Gemelos

Mi reflexión sobre la Separación de los Mellizos en el Cole

Cita Posted on

Por fin me lanzo a hablar sobre ello. Este es un tema recurrente en los blogs gemelares, hasta que punto la separación de nuestros dobles en el cole es realmente beneficiosa.

mamaalcuadrado.com nació hace 4 años y esta es la primera vez que me atrevo a mencionar el tema, ¿porqué? Por que me parecía lo suficientemente clave como para dejar pasar el tiempo, madurar la idea, estudiar nuestra realidad y hacerme una mejor composición de lugar. Los peques llevan ya 2 años en el colegio y mi punto de vista sobre el tema ha variado mucho desde entonces. Si hubiera escrito el post antes me hubiera salido una cosa radicalmente diferente porque con este tema he tenido “mis fases”.

Quiero dejar también muy claro, que todo lo que voy a manifestar a continuación es mi opinión personal, basada en mi experiencia, en las características de mis mellizos y nuestro entorno, cada caso es un mundo y lo que es bueno para algunos puede que no lo sea para otros. Si algo tengo claro, es que en este tema no hay una verdad universal.

El principio de los tiempos …

Acabo de ser mamá de mellis, ¿qué es lo que me pide el cuerpo? Hacerlo todo, todo juntos, los bebés juntos para todo. Me hace una ilusión brutal verles en sus cunitas pegados el uno al otro, dándose la manita a veces … me parece mágico.

Pasado el tiempo, me sigue pareciendo encantador, pero soy consciente de que un bebe abrace al otro o se den la mano, es absolutamente casual, a la vez instintivo. Mi visión actual sobre las “conexiones” entre mellizos ha cambiado y no digo que no tengan “algo especial” en su relación como mellizos, pero desde luego hay detalles que tienen su explicación.

En la guardería

Nico y Guille fueron juntos a la guardería, estaban en la misma clase, casualmente junto a otras mellizas. En ese momento no eran para nada conscientes de su relación como hermanos, menos como mellizos y su comportamiento era absolutamente independiente. No se hacían ni más ni menos caso que con los demás niños.

He oído a padres comentar que ya en algunas guarderías los separan. Los míos la verdad, es que creo que hubieran esta bien juntos o separados ya que como os comento, en esa época no eran conscientes de nada y la misma probabilidad había de que jugasen juntos a que lo hicieran por separado.

Imagen1

Pero esta fue la realidad que vivieron ellos y la que yo veo ahora a “toro pasao”, la que  viví en aquel momento fue muy diferente. Si en la guardería me dicen que los separan, me hubiera dado un parraque, no concebía la vida de ambos separados de ninguna de las maneras. Siempre pensaba que bueno, se protegerían el uno al otro de alguna manera.

Y llegó el día elegir colegio …

La Comunidad de Madrid hace un tiempo se pronunció recomendando a los centros tener en cuenta la opinión de los padres a la hora de determinar que los múltiples fueran escolarizados juntos o separados. Cierto es que esto se ha quedado en una mera recomendación que por los menos los colegios públicos de mi zona si que siguen, pero no los concertados y privados.

Yo tuve muchísimas dudas al respecto. La verdad es que no sabía ni por donde coger el tema. Mi cabeza estaba muy divida:

  • Por un lado pensaba: “siendo los pequeños de la clase, mejor que vayan juntos y bueno así se apoyan”. La verdad es que me daba pavor pensar en mis dos bebés del 27 de diciembre en una clase donde había niños de enero y de febrero que estaban a años luz en desarrollo de ellos.
  • Pero por otro, pensaba que ya por aquel entonces empezaban a ser conscientes de que eran hermanos y que siempre estaban juntos. En esa época empecé a observar los primeros síntomas de “cuchipandismo” y cómo cuando reñías a uno de ellos o no les dejabas algo el otro salía en su defensa. ¿qué pasa si esto lo empiezan a hacer en el colegio?, ¿qué pasa si empiezan a juntarse entre ellos y se apartan del grupo?
  • También se me pasó por la cabeza el modelo mixto: – “bueno, pues a lo mejor el primer año que vayan juntos, así están más protegidos y cuando se acostumbren al cole ya les separamos y no incurrimos en que hagan su cuchipandi…” Pero aquí también había contrapartida, ¿y qué pasa si primero se acostumbran a ir juntos y luego les separamos y es peor? …

Qué deciros, cada vez que pensaba en este tema entraba en bucle. Mejor suerte corrió Papá al Cuadrado que tuvo desde el principio claro que fuesen separados y que cada uno se buscase la vida desde el momento cero.

A final nosotros no tomamos la decisión, la decisión la tomó el colegio. El colegio que nos pedía el cuerpo los separaba, ni recomendación, ni negociación, ni escucha ni nada. Lentejas señores.

Dado que Papá al Cuadrado quería que fueran separados nosotros no pedimos entrevistarnos con  el colegio, pero hubo otros padres de mellizos que si.

El trato no fue bueno, en el sentido empático me refiero, y veo que esto es algo que se repite con demasiada frecuencia. Cuando llegaron la la reunión, preguntaron porqué el colegio tenía esa filosofía y en qué estudios y/u observaciones se basaba. La respuesta fue que en la normativa del colegio. Punto. Se acabó la reunión.

En clase de mis hijos hay 4 pares de mellizos. Dos de ellos pidieron esa reunión y salieron súper disgustados, hasta el punto de que hubo unos padres que casi se van del colegio.

Y digo yo, ¿hace falta tratar el tema así? Aun diciendo que no, ¿no se puede tratar con más cariño a los padres? A unos padres que tienen muchas dudas, a unos padres preocupados, a unos padres que van a dejar a sus seres más queridos en manos del centro …

Y aquí si que digo alto y claro que muchos centros tienen que aprender a gestionar esto mejor, independientemente de que el centro determine que se les separa, pero no se pueden dar estas explicaciones o mejor dicho, casi no dar ninguna con ese talante.

Y a estas alturas os preguntaréis, ¿cómo fue la separación de los mellis? Solo os diré que no notamos nada raro y que muchas cosas que prejuzgamos fueron al revés.:

Pensábamos que Nico iba a ser más tímido, nada más lejos de la realidad, fue más tímido Guille. Pensamos que iban a llorar el primer día, nada más lejos de la realidad. Pensamos que se iban a sentir aturdidos con niños más mayores, nada más lejos de la realidad, de hecho nada más llegar al cole Nico se hizo amigo de uno de los mayores de su clase que le sacaba la cabeza.

He escuchado de algunos padres de mellizos, que tras la separación, se ha fomentado la competitividad entre hermanos y que riñen más. Los míos la verdad es que se han comportado igual y la probabilidad de riña es la misma que antes. Pero como os decía al principio del post, que mis mellizos se comporten de una manera no quiere decir que los demás sean así.

Un día en el cole me pasó una anécdota, un padre de mellizos se quejaba porque en la clase de uno de sus hijos había habido cumple y habían repartido un regalito a los compis. Al salir del cole, el otro mellizo se echó a llorar porque él no tenía regalo.

Si, estas cosas pasan y a mi ese caso me ha pasado varias veces. Entonces el padre dijo:-lo ves, si estuvieran juntos no tendríamos este problema.

Hombre, visto así en el plazo inmediato te doy la razón, pero este tipo de situaciones son un aprendizaje en la vida. La vida no les va a tratar como mellizos, en la vida uno conseguirá unas cosas, otro otras y otras veces lo mismo. Deben acostumbrarse a que el trato no sea siempre igualitario.

Cultivar la individualidad de los mellizos

Es curioso como el tiempo te hace ver las cosas de otra manera y si al principio os comentaba que siempre les veía haciendo todo juntos, que no les quería separar bajo ningún concepto, ahora con 4 años no lo tengo tan claro. Siento que estamos en otra fase y como en cualquier pareja, creo que ellos demandan su espacio, su especialidad y su momento con sus actividades favoritas y padres.

Aunque sean mellizos cada uno es un mundo y a medida que crecen esas diferencias son mucho más notables.

A Guille le chifla ayudar, le encanta ir a hacer la compra con papá, cocinar con mamá, ayudar al abuelo al cuadrado en su huerto … a Nico le gustan las cosas donde se requiere concentración, como hacer puzzles, leer un cuento o jugar con mamá a Mario Bros (estoy encantada de tener por fin un compi de videojuegos jeje).

Imagen1

Dependiendo del momento hacemos cosas juntos o separados. Esto de atender individualmente las necesidades de cada uno es muy positivo ya que tener tu espacio en el mundo es importante para la motivación y bienestar de pequeños y grandes. Además estoy descubriendo muy de cerca a cada uno de mis peques y ellos están descubriendo a su papá y a mi en solitario y eso mola.

Eso no quita evidentemente que me sienta muy afortunada cuando les veo jugar juntos, quererse etc … pero entiendo que como cualquier madre estoy encantada de que mis chicos se lleven bien y tengan esa complicidad tan bonita.

Así que ya para terminar que deciros, nadie conoce mejor a sus múltiples que sus papás, pero a medida que crecen necesitarán y demandarán sus propios espacios y eso no será contraproducente para su relación sino una parte importante de su entrenamiento como persona y en la vida.

¡Disfrutad de vuestros pares!

Post relacionados:

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos:

Mamá la Cuadrado te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario de comentarios, serán tratados por Mamá al Cuadrado como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

 Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.
Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wordpress.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamaalcuadradoblog@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: Protección de Datos Mamá al Cuadrado

 

Volver a Empezar: Operación Hermanit@ cuando eres Mama al Cuadrado

Cita Posted on Actualizado enn

Quedarse embarazada de gemelos o mellizos casi siempre es accidental. Y me refiero a accidental en el sentido de que si el embarazo es espontaneo, nadie se puede imaginar que le van a venir dos de golpe aunque sepamos que la naturaleza es a veces muy caprichosa. Si el embarazo es por Reproducción asistida, tampoco es que estemos buscando dos de golpe, pero para aumentar las probabilidades de conseguirlo se suelen poner dos, con lo cual, asumes el riesgo pero nunca te puedes imaginar que se queden ambos.

Y esto segundo fue lo que me pasó a mi. Ni remotamente, después de acumular unos cuantos negativos, pensé que sería mamá de mellis. El sorpresón y la mayor de las alegrías de mi vida.

Mellis

La mayoría de los que han tenido un embarazo múltiple la primera vez se cortan la coleta. Con dos basta. De hecho, por lo general, si le preguntas a cualquier padre o madre de gemelos si van a ir a por más la respuesta es: – ¿estás de coña? Ni uno más, antes me arranco los … y todo esto dicho mientras hiperventila.

Pero por otro lado estamos una minoría de “pirados”, “locos”, “flipaos”, “valientes” … (así nos hace llamar la gente) que nos quedamos con ganas de repetir. Y ese es el caso de Papá al Cuadrado y mío.

Siempre nos encantó la idea de ser familia numerosa. En mi caso somos dos hermanos. Mi padre se quedó siempre con ganas de tener un tercero, pero mi madre después de dos embarazos con dos partos horribles, dijo que ni muerta. Yo siempre me quedé con la ilusión de haber tenido un tercer hermanito. En el caso de Papá al Cuadrado, son familia numerosa en la mayoría de ramas de su familia, con lo cual lo asume como algo súper normal.

Cuando empezamos con todo este lío de la Esterilidad de Origen Desconocido no me quedó más remedio que “desinflar” la idea de la familia numerosa y centrarme en “rezar” para que el al menos la vida nos diera la oportunidad de criar a un hijo único.

La llegada de Guille y Nico volvió a poner la idea con fuerza en el mapa y nuestros 7 blastos congelados han sido clave para determinar que llegó el momento de volver a intentarlo ha llegado. ¡Vamos a por el tercero!

Pero antes de tomar esta decisión, reconozco han venido a mi cabeza ciertas reflexiones que me han hecho hasta dudar de si debíamos intentarlo de nuevo. Este ha sido mi análisis de pros y contras:

Miedos

20160603170418-miedos

  • Volver a pasar por Reproducción Asistida me ha dado hasta sarpullido. Me ha puesto de los nervios, ha vuelto el nudo en el estómago. Y aunque la vuelta al IVI no ha sido con la cara de frustración de la primera vez ni con un proceso de FIV completo, reconozco me ha dado mucha pereza pensar en pruebas, hormonas, betaesperas, negativos, nervios, sustos … pufff, lo dicho, perezón. De hecho Papá al Cuadrado me ha tenido que llamar la atención varias veces por “miedica y agonías”. Cada vez que me han hecho un análisis siempre pensando que algo iba a ir mal y más bien ha sido todo lo contrario.
  • No estoy pasando mi mejor momento en cuanto a mi maternidad al cuadrado se refiere. Nico y Guille están hechos dos terremotillos. Están en una edad muy simpática pero muy movida y peligrosa. Hay días que caigo exhausta, ya no físicamente, sino psicológicamente de estar con 40 ojos detrás de ellos. Así que me he hecho la pregunta de rigor: – Ana, ¿vas a poder con otro? Creo si podré con otro, pero está claro que vamos a tener que pedir ayuda extra. Así que aquí estoy, mentalizándome que alguien me va a tener que ayudar y que tendré que volver a abrirle la puerta de mi casa a una “extraña”.
  • El trabajo. Tras mi incorporación de la baja maternal ha sido una zancadilla detrás de otra. Me ha costado un triunfo volverme a abrir paso entre mis compañeros y alguna que otra “rata” y “serpiente” que me han hecho la vida imposible. Afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su sitio, pero si me vuelvo a quedar embarazada se me ponen los pelos como escarpias solo pensar que esto volviera a suceder. No obstante, en este sentido ya estoy tomando medidas, por si acaso y no me voy a quedar sin ser madre de nuevo por estos miedos. Me niego en rotundo.

Aspectos positivos

ilusion

  • Vivir un nuevo embarazo, una nueva maternidad. La otra vez lo disfruté un montón y estoy segura que está vez será igual o incluso mejor, ya conozco muchas cosas, muchas sensaciones y sé que ahora las voy a entender mejor.
  • He criado a dos bebés mellizos, tiene que ser la caña solo tener que dar un bibe, cambiar un solo pañal, dormir a uno solo … atender un solo llanto … aunque veréis como tendremos la suerte de que éste/a ultim@ nos sale un llorón de narices y da guerra por él, sus hermanos y todos sus compañeros …
  • Lo tengo todo y no tengo que cambiarme de casa ni de coche si queremos ampliar la familia. Inversión cero pelotero.
  • Con lo que disfrutamos de Guille y Nico tener otro pequeñín en casa tiene que ser una felicidad máxima. cada vez que Papá al Cuadrado y yo pensamos en ello se nos cae la baba.

Así que por supuesto, vamos a ver el vaso medio lleno, a pensar en positivo y a disfrutar con ilusión de la decisión que de momento hemos tomado.

La vuelta al IVI

Que decir de mi vuelta al IVI. La primera vez llegué con cara de circunstancias con un gran peso encima. Esta vez la verdad es que crucé la puerta con muchas ganas e ilusión.

IVI

Además el recibimiento de mi doctora y su enfermera fue brutal. Se acordaban de todo, hasta del nombre de los peques. Súper cariñosas y compartiendo experiencias maternales las tres !como buenas “marujas”! Fuer un reencuentro muy divertido la verdad, que nunca me podía haber imaginado.

Ahora que estoy de vuelta allí estoy tremendamente observadora. La primera vez, no cruzaba la mirada con nadie en la sala de espera y ahora no hago más que mirar a la gente y pensar en que historia de infertilidad habrá detrás de ellos. A veces, cuando cruzo la mirada con alguien siempre sonrío, por que me imagino lo que se les pasa por la cabeza a la mayoría de ellos y sonreír es mi modo de transmitir: – todo va a ir bien, estás en buenas manos.

Y bueno que decir, que ya lo tenemos todo listo. El día 26 de mayo tenemos la transfer de uno de los blastos que teníamos congelados. Pase lo que pase …

¡tus papás y hermanos te esperamos con los brazos abiertos!

Post relacionados:

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos:

Mamá la Cuadrado te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario de comentarios, serán tratados por Mamá al Cuadrado como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

 Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.
Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de wordpress.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamaalcuadradoblog@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: Protección de Datos Mamá al Cuadrado