Familia

Volver a empezar: Operación hermanit@ cuando eres Mama al Cuadrado

Cita Posted on Actualizado enn

Quedarse embarazada de gemelos o mellizos casi siempre es accidental. Y me refiero a accidental en el sentido de que si el embarazo es espontaneo, nadie se puede imaginar que le van a venir dos de golpe aunque sepamos que la naturaleza es a veces muy caprichosa. Si el embarazo es por Reproducción asistida, tampoco es que estemos buscando dos de golpe, pero para aumentar las probabilidades de conseguirlo se suelen poner dos, con lo cual, asumes el riesgo pero nunca te puedes imaginar que se queden ambos.

Y esto segundo fue lo que me pasó a mi. Ni remotamente, después de acumular unos cuantos negativos, pensé que sería mamá de mellis. El sorpresón y la mayor de las alegrías de mi vida.

Mellis

La mayoría de los que han tenido un embarazo múltiple la primera vez se cortan la coleta. Con dos basta. De hecho, por lo general, si le preguntas a cualquier padre o madre de gemelos si van a ir a por más la respuesta es: – ¿estás de coña? Ni uno más, antes me arranco los … y todo esto dicho mientras hiperventila.

Pero por otro lado estamos una minoría de “pirados”, “locos”, “flipaos”, “valientes” … (así nos hace llamar la gente) que nos quedamos con ganas de repetir. Y ese es el caso de Papá al Cuadrado y mío.

Siempre nos encantó la idea de ser familia numerosa. En mi caso somos dos hermanos. Mi padre se quedó siempre con ganas de tener un tercero, pero mi madre después de dos embarazos con dos partos horribles, dijo que ni muerta. Yo siempre me quedé con la ilusión de haber tenido un tercer hermanito. En el caso de Papá al Cuadrado, son familia numerosa en la mayoría de ramas de su familia, con lo cual lo asume como algo súper normal.

Cuando empezamos con todo este lío de la Esterilidad de Origen Desconocido no me quedó más remedio que “desinflar” la idea de la familia numerosa y centrarme en “rezar” para que el al menos la vida nos diera la oportunidad de criar a un hijo único.

La llegada de Guille y Nico volvió a poner la idea con fuerza en el mapa y nuestros 7 blastos congelados han sido clave para determinar que llegó el momento de volver a intentarlo ha llegado. ¡Vamos a por el tercero!

Pero antes de tomar esta decisión, reconozco han venido a mi cabeza ciertas reflexiones que me han hecho hasta dudar de si debíamos intentarlo de nuevo. Este ha sido mi análisis de pros y contras:

Miedos

20160603170418-miedos

  • Volver a pasar por Reproducción Asistida me ha dado hasta sarpullido. Me ha puesto de los nervios, ha vuelto el nudo en el estómago. Y aunque la vuelta al IVI no ha sido con la cara de frustración de la primera vez ni con un proceso de FIV completo, reconozco me ha dado mucha pereza pensar en pruebas, hormonas, betaesperas, negativos, nervios, sustos … pufff, lo dicho, perezón. De hecho Papá al Cuadrado me ha tenido que llamar la atención varias veces por “miedica y agonías”. Cada vez que me han hecho un análisis siempre pensando que algo iba a ir mal y más bien ha sido todo lo contrario.
  • No estoy pasando mi mejor momento en cuanto a mi maternidad al cuadrado se refiere. Nico y Guille están hechos dos terremotillos. Están en una edad muy simpática pero muy movida y peligrosa. Hay días que caigo exhausta, ya no físicamente, sino psicológicamente de estar con 40 ojos detrás de ellos. Así que me he hecho la pregunta de rigor: – Ana, ¿vas a poder con otro? Creo si podré con otro, pero está claro que vamos a tener que pedir ayuda extra. Así que aquí estoy, mentalizándome que alguien me va a tener que ayudar y que tendré que volver a abrirle la puerta de mi casa a una “extraña”.
  • El trabajo. Tras mi incorporación de la baja maternal ha sido una zancadilla detrás de otra. Me ha costado un triunfo volverme a abrir paso entre mis compañeros y alguna que otra “rata” y “serpiente” que me han hecho la vida imposible. Afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su sitio, pero si me vuelvo a quedar embarazada se me ponen los pelos como escarpias solo pensar que esto volviera a suceder. No obstante, en este sentido ya estoy tomando medidas, por si acaso y no me voy a quedar sin ser madre de nuevo por estos miedos. Me niego en rotundo.

Aspectos positivos

ilusion

  • Vivir un nuevo embarazo, una nueva maternidad. La otra vez lo disfruté un montón y estoy segura que está vez será igual o incluso mejor, ya conozco muchas cosas, muchas sensaciones y sé que ahora las voy a entender mejor.
  • He criado a dos bebés mellizos, tiene que ser la caña solo tener que dar un bibe, cambiar un solo pañal, dormir a uno solo … atender un solo llanto … aunque veréis como tendremos la suerte de que éste/a ultim@ nos sale un llorón de narices y da guerra por él, sus hermanos y todos sus compañeros …
  • Lo tengo todo y no tengo que cambiarme de casa ni de coche si queremos ampliar la familia. Inversión cero pelotero.
  • Con lo que disfrutamos de Guille y Nico tener otro pequeñín en casa tiene que ser una felicidad máxima. cada vez que Papá al Cuadrado y yo pensamos en ello se nos cae la baba.

Así que por supuesto, vamos a ver el vaso medio lleno, a pensar en positivo y a disfrutar con ilusión de la decisión que de momento hemos tomado.

La vuelta al IVI

Que decir de mi vuelta al IVI. La primera vez llegué con cara de circunstancias con un gran peso encima. Esta vez la verdad es que crucé la puerta con muchas ganas e ilusión.

IVI

Además el recibimiento de mi doctora y su enfermera fue brutal. Se acordaban de todo, hasta del nombre de los peques. Súper cariñosas y compartiendo experiencias maternales las tres !como buenas “marujas”! Fuer un reencuentro muy divertido la verdad, que nunca me podía haber imaginado.

Ahora que estoy de vuelta allí estoy tremendamente observadora. La primera vez, no cruzaba la mirada con nadie en la sala de espera y ahora no hago más que mirar a la gente y pensar en que historia de infertilidad habrá detrás de ellos. A veces, cuando cruzo la mirada con alguien siempre sonrío, por que me imagino lo que se les pasa por la cabeza a la mayoría de ellos y sonreír es mi modo de transmitir: – todo va a ir bien, estás en buenas manos.

Y bueno que decir, que ya lo tenemos todo listo. El día 26 de mayo tenemos la transfer de uno de los blastos que teníamos congelados. Pase lo que pase …

¡tus papás y hermanos te esperamos con los brazos abiertos!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Operación “Concilia como puedas”

Cita Posted on Actualizado enn

Desde que he sido mamá, como es obvio, es cuando más he empezado a notar lo mal que está el tema de la conciliación en España. Sabía que el tema no andaba bien, se oye que se están haciendo cosas, pero la realidad es que aun vamos bastante mal.

Antes de ser papás ya teníamos problemas con la conciliación. Demasiados viajes, demasiado trabajo a horas intempestivas … pero claro, cuando no hay niños de por medio, y aunque la pareja se resiente un montón, digamos, no es tan grave.

En mi caso afortunadamente, tengo un trabajo que me permite flexibilidad a la hora de trabajar por lo que haciendo a veces piruetas, al final consigo la mayoría de los días pasar la tarde con los mellis sin demasiadas interrupciones aunque la mayoría de las noches mi portátil se convierte en mi compañero de alcoba …

trabajo

Tras años en el mercado laboral y basándome en lo que veo todos los días en diferentes empresas, creo, estos son los principales problemas a los que nos enfrentamos a la hora de conciliar:

1. Nos falta auto-gestión

Y lo primero que voy a decir, no es echar la culpa a las empresas sino echarnosla a nosotros mismos. Muchos españoles están tan acostumbrados a tener un horario de entrada y salida que cuando les das flexibilidad horaria se vuelve en su contra. Y esto me ha pasado y me pasa actualmente. Afortunadamente en las empresas en las que vengo trabajando estos años, la flexibilidad horaria y el teletrabajo son situaciones “normales” en cuanto al entorno de trabajo se refiere.

Pues bien, he recibido algunas quejas de personas de mi equipo que me dicen: -jo, Ana es que salgo todos los días a las 20:00 o 21:00 de la oficina, no tengo vida. Muy bien, analicemos tu jornada laboral. Aprovechas la flexibilidad horaria para entrar a las 9:30 de la mañana. Entre que saludas y te echas un café y un pitillo no te sientas hasta las 10:00 horas. Te tomas un café de 30 minutos a media mañana. Te piras 1:30 o 2:00 horas a comer … y la culpa de que no tengas vida ¿la tengo yo?

Por tanto, una de las primeras cosas sobre las que tenemos que reflexionar es, ¿nos sabemos auto-gestionar? y este caso no es aislado, me ha pasado ya varias veces.

2. Teletrabajar no es “descansar” en casa

Se me ponen los pelos como escarpias cuando actualmente escucho a muchos directivos despotricar e ir absolutamente en contra del teletrabajo. Y es que hoy en día aun existe una desconfianza extrema sobre lo que hacen o dejan de hacer los empleados. Y lo peor, es que hay empleados que ponen a bajar de un burro y de “jetas” a los compañeros que hacen uso del teletrabajo. Si no sabéis trabajar desde casa a lo mejor es que tampoco lo sabéis hacer desde la oficina, ¿no?

No hace falta decir, que el teletrabajo permite mucha más eficiencia en el trabajo: te ahorras el desplazamiento, comes en menos tiempo, puesto que estas desde casa siempre le echas un “ratito” más cuando sea … y sobre todo genera satisfacción del empleado lo que redunda en una mayor productividad y fidelización con la Compañía.

Actualmente existen sistemas remotos que pueden controlar la productividad del empleado desde casa por muy intangible que sean sus actividades: a que hora de conecta y desconecta, que hace en medio de su jornada etc …

Si no hay más teletrabajo, es directamente, por que a muchas empresas no les da la real gana.

3. Culturas empresariales de la época de los dinosaurios

El infradimensionamiento de algunas empresas, sobre todo pequeñas y medianas empresas dirigidas por empresarios marrulleros que no tienen ni idea de gestionar un negocio y creen que ser eficiente es tener explotada a la gente con horarios y jornadas de trabajo interminables.

Oír casos de padres que no han podido ir ni si quiera a la fiesta del cole de sus hijos o al médico que no les den ese permiso o se hayan tenido que coger un día de vacaciones es espeluznante, truculento … como diría Iker Jiménez.

4. Ausencia de objetivos medibles y evidenciables

La mayoría de las empresas no saben poner objetivos. Si como lo oís, salvo en el mundo comercial que se suelen poner cifras de ventas y bla bla, en el resto de mundos la mayoría de las empresas no saben ponerte un objetivo concreto y medible para fijarte una meta durante un periodo concreto.

¿Eso a que nos lleva? A que es mejor como responsable encomendar tarea, tras tarea y vigilarte de cerca, a encomendarte un objetivo que no saben poner para que tú de forma autónoma lo lleves a cabo en un plazo concreto desde donde quieras. Como no lo saben establecer, como no lo saben medir, pues nada a trabajar a las faldas de tu jefe.

5. La maldita cultura del presencialismo

Muy ligado a lo anterior, y es que aun está la creencia de que en la oficina sentadito vas a trabajar más que en tu casa, por ejemplo. Y bueno que decir de esto, todos conocemos miles de historias del tío que se queda haciendo horas mientras compra en Amazon, o el que se queda haciendo el paripé hasta que se va el jefe … Lamentable …

julio

6. Hay muchos jefes y pocos líderes

Desgraciadamente todavía hay mucho apalancamiento de la cultura del pasado del jefe como una especie de fiscalizador, de ojo que todo lo ve, de jerarquía, de ser empleado y no colaborador …y esto no nos deja avanzar, porque precisamente este perfil de jefe entiende que tiene “una parcela de poder” y que la flexibilidad, que un empleado se pueda organizar, el que teletrabaje y no esté bajo sus faldas … es un absoluto atentando a su mando.

Un líder gestiona un equipo. Un jefe “manda”. Hoy en día necesitamos gestores, gente que sepa mover las fichas de la forma más eficiente posible, lo de aquí mando yo porqué si … debe tener ya los días contados.

tipos-de-jefe

7. La falta de planificación

NO NOS SABEMOS PLANIFICAR y esto es algo que por ejemplo me fríe la moral a diario. La gente que sin ninguna planificación pone reuniones cuando les da la realísima gana sin antelación. ¿que cuesta decir aunque sea 24 horas antes que va a ver reunión para que todo el mundo pueda organizar su vida?

La falta de planificación y de organización de algunos nos jode fastidia al resto. Pero lo curioso es que cuando no puedes ir a una reunión parece que la falta de disponibilidad la tienes tu, ¿como?, o sea, que un tipo es un puñetero desastre que encima arrastra al resto y la que no me organizo ¿soy yo? ¿ein?

¿Y que hay de las llamadas a las 20, 21 y 22 horas? ¿estamos locos o qué? ¿El día es demasiado corto para llamar? Volvemos una y otra vez a lo mismo, la mala gestión de algunos, su egoísmo y falta de criterio la pagamos el resto.

8. Proveedores y Clientes

Me encanta como hay empresas en este país que hablan de sus facilidades y métodos para conciliar con sus empleados propios y a cambio machacan a los proveedores.

Y es que eso de la “orientación al cliente” y “el cliente siempre tiene la razón”ha sido la excusa para que unos cuantos pierdan la cabeza y la cordura a la hora de exigir y solicitar trabajos a sus proveedores plasmando unos objetivos y planificaciones absolutamente irrealizables.

160816-desde-el-otro-lado-los-trabajadores-1

Señores de las empresas “cliente”:

Los proveedores también son personas, con familia y sentimientos. Sus egos, sus ganas de sodomizar y ser más que nadie … trátenlos en su casa o busquen ayuda especializada…

9. El mundo laboral sigue siendo machista

Que si, que si, que no nos andemos con medias tintas. Que por un lado empresarios y líderes hablan en público de lo importante que es la conciliación, las mujeres, las familias, los empleados y bla bla bla … y luego por detrás … ¡hachazo en la espalda!

Y no digo que no haya gente que piense así y que dirija sus empresas con mano firme en este sentido pero en los últimos años ya me ha tocado escuchar alguna conversación off the record de gente con galones en la escala ejecutiva que piensan que:

“- Contratar a una mujer al final es un follón. Yo si puedo, prefiero prescindir de ellas. Luego se quedan embarazadas y vienen las bajas y las sustituciones …”
Consejero de Multinacional de Tecnología. 50 años y padre de 2 hijos.
“- Cuando una empleada es madre ya no vuelve a ser la misma. Como les cambian las prioridades, llegan al trabajo y ya no trabajan como antes”
Director General de una Compañía de Outsourcing. 52 años, padre de 4 hijos.

Mejor me ahorro los comentarios sobre este tipo de afirmaciones. Con culturas como esta es IMPOSIBLE que nuestro país siga avanzando en temas de conciliación.

10. Remar juntas

… No ponernos más palos en las ruedas las unas a las otras. Porque el mundo sigue siendo machista, pero nosotras nos apoyamos muy poquito profesionalmente.

Recuerdo una frase de la peli “Show girls” (que mala es, por cierto) donde una decía:

“- Siempre hay alguien más joven y hambriento bajando la escalera detrás de ti” 

girls

Vamos, el caso es que a la que lo dijo que era la bailarina principal fue empujada por las escaleras por la aspirante …

En la vida real el empujón por las escaleras es en sentido figurado, pero duele más si cabe, como compañeras te hacen la vida imposible para no encontrarse desplazadas o intentar “trepar” a donde sea como sea.Y claro, una vez que eres mamá eres una presa fácil. Me encanta también como algunas “compañeras” siempre critican:

“-Es que las mamás siempre están con rollos… si el niño esta malo, si tiene médico, si tiene tutoría con la profe … ¡que morro!”

A ver, no por ser madre hay que ser una “jeta”. No por ser mujer y madre siempre somos las mismas las que necesitamos permisos. Efectivamente, a veces son necesarios esos permisos, pero en la mayoría de los casos se cumplen perfectamente con los objetivos. Si no se cumplen no es por ser mujer y madre es por que se le echa cara y punto … y mira por donde … mucha “caradura” no pide estos “permisos” nunca ya que tiene 8 horas todos los días para tocarse las narices …

Afortunadamente, yo siempre me he defendido con mi trabajo y al final la verdad siempre ha salido a la luz, pero las situaciones a las que a veces te hacen llegar estas pájaras son más que reprobables.

11. La mujeres queremos conciliar, ¿los hombres?

Afortunadamente cada vez más hombres quieren estar con su familia y dejar de terminar de trabajar a horas intempestivas, pero por lo menos a mi me da la sensación de que están más ausentes en esta lucha. No obstante es terrible, aun seguir encontrándose con hombres que les preguntas, ¿pero tu que haces aun trabajando? y la respuesta sea:

“– no jodas, ¿a esta hora a casa con los niños y mi mujer? Ni muerto, me quedo un ratito más …”
Director de Administración de una Multinacional Aseguradora. 48 años, padre de 2 hijos.

También está siendo para llorar, el ver como algunos papás que han decidido conciliar, tener horarios flexibles o reducciones de jornada se les ha despreciado, rechazado y hasta despedido. Me muero de vergüenza solo de escribirlo.

Os recomiendo este post donde un papá comenta como le despidieron tras solicitar una reducción de jornada: ASÍ ME DESPIDIERON POR PEDIR UNA REDUCCIÓN DE JORNADA

Creo habla por si solo de esta situación …

Y hasta aquí un resumen de como veo el patio … la verdad es que puede parecer una visión algo pesimista, pero os aseguro que con algún episodio de estos me encuentro todos los días, si no es en mis carnes en las de otro … pero si señores … así estamos …

A seguir luchando, a ver si pronto podemos escalar la montaña del absurdo y poner la bandera de la conciliación.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Mis Mellizos y Yo: Mamás solas ante el “Peligro”

Cita Posted on Actualizado enn

Un de las cosas que piensas cuando vas a ser mamá múltiple, es si serás capaz de hacerte cargo de los dos bebés. Si esta cuestión ya es un quebradero de cabeza para las mamás con embarazos únicos, las que venimos con el “par”, directamente entramos en “colapso” solo con pensar en que nos tendremos que convertir en una especie de “mamá pulpo” para poder atender a nuestros dobles.

No os voy a engañar, no es fácil al principio pero reconozco que me lo imaginaba peor. Al final es todo cuestión de mucha organización, algún truquillo y como no, del tan escaso y codiciado sentido común.

Os voy a contar mi experiencia y lo que para mi fueron las mejores prácticas en cuanto a cómo quedarse “sola ante el peligro” con gemelos o mellizos. Ojo, no es la “Panacea Universal” pero al menos en mi caso me sirvió para tirar hacia delante.

Mis padres viven a 200 km de Madrid. Mi madre aún está en activo. Mis suegros tienen más de 80 años. No tengo familia en Madrid, ni siquiera alguien de “super confianza” que viva cerca y me pueda echar una mano … y encima estoy esperando mellizos …

Así que tuve que buscarme la vida para en el menor tiempo posible organizarme y tratar de aprender a quedarme sola con ellos.

Las primeras decisiones: Buscar ayuda

Pensé en 2 tipos de ayuda:

  • Para el cuidado de bebés: necesitaba a alguien ya no solo que me ayudase con los bebés al principio mientras me recuperaba de la cesárea sino que me enseñase a cómo cuidar de 2 bebés a la vez. la mejor opción en este sentido fue contratar una Salus, la cual me ayudó eso primeros 15 días que no andaba yo muy católica con la recuperación de la cesárea y luego todo fue aprendizaje, establecimiento de rutinas, trucos y consejos de todo tipo para hacerme una “experta” en el cuidado de bebés. El objetivo era que en 6 semanas tenía que estar preparada para quedarme con los pequeños. Si queréis saber más sobre qué es una Salus, en este post hablo de ello: Y llegó nuestra Hada Madrina … (Enero 2015)
  • Limpieza doméstica: mi casa es ya lo demasiado grande como para que si me estoy encargando de los bebés fulltime tenga que estar pendiente de limpieza, lavadoras etc … aunque siempre nos han ayudado en casa en este sentido, estaba claro que con la llegada de los bebés nos teníamos que plantear ya que esta ayuda fuera diaria.

Así que con estos planteamientos de ayuda preparamos la llegada de nuestros pequeños.

En otros casos, se recurre a la familia, que es donde yo hubiera recurrido, pero como ya he comentado en nuestro caso no fue posible. De todos modos, siempre pienso que con mi familia aquí me hubiera agobiado.

Por otro lado, hay que delimitar la ayuda, sobre todo si se trata de la familiar, y ponerse un objetivo de cuándo más o menos te sentirás preparada para quedarte con ellos. Mi objetivo, como os comentaba fue entono 6-8 semanas, tiempo en el que me había recuperado perfectamente de la cesárea y había aprendido lo suficiente para quedarme con ellos.

Póntelo fácil, todo cerca y mano

Cuando llegan 2 bebés a casa hay que volverse sumamente organizado si no quieres morir en el intento.

Así que si no quieres andar a la carrera con los bebés de un lado para otro, prepara tu casa para que aquello más importante y necesario para los bebés lo tengas siempre a mano.

Mi casa es un unifamiliar de 4 plantas (la sótano no cuenta porque ahí no voy con los bebés, así que 3), así que me organicé para tener cosas de los bebés en cada planta en caso de emergencia.

En la planta baja, en un rincón de la cocina puse un cambiador, con todo lo necesario para los bebés: pañales, toallitas, diferentes cremas, peine, colonia, suero, algún juguete, body de recambio por si había algún incidente de caca, termómetro, arrullos, tijeras de uñas etc …

cambiador

En la planta primera, tenía en su baño la bañera Brevi Bagnotime, que tiene cambiador. Allí tenía otro “Punto bebé” donde tenía lo mismo que en el cambiador de la planta baja.

image

Por último, en la buhardilla tenía, mi cesta, si una cestita con todo lo necesario, super cómoda y apañada, por si tenía que atender a los bebés tener todo lo necesario. Para cambiarlos, por ejemplo, les apoyaba en sofá y listo!!

cesta

Así que a veces no es ni siquiera necesario andar con cambiadores y trastos para poder atender a los bebés en cualquier lado.

Primeros pasos para la Autonomía: Establecimiento de rutinas

En el último post, os hablaba de lo importante que es el establecimiento de rutinas en la vida de los bebés: Regla de oro de la Maternidad: a los Bebés les gustan las Rutinas!! y es que es a partir de aquí donde gira toda la organización que debes tener para que funcione una casa con bebés y no te quiero ni contar con mellizos.

En mi casa es lo primero que hizo la Salus nada más entrar por la puerta, establecer rutinas y nos ha ido genial.

El establecimiento de rutinas te va a permitir tener un patrón de asistencia a los bebés más o menos predecible, ojo que luego cada bebé es un mundo, pero al menos te permitirá en la mayor parte de las ocasiones estar preparada para darles de comer, bañarles, echarles a dormir … es decir, por lo menos que sepas que tienes que hacer antes de andar como un “pollo sin cabeza” histérica por la casa de un lado a otro con los bebés …

A ellos eso les dará tranquilidad, por lo que si tus bebés están tranquilos tus podrás ir asistiendo relajada y todo fluirá en tiempo y forma. De lo contrario si ellos no están tranquilos, tú te pondrás nerviosa, y ellos se seguirán poniendo más nerviosos que tu … y eso solo tiene un final, la locuraaaaaaaa!!

Así que lo primero a organizarse. En casa organizada no entran nervios!!

Aprender a esperar: al principio, mejor de uno en uno

Hasta que cojas maña o tus bebés sean un poco más manejables y por ejemplo, les puedas dar de comer desde la hamaca, a lo mejor al principio te defiendes mejor dándoles de comer de uno en uno. A mi de hecho me pasó, hasta los 2,5 meses, sobre todo por temas de sacarles bien los gases, preferí darles de comer de uno en uno.

Si al principio vas a optar por esa opción recuerda que aunque a veces tengas ayuda siempre debes respetar el uno en uno para que así aprendan a esperar. En el momento que les des a la vez se acostumbrarán y corres el riesgo de que uno se pase llorando toda la toma del otro.

En el caso de gemelos y mellizos, pasa casi siempre, hay uno que es más ansioso que el otro, en mi caso Nico era más ansioso que Guille, así que empezaba siempre por él.

También al principio aprendí a darles de comer el bibe de forma mixta de la siguiente manera. Cogia a uno, le daba el bibe y cuando tenía que sacar los gases,  se los sacaba y le dejaba tumbado a mi lado boca abajo encima de un empapador o de una muselina (esto siempre lo hacía en una cama o sofá). En lo que éste mellizo descansaba y terminaba de echar los gases boca abajo, cogia al siguiente y repetía la misma operación.

Es un método bastante socorrido aunque si el bebé tiene reflujo no está recomendado.

Dar de comer a la vez

Cuando estés preparada o lo estén ellos … vamos cuando los 3 estéis preparados, puedes empezar a darles de comer a la vez. Lo más socorrido cuando les das el bibe, es hacerlo en las hamacas.

Si les das el pecho los cojines de lactancia para múltiples están muy bien aunque yo no me hice con ellos y prefería colocarme almohadas y cojines.

Cuando son más grandes incluso pueden mamar recostados a tu lado. La verdad es que en cuanto pasan de los 3 meses la tarea de darles de comer a la vez se vuelve muchísimo más simple.

También hay gente que lo hace de forma mixta dependiendo de cómo se alimente cada bebé. Uno al pecho y a la vez el otro en la hamaca con el bibe.

Una madre múltiple, al cabo de unas pocas semanas se convierte en una malabarista de bebés que me río yo del circo del sol …

Bañar a los bebés

Yo tenía minicunas y eso me daba la vida para bañarlos. Al principio me llevaba a los 2 en la minicuna. Tenía un par de minicunas Babyhome que son súper recomendables. Cogía a uno y dejaba al otro dentro. Les bañaba de uno en uno y listo!! Así si lloraba el bebé con estaba bañando le tenía cerca para atenderle.

Hay gente que hace lo mismo llevándose la hamaca. A mi me gustaba más llevarme la minicuna porque cabían los dos y así les podía trasladar juntos del baño a la habitación “sobre ruedas” sin tener que hacer viajes con la hamaca. Además es más fácil coger y dejar a los bebés sobre la minicuna que sobre la hamaca, pero esto ya es a disposición del espacio y costumbres que cada uno tenga en su casa.

Además siempre antes de bañarlos dejaba ya preparado el bibe, con lo cual nada más terminar el baño se lo daba sin tener que andar a carreras por la casa ni separarme de su lado.

Y esto de la minicuna, lo he estado haciendo prácticamente hasta que los niños han gateado.

Ahora no los baño juntos tampoco (si está el papá al cuadrado si) porque se me ponen de pie y aun son muy pequeños para sujetarse en la bañera grande, por lo que cierro la puerta del baño, quito todos los peligros y dejo a uno gateando mientras baño al otro. Saco a uno, le cambio directamente allí y meto al otro. El bibe se lo sigo trayendo preparado para dárselo nada más bañarlos y … dulces sueños!!

bañera

Mamá necesita un poco de autonomía

Al principio este aspecto es relativamente fácil. Comen y duermen así que mientras están en su cuna o hamaca tú vas haciendo cosas, pero, ¿qué pasa cuando ya duermen menos?, ¿y cuando ya se mueven? … pues que hay que optar por nuevo medios de distracción, ya que además hay que ir estimulando a los pequeños.

Es importante también que aprendan a quedarse solos en  un entorno seguro y controlado y que tu puedas ir avanzando con otras cosas.

Cuando cumplieron los 3 meses, montamos una de las cunas de viaje y ahí improvisamos su primer parque. Les pusimos sus colgantes, también un juguete con música que les dejábamos activado y les encantaba.

parque

Este “invento” nos duró hasta los 5 meses más o menos, cuando empezaron a croquetear y empezaban a necesitar más espacio. en ese momento nos decantamos por comprar un parque xl, que hasta ahora nos ha venido de maravilla, y digo hasta ahora, porque mis peques están a punto de andar y lo que quieren ahora es estar ya libres por la casa investigando y no “encerrados” en el parque.

Pero vamos, que el parque xl fue una gran inversión! eso sí, plantea un problema y es que se necesita mucho espacio …

xl

¿Y si lloran los dos a la vez?

Sin duda el mayor temor de una madre múltiple.

En primer lugar hay que identificar, o mejor dicho, tratar de identificar el llanto. Los míos me lo ponían fácil, caca o hambre, rara vez fue por gases aunque si hubo alguno sobre todo con Nico.

En segundo lugar, identificar al más nervioso que en mi caso es Nico, así que siempre empiezo por éste mellizo.

  • En el caso de caca, en el momento que cambies al primero cesará el llanto y tras eso coges al segundo y ya está.
  • En el caso de hambre, puedes optar por alguno de los truquillos antes mencionados para dar de comer a la vez. No obstante en este sentido, lo mejor es la antelación. Si tienes ya controlado cada cuanto te van a pedir de comer lo mejor es hacerlo proactivamente.
  • Gases u otros malestares, rara vez suelen coincidir a la vez ambos bebés, aunque si se puede mezclar que a uno le pase algo de esto y el otro tenga caca o hambre. Puedes dejar al de los gases boca abajo que eso les suele ayudar y mientras atiende al otro.
  • En nuestro caso nunca han llorado por querer “bracitos” o porque necesiten que los acunemos … menos mal!!

Estas son la combinaciones más frecuentes pero las hay de todos los tipos y colores.

Cuando tienes todos bebés por suerte o por desgracia tendrán que aprender a esperar y eso implicará que a veces deberás dejarles llorar un poco y templar tus nervios. Y no te preocupes, no te cogerán manía ni les pasará nada, así que no te sientas culpable.

Recuerda que no eres superwoman

Por mucho que te tengas que encargar sola de los bebés hay que saber cuándo hay que delegar o buscar ayuda.

Independientemente de que tú hayas decidido ser el progenitor que pasa la baja maternal o que directamente hayas decidido no trabajar o mandarlos a la guardería, el otro progenitor debe tener también responsabilidades y ocuparse de algunas cosas. es sano tener un tiempo para desconectar a lo largo del día, sino te volverás loca.

Yo me iba turnando con el papá al cuadrado. Cuando veía que ya necesitaba descansar el papá al cuadrado me sustituyó alguna noche y sobre todo lo fines de semana es quien más se encargaba de los niños para que yo pudiera descansar y cargar las pilas.

También ha habido días que los bebés han estado muy “revoltosos” y he tenido que llamar al papá al cuadrado para que adelantara la hora de llegada a casa. Me ha pasado un par de veces, que le vamos a hacer son cosas del directo …

Pedir ayuda a la familia, que no meterlos por tiempo indeterminado que en casa, es bueno y necesario en muchas ocasiones. Que te vengan a echar una mano, por ejemplo, un día a la semana para que tu descanses a pleno rendimiento es también una buena opción.

Y esto a grandes rasgos, son las claves que a mi me sirvieron y me sirven para sobrevivir “sola ante el peligro”. No hay una varita mágica para esto, pero como comentaba al principio con mucha organización, un poco de ayuda y sentido común sobrevivirás sin problemas!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Gestionar Imprevistos Gemelares: Niveles de alerta Doméstica cuando eres Mamá al Cuadrado

Cita Posted on Actualizado enn

Los que me vais conociendo sabéis que soy una escrupulosa de la organización. Necesito organización en vida, necesito control y ahora que soy mamá de mellis mucho más si cabe. Me agobia ir como pollo sin cabeza por la vida.

Pues bien ese orden me ha llevado a establecer en casa unos niveles de alerta para saber como los papas debemos reaccionar y turnarnos ante determinados eventos de nuestra vida diaria con Guille y NIco.

He de aclarar que el papa al cuadrado y yo solo nos tenemos el uno al otro. Mis padres no viven en Madrid, mis suegros pasan de los 80, tenemos ayuda domestica pero solo de 9 a 14 horas … así que el resto, pase lo que pase, solo estamos nosotros. Por tanto, el tema de la organización y saber hasta donde llegamos es muy importante para nosotros.

Y claro, quienes son los que saben más en este planeta sobre situaciones de alerta? … Los americanos, sin duda.

Así que en plan General Generalísimo de mi casa (o eso dice el papa al cuadrado) y como buena freaky que soy, he copiado de los americanos sus códigos de defensa, los famosos DEFCON (Defense Condition).

Así que estos son los DEFCON de la casa de mamá al cuadrado …

DEFCON MELLIS

Antes de ir a la guarde, la mayor parte del tiempo la pasábamos en DEFCON 5. Ahora la mayoría lo pasamos entre el DEFCON 4 y 3. El 1 no lo hemos tenido que activar nunca. El 2 lo tuvimos activado durante 3 días hace 2 semanas.

No obstante, a medida que nos vayamos enfrentando a nuevas situaciones complejas (que espero no lleguen, tales como ingresos o cosas así) habrá que ir adaptando la lista …

He de reconocer que, de momento, nos están funcionando bastante bien. Ese rollito que estamos cogiendo ambos padres de establecer turnos ordenados, no reventarnos de forma individual y respetar que de vez en cuando hay que dejar que el otro progenitor duerma a pierna suelta está siendo crucial. Cuando nos hemos salido del plan … maaaaaaaloooooo … esto revienta.

Ni que decir de la labor de los abuelos. Los padres múltiples somos una especie de super héroes hasta cierto punto. Pero las herocidades en esto de la paternidad múltiple salen caras. Agotamiento, mal humor, descuido de la relación de pareja, tensión … así que algunas veces hay que delegar y los abuelos, en nuestro caso, son una estupenda delegación.

Ah y por cierto, este finde aunque vamos con DEFCON 4 … TOCA VISITA A LOS ABUELOS MATERNOS!!! Así que cañitas, tapitas, un poco de cashondeo y descanso para estos papas al cuadrado!!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Y por fin llega el día de decir … Estoy embarazada!!

Posted on Actualizado enn

Va a cumplir ya un año que, mas o menos, comunicamos que íbamos a ser papás por partida doble. Y digo mas o menos porque la comunicación de la feliz noticia tuvo contratiempos de todo tipo.

Me acuerdo hace años cuando iniciamos la búsqueda, o sea en el pleistoceno, me imaginaba como un día detectaría un retraso en mi menstruacion, me haría una prueba de embarazo, ésta daría positiva, como le daría una sorpresa a mi pareja, como les daría otro sorpreson a mis padres … Y así un suma y sigue de escenas propias de una comedia romántica pastelona …

El gritar por fin, estoy embarazada!! era un momento con el que soñé años y años. Y venga a darle vueltas a la cabeza: si algún día lo viviría, si no, que se sentiría …. Pues en esto quedó el romanticismo de dicho comunicado porque cualquier parecido con la realidad es … Directamente imposible.

Y todo empieza cuando …

Me llaman del IVI, me comunican que he te tenido una beta positiva y que además es altísima. Mi primer positivo!! 6 años esperando esa noticia y me quedo en blanco, me echo a llorar como una descosida a la vez que me da la risa nerviosa, era tan complicado entenderse conmigo que la telefonista de IVI no era capaz ni de darme cita para la ecografia.

Por fin!! Aleluya!! un positivo en mi vida!! y mientras lloraba, reía, cantaba … Sing Hallelujah!! bailaba al estilo de la mayonesa … Un show!!

Según cuelgo, toca comunicárselo al papa y … ni sorpresa ni leches, el papa va en el coche, no tiene buena cobertura, a mi no se me entiende tampoco bien por los lagrimones y los mocos, así que termino diciéndoselo a voces por teléfono. Al final lo entiende y se va definitivamente la cobertura. Así que me quede sin ver su primera reacción por no esperar a que hubiera llegado a casa ….

Siguiente llamada a mi madre, ya mas calmada, le comento lo del positivo. La pobre mujer se puso casi a hiperventilar, así que nada tuvimos que dejar la llamada para mas tarde (mis padres no viven en Madrid)  ya mas tranquilas las dos comentar la jugada.

Siguiente llamada, a mis suegros que también sabían que ese día teníamos la beta.

Y lo siguiente, avisar a los amigos más allegados (4 contados) de que teníamos un positivo.

Pero, que ocurre a partir de este momento? Pues que si ya hay que ser prudente a la hora de comunicar los embarazos espontáneos por lo que pueda pasar, las que venimos de reproducción asistida, desde que nos dan el positivo, nos morimos de miedo directamente ya que después de estar tocando nuestro sueño casi con las manos solo pensar en que eso se pueda malograr y el sueño acabe … Puffff prefiero ni acordarme de esas sensaciones …

El caso es que nosotros hablamos del positivo solo con esas personas. No se lo dijimos ni a los hermanos, ni compañeros de trabajo, ni a mis tíos, ni a nadie mas … Y a los pocos que les dijimos algo fue bajo un: QUE ESTO NO SALGA DE AQUÍ. NO DIGÁIS NADA A NADIE HASTA QUE NO VEAMOS COMO AVANZA. NI la mafia hace estas advertencias ...

Me costo sangre, sudor y lágrimas que mi madre no dijera nada, además de varias discusiones. Mi madre quería ser abuela a toda clase costa y claro, con las ganas que tenía de gritarlo a los 4 vientos no se podía reprimir. Mi madre es maestra de primaria. Solo os digo que el día que por fin le dimos carta blanca para decirlo, se hizo una pancarta de “voy a ser abuela”, la colgó en sala de profesores y organizó un almuerzo para celebrar la noticia. Y esta es la parte más romántica de la comunicación “vamos a ser papas” … Muy fuerte … La de la abuela.

Cuando solo estaba de 8 semanas me diagnostican un tremendo hematoma retrocorial (los que seguís el blog habitualmente ya sabéis lo que paso con esto) y me dijeron que con un 70% de posibilidades perdería uno de los gemelos y con un 50% perdería el embarazo entero. Así que, ni hablar de extender la noticia. Pero … No pudo ser así. Mis padres y mis suegros se turnaron para venir a cuidarme a casa en mis largos 2 meses de reposo así que no quedo mas remedio que comentar a los hermanos, cuñados y tíos que no iban a estar en casa porque estaba embarazada y desgraciadamente estaba muy malita.

Imaginaros la cara de mis cuñados, de mis tíos … Flipando en colores!! No se habían enterado de nada y se enteran de golpe y porrazo de la peor forma posible.

Y si esto no era poco, como tuve que pedir la baja tuve que explicar a algunos compañeros de trabajo lo que me pasaba. Aun recuerdo las caras de, tu? Embarazada? De gemelos? Y es que fijaros lo que son las cosas, todos se imaginaban que no había tenido hijos antes porque no quería ser madre, porque estaba centrada en mi carrera profesional!! Tócate los … La gente nunca dejara de sorprenderme … Y eso que yo nunca he negado que me gustaría ser madre algún día … Pero si es cierto, que lo he llevado todo con un sigilo y un aquí no pasa nada que no se si ahora sería capaz de mantener.

Hacia la semana 14 me dicen que hemos ganado la batalla al hematoma, que todas la pruebas están fenomenal y que el embarazo va fantástico. Aún así, me niego a contar la noticia, aun con el barrigón que tengo.

Pero …. De nuevo avatares de la vida nos llevan por el camino contrario. Y es que fui al súper y vi en el congelador de los helados los Draculas de Frigo y me vinieron unos recuerdos tremendos de mi infancia. Y claro, que paso? Pues que al carro que fueron.

Y como a veces estoy con el rubio subido pues hice una de las estupideces mas grandes que se pueden hacer y es ir a mi Facebook personal a decir que me estoy comiendo un Dracula y mencionar la palabra antojo. Yo la mencione en plan por lo del rollo de mi infancia sin tener en cuenta que me colgaba un barrigón bastante respetable ya del abdomen.

 
Total, que todo el mundo empieza a contestar: – como mola!, que ricos estaban! Y blablabla hasta que la enterada del grupo dice: -no me digas que estas embarazada? Y ahí se abrió la veda de respuestas tipo: – no jodas? , en serio? Que fuerte, que fuerte …

Cuando a la hora mire el Facebook y vi la que se había preparado casi me da un algo!! Así que no me quedo mas remedio que confesar que si, que estaba embarazada y no solo eso, sino que esperaba gemelos.

Madre mía la que se lió. Whatsapp, llamadas … O sea lo que aun no quería que pasase pues zasss en toda la boca por pardilla.

Por estas fechas tuve además una bronca con mi madre por el tema comunicados porque se plantó en el pueblo y se lo contó hasta al sordo del pueblo. Sinceramente, yo creo que hasta habló con la NASA para enviar una sonda al espacio y difundir la noticia por toda la galaxia. Así que si se descubre que hay vida humana por ahí, es gracias a mi madre … Que lo sepáis … ja ja ja (Desde el cariño mama, que se que me lees de vez en cuando y te partes de risa).

Volvemos de vacaciones, con el hematoma ya superado y vuelvo por la oficina. Pues el que no se había enterado, cuando me vio a aparecer con mi barrigon de 20 semanas lo flipo. Y he de decir que los compañeros que sabían lo de mi embarazo y todo lo que me paso fueron como tumbas. No dijeron nada, de nada a nadie, con lo cual quedé gratamente sorprendida cuando llegue a la ofi y mucha gente no lo sabia.

Y ya incorporada al mundo laboral, se terminó de enterar el resto de gente. Partners, clientes … Hasta la competencia … de que estaba embarazada de gemelos. He de decir que casi todo fueron buenos deseos, pero hay gente que es gilipollas directamente, sin paliativos. Afortunadamente son una minoría, pero siempre hay alguno acechando … Alucinad con lo que hay que oír:

– tu embarazada? A tu edad? De gemelos? Pues yo te hacia sin hijos.

Pero vamos a ver hermosa, cuantos años te crees que tengo? Tuve a mis hijos con 36 años, joder que no es para tanto mas cuando la susodicha tuvo su primero a los 35!! Así que ni corta ni perezosa y en plena ebullición hormonal …. Zasca!! Le conteste. – Discúlpame, pero cuando tuviste tu a tu primer hijo? Se quedo cortada. Así que no hay más preguntas señoría.

O la que te dice eso y encima añade: – pero si tu eres de mi quinta? – Si, de la del buitre, no te digo!! Y claro la pregunto, de qué quinta eres tu? Y me dice que tiene 43 años!! Pues me acabas de arreglar el día!! Mientras yo pensaba por dentro: – Pero bonita, tu sabes cuantos años tengo yo?. Total que por no ser muy cortante le dije: – me enteré de que estaba embarazada en mi 36 cumpleaños!! Fijate que noticia más bonita!! Y va y me dice: -ah, solo 36? Es que te veía yo muy madura profesionalmente para tu edad … Pa’bernos matao!!

Lo peor que ese día, iba con un compañero un poco capullo y se tiro semanas diciéndome: – te han echado 43 años!! Juas juas juas …

– El que se entera que esperas gemelos y te dice: – ya claro 2, como ahora os lo hacen todo en el laboratorio … O como os los dan ya hechos …

Hay que ser imbécil y no saber que el tema de la reproducción asistida no es un tema de guasa y menos con personas con las que no tienes ninguna confianza más allá de una relación laboral.

He de decir que estos personajes han sido siempre de echar de comer a parte, los típicos prepotentes que van de guays y que encima se consideran graciosos pero que son patéticos, pues de esos. Así que otro zasca!! Lo que a mi me pedía el cuerpo era contestar : – pues mira guapo tu cerebro lo debieron de hacer también en un laboratorio, pero de los malos, porque es imposible ser mas tonto … Pero como eso era demasiado fuerte dije pues me voy a hacer yo también la graciosa, y en tono guason dije: – no se si sabes que el 50% de los embarazos múltiples son espontáneos y el otro 50% son de laboratorio como tu dices. Así que fíjate que probabilidad tan alta tienes de meter la pata con alguien haciendo la afirmación que acabas de hacer. Y se hizo el silencio … Que a gusto por dios!!

– y otra bastante común cuando dices que esperas gemelos es la de: – ah, pero son naturales?

Vamos a ver, es de cajón que si no tengo confianza con una persona no me voy a poner a contar todo el periplo que llevo con el tema de la maternidad. Y por otro lado, que mas da si vienen de París o del IVI? Qué manía tiene la gente de meter las narices hasta el fondo. Así que frente a esto yo siempre he contestado: – natural mi embarazo? … Noooooooo, que va es que me he caído en una marmita de cerveza!! Y dependiendo de la coyuntura añado un “no te jode” o no.

No me malinterpreteis, no soy ninguna perdonavidas ni mucho menos, pero reconozco tener poca tolerancia a la mala educación, a la falta de sentido común, a las lenguas desatadas y a las opiniones gratuitas. Y ante semejantes barbaridades no puedo mantener la boca cerrada y menos cuando una esta embarazada y por partida doble que las hormonas te hacen estar por encima del bien y el mal.

Así que esta fue la comunicación de mi embarazo, en todas sus etapas, chapuzas, meteduras de pata varias, comentarios procedentes e improcedentes. Reconozco que verlo ahora desde esta perspectiva me ha resultado hasta gracioso.

A toro pasado, reflexionas y piensas: – que mas da lo que piense el mundo? Tenias un sueño, no? Se ha cumplido? Si y con creces, pues …”a quien le importa lo que yo haga, a quien le importa lo que yo diga …”

¡Disfrutad a tope de vuestra comunicación de embarazo!

madresfera

Vótanos aquí: http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/index.php

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Nuevo reto para una mamá al cuadrado: Sobrevivir a una tormenta de opiniones sobre tus hijos

Posted on Actualizado enn

Si ya me voy haciendo a los cambios en mi cuerpo propios de la maternidad, a conciliar de aquella manera, a la adaptación de mis hijos a nuevas cosas y a su rápido e irremediable crecimiento, a vivir en una agujero negro de tiempo … Pero aún así feliz y con la baba colgando todo el día, llego la hora de afrontar un nuevo reto en mi maternidad!

Y es que ya lo reza el dicho, que aunque vulgar, tiene más razón que un Santo: “las opiniones son como los culos … todo el mundo tiene un@”

opiniones

Y es que si ya nos pasamos aguantando toda la vida lo que piensan los demás (no quiero ni hacer referencia a los que vivís en núcleos más pequeños que directamente es horrible), que si vas estudiar, porque estudias eso, que si tienes pareja o no, que si te casas, que si porque no tienes hijos … sobre ésto último ya me explayé en el post ¿ Y tú, para cuando? sobre los estragos que podríamos llegar a sufrir con la famosa “preguntita” …

Pero es que esto señores no acaba aquí, esto empeora, y cuando eres madre más. No se porqué, pero que todo el mundo se cree con licencia para opinar sobre tus hijos, o mejor dicho sobre como cuidas y educas a tus hijos, es increíble!

Después de pasar la primera fase en mi maternidad de ruegos, preguntas, opiniones, cuestiones … sobre pecho o bibe, si duermen o no, si cuna o minicuna,  si les coges demasiado o no … si las hernias umbilicales se tapan o no … si comen de más o de menos … Llega la fase, nos vamos a meter a saco con la alimentación de tus hijos!!  y es que desde hace unos 15 días me he sentido realmente incomoda.

Todo ha empezado cuando a punto de cumplir los 6 meses aun no tomaban ni papillas ni cereales. Y es que tanto los pediatras de la seguridad social, como los de Santias la Moraleja, coincidieron en que los peques estaban grandotes y entonces no había necesidad de adelantar la alimentación complementaria a antes de los 6 meses. Además como ellos nacieron un mes antes los pediatras han preferido utilizar con ellos lo que se llama la edad corregida, es decir, tener en cuenta su edad como si hubieran nacido a las 40 semanas de gestación, por tanto ahora mismo tendrían 5,5 meses.

Por otro lado, la OMS señala que la alimentación complementaria se inicia de media a los 6 meses y que es determinación de los pediatras el adelantarla o no por cuestiones de talla, peso, digestivas etc …

Así que si lo dicen ambos pediatras (y la propia OMS), porque me lo voy a cuestionar? Hasta ahora les he hecho caso en la mayoría de las cosas y a los peques y a los papás nos ha ido bien, entonces, porque desconfiar? Además hemos mirado con lupa el trabajo de nuestros pediatras y desde luego no tenemos ninguna queja ni de la sanidad pública ni de la privada.

Pues bien, me he sentido como un perro verde o mejor dicho, me han hecho sentir. Entre que todas las mamas que conozco habían empezado con la alimentación complementaria sobre los 4 o 4 meses y medio, mis propias amigas y algunos miembros de la familia igual … Madre mía que turra con el, “y tu porque no les das papillas y cereales ya? Pues yo a los míos … Pues ya vas tarde, les tienes que acostumbrar … Es que no es normal que se lo des tan tarde …”

He terminado hasta el moño. Y callas y callas por no meterte en líos (y porque aunque me moleste oírlos voy a hacer lo que me de la santísima gana). Y dices muy prudentemente: -me lo han dicho ambos pediatras. Y nada la gente sigue y sigue.

Pero mi prudencia tiene un limite, llevamos varias semanas con el tema y ya he tenido que escuchar y ver de todo, porque anda que el día que a mi señor padre se le ocurrió darle la papilla a Nico con el chupete amparándose en que así lo hacía conmigo … ese día también fue largo … y aunque digas que así no, da igual, todo el mundo está en poder de saber que es lo mejor para un bebe.

Este fin de semana me han sobrepasado el umbral de tolerancia ya con creces. No hay cosa peor que tratar de comparar el comportamiento de niños en la misma familia. Y es que aunque sean niños de la misma familia tienen padres diferentes, viven en entornos diferentes y son niños diferentes: diferentes ritmos de crecimiento, de aprendizaje y no por eso peores ni mejores, diferentes, punto.

Así que imaginaros hora de comer, tropecientos en casa y el papa al cuadrado y yo dando papillas a los mellis antes de comer los adultos. Pues ahí empezó todo: – pues eso yo se lo daba con 4 meses … pues es que ha esa edad yo ya no se lo trituraba, le machacaba solo los alimentos … es que a los míos la papilla no les gustaba así … y venga suma y sigue.

Ojo, quiero aclarar también que mi relación con ambas familias es estupenda pero eso no quita que a veces los que más te quieren sean los que se pasan más.

Y después de aguantar más de media hora esta canción, empezamos con el tema de la esterilización. Yo he dejado de esterilizar ahora a los 6 meses que es lo que me han prescrito los pediatras (no he sido una loca de la esterilización y aunque si lo he hecho con biberones y chupetes desde los 3 meses que se meten mordedores en la boca los he lavado y ya está e incluso a veces por estar fuera de casa se han lavado solo los biberones). Pues ahora resulta que según la sabiduría popular lo de esterilizar es malísimo y estamos destrozando el sistema inmunitario de los pequeños. Porque claro antes no se hacia nada de eso y sobrevivían igual. Ahhhhh primera noticia, o sea que el descenso en la mortalidad infantil no tiene nada que ver en el incremento de medidas de higiene y seguridad para los bebes? ahhhhh loquita me quedo.

Y por si esta retaila no era poco, llegó también el turno del agua embotellada. Y es que la anterior vez que estuvimos por allí dije que no podía utilizar el agua embotellada que tenían para el biberón porque no era baja en sodio. Y es que lo recomendado para un bebe y su biberón es agua embotellada baja en sodio no porque lo diga yo, dicho por los pediatras también. Pues venga a echarme en cara que eso son tonterías que los biberones se preparan si hace falta con agua del grifo y ya está. Que vaya tonterías que tenemos ahora y otra vez con el tema de que “nos estamos cargando el sistema inmunitario de los niños”

Así que miré el reloj y vi que en entre unas cosas y otras llevábamos 1,5 horas hablando de “best practices” sobre bebes en general y sobre mis mellis en particular y dije hasta aquí hemos llegado, esto lo paro ahora mismo.

Muy tranquila me dirigí al foro y les dije:- mirad Guille y Nico van a dos pediatras. Ambos concluyen y toman, hasta ahora, las mismas decisiones por lo que estamos seguros que están tomando el camino correcto. Guille y Nico están en percentil 90, son grandes, están sanos, tranquilos y son felices dicho por sus pediatras. Si después de esto me voy a poner a cuestionar a profesionales que han estudiado 10 años de carrera y tienen 20 años de experiencia en el campo de la pediatría apaga y vamonos. Así que por el momento voy a respetar sus indicaciones si no tenéis inconveniente.

Zaaaaaaaasca!! Y entonces se hizo el silencio. A los pocos segundos saltó uno:- si es normal lo que vale para un niño no tiene que valer para otro … y así se abrió un nuevo debate sobre lo ideal que es hacer caso al pediatra y tal y tal …

El papa al cuadrado (cuando ya por fin estábamos solos en el coche) me dijo que , joer que “digna” me había puesto. A lo mejor un poco “digna” si, pero era la única forma que se me ocurrió de decir las cosas sin “armarla” ya que teniendo en cuenta que soy vallisoletana y tauro, lo de andar con paños calientes no se me da bien.

Así que nueva lección aprendida, a partir de ahora me queda claro que todo el mundo opinará sobre como cuido y educo a mis bebes. Será irremediable, lo haga bien o lo haga mal, y mientras más mayores sean irá a peor. Así que preparada para tratar de estar por encima de estas situaciones y cuando se rebase el límite intentaremos hacer otro zasca flojito para devolver las aguas a su cauce …

Y nada, aquí andamos, ávida por conocer cual es el nuevo reto que se me viene encima: ¿Serán los preparativos de las vacaciones?, ¿serán las propias vacaciones?, ¿Serán los preparativos para la guarde? …