Infertilidad

Un año esperando a que suene la flauta (enero 2012)

Posted on Actualizado enn

Empezamos el 2012 con la vida de pareja renovada y con las ilusiones de embarazo ya de nuevo puestas sobre la mesa. Han pasado los 7 meses reglamentarios después de la intervención así que ¡¡al ataque!! Aquí si que empiezo ya a contar días para tratar de controlar ovulación.

Lo de tener relaciones programadas es tan poco romántico …

imagen1

Tienes que controlar tus días fértiles, tu temperatura, si el flujo es “clara de huevo” o no … que independientemente te apetezca o no o te venga bien o no, hay que echar el “polvete” de rigor a cualquier hora y donde pille.

Llegó el verano y nada. Empiezo con el rollo de la temperatura basal, a apuntar síntomas, histórico de ovulación … Y nada. Verme levantar por la mañana era un show: con el termómetro, haciendo mis anotaciones … Si cuando la naturaleza no esta de parte de una …Creo que esto más que ayudarme me perjudicó ya que el observarse tanto al final hace que no puedas sacar el “dichoso tema” de tu cabeza.

Los amigos y familiares que están al corriente del tema me empiezan a decir que todo esto es fruto de mi estrés y ansiedad por ser madre, que en cuanto me relaje lo conseguiré. Ya dedicare un post a este tipo de consejos y afirmaciones gratuitas y sin sentido …

En septiembre del 2012 nos metemos en casa en unas macro-obras que nos tienen empantanada la casa y la vida hasta diciembre. Yo pensaba que con el tema de la obra, y según la opinión de todo el mundo de que lo mío eran nervios, me iba a evadir del tema y quien sabe a lo mejor estaba cerca el tan ansiado positivo.

Nada más lejos, se acabaron las obras, llegaron las Navidades y nada de nada. Otro año en blanco.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Un primer obstáculo llamado mioma (febrero 2011)

Posted on Actualizado enn

Corría febrero del 2011 cuando después de una temporada de intentos no conseguimos el tan ansiado embarazo. Lo de los intentos es un poco relativo, ya que con tanto viaje de mi pareja lo hacíamos cuando podíamos y yo todavía no había empezado a “contar días”. Aún así decido visitar al ginecólogo y contarle la historia a ver que opina.

De momento la primera en la frente. Nada mas realizar la ecografía transvaginal se encuentra un estupendo mioma de 5cm de diámetro, vamos, el tamaño de una hermosa mandarina.

image

Los miomas son acumulaciones de fibra en las paredes del útero que dependiendo de su posición pueden complicar más o menos un embarazo. No suelen producir infertilidad por si solos pero si que pueden producir abortos ya que de algún modo roban irrigación al útero luchando por los nutrientes del mismo contra un posible embrión anidado.

Mi mioma no se encontraba dentro del útero sino adherido al mismo por fuera por lo que en principio no era peligroso pero por el tamaño que tenía podía empezar a provocar malformaciones en el útero. En esa misma época una conocida se queda embarazada con miomas en el útero que la provocaban tremendas hemorragias y al ser un embarazo de alto riesgo estuvo de reposo 8 meses. Con estos antecedentes, decido sin dudar someterme a la operación.

La operación se hizo por laparotomia en abril de ese mismo año, es decir, como si fuera una cesárea ya que al no poderse acceder al mioma por otras cavidades la laparoscopia fue descartada. 45 minutos de intervención, con una sedación general y a reanimación media horita y de ahí ya a la habitación. 2 días después estaba ya en casa, 10 después ya sin puntos y dándome unos buenos paseos.

Ahora solo me quedaba esperar 7 meses a que la intervención cicatrizase y poder volver a intentar quedarme embarazada ya con el útero bien limpito.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »