Emociones

Volver a empezar tras un aborto bioquímico

Cita Posted on Actualizado enn

Ya está la roja aquí. Esta madrugada ha hecho su aparición. Madrugadora y puntual como siempre.

He llamado al IVI y ya tengo la pauta de medicación para comenzar mañana. Parece mentira, pero ya ha pasado todo el verano después de ese fatídico 16 de junio en el que la que iba a ser la primera ecografía de nuestro pequeño, anunciaba lo que luego sería un aborto bioquímico Lo que pudo ser y no fue… Afrontar un Aborto Bioquímico

botica

Esto de la infertilidad es así, caer, volverse a levantar y a volver a barajar a ver si esta vez hay más suerte.

Lo reconozco, tengo miedo. Tengo miedo que no salga. Os parecerá de risa teniendo aun 6 blastos congelados de buena calidad. Pero tengo miedo. Uno ya nos falló.

¿Y si resulta que ninguno de los 6 son válidos? … ¿Y si resulta que solo eran válidos los mellis? … ¿Y si resulta que ahora tengo “algo” que no tenía la vez anterior? …

En fin, que cuando crees que lo tienes todo aprendido, te das cuenta que vuelves a la casilla de salida como una principiante.

El otro día fui al IVI a hacerme una eco antes de empezar este tratamiento. Le pedí a mi doctora que revisáramos una vez más la calidad de los embris: -A/A, A/A, A/A , A/A, A/B, A/B … Ana, cualquiera se puede quedar, son todos muy buenos.

Si, eso ya lo había oído antes, pero sin embargo el último no se quedó. Vuelvo a las cábalas sobre mis posibilidades. Haciéndome valer de la estadística, según la calidad de los embris, la edad de mis óvulos cuando se generaron dichos embris y la tasa de fecundación de los blastos, esta vez o a más tardar la siguiente deberíamos de conseguir embarazo evolutivo. Pero esto no es una ciencia exacta, así que cuando veo que me empiezo a poner “petarda” me recuerdo: – Ana, ten fe, hay cosas imposibles de controlar, adelante, que no pese el miedo más que la ilusión.

Y así estamos hoy, intentando borrar de mi cabeza los miedos, las incertidumbres y convertirlas en ilusión y una mirada optimista al futuro. Si miro la situación en global, de momento tengo las cartas necesarias para ganar la partida.

Por otro lado, este es el último post que escribo sobre la evolución de este tratamiento. La próxima vez que escriba sobre ello será ya con hechos firmes sea para bien o para “menos bien”.

Este blog nació solo y exclusivamente con la vocación de ayuda a otras personas. Contar lo que pasó con mi esterilidad y luego como está siendo la crianza de mis mellis, da esperanza y luz a muchas personas.

No, no uso el blog para contar mi vida y que sea el “Sálvame al Cuadrado”, no por Dios. Desgraciadamente, personas de mi entorno lo han entendido así y han aprovechado información de mi último tratamiento para ir “cotilleando” si estaba en embarazada o no. Tanto quisieron adelantar y tener la primicia, que cuando publiqué que la beta había sido positiva, felicitaron a mis padres. Como comprenderéis, la sorpresa fue mayúscula y más cuando 10 días después tuve que publicar que lo habíamos perdido.

Este blog no sirve para anunciar cosas, que quede claro. Sirve para contar una historia, en la que desgraciadamente cada vez más personas se ven reflejadas, por eso siempre cuento las cosas con “pelos y señales”.

Y dicho esto, a partir de ahora, si hay embarazo, lo haré publico en el blog y en las Redes Sociales a su debido tiempo. Lástima tener que tomar una decisión así, pero el uso irresponsable de la información es lo que tiene.

Espero dentro de unas semanas, os pueda contar buenas noticias.

¡Seguiremos informando!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Ya soy mamá, y ahora ¿qué? … Tu lucha continua …

Cita Posted on Actualizado enn

Son varias las personas que estando en plena búsqueda de bebé me han dicho: – Jolin, Ana que suerte tienes, conseguiste quedarte embarazada, tener mellizos … vamos que tu vida ya es maravillosa y perfecta …

¡Eeeeeeehhhhh parad el carro!

frenazo

Cierto es, que cuando después de tantos años de lucha y de sin sabores, de muchas lágrimas y frustración, haber conseguido llegar hasta aquí es increíble, pero de ahí a que ya todo sea perfecto creedme que no es cierto.

Esta claro que la lucha por la maternidad ha terminado pero la vida es lucha y cuando eres mamá aun más si cabe. Así que no bajéis los brazos nunca, en esta vida siempre hay que estar alerta para seguir pelando por muchas cosas. Pero esto no es malo, ojo, los retos y las situaciones difíciles también te enriquecen como persona y asumir que la vida no es perfecta ni va a serlo es parte de nuestro equilibrio emocional.

Tengo que reconocer, que yo misma, recién convertida en mamá, llegué a pensar así:- bueno:- pues ya está todo hecho … ahora a relajarse y a vivir la vida …

En parte así fue, pero me costó ver venir algunas situaciones de “lucha” muy típicas y habituales cuando te has convertido en mamá. Estas son mis “luchas” actuales:

Incremento de preocupaciones

Tener un bebé es maravilloso, dos ni os cuento, pero desde que los tienes por primera vez en tus brazos no puedes parar de pensar un segundo si estarán bien, si serán felices, si crecen o no … ni que contar cuando no comen correctamente o no “cagan”… que decir cuando se ponen malos … y esa primera visita a urgencias donde llegas descompuesta de dolor pensando que a tu pequeño le pasa algo “gravísimo” y es una simple infección sin importancia … tu vida se convierte en una intensa y emocionante “guardia de 24 x 7”.

depositphotos_4748447_m

Vencer al cansancio

Y yo que pensaba que después de ser la tía más juerguista de la galaxia, aguantar una semana de fiestas sin despeinarme, de pensar que nada es inigualable al cansancio de no dormir y tener una resaca de 3 pares de narices … la maternidad múltiple me ha puesto en mi sitio totalmente.

shutterstock_183885596-1728x800_c

Y es que dar 2 biberones cada 3 horas, más esas noches que lloran y lloran y no sabes que pasa, esas tardes en las que no se entretienen con nada, las carreras por el parque … y un sinfín de situaciones maratonianas que te dejan para el arrastre, la “lucha” por mantenerte en pie y no perder el control de tu cabeza es absolutamente encarnizada.

¿Insegura? … ¿yo?

No se que tiene convertirse en mamá, pero de la noche a la mañana te llenas de miedos y te empiezas a cuestionar todo sobre ti misma y tus capacidades para afrontar esta nueva etapa:

  • Si serás buena madre …
  • Si podrás con mellizos …
  • Si tus hijos estarán bien …
  • Si la gente y tu pareja pensarán si lo estás haciendo bien o mal …
  • Si podrás con la casa …
  • Si podrás con el trabajo …
  • Si tu aspecto físico tras el parto no ha sido un completo desastre …

En definitiva te preguntas, ¿sigo siendo la misma? …

93a44eefc892fdcf04a428fe066f052a

Y tengo que decir, que para mi esta parte, ha sido una de las más complicadas porque suelo ser bastante “fustigadora” y “autoflageladora” conmigo misma.

Así que no me ha quedado más remedio que aprender a pasar un poco de todo y quererme bastante más.

Barra libre de discusiones

Que bonito es convertirse en padres y a la vez que poco romántico, al menos en nuestro caso.

Cansancio acumulado, relaciones sexuales que nunca llegan, disparidad de criterios sobre decisiones domésticas y de crianza, planes sin consenso … ¡¡tu relación de pareja se convierte en una olla expres!!

Así que aquí tenemos una nueva faceta luchadora, la de no volverse loco, la de entenderse como sea y la de muchas veces respirar antes de hablar.

Así que de vez en cuando toca separarse de los mellis por unas horas, liberar la cabeza y mimarse un poco, vamos, “sacarle la presión a la olla”.

olla-presion-expres-rapida-2-xl-668x400x80xx

Comentarios inoportunos: Parte II

Ah, ¿que creías que después de haberte quedado embarazada la gente dejaría de opinar sobre tu vida? Permíteme soltar una sonrisa irónica …

Los niños son un caldo de cultivo extraordinario para que los cotillas y gente imprudente en general se “ceben de lo lindo” criticando absolutamente todo: si es pequeño o grande, si es feo o guapo, si come o no, si le das el pecho o que carajo le das, si duerme, si le coges en brazos, si mastica o no, si sabes cuidar de un bebe o no …

cotillas9

Los comentarios sobre si iba a tener niños o no me dolían, pero reconozco que cualquier comentario sobre mis hijos me hace a veces saltar a la yugular. Tonterías las justas …

Funambulismo con tu carrera profesional

Y es que tirar “pa´lante” cuando tienes un puesto de cierta responsabilidad después de ser mamá a veces se complica hasta la extenuación: tienes que demostrar más que los demás cuando te incorporas de la baja maternal, volver a buscar tu espacio, tener que hacer malabares para no salir a las “tantas” todos los días y te quede tiempo suficiente para estar con tus hijos, que la gente entienda que tu puedas ser “eficiente” y salir a una hora razonable cumpliendo como la que más …

funam

Así que a luchar y a demostrar todos los días que la paternidad y maternidad son compatibles con una fructífera carrera profesional.

¡Superwoman al ataque!

No se como, pero a veces hay que llegar a todo. A trabajar, a ocuparse de casa y niños, a tener la compra al día, a cocinar para comer sano y rico, a gestionar obras en casa … vamos que a veces creo que tengo más funciones que una navaja.

multifuncion-navaja-ejercito-suizo-182962766_1

Así que otras dos luchas más al catálogo de frentes abiertos: la de llegar a todo y la de pedir auxilio cuando no puedo más.

La familia …

Ayyyyy que complicadita es a veces de gestionar y cuando tienes peques más: meterse en tu vida, querer ver a los peques a deshora, intentar imponer su criterio … madres y suegras se llevan la palma.

Por tanto mano izquierda y derecha según aplique. “Cada uno en su casa y Dios en la de todos”

fotonoticia_20160116131327_1280

Y todo esto sin mencionar otros problemas de índole personal que a veces de cruzan por el camino junto con todas estas “luchas”. No se puede bajar nunca la guardia, aunque haya días que tema ser engullida de un bocado por este mundo de locos. Justo cuando creo que voy a caer en el agujero negro, supongo que esa fuerza mágica de la maternidad, me saca victoriosa de cualquier pozo.

Así que tened los escudos a mano, tomad vitaminas para incrementar la paciencia … por que la vida es una lucha constante, pero también es absolutamente maravillosa. Y recordad que si no estuviéramos siempre alerta y afrontando retos la vida sería tremendamente aburrida.

¡A por todas!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Yo sobreviví al primer día de guardería!!

Cita Posted on Actualizado enn

Y lo cuento así en plan programa de televisión “el último superviviente”, porque parece una chorrada pero el llevar a los niños a la guarde por primera vez se convierte en un cúmulo de tareas y sentimientos encontrados que por lo menos a mi,  me ha hecho pasar una semana rara, rara, rara …

Para empezar os contaré porque hemos decidido llevar a los niños a la guarde ahora con 8 meses. La verdad es que es una decisión que ya teníamos tomada desde antes que nacieran. Ambos progenitores creemos que a partir de una determinada edad, flaco favor les hacemos a los bebes teniendoles en casa con cuidadoras y abuelos. Que si, que les van a dar todo el cariño del mundo, pero a esa edad el cariño no es suficiente, necesitan estímulos de todo tipo además de empezar a despertar sus relaciones sociales.

aunque mi suegra me sacó algunos cantares, la decisión era firme.

No nos costó demasiado elegir la guarde, ya que nuestra tropa gemelar de la zona se había decantado por esa escuela y a nosotros nos habían hablado muy bien de ella. Así que mis mellis, van a la guarde con las otras mellis y están en la misma clase!! La guarde nos pilla a 2 minutos de casa y tiene unas instalaciones estupendas.

En julio tuve la tutoria de la guarde donde conocí a su futura profe. Super dulce y encantadora. Le estuve contando como eran Guille y Nico y ella me estuvo contando la mecánica de la clase.

Salí de la reunión con un listado de cosas que tenía que llevar el primer día de guarde al que no le dí la más mínima importancia porque me pareció super facil y me dije a mi misma: – va esto lo preparas nada más llegar de vacaciones y llegas de sobra … ingenua … quien me iba a decir que a la vuelta de vacaciones me iba a encontrar más sola que la una …

lista de la guarde

Lo que si deje preparado fueron los sellos de etiquetar ropa y la máquina de etiquetar sus enseres. Lo compre todo por Amazón y en un par de días ya tenía todas las herramientas en casa.

etiquetar

También dejé compradas las mochilas de los niños que fue un capricho mío de la marca Les Deglingos de las que estoy absolutamente enamorada … je je …

mochilas

Y con esto y un bizcocho nos fuimos de vacaciones.

En los dos post anteriores ya os comenté como empezaron, como fueron y como finalizaron mis vacaciones, asi que ya sabéis que durante los preparativos de la guarde estuve sin ayuda doméstica.

Pues si ya bastante tenía con las casa, el finiquito de la susodicha, con cuidar de los mellis … tenía que empezar a prepararlo todo.

La semana del 24 de agosto, que era la que en principio iba a hacerlo todo fue imposible ya que al estar sola ya solo el cuidado de los niños y poner la casa a punto tras las vacas se devoraba mi tiempo. Por lo que el lunes 31 de agosto fue mi único día de preparativos.

Os lo podéis imaginar: me levante a las 7:30, biberones, vestir a los peques deprisa y corriendo y a la calle a hacer recados:

  • sacar las fotos de los bebes para la guarde, que había una cola tremenda ya que a todas las mamas se nos ocurrió ir el mismo día …
  • Ir a la farmacia a por biberones de agua para la guarde y un cepillito
  • a la papelería a por un eding indeleble para marcar sus cosas (las que no podemos etiquetar con la máquina)
  • Volver a por las fotos
  • Ir a la frutería y a la carnicería a por las cosas de la papilla de los peques
  • Ir al centro de salud a ver cuando la pediatra nos podía hacer el certificado de salud que teníamos que llevar a la guarde …

… y todo esto deprisa y corriendo, con un carro gemelar, en una zona con cuestas, con un bochorno horrible.

Llegue a casa. Corre que te corre a hacer la papilla de los niños, a darles de comer, subirles a dormir la siesta, hacer mi comida, comer yo, recoger el destrozo de la comida … en este momento intento sentarme en el sofá pero un melli se despierta así que a subir a por ellos. Les meto en el parque y en lo que les entretengo un poco es la hora de la merienda. Hago la merienda, les doy la merienda, recojo la merienda … llega de trabajar el papa al cuadrado y me dice: – ¿ya lo tendrás todo listo para la guarderia? . Le digo que comprado esta todo pero ni etiquetado ni guardado. Y me dice que no entiende porque no me había dado tiempo!!!! Ay señor llévame pronto!!!!

Casi me lo como!!! a mi que se me había puesto ya cara de loca entre la semanita anterior y este día en cuestión y la angustia que me había entrado solo de pensar que mis pequeños del alma iban ya a la guarde, debía de dar mucho mucho miedo, por lo que no hicieron falta demasiadas palabras para comunicar mi mal estar con la preguntita …

Así que nos fuimos a dar el paseo de la tarde con los niños. Yo pensaba delegar este paseo en el papa y mientras seguir yo haciendo cosas. Pero el papa dijo que venga, vamos todos juntos, así te relajas y te da un poco el aire …

Cuando llegamos a casa no hubo tregua. Baño de los bebes, biberones, cena de los mayores … así que hasta las 22:00 no pude ponerme a prepararlo todo.

A partir de entonces y con mucha paciencia, a etiquetar y meter todas sus cositas … afortunadamente en 1 hora despaché los preparativos y a dormir!!

preparativos

Pero no, no podía ser tan fácil irse a dormir. Cuando pasé por la habitación de mis hijos y les vi ahí tan bonitos, tan ricos, tan todo … se me vino el alma a los pies. Pesar en que ya se iban a la guardería … para mi era como si se fueran de casa (cuando yo quiera que se vayan de casa no se irán …), mis pequeñines … y ya os podéis imaginar como acabó la cosa en uno de mis ya conocidos momentos dramáticos con lágrimas, hipo y mocos. Para variar, el papa al cuadrado se partía de risa …

Y llegó el día!! me levante y fui a ver a mis chicos. Allí estaban mis dos milagros sonrientes y alegres como todas las mañanas. Así que fue el momento perfecto para … llorar otra vez!! Ahora me río, pero madre mía que sofocones …

Vestí a mis niños. estaba completamente revuelta, nerviosa, triste … parecía que los llevaba al matadero. Así que el papa al cudrado que vió el percal me dijo: – venga que te acompaño con los niños a la guarde …

Así que los cuatro, salimos juntos camino de la guardería. Jo, iban super monos riéndose con su mochilitas de la mano.

guarderia

Durante el pequeño trayecto de casa a la guarde, yo iba concentrada en: mama no llores, mama no llores … pero rápido se me pasó el romanticismo porque fue aproximarnos al edificio de la guarderia y solo se oian lloros: de los grandes, de los pequeños … ahí lloraban todos los niños y fue precisamente cuando deje de llorar yo …

Total que subimos a su aula y eso era un despiporre!! todos los niños llorando, las 3 cuidadoras como locas cogiendo a uno y a otro … me recordó un montón a esta escena de poli de guardería:

La profe recogió rápidamente a los peques y nos dijo que no se podía entretener que debían de gestionar la situación cuanto antes. Y ahí me quede yo, fuera del aula mirando por las ventanas a ver que hacían mis pequeños.

Guille es un crack, se plantó en la guarde como el día que nació. Sin miedo, con los ojos muy abiertos y esbozando una sonrisa.

Nico, entro con cara de miedo y en cuanto vió a una niña llorar como una descosida también se puso a llorar el, si cabe, más fuerte!!

Como los primeros días de guardería estaban en adaptación me fui a casa y a las dos horas los fui a recoger. La guardería seguía en plena ebullición: lloros, mas lloros … por todas las aulas, por todas las esquinas.

Cuando subí a por mis peques Guille estaba dormidito en una hamaca ajeno al increible revuelo de lloros que seguía en el aula. Lo dicho, un crack!! Nico seguía llorando. No paró en las 2 horas …

Me fuí a casa con un bajón increíble. Me daba mucha pena por Nico. Me hacia preguntas como: -¿Y si no se adapta?, ¿y si lo pasa mal y no quiere volver? …

En fin, volvimos el siguiente día y ya la guadería estaba en perfecta calma. En una calma inmensa. Cuando llegamos a su aula todos los niños jugaban tranquilos y felices. deje a mis peques de nuevo y me quedé observando a través de las ventanas. Nico se había sentado a jugar tranquilo y sonreía. Flipante!!

Al ir a recogerlos las noticias no podían ser más buenas!! se habían portado genial los dos y al día siguiente ya nos aconsejaron probar a desayunar y comer en la guarde. Lo hicieron genial. De hecho Guille no se quería ir.

El viernes se quedaron ya hasta las 16:00 que esa es su hora oficial de salida. Y todo en orden!

Así que señores … damos por superada la entrada en la guardería!!! Yuhuuuuu felicidades pequeñines lo estáis haciendo genial!!!

Reconozco que el tema guardería me ha hecho sentir cosas contrarias: por un lado la pena de dejar allí a mis niños, pero por otro … ahora vuelvo a ser la dueña de mi tiempo (al menos hasta las 16:00), vuelvo a tener el power!!! vuelvo a ser yo!!!

Solo os digo que me he pasado 24 horas seguidas cantando: to be free, to be wild …