Hematoma uterino

Recuerdos de mi embarazo: El Ciclo Vital

Cita Posted on

Abro nueva sección en el blog sobre “Recuerdos de mi embarazo”, porque últimamente ando un poco moñas con el tema “tripotas” y me apetece mucho recordar algunos momentos, para mi inolvidables, del embarazo de Guille y Nico.

Como muchos sabéis, el embarazo no empezó bien. Aquel dichoso hematoma retrocorial que casi da al traste con nuestro sueño me tuvo a vueltas hasta la semana 14 de embarazo. No fue hasta entonces cuando me pude empezar a creer que de verdad estaba embarazada. Si quieres conocer más sobre la “Aventura del Maldito Hematoma” aquí tienes un post sobre ello: Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014)

Nuestro cumple, el mío y el de papá al cuadrado es el 16 de mayo. El 12 de mayo del 2014 nos enterábamos de que nuestra beta por fin era positiva. ¡Vaya regalazo! Junto con los regalos de cumpleaños de ese año, nadie por aquel entonces sabía nada de nuestro incipiente positivo, unos buenos amigos nos regalaron entradas para el musical del Rey León. Eran para finales del mes de julio.

vertic_880_0

Creí que no podría ir a verlo. De hecho estábamos ya a punto de vender las entradas. Mi dichoso hematoma no daba tregua y mi vida era solo descanso, descanso y descanso, miedo, miedo y más miedo.

Me hicieron el triple screening con 10 semanas. Todo estaba bien y aunque seguí manchando recurrentemente y aun con alguna hemorragia importante, el médico me dijo que si no andaba mucho ni hacía esfuerzos podría ir a ver el musical.

Y allí que fui, con mis 12 semanas de embarazo y una tripita ya asomando. Me sentó genial salir de casa, lo necesitaba, me daba ánimos pensar que cada vez estaba más cerca de la libertad y de disfrutar el embarazo.

La verdad es que la música tiene un poder espectacular y con la canción del “Ciclo Vital” dio comienzo el musical. Que sensaciones, que puesta en escena, qué emoción … no os quiero ni contar cuando Rafiki (el mono babuino) coge y levanta al pequeño Simba, ahí estaba yo soñando cuando papá al cuadrado y yo cogiéramos a los mellis por primera vez … y claro, ahí salió mi primer lagrimón … – ¿pero que te pasa? me dijo papá al cuadrado. – ¡Pero si esto acaba de empezar! jajaja

Estaba plenamente metida en la historia cuando llegó el descanso … Y ahí volví al planeta tierra cuando fui al baño. Un bonito manchón me estaba esperando. Supongo que al moverme más de la cuenta el hematoma se revolvió y salió más sangre. Ni un día como ese me dejaba en paz el muy …

Así que me volví a sentar en mi butaca a rezar porque no se conviertiese en una de mis famosas hemorragias.

Logré disfrutar de la segunda parte y como no, de ese fantástico final cuando Simba y Nala tienen a un nuevo leoncito y Rafiki lo vuelve a alzar. En este momento suena otra vez la canción del Ciclo Vital. No veía llegar el día de vivir ese momento con los mellis.

La buena noticia es que terminado el musical no volví a manchar y que a partir de ahí solo manché fuerte una vez más, se acabó, fin de la pesadilla …

Y así me pasé todo el embarazo, recordando que algún día nuestro Rafiki “particular” levantaría a nuestros mellis. Ese día llegó el 27 de diciembre del 2014 y papá al cuadrado se encargó de ello, porque él es muy “mono” todo sea dicho de paso … jajaja

Y colorín colarado este post ha terminado …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Y por fin llega el día de decir … Estoy embarazada!!

Posted on Actualizado enn

Va a cumplir ya un año que, mas o menos, comunicamos que íbamos a ser papás por partida doble. Y digo mas o menos porque la comunicación de la feliz noticia tuvo contratiempos de todo tipo.

Me acuerdo hace años cuando iniciamos la búsqueda, o sea en el pleistoceno, me imaginaba como un día detectaría un retraso en mi menstruacion, me haría una prueba de embarazo, ésta daría positiva, como le daría una sorpresa a mi pareja, como les daría otro sorpreson a mis padres … Y así un suma y sigue de escenas propias de una comedia romántica pastelona …

El gritar por fin, estoy embarazada!! era un momento con el que soñé años y años. Y venga a darle vueltas a la cabeza: si algún día lo viviría, si no, que se sentiría …. Pues en esto quedó el romanticismo de dicho comunicado porque cualquier parecido con la realidad es … Directamente imposible.

Y todo empieza cuando …

Me llaman del IVI, me comunican que he te tenido una beta positiva y que además es altísima. Mi primer positivo!! 6 años esperando esa noticia y me quedo en blanco, me echo a llorar como una descosida a la vez que me da la risa nerviosa, era tan complicado entenderse conmigo que la telefonista de IVI no era capaz ni de darme cita para la ecografia.

Por fin!! Aleluya!! un positivo en mi vida!! y mientras lloraba, reía, cantaba … Sing Hallelujah!! bailaba al estilo de la mayonesa … Un show!!

Según cuelgo, toca comunicárselo al papa y … ni sorpresa ni leches, el papa va en el coche, no tiene buena cobertura, a mi no se me entiende tampoco bien por los lagrimones y los mocos, así que termino diciéndoselo a voces por teléfono. Al final lo entiende y se va definitivamente la cobertura. Así que me quede sin ver su primera reacción por no esperar a que hubiera llegado a casa ….

Siguiente llamada a mi madre, ya mas calmada, le comento lo del positivo. La pobre mujer se puso casi a hiperventilar, así que nada tuvimos que dejar la llamada para mas tarde (mis padres no viven en Madrid)  ya mas tranquilas las dos comentar la jugada.

Siguiente llamada, a mis suegros que también sabían que ese día teníamos la beta.

Y lo siguiente, avisar a los amigos más allegados (4 contados) de que teníamos un positivo.

Pero, que ocurre a partir de este momento? Pues que si ya hay que ser prudente a la hora de comunicar los embarazos espontáneos por lo que pueda pasar, las que venimos de reproducción asistida, desde que nos dan el positivo, nos morimos de miedo directamente ya que después de estar tocando nuestro sueño casi con las manos solo pensar en que eso se pueda malograr y el sueño acabe … Puffff prefiero ni acordarme de esas sensaciones …

El caso es que nosotros hablamos del positivo solo con esas personas. No se lo dijimos ni a los hermanos, ni compañeros de trabajo, ni a mis tíos, ni a nadie mas … Y a los pocos que les dijimos algo fue bajo un: QUE ESTO NO SALGA DE AQUÍ. NO DIGÁIS NADA A NADIE HASTA QUE NO VEAMOS COMO AVANZA. NI la mafia hace estas advertencias ...

Me costo sangre, sudor y lágrimas que mi madre no dijera nada, además de varias discusiones. Mi madre quería ser abuela a toda clase costa y claro, con las ganas que tenía de gritarlo a los 4 vientos no se podía reprimir. Mi madre es maestra de primaria. Solo os digo que el día que por fin le dimos carta blanca para decirlo, se hizo una pancarta de “voy a ser abuela”, la colgó en sala de profesores y organizó un almuerzo para celebrar la noticia. Y esta es la parte más romántica de la comunicación “vamos a ser papas” … Muy fuerte … La de la abuela.

Cuando solo estaba de 8 semanas me diagnostican un tremendo hematoma retrocorial (los que seguís el blog habitualmente ya sabéis lo que paso con esto) y me dijeron que con un 70% de posibilidades perdería uno de los gemelos y con un 50% perdería el embarazo entero. Así que, ni hablar de extender la noticia. Pero … No pudo ser así. Mis padres y mis suegros se turnaron para venir a cuidarme a casa en mis largos 2 meses de reposo así que no quedo mas remedio que comentar a los hermanos, cuñados y tíos que no iban a estar en casa porque estaba embarazada y desgraciadamente estaba muy malita.

Imaginaros la cara de mis cuñados, de mis tíos … Flipando en colores!! No se habían enterado de nada y se enteran de golpe y porrazo de la peor forma posible.

Y si esto no era poco, como tuve que pedir la baja tuve que explicar a algunos compañeros de trabajo lo que me pasaba. Aun recuerdo las caras de, tu? Embarazada? De gemelos? Y es que fijaros lo que son las cosas, todos se imaginaban que no había tenido hijos antes porque no quería ser madre, porque estaba centrada en mi carrera profesional!! Tócate los … La gente nunca dejara de sorprenderme … Y eso que yo nunca he negado que me gustaría ser madre algún día … Pero si es cierto, que lo he llevado todo con un sigilo y un aquí no pasa nada que no se si ahora sería capaz de mantener.

Hacia la semana 14 me dicen que hemos ganado la batalla al hematoma, que todas la pruebas están fenomenal y que el embarazo va fantástico. Aún así, me niego a contar la noticia, aun con el barrigón que tengo.

Pero …. De nuevo avatares de la vida nos llevan por el camino contrario. Y es que fui al súper y vi en el congelador de los helados los Draculas de Frigo y me vinieron unos recuerdos tremendos de mi infancia. Y claro, que paso? Pues que al carro que fueron.

Y como a veces estoy con el rubio subido pues hice una de las estupideces mas grandes que se pueden hacer y es ir a mi Facebook personal a decir que me estoy comiendo un Dracula y mencionar la palabra antojo. Yo la mencione en plan por lo del rollo de mi infancia sin tener en cuenta que me colgaba un barrigón bastante respetable ya del abdomen.

 
Total, que todo el mundo empieza a contestar: – como mola!, que ricos estaban! Y blablabla hasta que la enterada del grupo dice: -no me digas que estas embarazada? Y ahí se abrió la veda de respuestas tipo: – no jodas? , en serio? Que fuerte, que fuerte …

Cuando a la hora mire el Facebook y vi la que se había preparado casi me da un algo!! Así que no me quedo mas remedio que confesar que si, que estaba embarazada y no solo eso, sino que esperaba gemelos.

Madre mía la que se lió. Whatsapp, llamadas … O sea lo que aun no quería que pasase pues zasss en toda la boca por pardilla.

Por estas fechas tuve además una bronca con mi madre por el tema comunicados porque se plantó en el pueblo y se lo contó hasta al sordo del pueblo. Sinceramente, yo creo que hasta habló con la NASA para enviar una sonda al espacio y difundir la noticia por toda la galaxia. Así que si se descubre que hay vida humana por ahí, es gracias a mi madre … Que lo sepáis … ja ja ja (Desde el cariño mama, que se que me lees de vez en cuando y te partes de risa).

Volvemos de vacaciones, con el hematoma ya superado y vuelvo por la oficina. Pues el que no se había enterado, cuando me vio a aparecer con mi barrigon de 20 semanas lo flipo. Y he de decir que los compañeros que sabían lo de mi embarazo y todo lo que me paso fueron como tumbas. No dijeron nada, de nada a nadie, con lo cual quedé gratamente sorprendida cuando llegue a la ofi y mucha gente no lo sabia.

Y ya incorporada al mundo laboral, se terminó de enterar el resto de gente. Partners, clientes … Hasta la competencia … de que estaba embarazada de gemelos. He de decir que casi todo fueron buenos deseos, pero hay gente que es gilipollas directamente, sin paliativos. Afortunadamente son una minoría, pero siempre hay alguno acechando … Alucinad con lo que hay que oír:

– tu embarazada? A tu edad? De gemelos? Pues yo te hacia sin hijos.

Pero vamos a ver hermosa, cuantos años te crees que tengo? Tuve a mis hijos con 36 años, joder que no es para tanto mas cuando la susodicha tuvo su primero a los 35!! Así que ni corta ni perezosa y en plena ebullición hormonal …. Zasca!! Le conteste. – Discúlpame, pero cuando tuviste tu a tu primer hijo? Se quedo cortada. Así que no hay más preguntas señoría.

O la que te dice eso y encima añade: – pero si tu eres de mi quinta? – Si, de la del buitre, no te digo!! Y claro la pregunto, de qué quinta eres tu? Y me dice que tiene 43 años!! Pues me acabas de arreglar el día!! Mientras yo pensaba por dentro: – Pero bonita, tu sabes cuantos años tengo yo?. Total que por no ser muy cortante le dije: – me enteré de que estaba embarazada en mi 36 cumpleaños!! Fijate que noticia más bonita!! Y va y me dice: -ah, solo 36? Es que te veía yo muy madura profesionalmente para tu edad … Pa’bernos matao!!

Lo peor que ese día, iba con un compañero un poco capullo y se tiro semanas diciéndome: – te han echado 43 años!! Juas juas juas …

– El que se entera que esperas gemelos y te dice: – ya claro 2, como ahora os lo hacen todo en el laboratorio … O como os los dan ya hechos …

Hay que ser imbécil y no saber que el tema de la reproducción asistida no es un tema de guasa y menos con personas con las que no tienes ninguna confianza más allá de una relación laboral.

He de decir que estos personajes han sido siempre de echar de comer a parte, los típicos prepotentes que van de guays y que encima se consideran graciosos pero que son patéticos, pues de esos. Así que otro zasca!! Lo que a mi me pedía el cuerpo era contestar : – pues mira guapo tu cerebro lo debieron de hacer también en un laboratorio, pero de los malos, porque es imposible ser mas tonto … Pero como eso era demasiado fuerte dije pues me voy a hacer yo también la graciosa, y en tono guason dije: – no se si sabes que el 50% de los embarazos múltiples son espontáneos y el otro 50% son de laboratorio como tu dices. Así que fíjate que probabilidad tan alta tienes de meter la pata con alguien haciendo la afirmación que acabas de hacer. Y se hizo el silencio … Que a gusto por dios!!

– y otra bastante común cuando dices que esperas gemelos es la de: – ah, pero son naturales?

Vamos a ver, es de cajón que si no tengo confianza con una persona no me voy a poner a contar todo el periplo que llevo con el tema de la maternidad. Y por otro lado, que mas da si vienen de París o del IVI? Qué manía tiene la gente de meter las narices hasta el fondo. Así que frente a esto yo siempre he contestado: – natural mi embarazo? … Noooooooo, que va es que me he caído en una marmita de cerveza!! Y dependiendo de la coyuntura añado un “no te jode” o no.

No me malinterpreteis, no soy ninguna perdonavidas ni mucho menos, pero reconozco tener poca tolerancia a la mala educación, a la falta de sentido común, a las lenguas desatadas y a las opiniones gratuitas. Y ante semejantes barbaridades no puedo mantener la boca cerrada y menos cuando una esta embarazada y por partida doble que las hormonas te hacen estar por encima del bien y el mal.

Así que esta fue la comunicación de mi embarazo, en todas sus etapas, chapuzas, meteduras de pata varias, comentarios procedentes e improcedentes. Reconozco que verlo ahora desde esta perspectiva me ha resultado hasta gracioso.

A toro pasado, reflexionas y piensas: – que mas da lo que piense el mundo? Tenias un sueño, no? Se ha cumplido? Si y con creces, pues …”a quien le importa lo que yo haga, a quien le importa lo que yo diga …”

¡Disfrutad a tope de vuestra comunicación de embarazo!

madresfera

Vótanos aquí: http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/index.php

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Lo que aprendí sobre los hematomas uterinos en el embarazo …

Posted on Actualizado enn

Que conste que esto lo cuento en base a mi experiencia con mi amigo el hematoma y las averiguaciones que pude hacer al respecto, filtrando todo tipo de barbaridades y especulaciones que me encontré por la red:

– lo primero es que eso de que mientras tengas un hematoma y no sangres todo va bien … Error!! La sangre en el embarazo nunca es una buena señal pero es de cajón que si tienes sangre ahí estancada, o se reabsorbe o en caso de grandes volúmenes, como fue mi caso, por algún sitio tiene que salir. De hecho mis hijos están aquí precisamente gracias a esas hemorragias.

– lo segundo, la sangre roja es mala señal … Error!! No es una señal estupenda pero tampoco es un aborto inminente tal y como lo pintan por ahí. Yo tuve episodios de todos los colores y la gama cromática varía en función del tiempo que la sangre lleve ahí estancada y si ha estado expuesta al oxigeno.

– lo tercero, si tienes coágulos también es mala señal … Error!! Yo tuve un montón y enormes y no aborte.

– lo cuarto, aproximadamente el 5% de los hematomas provocan un aborto.

– lo quinto, dependiendo de la situación del hematoma el pronóstico es mejor o peor. Y os pongo mi ejemplo real. Mi hematoma era súper sangrante pero la posición era buena, estaba por encima de los embriones. En el caso de una amiga, que ni siquiera tuvo hemorragias y no tenía la mitad de sangre esta anda que yo la posición era muy mala y el embarazo se complicó bastante hasta la semana 22. Afortunadamente su hijo y mis hijos están ahora mismo en el mundo.

Con esto que quiero decir, pues que entiendo mas que nadie la preocupación y nervios que esto suscita pero las hemorragias y hematomas en el embarazo no siempre son señales de aborto o acaban en aborto.

Aunque a todas nos da por mirar como locas en internet cuando nos pasa algo, mi recomendación como siempre es filtrar la información (nunca ningún caso será idéntico al tuyo, así que no lo tomes al pie de la letra) y por supuesto seguir los consejos de tu especialista.

Post relacionados:

Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014)

Y por fin llega el día de decir … Estoy embarazada!!

Que poco dura la alegría en la casa del pobre (junio 2014)

Posted on Actualizado enn

Con mis grandes nuevas noticias me voy a ver a mi ginecólogo. Cuando entre en la consulta no sabia como empezar a explicar que traía un positivo, así que ahorre explicaciones y dije, – por fin traigo un positivo!!

Se echo a reír y se alegro un montón porque después de recorrer un camino tan largo las noticias no podían ser mejores. Así que me dijo que íbamos a hacer una ecografía para ver como iba todo. En este momento estaba de 7+2 semanas.

Mi ginecólogo no es partidario de, una vez embarazada, hacer ecografías transvaginales (a no ser que sea estrictamente necesario), así que me hizo una abdominal. La verdad es que mis mellizos se han visto durante todo el embarazo fenomenal en todas las ecografías.

Y ahí estaban mis dos pequeños. Ya se percibían perfectamente los embriones y latían fenomenal. Madre mía, que momentos, yo no cabía en mi misma!! Me dijo que tenía todo una pinta fenomenal PERO había un pequeño problema, que no me asustase, pero que tendría que reposar un poco. Tenía un hematoma intrauterino.

En la imagen inferior se percibe una mancha encima del embrión de la derecha. ¡¡Ese era el maldito hematoma!!

Los hematomas intrauterinos son lesiones en el endometrio producidos, por ejemplo, por la propia implantación de los embriones, como parece ser que fue mi caso. Al igual que cuando te haces una herida ésta sangra, con lo hematomas paso lo mismo, sangran y se produce una hemorragia que puede ser de más o menos importancia. Su pronóstico varia precisamente dependiendo de esto.

En ese momento, se trataba de un hematoma relativamente pequeño, por lo que el medico me recomendó que hiciera reposo relativo. Vamos que no hacia falta que me metiese en la cama pero que tampoco anduviera zascandileando por ahí …

Nos emplazamos a vernos una semana después.

Y llego el día de la consulta. Durante esa semana no tuve ningún tipo de molestia o hemorragia, de hecho yo pensaba que iba todo fenomenal ya que empece a sentir mis primeros ascos.

Las noticias no podían ser peores, el hematoma se había extendido enormemente y tenía rodeados a lo embriones. El pronostico no era nada bueno y la posibilidades de que todo se fuera al traste eran cada vez mayores. No me lo podía creer!! Encima a esta consulta me acompaño mi padre porque mi pareja estaba de viaje, nada mas y nada menos que en USA, y la cara de mi padre era un poema.

Yo le dije al medico que como podía ser, que no había tenido molestias ni había sangrado nada. Me dijo que precisamente por eso, porque no había sangrado nada. Y que lo mejor que podía pasar ahora es que me pusiera a sangrar para ir liberando presión sobre los embriones.

Todas las machas oscuras que se perciben rodeando los embriones, son el hematoma:

Así que encomendándome al destino y a todos los santos me dijo que reposo absoluto y que nos veríamos dentro de una semana.

No podía parar de llorar. No me podía creer que me hubiera durado tan poco la alegría y que mi destino fuera tan cruel. No me podía creer nada!! No me podía creer nada!!

Llegué a casa hecha polvo directa a la cama, pero antes de eso fui al baño a hacer pis. En cuanto me senté un chorro de líquido muy sonoro chocó contra el agua del WC. No podía ser orina. Me levante rápidamente y era sangre. Una hemorragia contundente y de color rojo. Se que el medico me había dicho que tenía que sangrar pero hacerlo de esa manera me parecía desproporcionado.

No lo dudé, me puse una compresa y junto con mi padre me fui a urgencias.

Mientras esperaba en urgencias, fui de nuevo al baño y vi que la compresa que me había puesto estaba casi al limite. Madre mía me estaba desangrando. Tardaron media hora en atenderme y no podía con los nervios. Ya los estaba dando prácticamente por perdidos.

Entre por fin a ver a la ginecóloga de urgencias. Cuando me empezó a mirar, lo primero que me dijo es que la hemorragia ya estaba contenida y que el cuello del útero no estaba abierto. Me hizo una eco transvaginal y sorpresa!! Ahí seguían mis chicos latiendo con normalidad. Se me salía el corazón por la boca.

La pauta médica fue la misma. A reposar hasta el control con mi ginecólogo y a rezar. Los próximos días se libraría una batalla ahí dentro. Embriones vs hematoma: ¿sería el hematoma el que finalmente inundase a los embriones? ¿Serían los embriones los que terminarían por estrangular al hematoma? Me empezaba a parecer un tema puro de selección natural, si mis chicos eran fuertes sobrevivirían.

Nos fuimos a casa y no se si fue por los nervios acumulados, la incertidumbre … Que me pase toda la tarde llorando. Lo pero fue cuando me llamo mi pareja desde USA y me oyó. No sabia como darle las malas noticias. Al final se las tuve que dar entre sollozos, llantos y mucho mucho mocos. No sabia como consolarme y la verdad es que cuando te pasan estas cosas o te consuelas tu misma y te controlas o sino no hay manera.

Pase toda esa semana en la cama, manchando (sin hemorragias fuertes), con unas nauseas horribles, con un estreñimiento fruto del responso y con un insomnio del copón. No era capaz de dormir, hacia guardia por si me sobrevenía otra hemorragia salir pitando y salvar a mis pequeños!! Lo mío a veces es de juzgado de guardia … Je je

La noche antes de volver al ginecólogo y con mi pareja ya en casa, sobre las 5 am tuve otra hemorragia. Esta hemorragia era mas espesa que la anterior, de sangre también muy roja y con unos coágulos tremendos. Ahora si les he perdido, pensé yo. La hemorragia cesó y pase otra vez al manchado. Desperté a mi chico y me dijo que me relajara, que seguro que era la expulsión de parte del hematoma y que quedaban 5 horas para ir al medico y allí veríamos.

Que 5 horas!! Pero lo peor, ¡¡que espera mas mala en el ginecólogo!! Ese día parecía que se habían alineado los astros para que todo saliera mal. Este era el percal de la consulta:

– una con un aborto

– otra chica joven con su pareja que sale llorando a todo meter. El chico la consuela en el pasillo. No se que pasaba pero era desgarrador.

– una señora que acaba de recibir el resultado de una biopsia y tiene cáncer …

Yo era la siguiente. Malas noticias llaman a malas noticias. Mi chico me miraba fijamente y veía como mi cara tornaba de blanco a rojo, pasando por amarillo, verde hasta morado.

Llego mi turno. Le cuento al medico lo que me ha pasado con una lagrimilla en la mejilla. Empezó a hacerme una nueva ecografía.

La buena noticia es que con las hemorragias la presión sobre los embriones es menor y que los peques de momento siguen enganchados a la vida y con latido ok. La mala es que el riesgo sigue ahí, es menor que la semana pasada pero sigue sobre todo para uno de los pequeños.

Me sigue prescribiendo reposo absoluto y que en una semana nos vemos otra vez.

Quedaban dos días para volver a la consulta y a las 23:00 de ese día vuelvo a tener una hemorragia enorme y tremendamente coagulada. Daba miedo así que nos fuimos a urgencias.

Otra vez mientras esperaba mi turno tuve que ir al baño. En cuanto me apoye en el WC una plasta inmensa chocó contra el interior de la taza. Me levante y vi el coágulo mas inmenso que he visto en mi vida. Esta vez si que pensé que todo había terminado.

Entre a ver a los ginecólogos de urgencias y la cosa no empezó bien. El cuello del útero estaba permeable lo que quiere decir que podría estar incluso en la antesala de un aborto. La propia ginecóloga miro a sus compañeros con cara de oh oh. Cuando me hicieron la eco la cosa cambio. Los peques estaban bien y se veía como una gran masa de sangre iba de camino a la salida. Los pequeños estaban creciendo y estaban estrangulando el hematoma y expulsándolo de útero.

La ginecóloga me dijo que todavía estaría a vueltas unas semanas con el hematoma pero que con un 90% de probabilidades mis chicos sobrevivirían. Me dieron la enhorabuena y me dijeron que por fin tenían una buena noticia esa noche, que estaban teniendo una guardia horrible.

Cuando salí y se lo conté a mi pareja ¡¡no cabíamos en si de alegría!! Que saltos por la calle cuando nos fuimos de nuevo al coche!!

Dos días después mi medico confirmó la noticia. Los embriones ya eran mas grandes que el hematoma y ahora ya solo faltaba esperar a que los peques lo siguieran estrangulando o se fuera reabsorbiendo.

Esta es la eco que confirmaba el diagnóstico a parte de ser una de las ecografías mas bonitas de mi embarazo donde mis chiquitines van tomando forma:

image

En total estuve 4 semanas de reposo absoluto y otras 4 de relativo. Tuve sangrados de todos los tamaños y colores sin ningún tipo de patrón predecible: rojo, rojo oscuro, marrón, rosáceo, rojo teja con olor férreo …

El 11 de agosto el medico me daba el alta por el hematoma y me autorizaba a irme de vacaciones. Mis chicos y yo nos lo habíamos merecido después de tan ardua batalla.

Ademas nos hicieron las pruebas del primer trimestre y los pequeños y yo estábamos increíblemente bien!!

Mi tripita ya se notaba. Estábamos felices. Por fin había llegado el momento de contárselo a todo el mundo!!

image

Así que nunca hay que perder la Fé en tus bebés. nuestros embris son mucho más fuertes de lo que creémos …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »