Embriones

La Infertilidad, un Blanco Fácil para la Prensa Sensacionalista

Cita Posted on Actualizado enn

Estaba escribiendo otro post (a mi juicio mucho más interesante que este), pero no pude más que centrarme en analizar este artículo cuando ayer por la noche llego a mis ojos.

Perpleja, ojiplática, sin dar crédito, cuando leía todas y cada una de las barbaridades que en él se describían.

En mi profesión, debe ser por eso, debemos de ser muy analíticos e imparciales. Si yo le digo a un cliente que su compañía debe ir por un camino, él cual no he contrastado debidamente desde todos sus ángulos, con datos y evidencias que así lo avalen, estoy en la calle. Entiendo que en el periodismo debería ser igual, informarse, contrastar y buscar la realidad desde diferentes perspectivas.

Pues no y mi sensación es que esto cada vez importa menos. Lo que importa es centrarse en la desgracia humana, en lo que no vale, en lo que molesta, en lo que destruye. Alarmar sin razón, desprestigiar gratuitamente con argumentos vagos …

Pero obviamente, no voy a cometer el mismo error que en este artículo. Aunque a veces pasen estas cosas, la mayoría de la prensa de nuestro país es profesional, sabe investigar, sabe argumentar. A lo mejor no estás de acuerdo con el fondo, pero la forma es correcta y válida. En el otro lado de la balanza, la prensa sin rigor, la prensa que solo busca popularidad y notoriedad a cualquier precio, sin pensar las consecuencias ni para los que leen ni si quiera para ellos mismos.

Y eso es lo que ha pasado con este artículo. Se ha querido poner de relevancia algo que sucede de forma minoritaria como un todo. Sacar los trapos sucios para tratar de condenar un sector que a la vista del citado artículo no conocen ni se han molestado en conocer un “poquito”.

Ay que grandes titulares da la infertilidad … ¿verdad? Eso de juntar desgracias, con conspiraciones clínicas, dinero, desencuentros y encima mezclarlo con un poco de mentira, que filón, propio de un culebrón venezolano.

Anunciando el artículo

Lo primero, el tweet de “El Español” anunciando el artículo”:

tweet

No voy a entrar en si es jugoso o no jugoso. Pero lo de, ¿requiere poca inversión inicial?, ¿de donde lo han sacado?, ¿han visitado alguna vez una de estas clínicas?. Ha sido leer esto y ya se que la respuesta es no.

Solo entrar en un laboratorio de reproducción asistida, es parecido a hacerlo en la NASA. tecnología de última generación carísima y compleja de mantener. Aun así están los quirófanos, muchísimo personal que tiene que participar en todo el proceso: médicos, enfermeras, biólogos, auxiliares, recepcionistas etc … ¿Saben ya solo lo que les cuesta el seguro de responsabilidad civil a estas clínicas?

Tanto que mencionan al IVI, ¿porque no se pasan un día por sus instalaciones y empiezan a hacer números?

Pero si tanto que insisten en que hay poca inversión inicial, ¿porque en su artículo no están las cifras? Yo se lo diré, porque es mentira.

El artículo de la discordia

https://www.elespanol.com/reportajes/20180121/millonario-reproduccion-asistida-espana-clinicas-desesperacion-control/278473158_0.html

Portada

Si no teníamos bastante con el tweet, vamos a por el titular, ¿mucha desesperación y poco control?, ¿perdón?.

Esta afirmación es como mezclar la velocidad con el tocino, y por aquí ya se entrevé a que quieren jugar con esto: ir al nivel más bajuno de la frustración humana. Crear historias de desconsuelo que desaten ira e impotencia entre los lectores.

1

La infertilidad es lo que desencadena ese machaque emocional. El ver como mes tras mes no te quedas embarazada, que cada vez lo ansías más, que el resto del mundo sigue girando y teniendo hijos, que empieza a parecer que nunca lo vas a conseguir. El ¿porqué yo?, ¿porque nosotros? se inicia aquí. Mucho antes de llegar a una clínica.

De hecho, muchos tratamientos de reproducción asistida, se llevan de la mano con psicólogos especialistas en este tipo de procesos. Y no es nada raro, la infertilidad es una patología, es una enfermedad y nos lo hace pasar muy mal emocionalmente. Los tratamientos son intensos, a veces largos y como en otras facetas de la medicina la mayoría funcionan, pero otros no y no es culpa de nadie. La ciencia aun tiene sus agujeros negros y hay que seguir investigando.

Así que lo primero que hay que entender cuando llegas a reproducción asistida es que las posibilidades son altas pero NO ES INFALIBLE y depende de la patología el pronostico será mejor o peor.

2

La analogía de la reproducción asistida con una fábrica de hacer bebés es realmente repugnante. No me queda otro adjetivo. Sigo insistiendo en que no han entendido nada, ni quieren hacerlo.

Esto no es ningún zoco, ni los que vamos a estas clínicas somos ganado. Vamos porque tenemos un problema. Vamos a que nos ayuden a curarnos. Vamos a que nuestro aparato reproductor funcione como debería hacerlo normalmente y pueda cumplir su función, tener hijos.

Por otro lado, hablan de montar una clínica de reproducción como el que monta un bar de tapas. Y no les digo yo que dude de alguna de las “miniclínicas” de reciente creación, pero no es comparable con las grandes clínicas que llevan años en el mundo de la reproducción y que son pioneras y referentes a nivel mundial en este tipo de medicina. Y que precisamente, gracias a ellos se han dado avances muy significativos en esta materia. Lo dicho, no hacen más que una y otra vez mezclar churras con merinas.

3

Y seguimos con la historia de Julieta y seguimos en la línea de desinformación. Como no nos dicen exactamente cuantos tratamientos, con qué edad, patología etc … pues tenemos que seguir imaginando.

El caso es que Julieta no lo consigue por reproducción asistida, pero si hubieran investigado un “poquito” habrían llegado a la conclusión de que casi el 80% de los casos consiguen solucionarse en al menos 3 ciclos de reproducción asistida. Es decir, SI SE CONSIGUE.

1

Fuente: reproduccionasistida.org

Y esto es algo que debe tener todo el mundo en cuenta. Como os decía anteriormente NO ES INFALIBLE, pero finalmente entorno a 9 de cada 10 pacientes terminamos cumpliendo nuestro sueño.

También hay que tener en cuenta la edad materna. Cada vez nos ponemos más tarde a tener hijos, cada vez nos damos cuenta más tarde de que estamos teniendo problemas para tenerlos. Desgraciadamente esta edad sube cada año y por tanto los problemas crecen y la necesidad de “ayuda” también.

2

Fuente: reproduccionasistida.org

Y a medida que avanzamos, el artículo cae en errores más graves. “Julieta abandona el infierno de la reproducción asistida y se queda embarazada de forma espontánea” … Vamos a analizar esto. Si Julieta pertenece a entorno ese 10% que no encuentra solución en los tratamientos de fertilidad y además luego que queda embarazada natural con la poca probabilidad de que esto suceda … ¿me están diciendo que han basado su artículo en un ejemplo que se da en el 1%-2% de los casos que necesitan ayuda? Muy profesional si señor …

4

Mira por donde, aquí hay algo con lo que estoy de acuerdo, el desembolso económico. Pero lamentablemente, todas las infraestructuras necesarias, controles (esos que dicen ustedes que no hay), especialistas, investigación etc … cuesta dinero y hay que pagarlo. La Seguridad Social no da para todos los casos, ni todos los pacientes, ni tampoco son comparables los medios que tienen algunas clínicas privadas frente a la Seguridad Social.

Y vamos ahora con el caso de Paula. Aquí si que han montado un buen refrito. Paula lo que tiene probablemente es un diagnóstico de mala calidad ovocitaria, es decir, su gametos presentan problemas por los que o no fecundan bien y/o evolucionan positivamente. Si es cierto, que las clínicas suelen ser sutiles en este tema y antes de decirte a la cara que tus óvulos tienen pocas posibilidades de traer embarazo o que son una mierda directamente, prefieren usar el “feo y el bonito”, al igual que muchas veces se denominan a los embriones “campeones”. A uno le puede gustar más o menos que los llamen así pero creo es lo de menos.

Y como siguen sin entender nada, en reproducción asistida y sobre todo cuando las cosas se complican, hay que hacer pruebas e intentos para tratar de buscar la palanca, como con cualquier enfermedad de otras disciplinas, ni más ni menos.

La reproducción asistida no es un peregrinación a Lourdes donde se conceden milagros, donde llegas y besas el Santo y menos en un caso de mala calidad ovocitaria, donde a veces tratar de mejorar esa situación y no perder la posibilidad de ser padres con tus gametos, requiere pues de eso, de probar y probar a ver si al final se abre la posibilidad.

Me ha hecho gracia la expresión “me sacaron óvulos” … hombre digo yo que en una in vitro no esperarías que la sacaran los dientes … vamos digo yo … lo dicho, la descripción de testimonios, de traca.

5

Y aquí viene la parte más enrevesada, que yo si fuera el IVI os demandaba. ¿Que es eso de que las mujeres de hoy en día NO SE SACAN ÓVULOS? está absolutamente tergiversado ese mensaje. Es una mentira terrible y peligrosa.

Siguiendo el hilo de la historia de Paula, donde hay mala calidad y donde tras varios intentos fracasa, el siguiente paso es descartar sus óvulos (porque está claro que no han funcionado) y proponer utilizar donados.

EN NINGÚN CASO, NINGUNO, UN ESPECIALISTA TE OFRECE A LA LIGERA UNA OVODONACIÓN, NUNCA. Tiene que haber pruebas y hechos que avalen que poco o nada se puede hacer con tus gametos.

No es un tema de comodidad, ni de que la estimulación con hormonas es muy mala y mejor no pasar por ella. NO. La ovodonación es una técnica de reproducción asistida, que se utiliza como último recurso y además muy dura porque implica renunciar a tu genética. De hecho, hay pacientes que no pueden superar lo que se llama “duelo genético” y tienen que desistir.

Pero esta es la la causa por la que se llega a ovodonación, no otra.

Lo siguiente que hablan en el artículo es del tema económico, que más o menos parece que se lo han “estudiado”

6

Y seguimos con los desvarios e idas de olla. Y en este apartado no se si reír o llorar.

“te ofrecen miles de cosas y eliges tu” … ¿perdón?

Un proceso de reproducción asistida no es un buffet libre señores. Como paciente eliges algunas cosas, pero la conducción del tratamiento la llevan los especialistas. Y cada patología y cada resultado lleva la aplicación de un protocolo.

Por ejemplo, cuando empiezas debes someterte a una batería de pruebas básicas de fertilidad. Aquí en el 70% – 80% de los casos ya se arrojan sospechas o directamente se apunta hacia una patología concreta, simplemente con análisis de sangre, semen e histerosalpingografía.

Lo más habitual, mala calidad del semen o los óvulos, factores tubáricos, problemas en la morfología uterina etc …

El 20% vamos a necesitar un poco más de investigación. Y ya hay casos muy ocultos, como lo que me está pasando a mi, que requieren mucha investigación, pero no somos lo habitual.

Si leyesen un poco más, verían que en las clínicas de reproducción asistida sucede lo contrario, los médicos van poco a poco solicitando pruebas, elaborando un diagnóstico, somos muchas veces los pacientes lo que queremos nos hagan muchas y muchas más pruebas por si acaso cuando a veces no proceden. ¿Por que? la desinformación con la que ustedes colaboran.

7

En este apartado, hay que admitir que en la Seguridad Social a veces las cosas son “lentejas” y la falta de empatía en algunas ocasiones es abrumadora, pero quedarse solo con el fallo no es justo.

La seguridad social tiene buenas tasas de éxito, aun teniendo en cuenta que no dispone de todos los medios y técnicas que hay en algunas clínicas privadas. Pero como ustedes solo se quedan en el detalle que un día paso, en la aguja en el pajar, pues venga, desprestigiemos también a la Seguridad Social.

8

Pues si, han tenido el cuajo de poner el apartado de fallos técnicos. ¿Saben cual es la probabilidad de fallo en un laboratorio de reproducción asistida? No es mínima, es ínfima.

Como no desvelan las patologías de sus pacientes, como no son francos con la realidad que han entrevistado, no dan la posibilidad de ver si el protocolo que dicen no se ha cumplido se cumple. Está claro que como jugar con la realidad les interesa, para que facilitar evidencias.

En fin, en este sentido lo primero que hay que saber es que las tasas de descongelación son de entorno al 92% y que mientras la calidad de los gametos o embriones congelados sea peor, esta cifra desciende.

El proceso de descongelación, es un proceso complejo, donde el embrión tiene que tratar de deshacerse de todo el líquido de la descongelación y seguir su curso.

Si sobrevivieron pocos y el resto no implantaron, probablemente los embris tuvieran problemas y por eso no hubo éxito, no porque en el laboratorio hicieran nada mal.

Al final, nos vienen con otro caso rebuscado de estos de embarazo espontáneo, haciendo creer que somos tontos por someternos a estos tratamientos cuando la naturaleza es tan generosa … ¡venga ya!

Por otro lado, el control en las clínicas de reproducción asistida es la base de todo:

  • Desde tener controlado cuando es el momento preciso de ovulación
  • Ver cual es el momento donde tu ventana de implantación se abre y posible conseguir un embarazo
  • La cantidad de consentimientos que tienes que firmar para todo
  • La trazablidad de laboratorio tanto para muestras, como para que gametos y embriones estén controlados
  • Todos los sistemas de cultivo

Y me estoy quedando muy corta ….

Luego, siguiendo con esta perla de artículo, viene la parte de aumento exponencial de la demanda, donde si hay clínicas que tienen más efectividad que otras y bla bla bla …

9

Pero la parte más chachi guay es esta. El colofón final, una metedura de pata detrás de otras.

A ver, ¿de donde has sacado eso de fecundar 3 óvulos? ¿Que España es permisivo? ¿Que no hay legislación? Habéis oído campanas y no sabéis donde.

Puedes fecundar el número de óvulos “maduros” que tengas disponibles (otra cosa es los que fecunden finalmente y evolucionen), es decir, esos que decíais de “cuando te sacan los óvulos”. La legislación es muy clara en España, no puedes transferir más de 3 embriones a la vez. PROHIBIDO. Pero embriones mujer, !no óvulos! que encima no estamos para tirarlos. Pero como no diferenciáis un embrión de un óvulo, pues es lo que pasa, que metéis la pata.

En España no se pueden seleccionar embriones por que te de la gana. No, no puedes elegir si es rubio, si va a ser alto … no.

El Diagnóstico Genético Preimplantacional, se realiza cuando hay casos de fallos de implantación, abortos de repetición o enfermedades hereditarias. Y solo se seleccionan aquellos que son compatibles con la VIDA, (lo cual no quiere decir que evolucionen luego y den lugar a un embarazo, ojo, incrementan las tasas pero no es la panacea) no se hacen otras selecciones ni se hacen seres humanos de diseño, está PROHIBIDO en España.

Al igual que no se donan óvulos ni embriones de donantes de más de 35 años en el caso femenino y 50 en el caso masculino …

Al igual que no se hacen tratamientos de reproducción a mujeres mayores de 50 años …

Al igual que hay una legislación en caso de separación, que hacer con los embriones congelados …

Y muchas más cosas que no se han molestado en investigar.

En cuanto a lo de turismo reproductivo, que quieren que les diga, si llaman turismo a estar desesperado, a la frustración de no poder tener un hijo, a saber que un tratamiento va a ser duro, a la incertidumbre, a la posibilidad de no conseguir nada, a tener que trasladarte para buscar la mejor opción, a todo el desembolso etc … si eso es para ustedes es turismo, ya entiendo porque escriben así.

Las consecuencias

Quien escribe esto, creo no es consciente de las implicaciones que tiene y del mal que le hacen tanto a los pacientes presentes como futuros, de poner en entredicho a todo el colectivo que trabaja en reproducción asistida donde hay grandes especialistas, que le echan mucha dedicación y horas al día para que logremos nuestro objetivo, ser padres.

Postura que dista mucho de la vuestra, donde en cero coma escribís un artículo como este sin base ni coherencia para sembrar desconfianza y mal rollo a gente que lo está pasando muy mal.

Para algunas personas, la reproducción asistida será la única posibilidad de ser padres, ¿para que predisponerlos a la desconfianza gratuita?, ¿para que convertirlos en pacientes desconfiados que no consigan remar a favor?, ¿para que complicar la vida a los especialistas con esta hostilidad? … 

Si algo necesita un paciente de reproducción asistida es compresión y las ideas claras, información, mucha información, comprender estos procesos es muy muy difícil.

Gracias por ponernos hoy el listón un poquito más alto.

Post relacionados:

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos:

Mamá la Cuadrado te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario de comentarios, serán tratados por Mamá al Cuadrado como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

 Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.
Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wordpress.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamaalcuadradoblog@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: Protección de Datos Mamá al Cuadrado

Mi Séptima Beta

Cita Posted on Actualizado enn

O más bien debería haber llamado a este post “la maldición del ciento y pico” … ahora entenderéis porque.

El tratamiento

En Mi Sexta Beta os contaba que había sido negativo y que íbamos a hacer un “non stop” y seguir a por dos congelados más.

Así lo hicimos, el 14 de octubre bajó la regla y el 15 andaba ya con Progynova. En aquella fecha, como os comentaba en ese post, estaba saliendo de un catarrazo, o más bien eso creía yo. El 16 de octubre, volvieron la tos y los mocos y para mi desconsuelo, peor que la otra vez. Esa misma semana acabé en el médico otra vez, porque no era capaz de dormir. Así que al mucolítco, le tuvimos que poner ibuprofeno con codeina, todo estupendo y genial para estar preparándose para una transfer. Pero no, no fue tan fácil, los mocos siguieron, el dolor de garganta también y en mi siguiente visita al médico me dieron antibiótico. Y si, por fin, me deshice del catarro a 9 días antes de la transfer.

El 25 de octubre fui al control de endometrío y estaba todo bien. La Doctora me dijo que no me preocupe por la medicación del catarro, que el ibuprofeno no es aconsejable por que al parecer en algunos casos se pierde vascularización en el utero pero que tampoco cree que vayamos a tener problemas. Lo único que le preocupa es que hayamos decidido ir con 2 embriones, que le parece una locura. Pero somos firmes en la decisión, las probabilidades de volver a tener mellis son ínfimas, de hecho creo que estamos más cerca de no conseguir nada de nada que de otra cosa.

Y cuando ya pensaba que lo peor habia pasado, el día 26 empiezo a manchar. Casi me da algo. Lo primero que se me pasó por la cabeza es que mi endometrio no había aguantado y se estaba desintegrando. Llamé a IVI y mi Doctora decidió hacerme una eco al día siguiente.

Aun por la mañana tuve unos hilillos marrones de sangre, pero en la eco no se vio nada raro. Según me dijeron, a veces cuando se lleva mucho tomando Progynova pasa esto. Teniendo en cuenta que llevaba dos ciclos seguidos todo encajaba, así que a casa a esperar al día de la transfer.

La transfer

El día 31 de octubre a las 18:30 estaba prevista la transfer. Me fastidió un poco por que me apetecía un montón disfrazarme con los mellis y salir a hacer “truco o trato” pero estaba claro que “el truco o trato” me lo iban a hacer en el IVI …

Imagen relacionada

La transfer fue muy rápida y me dio muy buena vibra. Es la primera vez que me hacen una transfer con hilo musical y justo en ese momento sonaba “your song”. Desde que vi Moulin Rouge es una de mis canciones favoritas, así que pensé:- jolin que buen recuerdo si me quedase embarazada. En 10 días veríamos el resultado.

La espera

La betaespera la llevé fatal, creo que tenía tantas hormonas encima que ya no era dueña de mi. Andaba bastante tristona, muy muy cansada y algo llorica. El séptimo día post transfer … ¡tachaaaaaaan sorpresa! ¡manchado rosita! el manchado venía junto con alguna molestia de regla así que todo apuntaba que algo se estaba implantando. 24 horas después comenzaron mis “ganotas” de hacer pis de siempre, estábamos tocando de nuevo el positivo.

La beta

Y así fue, el día 10 de noviembre me confirmaban que tenía una beta de 159, cuando a partir de 60 ese día se considera positivo. Lejos de alegrarme cuando me llamaron, no me hizo ninguna gracia el resultado:- otra vez ciento y pico joder … Papa al Cuadrado se enfadó conmigo, no entendía porque teniendo una beta perfectamente normal estaba así. Le dije: – creo que estamos ante otro bioquímico. El lunes habrán pasado 72 de la beta, la repetiré a ver si duplica, pero algo me dice que no va a ser así. El como siempre:- venga Ana confía que no siempre va a pasar los mismo … bla bla bla …

El lunes me repetí la beta en un punto de extracción que hay cerca de casa. La beta la entregaban en 24 horas, asumí esa tardanza con tal de no coger el coche, pero a partir de ahí todo salió mal.

Supuestamente el martes sobre las 18:00 debería estar publicada la beta en la página web del Megalab. “A Dios pongo por testigo que no volveré a hacerme una beta en Megalab” y menos gestionada por un tercero …

La maldición

Ese día era el martes 14 de noviembre y todo salió mal. El día iba raro y para más señales andando me encontré un compresa sin abrir. Si, una compresa, ¿que puñetera probabilidad hay de encontrarse una compresa sin abrir tirada en la calle? Pues yo me la encontré. Rápidamente hice la asociación mental: – Ana, esto es una señal, está tarde se va a confirmar que “eso” lo vas a volver a necesitar.

Fui a recoger a los peques y esa tarde venían super cansados y molestos. Ya al borde de un ataque de nervios me meto en la página del laboratorio y veo esto:

analisis

Se me cortó la respiración. Vamos a ver, antes de hacerme la beta pregunté en la clínica donde me la hice que cuando me la daban. Me dijeron:-en 24 horas. Me pereció una pasada pero, ¿como puede ser que una extracción hecha a las 16:00 horas del lunes 13 de noviembre ponga que el informe está incompleto y que va para el lunes 20 de noviembre?

Llamé inmediatamente a la clínica donde me había extraído la sangre. No me dejó ni hablar, en cuanto dije que ponía eso en el informe del laboratorio, me dijo muy seca:- pues si eso es lo que pone en el laboratorio, eso tendrás que esperar. Le dije que a mi me habían dicho que en 24 horas estaba (además ella misma), comenta: – ¿pero no la pediste como urgente?  – Pero que urgente, si me dijiste 24 horas sin urgencias. – Bueno mire, déjeme hablar, voy a hablar con Megalab y llámeme en media hora.

Te va a llamar en media hora tu padre. ¿Pero que es esto? No te enteras de nada, no escuchas, no ayudas al cliente y encima te tengo que llamar yo en media hora … vete por ahí hombre …

Cogí el teléfono y llamé directamente a Megalab. Me atendieron enseguida y comprobaron el estado de mis análisis. Aun no los tenían, casi las 18:30 y no los tenían. Le comenté que porqué ponía eso en mis análisis del 20 de noviembre, respuesta: – ah, eso no es nada, lo habrá puesto por defecto el analista … ¿Por defecto? … – ¿sabes el susto que me he dado cuando he visto eso?, ¿sabes lo que significa para mi esta beta y para mucha gente? … pues te lo voy a contar, de esto depende que me lleve la alegría de mi vida o me hunda en la miseria, así se lo comenté a la persona que estaba al otro lado. – Lo siento de verdad, en media hora están los resultados, me contesto.

Al final a las 19:30 publicaron mis resultados. 192. Ahí acabó todo. Y lejos de no haber duplicado bien, observo los rangos de este laboratorio y son más altos que los de IVI, por lo que rápidamente me doy cuenta de que mi beta probablemente esté bajando.

Mientras, “mi amiga” la simpática de la clínica de los análisis, se decidió a llamarme. Como comprenderéis, ni conteste. Me llamó varias veces y pasé, para que me diga, ya los tienes, te lo he solucionado. No mira bonita, no. Bastante mal me has hecho sentir, bastante mal me encuentro ya.

Escribí a mi doctora de IVI y le comenté lo que ha pasado y si podía ir a repetir la beta a IVI.

A partir de ahí, acostamos a los niños y necesité llorar y mucho. No por pena, ya por frustración y porque me temía lo peor, estábamos dando cosas por hecho y algo no iba bien. Probablemente lo que funcionó hace más de 3 años ya no era suficiente y echarle la culpa a los embriones no era la solución.

Al día siguiente a primera hora correo de mi Doctora.

mail

En una hora me estaban pinchando y en menos de dos mi Doctora me llamó con el resultado: – Ana, tus sospechas eran ciertas, es un bioquímico. La beta está bajando, es de 107.

No me llevé una sorpresa, solo quería que pronunciara las palabras mágicas de “abandona la medicación” y en unos días repetimos a ver si va negativizando. Y las pronunció.

A continuación comenté: – Hemos pensado que vamos a parar. Necesito limpiarme de hormonas y de malos rollos. Estoy agotada. Además, creo que ha llegado el momento de volver a Hematología y a Inmunología. Dos bioquímicos no pasan porque sí. Solo nos quedan dos embriones y no podemos pegar más tiros al aire.

Ella no estuvo muy de acuerdo con mis palabras, puesto que piensa que todo está bien y que es cosa de los embriones, pero respetó mi decisión.

Así que según terminados de hablar, le pedí que me transfieriera con recepción para pedir cita para la próxima beta y para verme con Diana Alecssandru. La segunda llamada a hematología de Sanitas La Moraleja para volver de nuevo.

Vuelta a los orígenes

Hacer estas llamadas fue como un dejavú … fue volver a hace 4 años cuando los famosos “negativos de repetición” que ahora se estaban convirtiendo en “abortos de repetición”, de la esterilidad primaria a la infertilidad secundaria y tiro porqué me toca, como jugar al juego de La Oca, cuando justo estás llegando a la meta caes en la casilla de la calavera y tienes que volver a empezar …

Resultado de imagen de juego de la oca

Preparación mental hacia la posible derrota

Si, como veis la cosa se ha complicado bastante y solo quedan 2 embriones. Es probable que ya vayamos tarde con lo que pueda salir de nuestra próxima visita a Hematologia y a Inmunologia. Es posible que los embriones “buenos” ya no los tengamos pese a que los que quedan parece que son viables.

Nunca pensé que llegaríamos aquí la verdad. Bueno, si lo pensé pero me parecía demasiado dramático después de tener 7 blastos congelados.

Así que me tengo que preparar para, por un lado estar a tope con esos embris y luchar por ellos, pero también a que el esfuerzo final (que ya os adelanto va a ser mucho) no sirva de nada.

Ahora concentración en mis próximas visitas en las que ya ha habido sorpresas … pero eso ya, os lo contaré otro día, con un poco de positivismo y esperanza. Hoy toca cerrar capítulo y mirar para otro lado. Mi beta ya ha bajado a 9.

¡Aguantad pequeñines! … estamos en el buen camino …

Post relacionados:

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos:

Mamá la Cuadrado te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario de comentarios, serán tratados por Mamá al Cuadrado como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

 Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.
Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wordpress.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamaalcuadradoblog@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: Protección de Datos Mamá al Cuadrado