Esterilidad

Mi Séptima Beta

Cita Posted on Actualizado enn

O más bien debería haber llamado a este post “la maldición del ciento y pico” … ahora entenderéis porque.

El tratamiento

En Mi Sexta Beta os contaba que había sido negativo y que íbamos a hacer un “non stop” y seguir a por dos congelados más.

Así lo hicimos, el 14 de octubre bajó la regla y el 15 andaba ya con Progynova. En aquella fecha, como os comentaba en ese post, estaba saliendo de un catarrazo, o más bien eso creía yo. El 16 de octubre, volvieron la tos y los mocos y para mi desconsuelo, peor que la otra vez. Esa misma semana acabé en el médico otra vez, porque no era capaz de dormir. Así que al mucolítco, le tuvimos que poner ibuprofeno con codeina, todo estupendo y genial para estar preparándose para una transfer. Pero no, no fue tan fácil, los mocos siguieron, el dolor de garganta también y en mi siguiente visita al médico me dieron antibiótico. Y si, por fin, me deshice del catarro a 9 días antes de la transfer.

El 25 de octubre fui al control de endometrío y estaba todo bien. La Doctora me dijo que no me preocupe por la medicación del catarro, que el ibuprofeno no es aconsejable por que al parecer en algunos casos se pierde vascularización en el utero pero que tampoco cree que vayamos a tener problemas. Lo único que le preocupa es que hayamos decidido ir con 2 embriones, que le parece una locura. Pero somos firmes en la decisión, las probabilidades de volver a tener mellis son ínfimas, de hecho creo que estamos más cerca de no conseguir nada de nada que de otra cosa.

Y cuando ya pensaba que lo peor habia pasado, el día 26 empiezo a manchar. Casi me da algo. Lo primero que se me pasó por la cabeza es que mi endometrio no había aguantado y se estaba desintegrando. Llamé a IVI y mi Doctora decidió hacerme una eco al día siguiente.

Aun por la mañana tuve unos hilillos marrones de sangre, pero en la eco no se vio nada raro. Según me dijeron, a veces cuando se lleva mucho tomando Progynova pasa esto. Teniendo en cuenta que llevaba dos ciclos seguidos todo encajaba, así que a casa a esperar al día de la transfer.

La transfer

El día 31 de octubre a las 18:30 estaba prevista la transfer. Me fastidió un poco por que me apetecía un montón disfrazarme con los mellis y salir a hacer “truco o trato” pero estaba claro que “el truco o trato” me lo iban a hacer en el IVI …

Imagen relacionada

La transfer fue muy rápida y me dio muy buena vibra. Es la primera vez que me hacen una transfer con hilo musical y justo en ese momento sonaba “your song”. Desde que vi Moulin Rouge es una de mis canciones favoritas, así que pensé:- jolin que buen recuerdo si me quedase embarazada. En 10 días veríamos el resultado.

La espera

La betaespera la llevé fatal, creo que tenía tantas hormonas encima que ya no era dueña de mi. Andaba bastante tristona, muy muy cansada y algo llorica. El séptimo día post transfer … ¡tachaaaaaaan sorpresa! ¡manchado rosita! el manchado venía junto con alguna molestia de regla así que todo apuntaba que algo se estaba implantando. 24 horas después comenzaron mis “ganotas” de hacer pis de siempre, estábamos tocando de nuevo el positivo.

La beta

Y así fue, el día 10 de noviembre me confirmaban que tenía una beta de 159, cuando a partir de 60 ese día se considera positivo. Lejos de alegrarme cuando me llamaron, no me hizo ninguna gracia el resultado:- otra vez ciento y pico joder … Papa al Cuadrado se enfadó conmigo, no entendía porque teniendo una beta perfectamente normal estaba así. Le dije: – creo que estamos ante otro bioquímico. El lunes habrán pasado 72 de la beta, la repetiré a ver si duplica, pero algo me dice que no va a ser así. El como siempre:- venga Ana confía que no siempre va a pasar los mismo … bla bla bla …

El lunes me repetí la beta en un punto de extracción que hay cerca de casa. La beta la entregaban en 24 horas, asumí esa tardanza con tal de no coger el coche, pero a partir de ahí todo salió mal.

Supuestamente el martes sobre las 18:00 debería estar publicada la beta en la página web del Megalab. “A Dios pongo por testigo que no volveré a hacerme una beta en Megalab” y menos gestionada por un tercero …

La maldición

Ese día era el martes 14 de noviembre y todo salió mal. El día iba raro y para más señales andando me encontré un compresa sin abrir. Si, una compresa, ¿que puñetera probabilidad hay de encontrarse una compresa sin abrir tirada en la calle? Pues yo me la encontré. Rápidamente hice la asociación mental: – Ana, esto es una señal, está tarde se va a confirmar que “eso” lo vas a volver a necesitar.

Fui a recoger a los peques y esa tarde venían super cansados y molestos. Ya al borde de un ataque de nervios me meto en la página del laboratorio y veo esto:

analisis

Se me cortó la respiración. Vamos a ver, antes de hacerme la beta pregunté en la clínica donde me la hice que cuando me la daban. Me dijeron:-en 24 horas. Me pereció una pasada pero, ¿como puede ser que una extracción hecha a las 16:00 horas del lunes 13 de noviembre ponga que el informe está incompleto y que va para el lunes 20 de noviembre?

Llamé inmediatamente a la clínica donde me había extraído la sangre. No me dejó ni hablar, en cuanto dije que ponía eso en el informe del laboratorio, me dijo muy seca:- pues si eso es lo que pone en el laboratorio, eso tendrás que esperar. Le dije que a mi me habían dicho que en 24 horas estaba (además ella misma), comenta: – ¿pero no la pediste como urgente?  – Pero que urgente, si me dijiste 24 horas sin urgencias. – Bueno mire, déjeme hablar, voy a hablar con Megalab y llámeme en media hora.

Te va a llamar en media hora tu padre. ¿Pero que es esto? No te enteras de nada, no escuchas, no ayudas al cliente y encima te tengo que llamar yo en media hora … vete por ahí hombre …

Cogí el teléfono y llamé directamente a Megalab. Me atendieron enseguida y comprobaron el estado de mis análisis. Aun no los tenían, casi las 18:30 y no los tenían. Le comenté que porqué ponía eso en mis análisis del 20 de noviembre, respuesta: – ah, eso no es nada, lo habrá puesto por defecto el analista … ¿Por defecto? … – ¿sabes el susto que me he dado cuando he visto eso?, ¿sabes lo que significa para mi esta beta y para mucha gente? … pues te lo voy a contar, de esto depende que me lleve la alegría de mi vida o me hunda en la miseria, así se lo comenté a la persona que estaba al otro lado. – Lo siento de verdad, en media hora están los resultados, me contesto.

Al final a las 19:30 publicaron mis resultados. 192. Ahí acabó todo. Y lejos de no haber duplicado bien, observo los rangos de este laboratorio y son más altos que los de IVI, por lo que rápidamente me doy cuenta de que mi beta probablemente esté bajando.

Mientras, “mi amiga” la simpática de la clínica de los análisis, se decidió a llamarme. Como comprenderéis, ni conteste. Me llamó varias veces y pasé, para que me diga, ya los tienes, te lo he solucionado. No mira bonita, no. Bastante mal me has hecho sentir, bastante mal me encuentro ya.

Escribí a mi doctora de IVI y le comenté lo que ha pasado y si podía ir a repetir la beta a IVI.

A partir de ahí, acostamos a los niños y necesité llorar y mucho. No por pena, ya por frustración y porque me temía lo peor, estábamos dando cosas por hecho y algo no iba bien. Probablemente lo que funcionó hace más de 3 años ya no era suficiente y echarle la culpa a los embriones no era la solución.

Al día siguiente a primera hora correo de mi Doctora.

mail

En una hora me estaban pinchando y en menos de dos mi Doctora me llamó con el resultado: – Ana, tus sospechas eran ciertas, es un bioquímico. La beta está bajando, es de 107.

No me llevé una sorpresa, solo quería que pronunciara las palabras mágicas de “abandona la medicación” y en unos días repetimos a ver si va negativizando. Y las pronunció.

A continuación comenté: – Hemos pensado que vamos a parar. Necesito limpiarme de hormonas y de malos rollos. Estoy agotada. Además, creo que ha llegado el momento de volver a Hematología y a Inmunología. Dos bioquímicos no pasan porque sí. Solo nos quedan dos embriones y no podemos pegar más tiros al aire.

Ella no estuvo muy de acuerdo con mis palabras, puesto que piensa que todo está bien y que es cosa de los embriones, pero respetó mi decisión.

Así que según terminados de hablar, le pedí que me transfieriera con recepción para pedir cita para la próxima beta y para verme con Diana Alecssandru. La segunda llamada a hematología de Sanitas La Moraleja para volver de nuevo.

Vuelta a los orígenes

Hacer estas llamadas fue como un dejavú … fue volver a hace 4 años cuando los famosos “negativos de repetición” que ahora se estaban convirtiendo en “abortos de repetición”, de la esterilidad primaria a la infertilidad secundaria y tiro porqué me toca, como jugar al juego de La Oca, cuando justo estás llegando a la meta caes en la casilla de la calavera y tienes que volver a empezar …

Resultado de imagen de juego de la oca

Preparación mental hacia la posible derrota

Si, como veis la cosa se ha complicado bastante y solo quedan 2 embriones. Es probable que ya vayamos tarde con lo que pueda salir de nuestra próxima visita a Hematologia y a Inmunologia. Es posible que los embriones “buenos” ya no los tengamos pese a que los que quedan parece que son viables.

Nunca pensé que llegaríamos aquí la verdad. Bueno, si lo pensé pero me parecía demasiado dramático después de tener 7 blastos congelados.

Así que me tengo que preparar para, por un lado estar a tope con esos embris y luchar por ellos, pero también a que el esfuerzo final (que ya os adelanto va a ser mucho) no sirva de nada.

Ahora concentración en mis próximas visitas en las que ya ha habido sorpresas … pero eso ya, os lo contaré otro día, con un poco de positivismo y esperanza. Hoy toca cerrar capítulo y mirar para otro lado. Mi beta ya ha bajado a 9.

¡Aguantad pequeñines! … estamos en el buen camino …

Post relacionados:

La Base Científica del Famoso: “Cuando te Relajes, te Quedarás Embarazada”

Cita Posted on Actualizado enn

Es que solo es escribirlo y me entra una mala lecheeeeee … ¿A quien no le han dicho esta mítica frase cuando estaba en medio de la búsqueda de un bebe o quien no ha entrado en cólera ante semejante expresión cuando la “búsqueda” se ha ido complicando?

Creo que el ratio de contestaciones afirmativas es del 100%. Y es que nuestra sabiduría popular tiene por costumbre utilizar de comodín este tipo de frases junto con: – “pues Fulanita no podía y se relajó y se quedó embarazada”, “es que estás muy obsesionada con lo del bebé, piensa en otra cosa y verás como te relajas”, “pues Menganita se hizo varios tratamientos y al final se relajó y se quedó ella sola” … y así suma y sigue variantes del mismo palo y condición.

Lo cierto es que todos conocemos de primera mano alguno de estos casos, vamos que no son invenciones para nada mentirás ni fábulas, pero la atribución al “milagro” no la tiene ni el relax ni dejar de pensar en tener un bebé,

Este tipo de situaciones sorprendentes y maravillosas (yo tengo un par de sobrinos gracias a estos “milagros”) tienen una explicación científica.

Vamos a apoyarnos un poco en la teoría para explicar de donde derivan estas situaciones “excepcionales”. Lo primero, recordar que es la esterilidad y la infertilidad, o dicho comúnmente, la incapacidad para traer hijos al mundo.

  • Infertilidad primaria : cuando la pareja consigue una gestación, pero no llega a término con un recién nacido vivo.
  • Infertilidad secundaria : cuando la pareja, tras un embarazo y parto normales, no consigue una nueva gestación a término con recién nacido vivo.
  • Esterilidad primaria : cuando la pareja tras un año y medio de relaciones sin métodos de contracepción, no ha conseguido el embarazo.
  • Esterilidad secundaria : cuando la pareja, tras la consecución del primer hijo, no logra una nueva gestación en los dos o tres años siguientes de coitos sin anticonceptivos.

Pero, realmente cuando no llegan los hijos, ¿somos infértiles o estériles al 100%? Al tener esta condición, ¿nuestra capacidad de concebir es CERO? La respuesta es NO.

Dentro de estos apartados hay diferentes grados de esterilidad e infertilidad, es decir, varía la probabilidad de conseguir un embarazo espontáneo, pero no es nula.

En condiciones normales, la probabilidad de obtener un embarazo es más o menos del 20-25% por ciclo, porcentaje que desciende en función de la edad materna ya que nuestros queridos óvulos son lo que primero se degrada dentro de esta ecuación.

Grafico 1

Por tanto, en función de nuestros óvulos y obviamente la calidad del esperma también, no olvidemos que esto es un “fifty – fifty”, estos son aproximadamente los porcentajes de concepción espontánea por grupo de edad y ciclo:

Grafico 2

En el caso de los estériles e infértiles estos porcentajes son inferiores, dependiendo de la patología y circunstancias, pero NO NULOS.

¿Que quiere decir esto? Pues que en la inmensa mayoría de los casos no somos exactamente infértiles o estériles, no tenemos absolutamente imposibilitada la capacidad de concebir espontáneamente. En esa mayoría de casos, nos encontramos más bien es estadios de sub-esterilidad o sub-infertilidad, donde por alguna razón, nuestras capacidades de concepción se han visto mermadas en mayor o menor medida.

Al estar hablando de que la probabilidad de concepción en estos casos es baja pero no imposible, surgen los casos que todos hemos conocido alguna vez:-“no se quedaba y se quedó” o lo que sería lo mismo: – “del % mínimo de probabilidades que tenía de concebir al final sucedió”.

Por ejemplo, en los casos de baja calidad ovocitaria o baja calidad espermática, no te quedas embarazada, pero en un ciclo tienes un óvulo o un espermatozoide de calidad razonable y al final hay embarazo evolutivo. La calidad de nuestros gametos puede verse alterada para bien de forma espontánea y surgir “el campeón” que al final nos lleve al éxito. Al final todo es parte, del agujero negro que son las incógnitas que aun tiene el mundo de la reproducción.

Por tanto, mientras haya probabilidad de embarazo, por muy baja que ésta sea, hay esperanza. Achacar estas probabilidades de éxito al relax, pues “mire usté” va a ser que no.

“Mucha suerte en vuestra búsqueda”

Nota aclaratoria: este post versa del relax asociado comúnmente a una percepción absolutamente subjetiva de “pseudo obsesión por la búsqueda de un hijo” acuñado por cierto sector de opinadores/as repartidos de forma aleatoria en nuestra sociedad. No tiene nada que ver, con el estrés de la vida cotidiana y otros hábitos de vida poco saludables, que sí que en mayor o menor medida pueden afectar a nuestra fertilidad.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Si no puedes tener hijos, adopta …

Cita Posted on Actualizado enn

Y así de contundente es el mensaje que infinidad de personas te lanzan, sin haber preguntado, cuando el tema de tu maternidad se empieza a complicar…

comentarios

En mi época “estéril” ya me tuve que hacer cargo de algunas de estas simpáticas aportaciones, pero lo cierto es, que si ten metes a veces en comentarios de foros o redes sociales donde se ha hablado de Reproducción Asistida es realmente fácil encontrar comentarios de este calibre o incluso peores …

foro

*Comentarios extraídos de la edición digital del País en un artículo de Reproducción Asistida.

Solo pido que ninguno de estos “opinadores” tenga que ver llorar y lamentarse a un ser querido por no poder traer hijos a este mundo. Solo pido que no tengan que ayudarle, ni verle peregrinar por clínicas y hospitales, ni pasar por los estragos psicológicos de la esterilidad y la infertilidad.

En general, en nuestro país somos poco prudentes. Nos encanta opinar de todo y criticar cualquier aspecto de la vida de los demás sin apenas tener datos objetivos al respecto que ni si quiera vamos a buscar ni a contrastar. En el momento que algo nos suena, o nos huele, o nos han dicho … ahí vamos dejando nuestras “perlitas”.

Pero en la vida hay temas y temas, momentos y momentos, y esta falta de prudencia, a veces inconsciente a veces proactiva, puede llegar a hacer mucho, mucho daño a las personas.

Que contaros de los temas de esterilidad e infertilidad. Ese “tema” al que a tanta gente le gusta opinar, sobre si “puedes”, “debes” o “quieres” tener hijos. Es horrible, y os lo dice una que precisamente creó este blog, en parte, para sanar las secuelas emocionales de su esterilidad de origen desconocido.

Es por ello que tenía ganas de escribir este post, sobre algunos de los errores frecuentes que se cometen a la hora de juzgar si alguien debe o no adoptar.

Error nº1: La obsesión por tener hijos biológicos

Si hiciéramos una encuesta sobre si les importaría adoptar a todas las personas que se les está complicando la búsqueda de un hijo y a las que están metidas ya de lleno en un tratamiento de reproducción asistida, comprobaríamos que a la inmensa  mayoría no les importaría en absoluto, de hecho una buen parte o lo tienen en sus planes o ya lo han solicitado.

Resultado de imagen de padre e hijo vestidos iguales

Las ganas de estas personas por convertirse en padres, dar amor, techo y educación a un niño está por encima de la biología. Yo misma no hubiera tenido ningún problema en adoptar, de hecho lo sigo sin tener aun siendo madre de dos niños. Y al igual que yo, muchas familias que ya han tenido sus hijos por reproducción asistida y siguen peleando por adoptar un pequeño.

No y mil veces no, existe tal obsesión y “egoísmo”.

Error nº2: Los orfanatos están llenos de niños

Sobre todo los de algunos países, pero no es tan fácil llegar y “llevarse” un niño.

Hace años, por ejemplo, aunque no al alcance de todos, la adopción internacional, sobre todo en algunos países como China y Rusia era relativamente “sencilla”.

Actualmente esta es la situación tanto nacional como internacional:

  • No hay tantos niños como se creyese en un pasado. Los métodos anticonceptivos, la posibilidad de interrupción voluntaria del embarazo y una mejora sustancial en el cambio de mentalidad a cerca de los embarazos no deseados y la maternidad en solitario, hacen que, gracias a Dios, los niños disponibles en adopción vayan descendiendo de año en año prácticamente en todo el mundo.

Children

  • En China por ejemplo, las leyes que restringían el nacimiento de un segundo hijo se han flexibilizado, y la mentalidad conservadora que abogaba por los hijos varones está evolucionando, por lo que los comentarios de: -adopta una niña china, creo los vamos a tener que ir dando “una vuelta”…
  • En la mayoría de los países, incluido el nuestro, se ha cambiado sustancialmente el proceso que regula la adopción, siendo muchísimo más conservadores a la hora de proteger a los menores y garantizar el vínculo de los mismos con su familia biológica y lugar de nacimiento. Como dice la gente: – con la cantidad de niños que se mueren de hambre … si, hay muchos niños que pasan penurias, pero actualmente los países priorizan que esas penurias las pasen, en la medida de lo posible, cerca de su familia y de su lugar de origen. Y cuidado, no confundir niños en ambientes desfavorecidos sea equivalente a niño “adoptable”. Me permito recordar que para bien o para mal estos niños tienen familias.
  • Relacionado con lo anterior, han proliferado increiblemente las familias de acogida temporal, respecto a la posibilidad de adopción. Así que probablemente, lo próximo que se diga en este sentido será: – sino puedes tener hijos, acoge un niño …

Error nº3: La gente prefiere gastarse el dinero en tratamientos que adoptar

Tremendamente falso.

La gente nos gastamos el dinero en tratamientos, fundamentalmente, por estas razones:

  • La Seguridad Social, no cubre todos los casos y tiene sus tiempos de espera, por lo que muchas veces hay que recurrir inevitablemente a la Reproducción Asistida privada.
  • Los procesos de adopción duran años y años y no siempre se consigue tener la idoneidad ni poder finalizar el proceso con éxito. En España dura entre 4 – 9 años y las internacionales, cada vez más restrictivas, entre 1,5 – 3 años y subiendo. Con esta situación, es más que frecuente, que las personas decidan en primera instancia intentar tener hijos mediante procesos de Reproducción Asistida bien con sus gametos, bien con gametos donados o incluso con embriones donados, comprobando de nuevo, como el factor biológico no es la mayoría de las ocasiones determinante ni tenido por las personas que desean ser padres.

Resultado de imagen de reproduccionasistida

  • El coste de una adopción internacional, por ejemplo, no está al alcance de muchas personas, siendo la Reproducción Asistida, algo más “a mano” y asequible para las personas que buscan un bebé. Además en el caso de las adopciones internacionales, se necesita realizar una serie de viajes y de estancias que no están al alcance y permiso de todos los trabajos.
  • Y porque no, por vivir la experiencia del embarazo de primera mano sencillamente y traer a tu hijo al mundo como lo hace cualquier familia.

Con lo cual, no es que se prefiera pagar un tratamiento, es que la adopción tal y como la concebíamos hace unos años es cada vez algo más y más lejano.

Error nº4: La seguridad social no debería de pagar los tratamientos de fertilidad, que adopten …

Me permito recordar que la esterilidad y la infertilidad son patologías de nuestro aparato reproductor. Y al igual que la Seguridad Social se hace cargo de otras enfermedades “no mortales”, éstas no lo son menos. Miren cualquier información médica al respecto.

Resultado de imagen de no dinero

Y después de decir esto, creo es entendible, se ruegue un poco de prudencia y responsabilidad al hablar de este tema y evitar algunos mensajes “gratuitos” que rozan ya hasta la leyenda urbana.

Los “efectos secundarios” de estos comentarios

Uno de los recuerdos que me vienen a la cabeza en este sentido, y que además es una de las razones por las que me he animado a escribir este post, es la experiencia que vivieron unos buenos amigos cuando fueron a una charla de adopción organizada por la Comunidad de Madrid.

Nuestros amigos tienen una desgraciada y larguísima historia con la infertilidad llena de operaciones, menopausias inducidas, tratamientos de todo tipo, abortos, negativos … han tocado todas y cada una de las puertas que podían llevarles hacia un bebé, incluida la de la adopción, como es obvio.

Solo deciros, que cuando salieron de la charla, él estuvo días llorando y ella tuvo que ir a ver al psicólogo después de que les informasen como funcionaban los procesos de adopción actualmente y la posibilidad de terminar el mismo con éxito. Con 40 años cumplidos, la posibilidad de contar con bebé era nula y hasta por lo menos los 46 y con suerte, no tendrían un niño en casa.

Comentaban entonces entre lágrimas: – ¿porque todo el mundo te dice que adoptes?, ¿porque todo el mundo lo ve tan fácil si no lo es? …

Y para terminar, solo una reflexión:

¿Os podéis imaginar el dolor que pueden sentir estas personas cuando una y otra vez nuestra sociedad invita de esta forma a la adopción?

 

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Nunca seré mamá …

Cita Posted on Actualizado enn

Cuantas veces se me habrá pasado esta afirmación por la cabeza … cuantas veces traté de sacarla de mi mente pero no puede … cuantas veces lloré pensando en ello …

Desgraciadamente no soy la única a la que se le ha pasado esto alguna vez por la cabeza ya que suele ser una frase bastante recurrente cuando el bebé no llega.

Hoy me ha dado por escribir sobre esto derivado de una anécdota que me pasó este fin de semana. Volví a recordar la famosa expresión: “Nunca seré mamá …” pero esta vez sin penas, sin lloros … sino con una amplia ¡carcajada!

Os explico porque …

Hará unos 3 años y pico quedamos un sábado a comer con unos buenos amigos. En esa época la lucha por nuestro bebé ya había comenzado y de hecho ya estaba sufriendo en mis carnes como tras pasar por la operación del mioma, no se había notando ningún cambio en nuestra probabilidades de embarazo. La visita a reproducción asistida cada vez estaba más cerca …

Los amigos con los que compartíamos comida tenían por aquel entonces un pequeño de 3 años que nació también tras muchos años de espera debido a una endometriosis bastante severa en la que mi amiga perdió uno de los ovarios. Este embarazo fue los 3 primeros meses gemelar, pero solo el pequeño J llegó al final para colmar a sus papas de alegría y felicidad.

Una vez finalizada la comida dejamos a los chicos hablando y nosotras nos fuimos con el pequeño J a un parque que había enfrente del restaurante.

Recuerdo que era un día gris, bastante oscuro y el parque estaba vacío … menos mal …

2009_11_24_img_0036

Nos sentamos mirando al pequeño y empezamos a hablar, la conversación se fue directamente al tema niños: – Y bueno, Ana  ¿que tal lo lleváis?, ¿estáis intentándolo?. -Si, conteste yo sin muchas ganas. Le comenté también mis sospechas, que sentía que algo no iba bien y que no me quedaría embarazada. – Nunca seré mamá, le dije y acto seguido se me cayeron las lágrimas.

Y siguiendo con la jornada de lamentos, mi amiga me dijo: – puff … te entiendo. Mira lo que nos costó tener a J y ahora nunca le podremos dar un hermanito. Ya con mi edad y la endometriosis … hasta aquí hemos llegado. Y a ella también se le empezaron a caer las lágrimas …

Y ahí nos quedamos un rato, pensativas, tristes … mirando como el pequeño J subía y bajaba feliz un tobogán …

Y pasó el tiempo … a veces despacio … a veces más rápido …

rebobinar_318-1552

Y de repente llegamos al momento actual, a este pasado fin de semana. A una mañana soleada de sábado donde 2 parejas de papás cuidan y juegan con 2 hijos por cada pareja en un parque. Los niños tienen 6 y 2,5 años por un lado y por otro son mellizos de 1 año y 3 meses.

Si, como os podéis imaginar somos nosotros, nuestros amigos y los hijos de ambas parejas.

No pude evitar recordar con mi amiga aquel día en el parque del restaurante. Las dos rompimos a reír.

Increíble pero cierto, ahí estaba su segundo hijo, el hermanito para J, y ahí estaban mis mellis conviertiendome en mamá por partida doble, lo que jamás pensé que llegaría a ser.

A los pocos meses del encuentro del restaurante y contra todo pronóstico mi amiga salió embarazada como por arte de birlibirloque. Con la toalla ya tirada en el suelo, sin ya buscarlo y sin esperarlo llegó la sorpresa de sus vidas. El pequeño Jj venía de camino. Tras un embarazo de libro este grandullón llegó al mundo con 3.600 gr en la semana 38 de embarazo, un caluroso día de agosto.

Nunca olvidaré ese nacimiento. Cuando fui a ver al pequeño al hospital me acababan de hacer la punción de mi primera ICSI. En ese momento pensaba en la alegría de nuestros amigos, de como la vida les había traído un estupendo regalo y a mi me seguía dando palos … y nunca sería mamá

Y me siguió dando palos unos meses más … nada más y nada menos que 9 meses más … los que transcurrieron hasta que mi segunda ICSI arrojó un inesperado positivo al cuadrado. El resto de la historia ya la conocéis …

Tenía muchas ganas de contaros esta historia, estas sensaciones, lo que hace el paso del tiempo, la paciencia y el seguir adelante cueste lo que cueste. Y que muchas veces aunque pensemos que todo va de mal en peor, que nunca llegará … va la vida y lo pone todo en su sitio.

Ahora más que nunca decir … Todo pasa, todo llega … ¡Serás mamá!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Cuestión de Fe: ¿Hasta donde creer en tu tratamiento de Reproducción Asistida?

Cita Posted on Actualizado enn

Me han llegado bastantes consultas sobre este tema a cerca de por donde enfocar los tratamientos de Reproducción Asistida a los que nos sometemos, es decir, si la técnica es la adecuada, cuantos intentos es lo normal, a quien recurrir en caso de fallo … y toda suerte de “planes B” que más de una hemos tenido en la cabeza.

Como sabéis, no soy médico, ni si quiera especialista en este tema. Tan solo una simple paciente de Medicina Reproductiva que aplicando un poco de “sentido común” ha llegado a unas decisiones y/o determinaciones que al parecer funcionaron, razón por la cual Guille y Nico están aquí.

Lo que si os puedo contar es cual fue mi experiencia y que cosas con más o menos criterio se me pasaron por la cabeza en cada momento. He de reconocer, que ahora visto todo con más perspectiva y serenidad a veces nuestra desesperación nos lleva a “matar moscas a cañonazos” y yo caí en este error en varias ocasiones.

1129rr0u

Lo primero decir, que después de estar tantos años intentándolo y encima con un diagnóstico de Esterilidad de Origen Desconocido, el llegar a Reproducción Asistida me pareció el remedio a todos mis males. Es más, al ver a mi alrededor que todos los casos que habían pasado por Reproducción Asistida habían “acertado” a la primera estaba convencida que yo correría la misma suerte, ¡¡que error!!

También deciros que por mi personalidad, se me hace raro abrir un post para hablar de la Fe.

La Fe se define como tener seguridad o confianza en algo.

Y esto a mi se me hace muy complicado de gestionar mentalmente ya que por un lado soy agnóstica y por otro lado, en mi trabajo me dedico a buscar evidencias y hacer que todo hasta lo más intangible sea “mesurable”, así que no veáis lo que me costó aceptar cosas como “origen desconocido” y Ana aunque no lo entiendas, ten Fe.

Ahora a toro pasado, me he dado cuenta de todo y si, además de todo lo que hay que ponerle a un tratamiento de Reproducción Asistida, hay que ponerle también Fe, por lo que os voy a comentar a continuación.

Ajustar expectativas sobre la Reproducción Asistida

Lo primero que voy a decir en este sentido es que es fundamental saber lo que es la Reproducción Asistida y medir bien las posibilidades que ésta ofrece para ajustar nuestras expectativas. La Reproducción Asistida “arregla” la inmensa mayoría de casos pero … NO ES INFALIBLE, NI ES UNA CIENCIA EXACTA, ni tiene porqué funcionar a la “primera”… por lo que debemos ser realistas en éste sentido. Yo no era muy realista y pensé que esto iba a ser como una “varita mágica”, de hecho yo creo que los palos por los negativos mucho tuvieron que ver con el “mundo color de rosa” que yo solita me había montado en la cabeza.

Así que una vez que uno se mete en esto hay que estar preparado para que salga a la primera, a la segunda, a la tercera … la única verdad que hay en esto es que quien la sigue … la consigue …

Confianza en tu Equipo Médico

Ninguno de mis tratamientos ha sido por la Seguridad Social, así que no puedo opinar mucho en este sentido, solo se que son “lentejas” que toca el especialista que toca y con eso hay que seguir adelante. A veces sale bien y otras veces no, igual que ocurre en la privada, la única diferencia es que si el trato del médico asignado no te gusta hay que aguantarse … a veces debido a esto hay que ponerse en sus manos irremediablemente y hacer un acto de Fe … de lo contrario tu cabeza no parará de dar vueltas y de dudar de absolutamente todo, lo cual psicológicamente es devastador y poco gestionable.

confianza-doctor-paciente

En la privada tu costeas el tratamiento, por tanto tu eliges, lo cual te da la posibilidad de poder quedarte en aquel lugar o con el médico con el que personalmente te sientas más a gusto. No tiene porque ser ni mejor ni peor que uno de los “bordes” o “menos amigables”, pero la Reproducción Asistida es un tema emocionalmente complejo por lo que mientras más cómoda te sientas con tu médico mas confortable te encontrarás a la hora de creer o no creer en lo que tu especialista te comenta o propone.

Y cuidado por que aun “pagando” eso no te exime de encontrarte especialistas más o menos amables y/o empáticos. Así que si para ti esto es importante, revisa bien este detalle a la hora de buscar clínicas y especialistas.

En general, debemos de creer más en los equipos médicos que nos asisten. Esta claro que en todas las profesiones hay chapuceros y se cometen errores, pero la probabilidad de que esto ocurra es muy pequeña, así que no tratemos muchas veces de saber más que ellos.

Tenemos mucha manía en fiarnos de foros y de las redes sociales y muchas veces o bien nos hacemos una idea errónea de la realidad o adoptamos decisiones que a lo mejor no sirven para nuestro tratamiento.

Bajo mi experiencia y personas con las que he comentado este tema, y mira que hemos divagado sobre ello … al final los médicos tenían razón … incluida mi propia Dra. en la cual perdí casi la Fe tras la primera FIV fallida.

Evita los autodiagnósticos

Y esto viene al hilo de lo anterior ya que tanto tanto rebuscamos a veces para obtener soluciones o alternativas que llegamos a conclusiones y diagnósticos totalmente erróneos. Y en esto yo he sido una auténtica experta. Vamos, que en un mes yo solita me había hecho la carrera de Ginecología con Máster en Reproducción Humana yo solita junto con la inestimable ayuda de Google.

medico-doctor-internet-autodiagnostico-salud-getty_mujima20120731_0001_29

Como mi caso era de Origen Desconocido y ahora que ya me vais conociendo más, os podéis imaginar que removí Roma con Santiago para ver que podía estar sucediendo y cada vez que leía algo nuevo me decía: – seguro que esto es lo que me pasa a mi …

Cuando me mandaron la histerosalpingografía, ya pensaba que tenía obstruidas las trompas. Cuando leí que se podía tener el útero bicorne, les hice a mis gines mirar y mirar porque ya pensé que yo lo tenía también y nada más lejos de la realidad, cuando leí que se podía tener fallo ovárico oculto … exactamente igual … ni que decir cuando me enteré de lo de las células “Natural Killer” (NK) ya pensé que tenía un ejercito de esas destruyendo a mis pobres embriones … y así un suma sigue … para nada, bueno si, si que sirvió para algo, para ponerme la cabeza como un bombo y estresarme más de lo que ya estaba …

Así que cada cosa a su ritmo. La reproducción asistida tiene sus protocolos, que aunque a veces nos parecen absurdos y que nos hacen perder el tiempo, al final no lo son.

Por ejemplo, hay muchas quejas sobre porque no mandan todas y cada una de las posibles pruebas que se pueden hacer en Reproducción Asistida antes de hacer nada.

Esas pruebas son muchas y a veces muy costosas. Cada caso es un mundo, dependiendo de la patología de cada paciente procederán en algún momento o no. La realidad es que ahora mismo se están haciendo en muchos casos pruebas que no procederían pero que sin embargo “tranquilizan” aunque arrojen resultados negativos.

Cuando dejar a un lado la Fe y pasar a … ¡la acción!

Y esto es absolutamente subjetivo, basado en mis criterios, pero después de analizar por lo que he pasado y mi experiencia en este campo, estas son las cosas normales que pueden suceder y las señales de alerta por las cuales me cuestionaría un tratamiento de Reproducción Asistida:

Lo normal:

  • Que no funcionen las Inseminaciones es a veces, hasta normal, así que no hay que ponerse nervioso en este sentido si con esta técnica no se consigue.
  • Junto con el estudio básico de fertilidad, la primera FIV es parte del diagnóstico también, así que sino funciona al menos ha servido para identificar o descartar posibles fallos de fecundación.
  • La estadística es muy importante en Reproducción asistida. La probabilidad de embarazo funciona de forma acumulada por lo que a veces es hasta recomendable intentar hasta una segunda FIV sin introducir cambios sustanciales ya que los resultados así lo revelan.

fotolia_35865381_xs-300x225

Señal de alerta:

  • Inseminaciones artificiales cuando por el método “diver” no lo hemos conseguido al menos en 2 años a partir de los 35 años, a mi me las desaconsejaron y creo que con muy buen criterio. (No puedo opinar al respecto sobre casos en los que no hay patologías previas como en los casos de familias monoparentales o gays)
  • Empezar cualquier tratamiento sin haber realizado al completo el estudio básico de fertilidad.
    • Para ella: hormonas, serología, histerosalpingografia.
    • Para el: Seminograma completo co REM.!
  • Pasar la primera o segunda FIV sin haber introducido cambios en el tratamiento: cambios en la medicación, nuevos análisis que no se hayan hecho previamente…, cultivos largos de embriones, Embryoscope … en este sentido lo mejor es valorar otras alternativas con tu doctor y si no te convencen, cambios de especialista y/o clínica. Pero solo llegados a este punto, no se puede estar cambiando de médico y clínica constantemente, hay que darle una oportunidad a las cosas e incluso varias, así que hasta entonces un poco de calma y Fe.
Pero aun así, a veces cuesta mantener la confianza y la Fe en nuestros tratamientos. Las variables tiempo, dinero e ilusión pesan demasiado y hacen a veces tomar decisiones o adoptar planes no del todo eficientes. Si habéis caído en ellos, os comprendo, yo lo hice.

Decidáis lo que decidáis, no ceséis en el empeño de ser papás, al final estoy segura llegaréis a la meta, pero si puede ser con menos quebraderos de cabeza mejor que mejor.

Tened Fe, todo pasa todo llega.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Y por fin … Las Navidades soñadas!!

Cita Posted on Actualizado enn

Creo que desde que abrí el blog tenía claro que llegadas esta fechas escribiría este post!!

No me lo puedo creer, por fin voy a celebrar mis primeras Navidades como mamá!! Es realmente un sueño hecho realidad!! Me pongo nerviosa solo de pensarlo …

Y es que mis Navidades en los últimos años han ido de mal en peor.Llegué a odiar la Navidad con todas mis fuerzas, no me quedaba por poner una fuerza más en ese odio y rabia que me consumía año tras año.

Durante todo el tiempo que duró mi lucha había dos fechas en el año en las que literalmente entraba en barrena: mi cumpleaños (en mayo) y las “malditas” Navidades.

En mi cumpleaños, es obvio, día clave en el que el tic tac biológico no para de retumbar en tu oído: – Ya tienes un añito más …, esto se te está resistiendo …, a lo mejor no lo consigues …

El otro, el que os comento, las Navidades las cuales se me complicaban emocionalmente en 3 momentos:

  • La puesta de la decoración de Navidad, donde siempre me imaginaba cuando un pequeñín me iba a acompañar en la decoración, cuando pondríamos sus regalitos en el árbol o cuando veríamos esa cara de alucine e inocencia admirando las luces de Navidad …
  • Noche vieja, donde siempre me daba por hacer balance del año y llegar a una única y subjetiva conclusión: NO LO HAS CONSEGUIDO
  • La noche de Reyes donde cual niña pedía con todas mis fuerzas que ese año los Reyes me trajeran un bebé y como no, la frustración y malestar de levantarme el día de Reyes y seguir sin ver los regalitos de nuestro soñado angelito …

Obviamente este trauma con las Navidades no siempre fue así, de hecho antes de todo esto eran una época estupenda para disfrutar, pasarlo bien y aprovechar a estar unos días con la familia, pero desde las Navidades del 2.010 la tristeza se empezó a apoderar de mi poco a poco.

Ni que decir lo que fueron las Navidades del 2.013. Las peores de mi vida. Mi balance del día de Noche Vieja de ese año arrojaba:

  • 3 betas negativas en 4 meses
  • un montón de pruebas y botes de sangre que no sabía si me llevarían a algún lado
  • agotamiento emocional
  • el Papá al Cuadrado postrado en una cama sin poder moverse por una protrusión que resultó ser una tremenda hernia de disco
  • discusiones con la familia de todos los colores y sabores

No faltaba ningún aliciente …

Con lo que me gusta a mi decorar la casa en Navidad, en esa ocasión no quería hacerlo. No tenía fuerzas, ni ganas, ni motivación de ningún tipo. Se lo conté al Papá al Cuadrado que no iba a poner la decoración de Navidad y el pobre que estaba fatal me decía: – por Dios Ana no pierdas esa ilusión!! Así que le “eché un par” y lo hice …

Ese año no le pedí a los Reyes Magos un bebé, solo les pedí recuperar mi vida. Que el papá al cuadrado se pusiera bien y que las relaciones con mi familia volvieran a su cauce.

Y vaya si las cosas volvieron a su cauce …

En marzo del 2.014 intervinieron de la hernia al papá al cuadrado y le dejaron como nuevo.

Mi familia se tranquilizó y volvió la calma.

En abril del 2.014 comenzamos un nuevo tratamiento y esta vez el destino me tenía reservada una bonita sorpresa … por fin el día de mi cumpleaños me dejaría de hacer tic tac el reloj biológico … ese día se confirmó mi positivo!!

Y lo que ya fue el remate, mis mellizos nacieron en Navidades!! Así que no sólo celebraré estas fechas señaladas con mis pequeños sino que a la vez celebraremos el día que llegaron a nosotros!!

No olvidaré la puesta del árbol del año pasado, que fue precisamente por estas fechas. Estaba ya gordísima, pero la ilusión me podía y aunque con algo de dificultad lo monté yo sola entero, pero esta vez pensando en que mi sueño ya por fin se haría realidad de un momento a otro y que la próxima vez que pusiera el árbol ya nunca jamás estaría “sola”.

arbol.jpg

 

Que tremendas casualidades y sorpresas a veces tiene la vida, verdad? Justo los 2 momentos del año que me traían tanta y tanta pena convertidos en las fechas más importantes de mi vida.

Y llegamos a las Navidades del 2.015. Las Navidades de un sueño hecho realidad. Y aunque la puesta del árbol la he hecho yo solita como siempre, que conste que este año ha sido porque con Guille y Nico peligra toda la decoración!! Nada más terminar de poner el árbol, el Papá al Cuadrado y yo los bajamos en brazos a enseñárselo a oscuras con las luces puestas. No se me olvidará esas dos caritas. Los miré y respiré tranquila y feliz!! Misión cumplida, por fin!!

decoración.jpg

Desde mamaalcuadrado.com quiero enviaros mis mejores deseos a tod@s los que estáis en la lucha por tener un hijo, a todos los que estas fechas os ponen muy tristes, a todos los que pediréis que el año nuevo os traiga vuestro sueño …no os rindáis nunca, los sueños estan para cumplirse y vaya si se cumplen!!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »