento. Cuando fui a ver al pequeño al hospital me acababan de hacer la punción de mi primera ICSI. En ese momento pensaba en la alegría de nuestros amigos, de como la vida les había traído un estupendo regalo y a mi me seguía dando palos … y nunca sería mamá

Y me siguió dando palos unos meses más … nada más y nada menos que 9 meses más … los que transcurrieron hasta que mi segunda ICSI arrojó un inesperado positivo al cuadrado. El resto de la historia ya la conocéis …

Tenía muchas ganas de contaros esta historia, estas sensaciones, lo que hace el paso del tiempo, la paciencia y el seguir adelante cueste lo que cueste. Y que muchas veces aunque pensemos que todo va de mal en peor, que nunca llegará … va la vida y lo pone todo en su sitio.

Ahora más que nunca decir … Todo pasa, todo llega … ¡Serás mamá!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Los Síntomas de Embarazo: del mito a la realidad

Cita Posted on Actualizado enn

No vamos a negar que todas las mujeres que hemos estado en el intento de quedarnos embarazadas no nos hemos “obsesionado” aunque sea un “poquito” con el tema de los dichosos síntomas de embarazo. Y qué decir de las que hemos tenido que pasar por reproducción asistida, las que hemos tenido que pasar por esas maravillosas betaesperas donde nos miramos hasta por dentro de los agujeros de la nariz a ver si algo ha cambiado en nuestro cuerpo aunque sea por ahí …

Afortunadamente para mi, los días de betaespera y obsesiones con los síntomas llegaron a su fin, pero aquí os dejo mi experiencia propia sobre el tema y lo que pienso a “toro pasado” sobre esto.

No hay síntomas, si, si, como lo oís, no los hay, o si los hay es super complicado asociarlos de forma temprana a un posible embarazo cuando la mayoría son más provocados por el propio tratamiento.

Sintomas-de-embarazo

Tuve 4 betaesperas y en todas tuve más o menos lo mismo, a veces se potenciaban más o menos unas cosas:

  • Hinchazón abdominal
  • Dolores como de regla
  • Pinchazos en el útero
  • Tensión mamaria
  • Una especie de síndrome premenstrual brutal con subidas y bajadas de humor absolutamente desproporcionadas
  • Empane mental
  • Algún dolorcillo de cabeza
  • Ganotas de hacer pis
  • En algunas betaesperas estuve más estreñida en otras más suelta …
  • Nunca tuve nauseas o ascos, aunque alguna vez creí que tenia el olfato más agudizado …
  • Nunca tuve manchados y hasta que no dejé la progesterona no me bajó la regla

Y estos fueron los síntomas tanto cuando no me quedé como cuando me quedé embarazada y ojo que venían mellizos, que todo el mundo puede pensar que llevando dos a lo mejor se siente algo … pues chic@s, nada de nada …

Por tanto he de decir, que la mayoría de cosas que sentimos durante la betaespera son producidas y achacables al propio tratamiento por el cóctel de hormonas que hemos tenido que tomar durante el proceso y como no, por las técnicas invasivas a las que a veces nos hemos tenido que someter durante el mismo: absorciones de ovocitos, transferencias, test del estado endometrial etc … al final todo nuestro cuerpo está “resentido” por una razón u otra.

No olvidemos tampoco la parte de nuestra propia sugestión y somatización de posibles síntomas ante nuestra ansiedad por quedarnos embarazadas. Que esto ya es un mundo aparte …

No obstante, comentar que justo el día de la última y definitiva beta, me levanté con sensaciones y manifestaciones que nunca había tenido:

  • Una malla de venas verdes brutal en el pecho. Siempre la he tenido cuando me va a bajar la regla, pero esa vez fue tremenda!!!
  • Las areolas estaban como de un color más pardo
  • Estaba súper pálida
  • Me sentía “rara”, no sabría ni como explicarlo
  • Tuve que parar el coche en mitad del camino a la oficina porque no paraba de hacerme pis. Eso me había pasado más veces pero no de una forma tan dramática

No me había pasado nada de eso durante las betaesperas, ni en ésta ni las anteriores. Fue justo el día que me tenía que hacer la beta lo cual me pareció super extraño, pero como me prometí a mi misma no hacerme nunca jamás un test casero decidí que fuera el análisis de sangre el que me diera o quitara mis sospechas. Y vaya se reafirmó mis sospechas …

cigueña

Por lo demás, hasta la semana 7 no empecé a tener síntomas de los gordos. Desde que me hicieron la beta hasta que empecé con los verdaderos síntomas solo tenía:

  • Seguía muy pálida, como amarilla y así me quedé el primer trimestre
  • Molestias de regla
  • Pinchazos y tirones en el útero (los empecé a notar justo al día siguiente de la beta)
  • Una especie de agujetas en la zona del diafragma
  • Super ganotas de hacer pis

Pero a partir de la semana 7 de embarazo, vaya si la cosa se empezó a notar:

  • Empezaron los ascos a olores, personas, alimentos
  • Las nauseas que acabaron en algún vómito
  • las manías a cosas y personas
  • La maldita acidez de estómago que me acompañó todo el embarazo
  • Estreñimiento
  • Tenía ya una tripa como de 3 meses!!
Me encantaría deciros que dejéis de volveros locas con los síntomas, que dejéis de cotillear por internet a ver si hay síntomas con los que os sintáis reflejadas … se que es imposible, yo misma fui una loca de los síntomas de embarazo!!

Pero lo que también os digo es que no sentir nada es absolutamente normal también y como habéis visto en mi caso y en el de mucha gente, hasta la semana 7 por lo menos no observareis y sentiréis perfectamente síntomas achacables de forma clara a un embarazo.

¡¡¡Feliz espera y mucha suerte!!!

madresfera

Vótanos aquí: http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/index.php

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Y por fin llega el día de decir … Estoy embarazada!!

Posted on Actualizado enn

Va a cumplir ya un año que, mas o menos, comunicamos que íbamos a ser papás por partida doble. Y digo mas o menos porque la comunicación de la feliz noticia tuvo contratiempos de todo tipo.

Me acuerdo hace años cuando iniciamos la búsqueda, o sea en el pleistoceno, me imaginaba como un día detectaría un retraso en mi menstruacion, me haría una prueba de embarazo, ésta daría positiva, como le daría una sorpresa a mi pareja, como les daría otro sorpreson a mis padres … Y así un suma y sigue de escenas propias de una comedia romántica pastelona …

El gritar por fin, estoy embarazada!! era un momento con el que soñé años y años. Y venga a darle vueltas a la cabeza: si algún día lo viviría, si no, que se sentiría …. Pues en esto quedó el romanticismo de dicho comunicado porque cualquier parecido con la realidad es … Directamente imposible.

Y todo empieza cuando …

Me llaman del IVI, me comunican que he te tenido una beta positiva y que además es altísima. Mi primer positivo!! 6 años esperando esa noticia y me quedo en blanco, me echo a llorar como una descosida a la vez que me da la risa nerviosa, era tan complicado entenderse conmigo que la telefonista de IVI no era capaz ni de darme cita para la ecografia.

Por fin!! Aleluya!! un positivo en mi vida!! y mientras lloraba, reía, cantaba … Sing Hallelujah!! bailaba al estilo de la mayonesa … Un show!!

Según cuelgo, toca comunicárselo al papa y … ni sorpresa ni leches, el papa va en el coche, no tiene buena cobertura, a mi no se me entiende tampoco bien por los lagrimones y los mocos, así que termino diciéndoselo a voces por teléfono. Al final lo entiende y se va definitivamente la cobertura. Así que me quede sin ver su primera reacción por no esperar a que hubiera llegado a casa ….

Siguiente llamada a mi madre, ya mas calmada, le comento lo del positivo. La pobre mujer se puso casi a hiperventilar, así que nada tuvimos que dejar la llamada para mas tarde (mis padres no viven en Madrid)  ya mas tranquilas las dos comentar la jugada.

Siguiente llamada, a mis suegros que también sabían que ese día teníamos la beta.

Y lo siguiente, avisar a los amigos más allegados (4 contados) de que teníamos un positivo.

Pero, que ocurre a partir de este momento? Pues que si ya hay que ser prudente a la hora de comunicar los embarazos espontáneos por lo que pueda pasar, las que venimos de reproducción asistida, desde que nos dan el positivo, nos morimos de miedo directamente ya que después de estar tocando nuestro sueño casi con las manos solo pensar en que eso se pueda malograr y el sueño acabe … Puffff prefiero ni acordarme de esas sensaciones …

El caso es que nosotros hablamos del positivo solo con esas personas. No se lo dijimos ni a los hermanos, ni compañeros de trabajo, ni a mis tíos, ni a nadie mas … Y a los pocos que les dijimos algo fue bajo un: QUE ESTO NO SALGA DE AQUÍ. NO DIGÁIS NADA A NADIE HASTA QUE NO VEAMOS COMO AVANZA. NI la mafia hace estas advertencias ...

Me costo sangre, sudor y lágrimas que mi madre no dijera nada, además de varias discusiones. Mi madre quería ser abuela a toda clase costa y claro, con las ganas que tenía de gritarlo a los 4 vientos no se podía reprimir. Mi madre es maestra de primaria. Solo os digo que el día que por fin le dimos carta blanca para decirlo, se hizo una pancarta de “voy a ser abuela”, la colgó en sala de profesores y organizó un almuerzo para celebrar la noticia. Y esta es la parte más romántica de la comunicación “vamos a ser papas” … Muy fuerte … La de la abuela.

Cuando solo estaba de 8 semanas me diagnostican un tremendo hematoma retrocorial (los que seguís el blog habitualmente ya sabéis lo que paso con esto) y me dijeron que con un 70% de posibilidades perdería uno de los gemelos y con un 50% perdería el embarazo entero. Así que, ni hablar de extender la noticia. Pero … No pudo ser así. Mis padres y mis suegros se turnaron para venir a cuidarme a casa en mis largos 2 meses de reposo así que no quedo mas remedio que comentar a los hermanos, cuñados y tíos que no iban a estar en casa porque estaba embarazada y desgraciadamente estaba muy malita.

Imaginaros la cara de mis cuñados, de mis tíos … Flipando en colores!! No se habían enterado de nada y se enteran de golpe y porrazo de la peor forma posible.

Y si esto no era poco, como tuve que pedir la baja tuve que explicar a algunos compañeros de trabajo lo que me pasaba. Aun recuerdo las caras de, tu? Embarazada? De gemelos? Y es que fijaros lo que son las cosas, todos se imaginaban que no había tenido hijos antes porque no quería ser madre, porque estaba centrada en mi carrera profesional!! Tócate los … La gente nunca dejara de sorprenderme … Y eso que yo nunca he negado que me gustaría ser madre algún día … Pero si es cierto, que lo he llevado todo con un sigilo y un aquí no pasa nada que no se si ahora sería capaz de mantener.

Hacia la semana 14 me dicen que hemos ganado la batalla al hematoma, que todas la pruebas están fenomenal y que el embarazo va fantástico. Aún así, me niego a contar la noticia, aun con el barrigón que tengo.

Pero …. De nuevo avatares de la vida nos llevan por el camino contrario. Y es que fui al súper y vi en el congelador de los helados los Draculas de Frigo y me vinieron unos recuerdos tremendos de mi infancia. Y claro, que paso? Pues que al carro que fueron.

Y como a veces estoy con el rubio subido pues hice una de las estupideces mas grandes que se pueden hacer y es ir a mi Facebook personal a decir que me estoy comiendo un Dracula y mencionar la palabra antojo. Yo la mencione en plan por lo del rollo de mi infancia sin tener en cuenta que me colgaba un barrigón bastante respetable ya del abdomen.

 
Total, que todo el mundo empieza a contestar: – como mola!, que ricos estaban! Y blablabla hasta que la enterada del grupo dice: -no me digas que estas embarazada? Y ahí se abrió la veda de respuestas tipo: – no jodas? , en serio? Que fuerte, que fuerte …

Cuando a la hora mire el Facebook y vi la que se había preparado casi me da un algo!! Así que no me quedo mas remedio que confesar que si, que estaba embarazada y no solo eso, sino que esperaba gemelos.

Madre mía la que se lió. Whatsapp, llamadas … O sea lo que aun no quería que pasase pues zasss en toda la boca por pardilla.

Por estas fechas tuve además una bronca con mi madre por el tema comunicados porque se plantó en el pueblo y se lo contó hasta al sordo del pueblo. Sinceramente, yo creo que hasta habló con la NASA para enviar una sonda al espacio y difundir la noticia por toda la galaxia. Así que si se descubre que hay vida humana por ahí, es gracias a mi madre … Que lo sepáis … ja ja ja (Desde el cariño mama, que se que me lees de vez en cuando y te partes de risa).

Volvemos de vacaciones, con el hematoma ya superado y vuelvo por la oficina. Pues el que no se había enterado, cuando me vio a aparecer con mi barrigon de 20 semanas lo flipo. Y he de decir que los compañeros que sabían lo de mi embarazo y todo lo que me paso fueron como tumbas. No dijeron nada, de nada a nadie, con lo cual quedé gratamente sorprendida cuando llegue a la ofi y mucha gente no lo sabia.

Y ya incorporada al mundo laboral, se terminó de enterar el resto de gente. Partners, clientes … Hasta la competencia … de que estaba embarazada de gemelos. He de decir que casi todo fueron buenos deseos, pero hay gente que es gilipollas directamente, sin paliativos. Afortunadamente son una minoría, pero siempre hay alguno acechando … Alucinad con lo que hay que oír:

– tu embarazada? A tu edad? De gemelos? Pues yo te hacia sin hijos.

Pero vamos a ver hermosa, cuantos años te crees que tengo? Tuve a mis hijos con 36 años, joder que no es para tanto mas cuando la susodicha tuvo su primero a los 35!! Así que ni corta ni perezosa y en plena ebullición hormonal …. Zasca!! Le conteste. – Discúlpame, pero cuando tuviste tu a tu primer hijo? Se quedo cortada. Así que no hay más preguntas señoría.

O la que te dice eso y encima añade: – pero si tu eres de mi quinta? – Si, de la del buitre, no te digo!! Y claro la pregunto, de qué quinta eres tu? Y me dice que tiene 43 años!! Pues me acabas de arreglar el día!! Mientras yo pensaba por dentro: – Pero bonita, tu sabes cuantos años tengo yo?. Total que por no ser muy cortante le dije: – me enteré de que estaba embarazada en mi 36 cumpleaños!! Fijate que noticia más bonita!! Y va y me dice: -ah, solo 36? Es que te veía yo muy madura profesionalmente para tu edad … Pa’bernos matao!!

Lo peor que ese día, iba con un compañero un poco capullo y se tiro semanas diciéndome: – te han echado 43 años!! Juas juas juas …

– El que se entera que esperas gemelos y te dice: – ya claro 2, como ahora os lo hacen todo en el laboratorio … O como os los dan ya hechos …

Hay que ser imbécil y no saber que el tema de la reproducción asistida no es un tema de guasa y menos con personas con las que no tienes ninguna confianza más allá de una relación laboral.

He de decir que estos personajes han sido siempre de echar de comer a parte, los típicos prepotentes que van de guays y que encima se consideran graciosos pero que son patéticos, pues de esos. Así que otro zasca!! Lo que a mi me pedía el cuerpo era contestar : – pues mira guapo tu cerebro lo debieron de hacer también en un laboratorio, pero de los malos, porque es imposible ser mas tonto … Pero como eso era demasiado fuerte dije pues me voy a hacer yo también la graciosa, y en tono guason dije: – no se si sabes que el 50% de los embarazos múltiples son espontáneos y el otro 50% son de laboratorio como tu dices. Así que fíjate que probabilidad tan alta tienes de meter la pata con alguien haciendo la afirmación que acabas de hacer. Y se hizo el silencio … Que a gusto por dios!!

– y otra bastante común cuando dices que esperas gemelos es la de: – ah, pero son naturales?

Vamos a ver, es de cajón que si no tengo confianza con una persona no me voy a poner a contar todo el periplo que llevo con el tema de la maternidad. Y por otro lado, que mas da si vienen de París o del IVI? Qué manía tiene la gente de meter las narices hasta el fondo. Así que frente a esto yo siempre he contestado: – natural mi embarazo? … Noooooooo, que va es que me he caído en una marmita de cerveza!! Y dependiendo de la coyuntura añado un “no te jode” o no.

No me malinterpreteis, no soy ninguna perdonavidas ni mucho menos, pero reconozco tener poca tolerancia a la mala educación, a la falta de sentido común, a las lenguas desatadas y a las opiniones gratuitas. Y ante semejantes barbaridades no puedo mantener la boca cerrada y menos cuando una esta embarazada y por partida doble que las hormonas te hacen estar por encima del bien y el mal.

Así que esta fue la comunicación de mi embarazo, en todas sus etapas, chapuzas, meteduras de pata varias, comentarios procedentes e improcedentes. Reconozco que verlo ahora desde esta perspectiva me ha resultado hasta gracioso.

A toro pasado, reflexionas y piensas: – que mas da lo que piense el mundo? Tenias un sueño, no? Se ha cumplido? Si y con creces, pues …”a quien le importa lo que yo haga, a quien le importa lo que yo diga …”

¡Disfrutad a tope de vuestra comunicación de embarazo!

madresfera

Vótanos aquí: http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/index.php

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

El gran lío: que son, ¿gemelos o mellizos?

Posted on Actualizado enn

y así estamos cada vez que salimos a la calle, todo el mundo preguntando, ¿qué son gemelos o mellizos?. Luego vienen los comentarios de si son iguales o los que dicen que son totalmente diferentes. Y es que tener gemelos es todo un folklore como ya apuntaban hace unas semanas los papas de planetadegemelos.com.

Salir a la calle se convierte en una auténtica experiencia social: todo el mundo te pregunta, todo el mundo los quiere ver, señoras que meten la cabeza hasta adentro en cuanto te descuidas …. Y no os cuento ahora que van en la silla, que se ven perfectamente. No es porque sean mis hijos pero son grandes, tienen rollitos de los que molan a las mujeres mayores y encima se ríen un montón con todo el mundo …. Así que es un caldo de cultivo infernal para salir a la calle y no avanzar!! La semana pasada fuimos a por huevos al súper, una visita rápida de esas intrascendentes y tardamos media hora en salir!!

Total, que de los casi 10 años que llevo viviendo aquí, que no me conocía ni Dios ahora me he convertido, en “la mama de los mellizos grandes”, “la mama de los mellizos del carrito azul” etc … Nos conoce hasta el apuntador, cosa que en algunos sentidos mola porque ahora que me conocen en todos los comercios de la zona tengo trato preferente, y es que ver a alguien con un carro gemelar y pensar lo que tiene que ser eso conmueve a cualquiera je je …

Y dicho esto, vamos con eso de los gemelos y mellizos.

Todo lo que se geste por partida doble, da igual si en una bolsa en dos, con una placenta o con dos … Son gemelos, son embarazos gemelares (no existen embarazos mellizares … Ole mi gracia valisoletana … *notese la ironía) De hecho los ginecólogos y pediatras los llamaran siempre gemelos.

Ahora, la diferencia radica en que hay gemelos idénticos y gemelos que no lo son. Los gemelos idénticos son fruto de la división de un mismo embrion. Los gemelos no idénticos son fruto de dos ovulo se diferentes, fecundados por dos espermatozoides diferentes, que dan lugar a dos embriones diferentes, estos últimos son los mellizos. Mientras los gemelos idénticos siempre serán del mismo sexo, los mellizos al ser dos seres totalmente diferentes pueden ser de sexos diferentes.

En esta gráfica que os muestro a continuación, se ve perfectamente la diferencia:


Mis hijos, como ya sabéis, son gemelos mellizos ya que provienen de dos embriones diferentes. Como hermanos se parecen, pero nada mas.

Ginecológicamente hablando, los embarazos de gemelos mellizos son los que menos riesgos conllevan (dentro del alto riesgo que es gestar por partida doble) ya que si algo le pasa a uno no le afectará al otro, al tener dos placentas no se robaran el alimento, no pueden enredarse ambos cordones etc … Mi mas sincero respeto a los embarazos monocoriales monoamnioticos!!

Y entonces, ¿quién es el mayor?

Buah esta es otra pregunta para nota, pero que coño importara quien es el mayor si se llevan 4 minutos!!!! Pero bueno, puestos a contestar, es el que nace primero. Que no venga alguna señora enterada diciendo que si es el ultimo que nace porque es el primero que se implanta o cosas por el estilo, porque hasta donde yo se, es imposible saber quien se implantó primero, además de ser absolutamente irrelevante. En el caso de tener que someterse a una cesárea, nacerá el gemelo que este mas cerca del canal de parto.

En fin, que tanta preguntita a veces se vuelve un poco pesada, pero que queréis que os diga, ser mama por partida doble es una pasada y no nos importa atender, de hecho estaremos encantados, a quien quiera saludarnos!!

Las Compras polémicas en un Embarazo Gemelar

Posted on Actualizado enn

aunque supongo que lo serán también en cualquier embarazo. Os cuento nuestros quebraderos de cabeza y como finalmente los gestionamos:

El carrito gemelar

No es que haya una variedad del copón en carritos gemelares, pero la diferencia de precio si es sustancial. Nos comimos la cabeza con el tema pero al final aplicando un poco de sentido común y los sabios consejos de mis amigas las mamas de mellizos salimos rápidamente de dudas.

No queríamos sacrificar la posición de un bebe en beneficio del otro, así que todos los carritos en fila quedaron descartados desde el principio. Estaba claro que queríamos un paralelo. En cuanto a los paralelos hay que ver la anchura porque ahí es donde podemos tener problemas. Y aquí la criba fue rápida todo lo que miediese mas 75 fuera. Quitamos también todas las adaptaciones varias de sillas a capazos a maxicosis etc … Miramos con lupa chasis y ruedas y al final sabéis que paso, que si no quieres renunciar a nada acabas con el Bugaboo Donkey.

Y así acabe yo. Y no me arrepiento de nada. Es robusto, ágil, fácil de plegar etc … Eso si 1.600€ la broma aunque ya no hay excusa porque los alquilan también. Con ese precio debería tener hasta motor!! Además me comentaron que el saco del Bugaboo Bee se adaptaba al capazo del Donkey. Así que un par de sacos de invierno con su forro polar por dentro y mis chicos iban a ir súper cómodos y calientes y yo sin el engorro de tener que adaptar otro saco o tener que usar sabanas o mantas. Os recuerdo que como yo soy anti lazos, y anti todo lo repolludo este tipo de soluciones sencillas me vienen fenomenal.

Otra cosa sobre el Donkey, la ruedas no son macizas como en el resto de Bugaboo, así que compraros algunas cámara de repuesto y kit de pinchazos …

d

Las minicunas

¡¡Madre mía con esto si que hay controversia!!

Existe la idea romántica de que los gemelos y mellizos tiene que estar juntos, que están acostumbrados a estar juntos y que esto debería ser extensible hasta por lo menos los 3 meses, incluso hay gente que los tiene mucho más. Así que bajo esta premisa muchos papas optan por utilizar la cuna grande y meter a los dos al principio. Con lo cual no hay necesidad de mini cuna. Pero que pasa si, ¿uno de los peques duerme peor que el otro? Pues que mas vale que vayas buscando otras alternativas para separarlos.

Al igual que en el caso anterior, sentido común y sabios consejos de las mamas múltiples. Así que, SI a las minicunas y ¡¡menos mal!! Al principio metíamos a los dos en la misma, pero como mis peques son grandotes en 3 semanas cada uno estaba en su minicuna. Gracias a esto hemos podido mover las minicunas de habitación en habitación a nuestro antojo y necesidad, dividir a los peques en función de si duermen bien o mal o de si les toca comer y así no molestar al otro. Nos han dado mucho juego y flexibilidad. Estoy muy contenta con esta decisión.

Las minicunas que nosotros tenemos es el modelo Dream de BabyHome. Me encantan, son muy sencillas, tiene un colchón robusto y vienen equipadas un un edredón nórdico además con unos cubrecochones y protectores transpirables. Además tienen la opción de usar ruedas para moverlas o ponerlas en modo balanceo solo con tirar de una palanquita. Son bajitas por lo que desde tu cama, ves a los bebes perfectamente. Lo dicho estoy encantada con ellas. Ahora, que como os digo es una cuna muy sencilla no apta para a quienes os gustan las sabanitas, los lazos, el palio y los cortinajes …

El cojín de lactancia

Yo con este tema decidí esperar a ver que pasaba con la lactancia. Yo les quería dar pecho en la medida de lo posible pero siendo dos sabia que podía ser complicado, así que decidí no comprarlo hasta no estar segura.

No obstante mire varias opciones para gemelares en caso de necesitarlo. Si os soy sincera, los cojines de lactancia normales me parecían pequeños y los gemelares desproporcionados. Así que no os dejo ninguna recomendación en este sentido porque no la encontré y cuando di el pecho a mis peques me las apañe con dos almohadas.

Las mochilas para transportar bebes

No lo vi claro y lo sigo sin ver claro cuando se trata de dos bebes. Ir uno con cada bebe solo lo podríamos hacer los fines de semana y teniendo en cuenta que los peques nacieron en pleno invierno …. Mmmm… Como que en el capazo iban a ir mas calentitos. Ahora que viene la primavera tampoco lo veo. Mis hijos son enormes y rondan ya los 7 kg así que en breve a la silla y no se hable mas …

Calientabiberones, microondas o baño maría

Este fue otro sabio consejo de mis amigas las mamas de mellis, comprar una Beaba Expresso. Teniendo en cuenta que son dos bebes a la vez que pueden ponerse a llorar como posesos en cualquier momento … Hay que ir a lo cómodo.

La maquina Beaba Expresso calienta en 30 sg casi medio litro de agua a 37 grados ni un grado mas ni un grado menos, con lo cual no tienes que andar calculando a que temperatura estarán en función del agua que metas. Tiene la función de baño Maria, además de tener un esterilizador de microondas para 2 biberones que viene genial para los viajes.

Yo estoy muy contenta con ella. La pena es que no hayan inventado como hacer la mezcla con la leche en polvo …

No obstante, meter 2 biberones al  microondas 1 minutos tampoco es ningún sacrificio.

El vigilabebes 

Estuve bastante paranoica con este tema. Al principio pensaba en ponerles un circuito cerrado de televisión con unos sensores para alertar de cualquier parada o ausencia de respiración. Me hice un Master viendo las posibles soluciones al respecto, pros, contras, precio, adaptaciones varias para dos bebes … Casi me vuelvo mico para nada. Cual es la conclusión que saque:

– Pocos productos vienen adaptados de primeras para 2 bebes, es decir, no vienen dos cámaras y un solo control para ver a los dos. Y para hacer esas adaptaciones había que hacer unos “jaris” que ni los ingenieros de la NASA.

– Una pasada de caras, las broma superaba los 200€ y eso tirando por lo más económico.

Total, que una vez mas apelé a mis amigas las mamas de múltiples las cuales me dijeron que ellas tenían uno normal solo de audio y con eso las valía. Y efectivamente vale.

Mi casa tiene varias plantas y me daba miedo no oírlo bien, pero se oye perfectamente. Os diré que la mayoría de las veces los oigo llorar sin el aparato.

El que yo tengo es el  vigilabebes de MINILAND 89130 digitalk. Audio digital sin complicaciones.

image

Tiene un audio súper nitido y además el dispositivo separa el ruido normal de los lloros del bebe indicándote el lloro con una luz diferente. Con algo menos de 60€ tema resuelto sin mas complicaciones.

Las hamacas y tronas 

Con esto no nos hicimos un máster porque sabíamos perfectamente lo que no queríamos. No quería una hamaca de mil colores, con cientos de dibujitos, con tropecientos colgajos y de plástico. En cuanto a la trona, mas de lo mismo y que no fuera un trasto mas en la cocina porque además teníamos que tener dos.

Asi que tiramos por el diseño y para esto la marca STOKKE es de lo mejor. Buscando la trona Tripp Trapp, nos enseñaron otra que era el nuevo modelo. Se llama Steps y tiene la hamaca incluida. La filosofía de este modelo es conseguir una silla que dure desde 0 hasta los 5 años.

image

Me me encantó la idea cuando la vi. Eso si cuando me dijeron que eran 500€ cada una casi se me corta la respiración. Pero luego separando lo que cuesta cada modulo y lo que te gastarías comprando una hamaca por un lado, una trona por otro y en adaptaciones varias de sillas para cuando el niño se siente ya contigo en la mesa, que tan poco era tan desproporcionada la idea. Puesto que es modular puedes ir comprando cada modulo por separado en función de lo que vayas necesitando. Estoy encantada con ellas y lo mejor es que no parece otro trasto en la cocina.

Los biberones

Actualmente ha taaaaaanta variedad que no sabes que comprar. Como no sabia que iba a pasar con la lactancia al principio solo compre 4 de 160. Tenía claro que quería que fueran anti cólicos y me hablaron bien de la marca Bebe Due Medic. La única pega es que la tetina es de silicona y en prematuros a veces la capacidad de succión es mas limitada y es mejor usar tetinas de caucho al principio.

Así que yo les compre por separado unas tetinas de caucho de NUK y las adapte a este biberón. Me duraron 15 días porque como mis hijos son unas maquinas de comer en ese plazo succionaban tanto que estrujaban la tetina de caucho, así que pusimos otra vez las de silicona y hasta hoy han ido fenomenal. BebeDuE tiene tetinas de varias velocidades: nivel 1 lento para recién nacidos y nivel 2 más rápido para a partir de 3 meses. Los bebes de 160 vienen con la 1 los grandes con la 2. Puedes comprar tetinas por separado también.

image

 

Para todo lo que necesites saber o conocer sobre biberones, consulta este post: Cosas que debes saber sobre un Biberón

La bañera

Aquí también tenia claro lo que no quería que era tener que agacharme a lavar a dos bebes (pobres lumbares!!) pero tampoco quería una bañera de tijera o las que van empotradas en una cómoda ya que no quería perder espacio ni en el baño ni en la habitación de los niños por la bañera. Me gustaba también la idea de tener el cambiador cerca, así que la idea que mas me gusto fue la bañera de BREVI Bagnotime.

image

¡¡Súper cómoda!! No tienes que hacer malabares para llenarla, ni agacharte, ni sacrificar espacio y al bebe lo desnudas y lo vistes de una vez. Solo tiene un punto malo y es que o no tengas bañera en tu casa o no tengas mas de un baño. Aunque la bañera se puede meter por debajo del cambiador y por tanto recogerse para ganar espacio en la bañera, si un adulto se quiere duchar con la bañera plegada, se puede, pero va a estar como una sardina en lata. Andar quitando y poniendo la bañera, es sinceramente inviable.

image

El maldito esterilizador

Que lucha interna tuvimos con este tema. yo quería algo sencillo y el papá al cuadrado quería el más avanzado sistema antibacteriano. Yo quería esterilizar solo hasta los 3 meses, el papá al cuadrado toda la vida.

Al final pasé del tema y fue el que que compró el “cacharro”. se decantó por este esterilizador de Chicco:

chicco-esterilizador-electrico-sterilnatural-tp_3935971808953874259f

Los pediatras nos dijeron que recomendaban esterilizar hasta los 6 meses, lo cual me parece un poco “chorra” porque con 3 meses mis hijos se llevaban todo a la boca.

El esterilizador cumplió su misión perfectamente. Tardaba unos 15 minutos en esterilizar un máximo de 6 biberones.

La pega, es que la plancha que genera el vapor es de hierro y hay que estar lavándola constantemente porque se oxida un poco (es muy poquito que no se asuste nadie) y es una contradicción meter a esterilizar para “manchar” de óxido …

El bolso gemelar

Otro aspecto en el que no nos comimos demasiado la cabeza entre otras cosas porque no hay demasiado donde elegir en cuanto a bolsos gemelares se refiere.

Encontramos 2 referencias de bolsos gemelares interesantes:

My bags:

Vimos este modelo que no estaba nada mal.

mybag

Skip Hop:

El absoluto ganador. El bolso Duo Double es robusto, funcional, discreto … aunque en este sentido que hubiera más variedad de colores no hubiera estado mal.

Estas fueron las compras más polémicas de nuestro embarazo gemelar.

¡Mucha suerte con tus compras gemelares!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »