IVI

Mi Séptima Beta

Cita Posted on Actualizado enn

O más bien debería haber llamado a este post “la maldición del ciento y pico” … ahora entenderéis porque.

El tratamiento

En Mi Sexta Beta os contaba que había sido negativo y que íbamos a hacer un “non stop” y seguir a por dos congelados más.

Así lo hicimos, el 14 de octubre bajó la regla y el 15 andaba ya con Progynova. En aquella fecha, como os comentaba en ese post, estaba saliendo de un catarrazo, o más bien eso creía yo. El 16 de octubre, volvieron la tos y los mocos y para mi desconsuelo, peor que la otra vez. Esa misma semana acabé en el médico otra vez, porque no era capaz de dormir. Así que al mucolítco, le tuvimos que poner ibuprofeno con codeina, todo estupendo y genial para estar preparándose para una transfer. Pero no, no fue tan fácil, los mocos siguieron, el dolor de garganta también y en mi siguiente visita al médico me dieron antibiótico. Y si, por fin, me deshice del catarro a 9 días antes de la transfer.

El 25 de octubre fui al control de endometrío y estaba todo bien. La Doctora me dijo que no me preocupe por la medicación del catarro, que el ibuprofeno no es aconsejable por que al parecer en algunos casos se pierde vascularización en el utero pero que tampoco cree que vayamos a tener problemas. Lo único que le preocupa es que hayamos decidido ir con 2 embriones, que le parece una locura. Pero somos firmes en la decisión, las probabilidades de volver a tener mellis son ínfimas, de hecho creo que estamos más cerca de no conseguir nada de nada que de otra cosa.

Y cuando ya pensaba que lo peor habia pasado, el día 26 empiezo a manchar. Casi me da algo. Lo primero que se me pasó por la cabeza es que mi endometrio no había aguantado y se estaba desintegrando. Llamé a IVI y mi Doctora decidió hacerme una eco al día siguiente.

Aun por la mañana tuve unos hilillos marrones de sangre, pero en la eco no se vio nada raro. Según me dijeron, a veces cuando se lleva mucho tomando Progynova pasa esto. Teniendo en cuenta que llevaba dos ciclos seguidos todo encajaba, así que a casa a esperar al día de la transfer.

La transfer

El día 31 de octubre a las 18:30 estaba prevista la transfer. Me fastidió un poco por que me apetecía un montón disfrazarme con los mellis y salir a hacer “truco o trato” pero estaba claro que “el truco o trato” me lo iban a hacer en el IVI …

Imagen relacionada

La transfer fue muy rápida y me dio muy buena vibra. Es la primera vez que me hacen una transfer con hilo musical y justo en ese momento sonaba “your song”. Desde que vi Moulin Rouge es una de mis canciones favoritas, así que pensé:- jolin que buen recuerdo si me quedase embarazada. En 10 días veríamos el resultado.

La espera

La betaespera la llevé fatal, creo que tenía tantas hormonas encima que ya no era dueña de mi. Andaba bastante tristona, muy muy cansada y algo llorica. El séptimo día post transfer … ¡tachaaaaaaan sorpresa! ¡manchado rosita! el manchado venía junto con alguna molestia de regla así que todo apuntaba que algo se estaba implantando. 24 horas después comenzaron mis “ganotas” de hacer pis de siempre, estábamos tocando de nuevo el positivo.

La beta

Y así fue, el día 10 de noviembre me confirmaban que tenía una beta de 159, cuando a partir de 60 ese día se considera positivo. Lejos de alegrarme cuando me llamaron, no me hizo ninguna gracia el resultado:- otra vez ciento y pico joder … Papa al Cuadrado se enfadó conmigo, no entendía porque teniendo una beta perfectamente normal estaba así. Le dije: – creo que estamos ante otro bioquímico. El lunes habrán pasado 72 de la beta, la repetiré a ver si duplica, pero algo me dice que no va a ser así. El como siempre:- venga Ana confía que no siempre va a pasar los mismo … bla bla bla …

El lunes me repetí la beta en un punto de extracción que hay cerca de casa. La beta la entregaban en 24 horas, asumí esa tardanza con tal de no coger el coche, pero a partir de ahí todo salió mal.

Supuestamente el martes sobre las 18:00 debería estar publicada la beta en la página web del Megalab. “A Dios pongo por testigo que no volveré a hacerme una beta en Megalab” y menos gestionada por un tercero …

La maldición

Ese día era el martes 14 de noviembre y todo salió mal. El día iba raro y para más señales andando me encontré un compresa sin abrir. Si, una compresa, ¿que puñetera probabilidad hay de encontrarse una compresa sin abrir tirada en la calle? Pues yo me la encontré. Rápidamente hice la asociación mental: – Ana, esto es una señal, está tarde se va a confirmar que “eso” lo vas a volver a necesitar.

Fui a recoger a los peques y esa tarde venían super cansados y molestos. Ya al borde de un ataque de nervios me meto en la página del laboratorio y veo esto:

analisis

Se me cortó la respiración. Vamos a ver, antes de hacerme la beta pregunté en la clínica donde me la hice que cuando me la daban. Me dijeron:-en 24 horas. Me pereció una pasada pero, ¿como puede ser que una extracción hecha a las 16:00 horas del lunes 13 de noviembre ponga que el informe está incompleto y que va para el lunes 20 de noviembre?

Llamé inmediatamente a la clínica donde me había extraído la sangre. No me dejó ni hablar, en cuanto dije que ponía eso en el informe del laboratorio, me dijo muy seca:- pues si eso es lo que pone en el laboratorio, eso tendrás que esperar. Le dije que a mi me habían dicho que en 24 horas estaba (además ella misma), comenta: – ¿pero no la pediste como urgente?  – Pero que urgente, si me dijiste 24 horas sin urgencias. – Bueno mire, déjeme hablar, voy a hablar con Megalab y llámeme en media hora.

Te va a llamar en media hora tu padre. ¿Pero que es esto? No te enteras de nada, no escuchas, no ayudas al cliente y encima te tengo que llamar yo en media hora … vete por ahí hombre …

Cogí el teléfono y llamé directamente a Megalab. Me atendieron enseguida y comprobaron el estado de mis análisis. Aun no los tenían, casi las 18:30 y no los tenían. Le comenté que porqué ponía eso en mis análisis del 20 de noviembre, respuesta: – ah, eso no es nada, lo habrá puesto por defecto el analista … ¿Por defecto? … – ¿sabes el susto que me he dado cuando he visto eso?, ¿sabes lo que significa para mi esta beta y para mucha gente? … pues te lo voy a contar, de esto depende que me lleve la alegría de mi vida o me hunda en la miseria, así se lo comenté a la persona que estaba al otro lado. – Lo siento de verdad, en media hora están los resultados, me contesto.

Al final a las 19:30 publicaron mis resultados. 192. Ahí acabó todo. Y lejos de no haber duplicado bien, observo los rangos de este laboratorio y son más altos que los de IVI, por lo que rápidamente me doy cuenta de que mi beta probablemente esté bajando.

Mientras, “mi amiga” la simpática de la clínica de los análisis, se decidió a llamarme. Como comprenderéis, ni conteste. Me llamó varias veces y pasé, para que me diga, ya los tienes, te lo he solucionado. No mira bonita, no. Bastante mal me has hecho sentir, bastante mal me encuentro ya.

Escribí a mi doctora de IVI y le comenté lo que ha pasado y si podía ir a repetir la beta a IVI.

A partir de ahí, acostamos a los niños y necesité llorar y mucho. No por pena, ya por frustración y porque me temía lo peor, estábamos dando cosas por hecho y algo no iba bien. Probablemente lo que funcionó hace más de 3 años ya no era suficiente y echarle la culpa a los embriones no era la solución.

Al día siguiente a primera hora correo de mi Doctora.

mail

En una hora me estaban pinchando y en menos de dos mi Doctora me llamó con el resultado: – Ana, tus sospechas eran ciertas, es un bioquímico. La beta está bajando, es de 107.

No me llevé una sorpresa, solo quería que pronunciara las palabras mágicas de “abandona la medicación” y en unos días repetimos a ver si va negativizando. Y las pronunció.

A continuación comenté: – Hemos pensado que vamos a parar. Necesito limpiarme de hormonas y de malos rollos. Estoy agotada. Además, creo que ha llegado el momento de volver a Hematología y a Inmunología. Dos bioquímicos no pasan porque sí. Solo nos quedan dos embriones y no podemos pegar más tiros al aire.

Ella no estuvo muy de acuerdo con mis palabras, puesto que piensa que todo está bien y que es cosa de los embriones, pero respetó mi decisión.

Así que según terminados de hablar, le pedí que me transfieriera con recepción para pedir cita para la próxima beta y para verme con Diana Alecssandru. La segunda llamada a hematología de Sanitas La Moraleja para volver de nuevo.

Vuelta a los orígenes

Hacer estas llamadas fue como un dejavú … fue volver a hace 4 años cuando los famosos “negativos de repetición” que ahora se estaban convirtiendo en “abortos de repetición”, de la esterilidad primaria a la infertilidad secundaria y tiro porqué me toca, como jugar al juego de La Oca, cuando justo estás llegando a la meta caes en la casilla de la calavera y tienes que volver a empezar …

Resultado de imagen de juego de la oca

Preparación mental hacia la posible derrota

Si, como veis la cosa se ha complicado bastante y solo quedan 2 embriones. Es probable que ya vayamos tarde con lo que pueda salir de nuestra próxima visita a Hematologia y a Inmunologia. Es posible que los embriones “buenos” ya no los tengamos pese a que los que quedan parece que son viables.

Nunca pensé que llegaríamos aquí la verdad. Bueno, si lo pensé pero me parecía demasiado dramático después de tener 7 blastos congelados.

Así que me tengo que preparar para, por un lado estar a tope con esos embris y luchar por ellos, pero también a que el esfuerzo final (que ya os adelanto va a ser mucho) no sirva de nada.

Ahora concentración en mis próximas visitas en las que ya ha habido sorpresas … pero eso ya, os lo contaré otro día, con un poco de positivismo y esperanza. Hoy toca cerrar capítulo y mirar para otro lado. Mi beta ya ha bajado a 9.

¡Aguantad pequeñines! … estamos en el buen camino …

Post relacionados:

Mi Cuarta Transferencia Embrionaria en IVI

Cita Posted on Actualizado enn

Pues si, ya vamos por la cuarta, nada más y nada menos, y rezando para que se repita el éxito de la tercera.

Emocionalmente no he estado nada nerviosa, ni si quiera en el momento de ir al IVI, tampoco en el momento de la transfer. Ilusionada mucho, nerviosa nada. Ni si quiera ahora lo estoy. Supongo, con el transcurrir de los días, me empezaré a subir por las paredes. Pero bueno, por ahora mentalizada de que si no sale ahora, hay 6 intentos más, aunque no os voy a negar que me encantaría que saliera a la primera … Esta claro que la experiencia es un grado y el haber sido madre de mellis otros 2 más.

Me he animado a escribir este post porque me he encontrado cambios en IVI Aravaca desde mi última transferencia en mayo de 2014. Algunos me han gustado, otros solo me han llamado la atención y también ha habido alguno que creo merece un tirón de orejas.

Así que allá vamos con la valoración de cambios desde mi punto de vista (ojo, que a lo mejor lo que a mi me parece positivo a otros les produce un rechazo infinito y viceversa…):

Cambios positivos …

Pues parece ser que para las transferencias de congelados el protocolo lo han hecho mucho más sencillo.

Ya no existe la sala de espera para la entrada en la zona de habitaciones y quirófanos que había detrás del control de enfermeras (esa sala es de las enfermeras también). Ahora, te suben a la segunda planta por el ascensor como siempre y te llevan por el pasillo de las consultas hasta el otro edificio. Allí entras en una nueva zona que es para TRANSFERENCIAS. Nada más entrar, hay una pequeña sala de espera con 4 asientos. Cuando te llaman, se abre una puerta y entras a otra zona donde hay un control de enfermeras y de ahí salen, creo recordar, 5 puertas: 3 a boxes de transferencia, 1 a laboratorio de embris y 1 a un baño.

De ahí pasas a uno de los boxes y te piden que te descubras (me encanta la palabra “descubrir” aplicada para eso de dejar el juju al aire … jeje). Los boxes son pequeñitos. Un pequeño mueble con unos armarios y mesita, un ecógrafo, una pantalla suspendida en la pared y una camilla ginecológica. Así que nada de ir a una habitación, quitarte toda la ropa, ponerte bata de quirófano, ir al quirófano y luego a reposar de vuelta en la habitación.

Ahora es “all in one”, es como en las inseminaciones, se hace en consulta. Viene la doctora (con ropa normal y bata) con 2 enfermeras, luego a parece el embriólogo, te hace las preguntas de rigor para saber que efectivamente eres la receptora, y te enseña al bichito en una tablet. Luego te ponen al bichito en tiempo real en la TV desde el laboratorio.

La doctora te va limpiando, te pone el espéculo y va introduciendo la cánula por el cuello del útero. Luego llega de nuevo el embriólogo con el bichito listo, lo meten al fondo del útero y a reposar en la misma camilla. A los 10 minutos de avisan. Te levantas, te vistes y te vas, no sin antes pasar por el baño a descargar la vejiga … pufff

Creo es además una forma como muy natural y de andar por casa, que te permite incluso hacerte tus selfies y tus imágenes del momento (lo sé, soy muy payasa …) , además de estar de charleta con tu pareja, en plan bromas e ironías varias.

transfer

Ahora, fuera de broma, creo que entrar por quirófano lo hace todo como demasiado serio y complejo, creo puede acrecentar el nerviosismo del momento. Este sistema la verdad es que, como os decía, me ha parecido más rápido y cercano.

Una vez realizado el reposo, bajas a la planta baja directamente por ese edificio donde hay otra recepción. Allí pides la cita para la Beta y fin del proceso. Lista para hacer vida normal.

He de destacar como siempre en este proceso, el trato amable y cercano de mi doctora, que hace que siempre que voy me sienta arropada como en casa.

Ni negativo ni positivo, ni frío ni calor …

El cambio que os voy a contar ahora a mi la verdad es que me ha dado un poco igual, pero entiendo haya gente al que le pueda molestar o resultar incomodo.

Este cambio es respecto a la privacidad del proceso.

Recuerdo cuando antes estas trasfer se hacían en la zona de quirófano, no te cruzabas nunca con nadie y ay pobre de ti si se te ocurría salir de la habitación sin advertírselo a la enfermera. Una vez salí de la habitación a hacer una pregunta y rápidamente vinieron dos enfermeras a llevarme (echarme) a la habitación y a explicarme que estaba prohibido estar por el pasillo, que había que respetar la privacidad de los pacientes (no se si habría alguien famoso … vaya “usté” a saber).

Ahora tu llegas y en la “excursión” a la sala de transferencias (capitaneada por una de las recepcionistas de la entrada), te vas con otra pareja que viene a lo mismo que tu. Te sientas con ellos en la misma sala de espera y punto pelota.

A mi me da exactamente igual, para eso luzco mi “jeto” por las redes sociales sin ningún tipo de pudor o vergüenza, pero entiendo haya gente que no se quiera cruzar con nadie. Es un momento muy personal e íntimo. De hecho, la pareja que venía con nosotros, estaban como un flan, súper nerviosos, abrazándose todo el tiempo a punto de llorar (casi lloro hasta yo) y no se cruzaron la mirada con nosotros para nada.

Tironcete de orejas …

Vaya por delante, que no me pasó nada fuera de lugar en la transferencia, que aprecio mucho a esta clínica y a sus profesionales, pero quiero ser tremendamente franca, siempre desde el cariño y desde el respeto y como no, fundamentalmente, desde el punto de ayudar a otros pacientes.

Señores del IVI, me parece genial que hagan sus procesos más rápidos y eficientes, absolutamente a favor siempre, pero no les permito que falten a los detalles.

Una clínica como la suya no puede perder los detalles. Su clínica, cual restaurante con “Estrella Michelín”, no debe pasar por alto los detalles. Los detalles pueden cambiar la experiencia de cliente de muy positiva a negativa en cuestión de segundos. 

No hace falta que yo les explique, lo que ya saben, que muchas veces si reciben críticas duras (muchas veces de las más duras), es que la expectativa de sus clientes y potenciales es muy muy alta.

Y enumero algunas cosas, que parecen muy chorra a priori, pero a 1.950€ la transferencia que pago por lo que yo considero un servicio excelente, creo se lo pueden ustedes permitir o al menos darle una pensada:

La llegada de los embriólogos: recuerdo cuando me han hecho las transfer en quirófano, los embriólogos llegaban desde una sala que estaba al lado. Era meter la vía y el embri estaba ya ahí. Esta última vez, a ver, no es que tardase una eternidad, pero no fue inmediato, así que imaginaros: yo esperando con una cánula ya introducida que me molestaba un montón porque el ángulo de entrada al útero no estaba muy “pa´lla”, con la vejiga llena y con una enfermera apretándome la misma con el ecógrafo … se me hizo eterno.

La imagen de mi embrión: mis embriones fueron cultivados en embryoscope. De los mellizos tengo la foto y el video de los embriones, hale ahí, ¡a lo loco! De “Bichito VI” no tengo nada. Solo la eco de la transfer, si la de las “lucecitas” en el fondo del útero.

Muchos diréis: – bueno Ana mujer no es tan grave, y claro que no lo es, pero creo es un bonito detalle me la hubieran dado la imagen de nuestro embrión. Soy así de “moñas” que le vamos a hacer.

Así que nada, seguiré “admirando” el video de los mellis …

La información de transferencia: me dejaron en la mesita de la sala, un papel y dossier con recomendaciones además de la imagen de las “lucecitas”, con un sobre, para que recogiera dicha info y la metiera ahí.

Venga IVI, que seguro que podéis ser más cuquis y entregarlo en una carpetita o en un sobre un poco más grande, porque el dossiercillo, salvo que le dobles, no entra en el sobre y hay que meterlo en el bolso a las “bravas”.

El informe de tratatamiento: pues con algún detalle de copia pega e información algo confusa. Porque ya tengo callo en esto, pero si fuera la primera vez, con todos los miedos y nervios, si llego a ver este informe me hubiera generado una incertidumbre enorme.

Apartado CARACTERÍSTICAS DEL CICLO:

La primera en la frente …

1

¿Paciente sometida a un tratamiento de RA por, baja reserva/baja respuesta? No jodas fastidies!! Por el amor de Dios, me ha pasado de todo pero no hombre, baja reserva/ baja respuesta … ¡dejemos a mis pobres ovulillos en paz! Bastante bien se portaron dándome 9 blastos, carai …

Lo dicho detalles. Si me mandáis esto, me siento como un número más al que nadie se ha molestado en conocer mi historial ni donde nadie ha sido lo suficientemente profesional para hacer bien un informe.

Apartado RESUMEN DE LA TRANSFERENCIA EMBRIONARIA:

Y es que la explicación del informe es un tanto confusa:

2

Supongo, que “embriones criopreservados” = 0 y luego la explicación de que me quedan 6, es porque de está transfer no han devuelto ninguno al congelador (ya que solo se descongeló uno) y que en total quedan 6. Supongo, pero vamos me parece que esto para un informe de frescos, está bien pero para un ciclo de congelados es algo confuso. Insisto porque ya se de que va esto, si fuera la primer vez, me llevo un susto de muerte seguro.

Que se necesita llevar para una trasfer en fresco: a raíz de mi transferencia, me escribió una compi de la #infertilpandy con dudas sobre lo que la pedían llevar para su transfer en la misma clínica. Ella estaba un poco alucinada por que en la otra clínica en la que estaba nunca le habían pedido esto. La verdad es que lo flipé un poco …

1

Traer camisón, bata y zapatillas. A ver, yo después de que mi trasfer fue “súper de andar por casa” y que en las anteriores cuando he ido a quirófano nunca tuve que llevar nada, siempre me dieron camisión y zapatillas allí, no sé, me pareció un poco cutrecillo la verdad.

Pensándolo más fríamente dije: – por cada punción, transfer, procedimientos ambulatorios varios … dan un camisón y unas zapatillas, las zapatillas se tiran, los camisones a lavandería, más cambio de sábanas de la habitació, más todas las batas, gorros y patucos de quirófano que van a la basura directamente … joder cuanto desperdicio, gasto de detergentes y energía se genera en nada de tiempo, cada paciente solo estamos allí de media una hora u hora y media.

No sé si esta es la razón, pero si es así, hombre, ¡adornenla un poquito! Algo que podría sonar Socialmente Responsable, está sonando a recorte barato de Seguridad Social.

Y hasta aquí la crónica de mi última trasferencia. Bueno, en una semana sabremos el resultado. De momento …

¡That´s all Folks!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Volver a empezar: Operación hermanit@ cuando eres Mama al Cuadrado

Cita Posted on Actualizado enn

Quedarse embarazada de gemelos o mellizos casi siempre es accidental. Y me refiero a accidental en el sentido de que si el embarazo es espontaneo, nadie se puede imaginar que le van a venir dos de golpe aunque sepamos que la naturaleza es a veces muy caprichosa. Si el embarazo es por Reproducción asistida, tampoco es que estemos buscando dos de golpe, pero para aumentar las probabilidades de conseguirlo se suelen poner dos, con lo cual, asumes el riesgo pero nunca te puedes imaginar que se queden ambos.

Y esto segundo fue lo que me pasó a mi. Ni remotamente, después de acumular unos cuantos negativos, pensé que sería mamá de mellis. El sorpresón y la mayor de las alegrías de mi vida.

Mellis

La mayoría de los que han tenido un embarazo múltiple la primera vez se cortan la coleta. Con dos basta. De hecho, por lo general, si le preguntas a cualquier padre o madre de gemelos si van a ir a por más la respuesta es: – ¿estás de coña? Ni uno más, antes me arranco los … y todo esto dicho mientras hiperventila.

Pero por otro lado estamos una minoría de “pirados”, “locos”, “flipaos”, “valientes” … (así nos hace llamar la gente) que nos quedamos con ganas de repetir. Y ese es el caso de Papá al Cuadrado y mío.

Siempre nos encantó la idea de ser familia numerosa. En mi caso somos dos hermanos. Mi padre se quedó siempre con ganas de tener un tercero, pero mi madre después de dos embarazos con dos partos horribles, dijo que ni muerta. Yo siempre me quedé con la ilusión de haber tenido un tercer hermanito. En el caso de Papá al Cuadrado, son familia numerosa en la mayoría de ramas de su familia, con lo cual lo asume como algo súper normal.

Cuando empezamos con todo este lío de la Esterilidad de Origen Desconocido no me quedó más remedio que “desinflar” la idea de la familia numerosa y centrarme en “rezar” para que el al menos la vida nos diera la oportunidad de criar a un hijo único.

La llegada de Guille y Nico volvió a poner la idea con fuerza en el mapa y nuestros 7 blastos congelados han sido clave para determinar que llegó el momento de volver a intentarlo ha llegado. ¡Vamos a por el tercero!

Pero antes de tomar esta decisión, reconozco han venido a mi cabeza ciertas reflexiones que me han hecho hasta dudar de si debíamos intentarlo de nuevo. Este ha sido mi análisis de pros y contras:

Miedos

20160603170418-miedos

  • Volver a pasar por Reproducción Asistida me ha dado hasta sarpullido. Me ha puesto de los nervios, ha vuelto el nudo en el estómago. Y aunque la vuelta al IVI no ha sido con la cara de frustración de la primera vez ni con un proceso de FIV completo, reconozco me ha dado mucha pereza pensar en pruebas, hormonas, betaesperas, negativos, nervios, sustos … pufff, lo dicho, perezón. De hecho Papá al Cuadrado me ha tenido que llamar la atención varias veces por “miedica y agonías”. Cada vez que me han hecho un análisis siempre pensando que algo iba a ir mal y más bien ha sido todo lo contrario.
  • No estoy pasando mi mejor momento en cuanto a mi maternidad al cuadrado se refiere. Nico y Guille están hechos dos terremotillos. Están en una edad muy simpática pero muy movida y peligrosa. Hay días que caigo exhausta, ya no físicamente, sino psicológicamente de estar con 40 ojos detrás de ellos. Así que me he hecho la pregunta de rigor: – Ana, ¿vas a poder con otro? Creo si podré con otro, pero está claro que vamos a tener que pedir ayuda extra. Así que aquí estoy, mentalizándome que alguien me va a tener que ayudar y que tendré que volver a abrirle la puerta de mi casa a una “extraña”.
  • El trabajo. Tras mi incorporación de la baja maternal ha sido una zancadilla detrás de otra. Me ha costado un triunfo volverme a abrir paso entre mis compañeros y alguna que otra “rata” y “serpiente” que me han hecho la vida imposible. Afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su sitio, pero si me vuelvo a quedar embarazada se me ponen los pelos como escarpias solo pensar que esto volviera a suceder. No obstante, en este sentido ya estoy tomando medidas, por si acaso y no me voy a quedar sin ser madre de nuevo por estos miedos. Me niego en rotundo.

Aspectos positivos

ilusion

  • Vivir un nuevo embarazo, una nueva maternidad. La otra vez lo disfruté un montón y estoy segura que está vez será igual o incluso mejor, ya conozco muchas cosas, muchas sensaciones y sé que ahora las voy a entender mejor.
  • He criado a dos bebés mellizos, tiene que ser la caña solo tener que dar un bibe, cambiar un solo pañal, dormir a uno solo … atender un solo llanto … aunque veréis como tendremos la suerte de que éste/a ultim@ nos sale un llorón de narices y da guerra por él, sus hermanos y todos sus compañeros …
  • Lo tengo todo y no tengo que cambiarme de casa ni de coche si queremos ampliar la familia. Inversión cero pelotero.
  • Con lo que disfrutamos de Guille y Nico tener otro pequeñín en casa tiene que ser una felicidad máxima. cada vez que Papá al Cuadrado y yo pensamos en ello se nos cae la baba.

Así que por supuesto, vamos a ver el vaso medio lleno, a pensar en positivo y a disfrutar con ilusión de la decisión que de momento hemos tomado.

La vuelta al IVI

Que decir de mi vuelta al IVI. La primera vez llegué con cara de circunstancias con un gran peso encima. Esta vez la verdad es que crucé la puerta con muchas ganas e ilusión.

IVI

Además el recibimiento de mi doctora y su enfermera fue brutal. Se acordaban de todo, hasta del nombre de los peques. Súper cariñosas y compartiendo experiencias maternales las tres !como buenas “marujas”! Fuer un reencuentro muy divertido la verdad, que nunca me podía haber imaginado.

Ahora que estoy de vuelta allí estoy tremendamente observadora. La primera vez, no cruzaba la mirada con nadie en la sala de espera y ahora no hago más que mirar a la gente y pensar en que historia de infertilidad habrá detrás de ellos. A veces, cuando cruzo la mirada con alguien siempre sonrío, por que me imagino lo que se les pasa por la cabeza a la mayoría de ellos y sonreír es mi modo de transmitir: – todo va a ir bien, estás en buenas manos.

Y bueno que decir, que ya lo tenemos todo listo. El día 26 de mayo tenemos la transfer de uno de los blastos que teníamos congelados. Pase lo que pase …

¡tus papás y hermanos te esperamos con los brazos abiertos!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Embryoscope: la incubadora de embriones inteligente

Posted on Actualizado enn

¿A que suena a ciencia ficción verdad? Como sabéis en los casos de FIV-ICSI los embriones resultantes se llevan a cultivo hasta el momento de la transferencia. Dependiendo del cultivo nuestros embriones serán transferidos en día 2,3 incluso 5.

Los últimos estudios arrojan que los embriones que soportan los cultivos largos, mórulas (embriones de 4 días) o blastos (embriones de 5 días) garantizan una mejor selección y capacidad de implantación de los embriones ya que a mayor días de cultivo se entiende que mas fuertes y sanos son nuestros embriones.

El cultivo tradicional de embriones, se hace en unas incubadoras donde hay que sacarlos al microscopio 1 vez al día, al menos, para comprobar su estado y cambiar si procede el medio de cultivo ya que como sabéis, una vez fecundado el embrión va bajando por las trompas para anidar en el útero y lo que se trata de hacer, es que dependiendo del día de cultivo, se adapta el líquido a las potenciales condiciones que tendrían dentro del cuerpo de una mujer.

El problema de los cultivos tradicionales, es que los embriones se manipulan fuera de la incubadora y solo pueden ser seleccionados por criterios morfológicos, es decir, número de células si tiene fragmentación o no, si ha vacuolas, pero eso no es garantía única a veces para saber si es un buen embrión o no. De ahí por ejemplo que haya embriones muy buenos que no implanten y muy malos que si lo hagan (además de por otros factores, claro).

Con Embryoscope se consigue una menor manipulación de los embriones y mucha más información. El sistema monitoriza constantemente los embriones sacando imágenes secuenciales que permiten valorar mejor la evolución y mide variables como el consumo de oxigeno de los embriones, ya que los embriones que más oxigeno consumen son potencialmente mejores.

Embryoscope

Mis chicos fueron cultivados en Embryoscope junto con sus 9 hermanos.

A parte, de que el cultivo y selección de embriones fue un éxito, para muestra mis mellizos y los 7 embriones de 5 días de calidad A que tenemos congelados, el tener el vídeo de como tus hijos fueron concebidos, no tiene precio. Os presento a Guille y a Nico cuando aun eran el inicio de un proyecto … 5 días en imágenes, justo hasta el momento que llegaron a mi …

Estoy segura que el encontrar una solución para mi mutación MTHFR y el conseguir un buen cultivo de embriones fue clave para que ahora sea una mama al cuadrado!!

Alta en fertilidad (junio 2014)

Posted on Actualizado enn

Pues si ahí estaba mi flamante positivo lleno de discreción y miedos. Positivo que llego en la fecha del cumpleaños de mi pareja y mío, ¡que vivan las casualidades! Y que celebramos pensando en que un chiquitin crecía ya dentro de mi. Hasta ese momento el único sintoma que tenía eran ganas de ir al baño constantemente y el abdomen algo hinchado pero eso mas que embarazo, era porque aún tenía un poco de hiperestimulacion.

A la semana siguiente al positivo, de 5+1 semanas de gestación me hicieron mi primera eco. No conseguiríamos ver aun sus latidos pero si certificar la presencia del saco gestacional y si este crecía al ritmo esperado.

Y ahí estaba, pero no el saco gestacional que yo esperaba, sino los dos. Ambos crecían a buen ritmo. No me lo podía creer!! Estaban los dos!! Me quede ojiplatica!! Dios mío receta doble de felicidad!!

Así se veían mis chicos:

La doctora me dijo que estaba todo ok y que nos veríamos en la semana 7 para comprobar que había latido y a partir de ahí me daría ya de alta en fertilidad.

¡Que dos semanas! No podía estar más expectante.

La verdad es que tenía un poco de miedo porque una amiga mía se quedo de dos y cuando fueron a comprobar el latido no lo había. Me asustaba tremendamente esa idea ahora que todo estaba saliendo tan bien.

Llego la semana 7 y ahí estaban mis campeones, latiendo alto y claro. Fue el primer día que sentí ese orgullo de ser madre. Así que con el alta en el IVI pedí cita ya con mi ginecologo para empezar el seguimiento de mi embarazo al cuadrado.

Mi cuarta beta (mayo 2014)

Posted on Actualizado enn

No se me hizo demasiado larga la espera porque tenía tanto trabajo que los 9 días volaron. Eso sí, los dramones siguieron a la orden del día.

El tercer episodio dramático lo pase el 4 día post transfer, tuve una discusión bastante importante en el trabajo por un tema que llevaba tocándome las narices a mi equipo y a mi ya demasiado tiempo. Entre el tiempo que llevábamos sufriendo esa situación y entre que yo iba de hormonas hasta arriba no os quiero ni contar la bronca que se montó. La parte buena es que al final sirvió para revertir la situación, la parte mala es que para variar me pillé mi enésima llorera y mis nervios se dispararon, vamos la “mejor” forma de estar para una betaesperante.

Resultado de imagen de nervios

Después de este episodio pensé: – Buah así es imposible que algo se implante.

Llego el día de la beta, la tenía a las 16:00 horas así que tendría que esperar casi todo el día … Pufff

No soy mucho de observarme síntomas pero es que esa mañana me levante rara rara.

Me mire al espejo y estaba pálida, con la mirada tristona. Me sentía extraña, ni bien ni mal, extraña no sabría describirlo. Me fui a la ducha y me di cuenta de que tenía la areolas oscuras y dije:- será la luz. Fui a mirarme al espejo y no solo es que estuvieran oscuras sino que tenía toda una red de venas marcadas de forma increíble en el pecho. ¡¡Me asuste un montón!! El caso es que pensé:- madre mía me estoy volviendo loca veo cosas donde no las hay.

Lo siguiente fue que me fui a trabajar y tuve que ir al baño en el parking de la oficina porque no llegaba al baño de arriba. Otras veces he tenido infección de orina y vale que tienes unas ganas irrefrenables de ir al baño, pero yo en esa situación siempre he llegado, ahora es que cada 45 minutos no me aguantaba. Le eché un poco la culpa a como había tenido la punción ovárica y la transferencia pues que a lo mejor me había quedado un poco tocada.

Pase la mañana bastante distraída y a las 16:00 me hice la beta y me fui a casa. No volví a trabajar por lo que pudiera pasar. ¡¡Error!! Estuve 2 horas comiéndome la cabeza en casa y poniéndome de mal en peor y ahí vino me cuarto y último dramón.

Me llamo una amiga para darme ánimos y nada otra vez a llorar: que vaya mierda, que ya veras como otra vez nada … bla bla … mientras hablaba con ella, mejor dicho mientras lloraba con ella, vi que tenía una llamada en espera del IVI, ¡¡madre mía casi me da algo!!

Obviamente cogi la llamada y ya me estaba esperando la vocecita de compasión de la enfermera del IVI. – Buenas tardes, le llamo de IVI, puedo hablar con *******? Le digo que soy yo.- Le comunico que el resultado de la beta es positivo.

Años esperando esa noticia y me quedo sin habla. Los primeros segundos sin habla luego estalle a llorar.

Le pregunte a la enfermera como pude que cual había sido el valor de la beta. ¡¡El valor fue de 411 a 9 días post transfer!! Un valor estupendo.

Cuando colgué, llame inmediatamente a mi pareja, a mi madre y a la amiga con la que estaba hablando. No me lo creía.

Resultado de imagen de positivo

La alegria extrema me duró sólo unos pocos minutos ya que luego aterrice de nuevo en el planeta tierra y pensé en que era desmasiado pronto para cantar victoria y que seria mejor que de momento no dar la guerra por ganada y si una batalla. Nunca pensé que los peores días de mi vida estuvieran por venir ….

madresfera

Vótanos aquí: http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/index.php

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Nuestra segunda FIV (abril 2014)

Posted on Actualizado enn

Con todas la pruebas hechas y analizadas y sin ningún hallazgo definitivo, nos lanzamos a por la segunda FIV. ME Tuve que encomendar a los dioses ya que no me podía creer que nuestro problema no saliera reflejado en ningún sitio con la cantidad de pruebas que nos hemos hecho. A veces pienso que me encantaría tener algo, que me dijeran mira es esto y tiene solución o no, pero es esto. La verdad es que mi cabeza descansaría un montón.

No obstante tampoco nos pillo por sorpresa, la doctora de IVI nos advirtió que existían altas probabilidades de seguir sin encontrar nada y que estuviéramos preparados para ello. Yo me intentaba preparar pero me costaba resignarme.

Pues bien, empezamos el nuevo ciclo y la estrategia para este nuevo ciclo seria la siguiente:

– tratar de llevar todos los embriones a blastos, es decir, a cultivo de 5 días.

– tratar de transferir en fresco así que habría que controlar bien mi progesterona.

– el cultivo de embriones se haría en Embryoscope. Para las que no estéis puestos en el tema, embryoscope es una incubadora inteligente que permite una monitorizacion constante de los embriones frente a los cultivos normales donde una vez al día se les saca del entorno de incubación para verlos al microscopio. Además esta incubadora mide otras variables como el oxigeno consumido por los embriones que es otro dato muy importante para saber si son embriones saludables o no. Con lo cual existe mucha más información para hacer una selección más eficiente de embriones.

Si por algo se caracterizó este ciclo, a parte de por el resultado, es por que mi cabeza estaba al limite e hice lo que no tenía que hacer en ningún momento, perder los papeles y montar un dramón al más puro estilo de Hollywood. Que queréis que os diga, estaba tensa. Tenía tensiones en el trabajo y si a esto encima le añades que tienes que volver a intentarlo, a doparte de hormonas hasta arriba sin ninguna garantía …. Estaba que no me aguantaba ni yo.

El tratamiento que me prescribió la doctora fue el siguiente:

Microgynon de nuevo para parar los ovarios. Encima volví a tener la suerte de tener otro quistecillo en el ovario así que a alargar otra vez los días con Microgynon hasta que desapareciese.

Menopur: me cambio el Puregon para estimular los ovarios por Menopur. Por lo que vi en un estudio comparativo entre ambas medicaciones, el Menopur estaba arrojando resultados sensiblemente mejores que el Puregon. Dejo link a artículo sobre el estudio Megaset (no confundir con Mediaset jajaja) donde se demostraba la mayor eficacia de este fármaco Estudio Megaset Menopur

El resto del tratamiento seria como siempre: Orgalutran, Ovitrelle, Utrogestan y Femasvit como complejo vitamínico.

La primera parte del dramón que monte en este ciclo fue justo la noche que tenía que empezar a pincharme. Me vino a la cabeza que justo llevábamos un año ya en IVI y seguíamos igual (mentira cochina porque ya habíamos avanzado en muchas pruebas y eso también cuenta). Que en mayo seria mi cumpleaños, me caerían los 36, y que esto seguía haciendo tic tac … Así que me puse a llorar desconsoladamente durante un par de horillas. Mi pareja ya no sabia que hacer conmigo, que paciencia tiene que tener el pobre a veces …pero me quede súper a gusto!!

Como en las otras ocasiones reaccione bien a la estimulación y en pocos días mis foliculos ya estaba preparados para la aspiración. En cuanto al número de foliculos que se veían en las ecografias mas o menos era el mismo que la anterior vez así que ya sabia mas o menos lo que nos íbamos a encontrar.

La aspiración me la hizo en esta ocasión el doctor Guillén. Es un hombre de pocas palabras pero la verdad es que lo hizo genial. Esta vez no me resentí nada, ninguna molestia y/o escozor. Y después de la aspiración monté el segundo dramón de este ciclo cuando el doctor me dijo que me había aspirado 12 ovocitos. La otra vez me habían aspirado 14 y me quede con 9 maduros, ¿esta vez serían 12 y me quedare solo con 7? En cuanto salió el doctor por la puerta … Otra vez a llorar, que si vaya mierda, que si vamos de mal en peor … Ahora escribo esto y me meo de risa pensando lo ceniza y poco inteligente que fui en aquella ocasión. De verdad, no os podéis imaginar lo mucho que he aprendido personalmente desde entonces.

La primera sorpresa de este ciclo me la lleve a las 2 horas cuando desde el laboratorio me confirmaron que los 12 eran maduros. ¡¡¡No me lo podía creer!!! ¡¡¡Yo que pensaba que iba a conseguir menos que la vez anterior de repente tenía 3 mas!!! ¡¡¡Que subidon!!!

La siguiente sorpresa fue al día siguiente cuando me llamaron y me dijeron que de los 12, 11 habian fecundado. La otra vez de 9 fecundaron 6 por lo que ahora estábamos hablando de casi el doble de embriones. No me lo podía creer.

La tercera sorpresa el día antes de la transferencia cuando me confirmar que los 11 has sobrevivido y han llegado al estadio de blasto expandido. Lo único que me dicen es que 2 los van a desechar porque no tienen buena pinta. Eso hace un total de 9 embriones lo que significa que tenemos stock para muchos intentos!! Me comenta que ya tiene seleccionados a los dos que me transferirán mañana y que son muy buenos. Yo me río y le digo irónicamente – si, venga, los campeones de los que habláis siempre … Y me dijo: no, en serio son muy buenos. Ay Carlos, nunca te estaré lo suficientemente agradecida por lo bien que me informaste del seguimiento de los embriones y lo bien que cuidaste de mis chavales!!

Llego el día de la trasferencia y como el Embryoscope saca un montón de fotos de los embriones me entregaron un pen drive con el video de los 5 días de desarrollo de los embriones y una foto de los embriones que me iban a transferir. Quien me iba a decir que esta seria la primera foto de mis hijos. (Estoy escribiendo esto y se me empañan los ojos)

Junto antes de la transferencia vi que de nuevo me iba a tocar el doctor Guillén. Me hizo gracia y mira por donde me dieron buenas vibraciones. También nos dijo que con la calidad que tenían los embriones deberíamos haber decido poner solo uno. Me resulto curioso porque pensé que con la cantidad de años que llevamos en estos mas los fracasos anteriores, que me quedara embarazada de los dos me parecía imposible!!

La transferencia fue bien y ahí dentro se quedaron los dos embriones. En la foto inferior se advierten como 2 puntitos brillantes … Esos son mis chicos!!

Ya para finalizar me dicen que al ser blastos la beta será en 9 días. Estaba tan concentrada en otras cosas que no me di cuenta que la beta iba a coincidir en la semana de nuestros cumpleaños ya que mi chico y yo nacimos el mismo día!! Así que sólo podían pasar dos cosas o que fuera el mejor cumpleaños de nuestra vida o el peor …

Así que no quedaba mas que pasar esos 9 días lo mejor posible y esperar a que sucediera el milagro …

Me llamó mi madre para preguntarme que tal había ido todo. Le dije que fenomenal y que si no era esta seria la siguiente … Pero no se, empezaba a notar que la llegada de mis hijos estaba ya cerca …