escaleras

El término medio entre la seguridad en el hogar y convertir tu casa en Alcatraz

Cita Posted on Actualizado enn

Desde que los peques empiezan a gatear con soltura, hay que empezar a plantearse el tema de la seguridad en el hogar y proteger a nuestros retoños de la ingente cantidad de peligros que antes pasaban totalmente desapercibidos y ahora parece que tu casa es una trampa mortal para bebés.

Y ya no sólo protegerles a ellos, sino empezar a proteger esas cosas que tanto te gustan de la decoración de tu casa y en este momento comienzan a peligrar en manos de nuestros angelitos.

El tema de la seguridad en el hogar tiene además muchos raseros dependiendo de lo hipocondríacos que seamos los padres: desde gente que te dice que no protegen ni las escaleras porque los bebes se tienen que acostumbrar a conocer el peligro y no ir ahí, hasta los que convierten su casa en una fortaleza inexpugnable llena de rejas, puertecitas y toda suerte de protectores de diferentes tipos y colores …

En nuestro caso digamos que preferimos analizar bien el tema de la seguridad antes de nada y valorar pros y contras de cada una de las medidas.

Adentrándome en el mundillo de los gadgets y artilugios de seguridad infantil

Después de cotillear por casa de los amigos más curtidos en esta materia, me dirigí a ese gran pozo de la sabiduría que es Google para estudiar bien qué medidas tomar sobre la seguridad en el hogar:

Imagen4

¡¡Dios mío del amor hermoso!! Como dicen en mi tierra, existen «telares» para todo. Como me pareció una auténtica barbaridad me marque una serie de cosas básicas que para mí eran lo fundamental para proteger a los mellis en mi casa:

  • Los enchufes
  • Las puertas, donde un cierre repentino de puerta puede acabar con sus deditos en un pispas.
  • Las escaleras. Tenemos 4 plantas en casa así que tenemos 5 tramos de escaleras … Ahí es na!! Vamos el entorno ideal para poner el culo duro 365 días al año.

No valoré proteger esquinas ya que en la casa no tenemos esquinas demasiado afiladas y aunque no con prioridad 1 como lo anterior, me emplace a dar una segunda pensada al tema de proteger algunas puertas de muebles y cajones.

Los enchufes

Empiezo por lo más fácil. Esto lo solucione enseguida con un kit de lo más simple de protectores de enchufes.

image

La única pega de los protectores de enchufes es que cuando necesitas el enchufe tienes que recurrir a una especie de llavecita de plástico para extraerlo, cosa que es un soberano coñazo porque nunca sabes dónde has puesto la dichosa «llavecita» hasta que descubres que metiendo algo con punta lo puedes extraer igualmente …

Las puertas

Aqui he probado varias cosas y he de decir que algunas han sido un estrepitoso fracaso.

Los salvadedos

Pues señores este aparatejo está muy bien desde el punto de vista de que evita que la puerta no se cierre y le pille los deditos a tu hijo, así que yo ni corta ni perezosa los compré aunque menos mal que en un arrebato de sentido común dije: – Anita prueba primero con uno y si te gustan compra más … Menos mal porque me lo he comido con patatas.

Imagen1

La realidad es que evita, efectivamente, que la puerta se cierre pero no evita que se cierre la zona de las bisagras por lo que sí un bebe mete el dedo en esa parte independientemente de que la puerta no se haya cerrado se guillotina el dedo. Así que … ¡Estos salvadedos no nos valen! Suspenso.

Topes de puerta de 2 direcciones

Cuando vi este modelo estaba segura que esto sería la mejor protección para las puertas. Bloquear la puerta para que no se mueva ni hacia delante ni hacia atrás es la mejor solución.

Imagen2

Y menos mal que hice como la vez anterior, pedir uno y probar, porque este modelo plantea dos problemas:

  • Es una pieza algo gruesa por lo que o tu puerta tiene una holgura respetable o no entrará
  • En el caso que entre, la pieza sobresale unos 6 o 7 cm por lo que de vez en cuando te la llevarás con el pie
  • Parece increíble, pero los mellis lo mueven con relativa facilidad …

Asi que … Suspenso.

Los topes de puerta de toda la vida

Con un acabado más actual o más de plasticucho del chino de la esquina, al final el tope de puerta de toda la vida es el que mejor nos ha funcionado; no ocupa demasiado, cabe debajo de todas las puertas y bloquea la puerta totalmente sin riesgo de que los mellis lo muevan.

image

A veces en las cosas más simples está la solución … Pues este fue el caso.

Las escaleras

Llegados a este punto, aquí servidora ya estaba hasta el moño de la seguridad en el hogar, sin llegar a pensar que lo peor estaba por llegar.

Bueno, pues si esto se trata sólo de buscar unas barreras, ¿no?.

Empezamos a ver barreras y claro nos vamos a la gama más barata que va de 30€ a 50€ mas o menos y me encuentro con los siguientes problemas:

  • Los anclajes de las barreras, algunos con tornillos otros a presión, otros que no anclan a la barandilla bien etc … Me dan la sensación que son un destroza paredes.
  • Los cierres de la puerta de la barrera: algunos son de risa, otros no hay cristiano que los abra a la primera, otros directamente te quedabas casi con ellos de la mano
  • Cuando por fin encontramos algunas barreras con una relación calidad precio buena, el ancho de nuestra escalera no era compatible y había que buscar extensiones, algunas extensiones no estaban disponibles etc …

Total, que abandonamos esta gama de barreras. Aunque advierto, hay amigos míos que las tienen y están encantados pero para gustos los colores y a mí no me convencieron ni la mayoría me sirvieron.

Subimos el listón y nos fuimos a la gama de 60€ a 90€. Aquí sin duda hubo una mejora notable de calidad y funcionalidad: cierres mucho más precisos y fáciles a operar anclajes con una apariencia menos «destructiva» … Pero cuando por fin estamos a punto de encargarlas me entran las dudas: – Ana, ¿vas a ser capaz de vivir por lo menos 2 años más abriendo y cerrando puertecitas cada vez que subas o bajes las escaleras? Con lo que te gusta a ti salir escopeteada escaleras abajo ¿no acabaras por maldecir las barreras? , ¿tú viviendo con cosas por el medio?

… y conociéndome como me conozco me eché atrás inmediatamente.

Así que a seguir debatiendo sobre las barreras mientras nuestros mellis no hacían más que crecer y crecer y moverse y moverse sin poder quitarles la vista de encima un momento porque no teníamos las «malditas barreras».

Pero como todo está inventado afortunadamente, no tardé en dar con unas barreras extensibles que cumplían a la perfección con mis objetivos:

  • Mantener a los mellis lejos de las escaleras, las cuales, por cierto, suben con una facilidad asombrosa …
  • No convertir la casa en una especie de ratonera llena de rejas y compuertas

Estas son nuestras nuevas barreras, ahora las ves, ahora no las ves …

Imagen3

Así que estoy encantada con mis barreras. Son de la marca Lascal y las conseguí en Bebitus aunque en el catálogo de El Corte Inglés también las vi.

Lo malo de estas barreras, que superan los 100€ cada unidad y ya mejor ni hablar si se necesita comprar los anclajes para barandillas de escalera.

Cajoneras y puertas de armarios bajos

Como os comentaba anteriormente, este apartado lo dejé para el final porque no me parecía prioritario y no estaba muy segura de ello.

Así que siguiendo la misma metodología que anteriormente me puse a hacer mis pruebas.

Bloqueadores adhesivos

Empecé probando algunos bloqueadores adhesivos de este tipo, pero no nos duraron ni un asalto. Los mellis tienen mucha fuerza y de dos tirones mandaron el adhesivo a Cuenca. Así que producto suspenso.

Bloqueador Universal Tigex

Bloqueadores a presión

En este caso estamos hablando de piezas mucho más robustas que ni de coña un bebe puede abrir, pero plantean un problema y es que a veces ni los adultos son capaces de abrirlas.

Imagen5

Así que conclusión, para armarios que no tienen mucho uso están bien. Para puertas que estás abriendo todo el santo día es un absoluto aburrimiento.

A parte de plantear estas limitaciones, tener repartidos por toda la casa estos «objetos» es estéticamente más que reprobable. Pegotes y más pegotes en tus muebles que además de feos, entorpecen tu vida diaria y en ocasiones ni si quiera protegen a los pequeños.

Llegados a este punto sufrí una especie de posesión a lo Fernando Fernán Gómez y dije: – ¡¡¡¡a la mierda!!!

Por tanto, en este sentido hemos decidido no poner nada pero si tomar algunas medidas:

  • Quitar de armarios y cajones bajos objetos y productos peligrosos o que tengamos «cariño» y se puedan romper
  • Vivir con la idea de que los mellis nos van a estar sacando a destajo cosas de los armarios y de los cajones en cuanto nos demos la vuelta y lo dejarán todo hecho una leonera
  • Andar siempre con 100 ojos porque teniendo mellizos, el problema no es que uno solo se pille la mano con un cajón. El peligro es que uno este jugando con el cajón y venga el otro y lo empuje con todas sus fuerzas con la mano del hermano dentro …

Y esta es nuestra historia, de momento, con la seguridad en el hogar. A pesar de todo esto los mellis cada día nos sorprenden con algo nuevo, esta semana estamos estudiando anclar algunos muebles a la pared … no os digo más …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

No es país para carritos gemelares …

Cita Posted on Actualizado enn

Al igual que decía la película … No country for old men, aquí en España tenemos la versión: No country for twin cars …

Y es que aunque vamos de país accesible, es increíble la cantidad de barreras arquitectónicas que sigue habiendo algunas de ellas hechas incluso a posta.

Carrito

Reconozco que escribiendo este post me he sentido y me siento súper culpable de no haberle prestado la atención merecida a este tema hasta que no me he visto en ella. Lo malo de esto es que mi situación es puntual y pasajera, mis hijos algún día no necesitarán ir en carro, pero sin embargo hay un montón de personas con movilidad reducida cuya vida cotidiana debe de ser lo más parecido a vivir en un París- Dakar eterno …

Y aun viviéndolo todos los días, es increíble como la administración, empresarios y personas particulares no nos damos cuenta de lo limitado que esta el acceso a muchos lugares cuando no tienes «dos piernas».

¿Contra qué luchamos todos los días los papis que llevamos carros gemelares?

Contra la mala educación de la gente

Y aunque he de decir en este sentido que la mayoría de gente es súper amable y te ayuda en lo que haga falta, no deja de haber un día en el que no te topes con algún «renegado» de la vida que te deje «con un palmo de narices» … no te deje pasar, malas caras cuando por favor pides paso, puertas en los «morros» porque no se dignan a sujertarte la puerta y que tu pases antes, gente que se cuela en medio del carro para pasar antes que tu …

enfadado3

Y suma y sigue … coches subidos a la acera en lugares estrechos, coches aparcados junto en el paso de cebra donde está el rebaje, motos atravesadas en la acera … setos sin podar que ocupan toda la acera …

Así que no todo son barreras arquitectónicas, la falta de educación y valores también son una gran barrera en nuestra sociedad, más si cabe, que la anterior …

Con la publicidad hemos topado

¡¡Que manía han cogido en los establecimientos con dejar las cosas por el medio!!

Y es que hoy en día en la mayoría de los establecimientos hasta en los más pequeños dejar los artículos en promoción en el medio de cualquier sitio es lo más de lo más en reclamo publicitario.

Por esta razón, cotidianamente muchos padres de gemelos nos las vemos y deseamos para hacer la compra.

Sin ir más lejos en un supermercado de mi zona de la cadena Hiber, el otro día casi no me quedaban pasillos por los que meterme. La mayoría ocupados por centros de productos en promoción. Así que tenía que soltar el carro, dirigirme a la estantería de lo que quería coger, coger el carro otra vez, dar la vuelta y buscar sitio para pasar …

super

Pero es que en la farmacia estamos igual. En un local pequeño, se dedican a poner contenedores de productos en medio del acceso a las cajas … así que cada vez que voy, tienen que quitar el «chiringuito» para poderme acercar a pagar.

Limitaciones al ¿ancho especial?

Nosotros tenemos un Bugaboo Donkey que mide 74 cm de ancho (no estamos hablando de un camión ni mucho menos), pasamos por la mayoría de los sitios ya que las puertas normales de los establecimientos aunque sean pequeñas suelen ser de unos 90 cm.

Pero no puedo decir lo mismo de las cajas de los supermercados, no pasamos por muchas de ellas, ¡¡incluso de grandes superficies!!.

La medida de un carrito de supermercado es de unos 62 cm de ancho, el ancho de algunas cajas lo ajustan tanto, tanto … que como mucho dejan un espacio que no llega «ni de coña» a 70 cm. ¿Y eso a que nos lleva? Pues que a duras penas una silla de ruedas puede acceder por ahí y mucho menos mi carro gemelar.

Y con esta papeleta te dicen: – pues por aquí no puede pasar … de la vuelta … Ah, ¿siiiii? ¿que de la vuelta? … ¿Sabes lo que tengo que hacer para dar la vuelta?

NYX

En una gran superficie, si voy sola tengo que acercarme a la cinta, dejar las cosas ahí, dar marcha atrás con el carro gemelar sin antes no haber hecho estragos en las personas que iban detrás de mi en la cola, irme hasta la salida sin compra, salir y volver a la caja donde deposité mi compra, ya por la parte posterior, a recoger mis cosas y a pagar …

Y claro la solución a esto está en poner una única caja de «ancho especial» que tienes que andar buscando, en mandarte a las cajas automáticas con tropecientos mil artículos etc …

Asediados por las terrazas

Me ha quedado claro despues de ser madre gemelar que las aceras no son para los viandantes no señor … son para cualquier cosa menos para los peatones y dependiendo de la zona de las terrazas de los establecimientos de hostelería.

Soy defensora acérrima del terraceo, no lo voy a negar, pero la invasión de este modo de ocio creo se nos está yendo de las manos.

Hay ya por muchas zonas de bares por las que no puedo pasar y no estoy hablando de zonas estrechas, no que va, estoy hablando de avenidas que se han hiperpoblado de tal manera de terrazas que es imposible pasar, ni si quiera ya dos personas en paralelo.

2012-05-20_img_2012-05-20_023612_ou2

Entre la propia terraza, el cartel del menú, el cartel de los helados, el cartel del «happy hour» … más vale que vayas atento porque te lo puedes «tragar» todo en cualquier momento y si ya vas con el carro gemelar para que contaros … párate a retirar los carteles, a pedir permiso a la gente que está sentada para pasar … recibe malas caras de unos y otros …

Este verano me moría de lástima con este tema. Un anciano con dificultades para caminar iba a agarrado del brazo de su cuidador, tal era el poco espacio que había para pasar por culpa de una terraza que el cuidador se tuvo que poner delante y el anciano casi se tropieza con una silla y se va al suelo … nadie les ayudó.

¿Planeamiento urbano? … Planea … ¿qué?

Y es que las personas que en los Ayuntamientos se dedican a pensar en la organización de las infraestructuras urbanas a veces no se para donde están mirando … ya no se si es un tema de formación, de sentido común, de pasar de todo …

¿Como puede ser que urbanizaciones y zonas de reciente creación no tengan aceras con el suficiente ancho para que al menos quepa una persona normal?

Pues pasa y con bastante frecuencia. Estas imágenes son del municipio donde resido:

farola

Y esto no es un hecho puntual, muchas nuevas zonas están «cortadas por el mismo patrón».

Si a esto le unimos el cachondeo que se traen también con la planificación de pasos de cebra, que en muchos casos brillan por su ausencia … para pensar quedarse en casa.

Ir en transporte público … ¿estamos locos?

Y aunque en el 2015 se ganó una importante batalla en este sentido que fue permitir que los carros gemelares tuvieran acceso a los autobuses de la EMT, no fue para nada ganar la guerra.

Para empezar algunos «autobuseros» aún no comulgan demasiado con la medida y como al «parecer» tienen la potestad de decidir quién sube o no a «su» autobús, no es de extrañar que tu carro gemelar y tu os quedéis en tierra. Por otro lado esta medida no se aplica en todas comunidades aun.

En el que caso de Renfe he de decir, que los trenes no son demasiado accesibles, el carro gemelar tiene que ir plegado, pero por lo general el personal de Renfe te ayuda en todo lo que necesites. Algo es algo …

Ascensores … como sardinas en lata

Doy por hecho que hay edificios particulares, sobre todo de los antiguos, donde es normal que el ascensor sea pequeño y el carro no quepa. Hasta ahí todos de acuerdo. Pero que en lugares de reciente construcción, lugares que tienen un montón de tránsito de gente casi no quepa el carro o directamente no quepa … señores esto es para nota.

Por ejemplo, los ascensores de algunos centros propios de Sanitas, a duras penas entra el carro, que entre ya el conductor es cuestión de complexión … lo dicho, como sardinas en lata …

Barreras y más barreras

Mucha gente pensará que eso de la accesibilidad a personas de movilidad reducida en las calles, edificios públicos, comercios etc … está más que superado, pues para la sorpresa de algunos la respuesta es un no rotundo.

No os podéis imaginar el ingente porcentaje de pasos de cebra que aún no tienen rebaje, no os podéis imaginar la cantidad de edificios que no tienen rampa o que la rampa es impracticable …

rebaje

Y hasta las marcas más célebres del país se apuntan a no tener rampa. Esta es la oficina de BBVA de mi zona, oficina a la que por cierto tengo que ir a veces, aunque lo evito por todos los medios, y a la que no puedo ir con mis hijos. Al parecer tienen una disputa con el Ayuntamiento y entre unos y otros pues … el resultado es este: AQUI NO HAY RAMPA, VAYA, VAYA …

Oficina

Pero en este tema lo que más me dolió fue lo que me sucedió la primavera pasada cuando mis hijos aún iban en capazo. Debido al mal estado de una acera, me tropecé y casi se vuelca el carro con los niños dentro. Dos coches pararon enseguida a ayudarme. Aun tengo pesadilla pensando en que mis hijos podían haber salido disparados del capazo con el golpe.

Efectos de la falta de accesibilidad sobre tu vida gemelar en la calle

Pues yo lo resumiría en 2, uno de ellos absolutamente grave:

1º No poder ir acompañada por tus hijos, o ir sola con ellos, donde quieras o necesites ir. Así de claro, debes planificar donde puedes ir o no con los niños y tu carro gemelar.

2º Gracias a todo lo que he comentado anteriormente y en definitiva, no poder hacer uso de las aceras como Dios manda, mis mellizos y yo nos jugamos la vida la mitad de los días que salimos a pasear. Si como lo oís, por una cosa u otra muchas veces no nos queda más remedio que invadir la calzada porque no hay espacio en la acera.

Espero nunca pase nada, pero es que encima como pase, la que habrá cometido la negligencia habré sido yo gracias a la poca cabeza y falta de escrúpulos de unos pocos, así de simple …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »