Mar

Zahara de los Atunes con Niños

Cita Posted on Actualizado enn

Pues ya ha pasado otro verano más, el cuarto desde que llegaron los mellis a nuestras vidas.

Desde hace unos 6 años establecimos como lugar vacacional en verano Zahara de los Atunes, Cádiz. Nos gusta este sitio porque no está demasiado masificado, es bastante recogido, el clima no es bochornoso y la música y buena cocina están muy presentes. Por contra, tenemos el temido tiempo de levante que trae fuertes rachas de viento que impiden estar cerca de la playa y que algunos servicios y comunicaciones no son muy buenas, sobre todo si tienes alguna urgencia y necesitas acudir a algún especialista u hospital, aunque el pueblo cuenta con centro de salud.

playa-de-zahara1111111Fuente: Zahara en la web

Asumiendo los inconvenientes, que deciros, nos encanta ir. Con la llegada de los mellis, como es evidente, tuvimos que hacer algunos cambios en nuestras rutinas de ocio y adaptarnos a las necesidades de los peques para poder disfrutar al 100% de nuestras vacaciones.

En este post os dejo, como disfrutar al máximo de la preciosa Zahara de los Atunes con los más pequeños.

Alojamiento

Zahara está dividida en 2 zonas; Zahara pueblo y Atlanterra. La zona del pueblo es donde se concentran todos los chiringuitos, restaurantes, tiendas y servicio generales, Atlanterra, aunque en menor medida también cuenta con ellos, es una zona más residencial de grandes urbanizaciones con buenas zonas comunes.

Si vas con peques, ¿que debes tener en cuenta? Sobre todo alojarte en un lugar que al menos tenga piscina, ya que es probable que te caiga algún día de levante o varios y no puedas hacer nada más que estar en la piscina.

Alojamiento Zahara pueblo

Las ventajas de estar en el pueblo es que todo lo tienes al lado, pero el problema es que encontrarás pocos alojamientos con piscina, salvo los hoteles, los pisos y urbanizaciones no suelen contar con ella.

11122015122528487149

Fuente: Zahara Direct

Todo lo que a continuación voy a citar se encuentra a menos de 10 minutos de la playa, la mayoría a unos 5 minutos como mucho.

Hoteles:
  • Pozo del Duque (cuenta además con salida directa a la playa)
  • Porfirio
  • Antonio
  • Gran Sol
  • Doña Lola
  • Casa Grande
Apartamentos y villas:
  • Zahara Sol
  • Urbanización la Atunara
  • Urbanización Zahara Mar
  • En la calle Peñón hay como 3 bloques con pequeñas piscinas comunitarias (tienen salida directa a la playa)

Por lo demás, ya se trataría de chalets pareados o independientes con piscina privada. Muchos de ellos se encuentran en una urbanización llamada la Tahona.

Alojamiento Atlanterra

Sin duda, la zona más adaptada al turismo familiar, aunque a mi me gusta estar en el pueblo … que le vamos a hacer …

maxresdefault

Fuente: Drontech

Hoteles:

  • Meliá Atlanterra, una opción ganadora si vas con niños, ya que el hotel cuenta con club infantil a partir de 1 año (los de 1 a 4 van por un lado, a partir de los 4 hay otro club), múltiples modelos de alojamiento, habitaciones de todos los tamaños, bungalows etc … y salida directa a la playa. Lo dicho, hotel familiar al 100%.
  • Atlántico
  • Cortijo de Zahara

Apartamentos y villas:

Hay varias urbanizaciones que cuentan con unas estupendas zonas comunes y salida directa a la playa. Además tienen todo tipo de alojamientos: apartamentos, pisos, chalets … y como os decía, las zonas comunes son una pasada para los peques.

01062016103345863755

Fuente: Zahara Direct

Estas urbanizaciones son:

  • Jardines de Zahara
  • Mar de plata
  • Bahía de la plata
  • Almadraba playa
  • Atlanterra playa
  • Atlanterra costa
  • Costa Zahara

Donde comer con peques

Pasa lo mismo, dependiendo de la zona hay diferentes opciones. También hay que tener en cuenta la edad de vuestros peques, si comen de todo, si son capaces de sentarse a la mesa en un “buen” restaurante … aquí lo que os voy a contar son más restaurantes de comida de “batalla” ya que probablemente restaurantes “molones” de los que hay por Zahara, no sean muy aptos por sabores, texturas y espacio para estar con niños.

Restaurantes Zahara pueblo

Lo malo del pueblo, es que no hay espacios a veces lo suficientemente amplios para que los peques una vez que coman puedan “esparcirse”, pero la verdad es que la calidad de la comida en términos generales es muy buena. Las opciones de pescado son estupendas y las de carne también. Zahara es zona de vaca retinta de la cual se obtiene una carne muy sabrosa y singular:

  • Pizzería Fillol – Comida italiana
  • L´Angolo – Comida Italiana
  • Zoko –  tienen más oferta en su carta, las hamburguesas están súper ricas, aunque el lugar está en una calle bastante concurrida y complicada para sentarse a veces con carros y sillas de niño
  • Hamburguesería Baguetería Barrios – el más batallero de todos pero para un apaño sirve
  • La Freskita de Perea – Aunque no es un sitio idealmente para niños, sobre todo si son pequeños ya que las mesas son altas, está justo en frente del parque de Zahara pueblo. Por lo que no es mal plan que jueguen allí mientras los papa cenan.
  • Heladería Azoe Nitro – Si queréis tomar un buen helado y que los niños alucinen con el uso del nitrógeno en la cocina, no dejéis de llevarlos a Azoe Nitro. Preparan helados en el acto y puedes ver el proceso en vivo. Los niños se quedan petrificados (no por el nitrógeno, no os asustéis) cuando ven el humo del nitrógeno salir. Y que deciros, para los adultos un verdadero gustazo para los sentidos.

elaboracion-de-los-helados

Fuente: Tripadvisor

El pueblo está lleno de terrazas donde cenar con una oferta gastronómica estupenda, nosotros por ejemplo, hemos llevado a los mellis a la Botica y siempre hay opciones para peques en muchos de los restaurantes. El mayor problema, como os decía, es que no hay espacio para que cuando terminen de comer puedan jugar mientras los mayores tienen un poco de sobremesa.

Esto que viene a continuación es súper importante. Hay una hora punta de cenas que es como de 22 a 23. En la mayoría de los sitios no hay posibilidad de reserva. Si vais con niños, lo mejor es que tratéis de ir a cenar entre las 21 y 21:30. Sino todo se vuelve caótico: toca esperar, las calles y los sitios se petan, los carros no entran bien, niños nerviosos, padres deseperados …

Restaurantes Atlanterra

No es comparable la oferta de esta zona con la oferta que tiene Zahara pueblo, pero si no queremos movernos de Atlanterra también hay opciones.

  • La Sal –  Este restaurante es mítico en Atlanterra y aunque no es que sea para niños especialmente el ambiente es familiar y la comida deliciosa.
  • Cervecería Casablanca – Mola porque tiene un jardín y ponen un castillo hinchable con lo cual, puedes terminar de comer y hacer sobremesa mientras los niños se entretienen. No obstante, hago llamada de atención porque su calidad es una lotería, días que está correcto, días de desastre integral.
  • Pizzería  La Mamma – normalito, para tomar unas pizzas un día, correcto, punto.
  • Vambú – bonitas puestas de sol y justo en la playa donde los niños se pueden esparcir.

El más recomendable sin duda es la Sal, pero nosotros aún quedándonos en Atlanterra siempre nos vamos a cenar al pueblo.

Ocio Infantil en Zahara de los Atunes

Tanto Zahara como la zona se prestan a un montón de actividades con los más pequeños:

La Playa

La principal razón por la veraneamos allí. Es grande, poco masificada … donde los peques pueden campar a sus anchas, con el debido cuidado, y disfrutar de un montón de juegos en el agua y la arena.

playa-de-atlantera111111

Fuente: Zahara en la web

A lo largo de la playa hay diversas escuelas de surf para que los más atrevidos disfruten de las olas.

También ha que tener en cuenta que la playa no es igual en el pueblo que Atlanterra; la playa del pueblo es más lisa y la arena es más fina. La playa de Atlanterra tiene piedra en la orilla y dependiendo de la marea, hay veces que nada más meterte te cubre hasta la cintura, así que cuidado en este sentido con los peques.

El búnker

Para niños más mayores están las excursiones al búnquer, todo un clásico. Al final de la playa de Atlanterra. Dicen que data de la primera guerra mundial y que la posición de esta playa era estratégica, pero su origen no es claro.

Fuente: Zahara Direct

Con el debido cuidado y vigilancia, es un sitio estupendo para correr aventuras entre las rocas y el mar e imaginar historias de piratas (como dicen mis mellis, el castillo de los piratas).

Paseos a caballo

Si algo tiene esta zona, es que tiene unas puestas de sol alucinantes. En Zahara hay varios sitios donde se organizan paseos a caballo al caer la tarde. No os lo perdáis, es una pasada.

Resultado de imagen de paseos a caballo zahara

Fuente: Letbonus

El sitio donde solemos reservar los paseos, es el Centro Hípico El Jibbah.

Cine de Verano

En el patio del Castillo de las Almadrabas hay cine de verano. Informaros de la cartelera porque hay proyecciones de pelis para niños. Este año tenían Hotel Transylvania 3 y Los increíbles 2. No es mucho pero para un día o dos es un apaño.

Resultado de imagen de palacio de la chanca

Recinto de la muralla

Justo detrás del Castillo, está el recinto amurallado donde encontraréis un mercadillo artesano, algunos puestos de zumos, tetería, hamburguesas … y lo más importante para los peques, ¡LA FERIA!

Durante los meses de verano hay una feria donde encontraréis hinchables, colchonetas, saltadores, coches de choque … y dependiendo del año, quads, escalextric gigante etc …

feria

Por cierto, si vais la primera quincena de agosto, coincidiréis con las fiestas patronales de Zahara. Al fondo del pueblo montan una feria con más atracciones durante al menos una semana.

Chiringuitos y música

Si algo mola de Zahara es el rollete de actuaciones en directo en la playa, puesta de sol y cachondeíto en general. Me encanta, que os voy a decir.

No soy muy amiga de salir con los peques por la noche: pierden la rutina, se ponen nerviosos … (como ya he comentado alguna vez, por eso viajamos con una cuidadora que se encarga de quedarse con ellos cuando Papa al Cuadrado y yo salimos por la noche), pero nos gusta hacerles participes de este mundillo siempre que sea posible.

Desgraciadamente, los conciertos en la playa suelen empezar súper tarde, pero en el Chringuito la Luna hay un primer pase a las 21:30. Se puede aprovechar para llevar un pic-nic a la playa y cenar mientras se disfruta del concierto y la puesta de sol. A las 10:30 a casa.

Resultado de imagen de chiringuito la luna

Fuente: Guía de Cádiz

Visitas fuera de Zahara

Puerto y lonja de Barbate

A 14 Km de Zahara, un paseo interesante donde enseñar a los niños los barcos, la pesca, las subastas de pescado. Una visita interesante para que los niños comprendan lo que es el duro pero increíble oficio de la mar.

Resultado de imagen de la lonja de barbate

Fuente: La voz de Cádiz

Conserveras de Barbate

En Barbate también hay dos importantes conserveras de atún: Herpac y La Chanca. En Herpac hay visitas guiadas por 4€ donde te explican y enseñan vídeos del proceso de captura del Atún en la almadraba así como es el procesamiento del atún etc … En la Chanca tienen en museo del atún que viene a ser algo parecido a la visita de Herpac. Cualquiera de las dos son buenas opciones para visitar y llevarte alguna conserva de vuelta a casa.

Resultado de imagen de ronqueo del atun

Fuente: Diario de Cádiz

Vejer de la Frontera

A 22 km de Zahara, uno de los pueblos blancos de la provincia de Cádiz. Esta muy cerquita de Zahara y es un paseo muy agradable para hacer en familia.

Resultado de imagen de vejer de la frontera

Fuente: La gran escapada

Playa de Valdevaqueros

A 32 Km de Zahara, en Tarifa está la playa surfera por excelencia, Valdevaqueros. Es espectacular la vista de cientos y cientos de velas, parapentes que colorean el horizonte de este lugar.

Resultado de imagen de valdevaqueros

Fuente: Andalucía.org

Espero os haya gustado este repaso sobre como ir a Zahara con niños y si algún día vais, ¡os sirva para disfrutarla a tope!

Post relacionados:

Pesadillas al Cuadrado: Bebés y Piscinas

Cita Posted on Actualizado enn

Siempre escuchas lo peligrosas que son las piscinas con niños cerca, pero una cosa es escuchar y otra muy diferente es vivirlo. A mi me ha tocado vivirlo este verano y más que vivir, ha sido un sin vivir de sustos y preocupaciones.

El año pasado con 6 meses empezamos a meter a Guille y a Nico todos los días en la piscina de casa. Sin problemas, no andaban así que les cogíamos les metíamos en el agua con nosotros o con el flotador “swimtrainer” y a disfrutar. Juegos, ejercicios …En este post os hablaba el año pasado de nuestra experiencia piscinera: Del piscineo en soledad … al piscineo familiar!!

Este año ha sido muy diferente. Para empezar, hemos tenido que poner una valla en casa bloqueando el acceso a la piscina. Esto ya nos generó algún debate a Papá al Cuadrado y a mi sobre que tipo de valla poner. Al final decidimos poner una de celosía de madera igual que la que tenemos en otras partes de la casa.

imagen1

Es una piscina pequeñita, de hecho cariñosamente la llamamos “la charca”. Con la valla no queda un espacio tan diáfano como el de antes, pero por la seguridad de los peques se hace cualquier cosa.

Aun poniendo la valla no te puedes descuidar medio segundo, porque todos cometemos errores que a veces se pagan muy muy caros.

Llegó el primer gran susto del verano

Empezamos el verano bien, controlando a los mellis en la zona de piscina, y aunque en nuestra piscina les cubre enteros, les soltábamos por la zona de los escalones y jugaban por ellos, obviamente bajo nuestra atenta mirada y supervisión. Seguíamos con nuestros juegos y ejercicios, este año utilizando mucho el “churro” que les hacía mucha gracia.

A Guille le encanta estar en el agua, es un niño rana, disfruta cada segundo que pasa en ella sea en la piscina, en la bañera …

Tanto es así, que de repente un día le vemos que se nos lanza de cabeza a la piscina. Casi se nos para la respiración. Yo estaba dentro así que le saqué rápidamente. En cuanto salió se partía de risa y se volvió a lanzar una y otra vez.

Así que descubrimos que le encanta meter la cabeza dentro del agua. Y con todo el cuidado del mundo le hemos “permitido” este tipo de “buceo” con la ayuda de papá y mamá.

Como todo se pega, en breve Nico empezó a hacer lo mismo. Nos alegramos que les gusté tanto el agua pero no tenerla ningún respeto nos aterraba.

Y con mucho cuidado y mil ojos conseguimos estar en la piscina los cuatro.

Y diréis, pues ponles flotador, ¿no?. Eso me gustaría, pero no lo soportan, se lo quieren quitar constantemente, lloran y lloran. Aun así lo llevan a ratos, pero solo a ratos. Les compré unos salvavidas de niño, pero como aun no saben levantar la cabeza en el agua, si se caen al agua flotan, pero se dan la vuelta y flotan con la cabeza sumergida. En cuanto a los manguitos, más de lo mismo, aun no tienen estabilidad para mantenerse con ello.

Supongo que el año que viene los manguitos y el salvavidas ya podrán realizar su cometido y nos quitaremos algo de estrés.

 

El segundo gran susto del verano

Para poder acceder a la piscina hay 2 puertas. La primera, separa la zona de la casa de la de piscina y aleja a los mellis de la escalera de acceso. La segunda, es la de la valla de la piscina.

Pues no sabemos como, pero un día la primera quedó mal cerrada. En esa zona tenemos un porche donde juegan los mellis en verano. Un espacio cerrado, controlado y sin peligros.

Demasiado silencio, no escuchaba nada…estaba al lado haciendo otras cosas, me asomé corriendo y vi que la puerta estaba abierta. Empecé a gritar. Salí corriendo a la piscina. Y allí estaba Guille. Había bajado las escaleras y estaba tratando de abrir la puerta de la valla de la piscina. ¿Y si hubiéramos cerrado también mal esa puerta?

Me eché a llorar de los nervios, del susto, abracé a los dos con todas mis fuerzas … solo pensando en lo horrible que podría haber sido el desenlace.

Y a partir de aquí vinieron las pesadillas y las “comeduras de tarro” a todas horas. No podía dejar de comprobar las puertas de acceso a la piscina constantemente.

Sustos convertidos en pesadillas

Y así me tiré varios días teniendo terribles pesadillas por la noche, obsesionada con las piscinas.

Encima hablando con unos amigos sobre el tema, comentaron que además estas edades eran muy peligrosas porque si se caía un niño al agua no sabría flotar y se iría directamente para el fondo, razón por la cual algunos despistes de los adultos finalizan con el ahogamiento del niño.

Casi necesito un desfibrilador …

Pero bueno, con mucho respeto intentamos seguir disfrutando de nuestros momentos de piscina con los peques y sobre todo ir poco a poco intentado que comenzasen a flotar.

Otra casa con piscina

Pasamos las vacaciones en Cádiz y siempre que alquilamos una casa procuramos que tenga piscina ya que si tenemos temporal de levante podríamos aprovechar ese espacio en caso de no poder ir a la playa.

Y todo hay que decirlo, la piscina de este año era espectacular.

Con todo este lío, me dí cuenta que igual de espectacular era super peligrosa. Los dueños no tenían valla de seguridad y la piscina era bastante larga.

Ya me veía todas las vacaciones detrás de los mellis, sin poder dejarles ni a sol ni a sombra, angustiada y muerta de miedo. Intentamos hablar con los propietarios de la casa pero se negaban a poner nada. Nos planteamos hasta quedarnos sin casa.

Así que nos las tuvimos que ingeniar. Nada más y nada menos, que 12 metros de largo medía la zona que debíamos aislar de los mellis.

Estuvimos en Leroy Merlin, en Decathlon … mirando las posibles soluciones, vallas portátiles, redes … que además no ocupasen mucho espacio en el coche. Y nada, no vimos nada que pudiera ser robusto y no ocupase un montón de espacio.

En nuestro viaje a León, que esta gente de los pueblos sabe mucho, nos dieron la solución. Estacas de plástico de 1,5 metros + malla de plástico duro. Con 30€ arreglado.

imagen2

Y aunque es una “aberración” hacer semejante “chapu” en un entorno tan bonito, la seguridad de los mellis está por encima de todo.

Como funciona el invento:

  • Las estacas de plástico se clavan aproximadamente 30 cm en la tierra. Son muy finas, por lo que no dañan el cesped, pero a la vez robustas una vez clavadas se pueden arquear algo pero no vencer ni romper.
  • Se tira la malla de plástico entre las estacas y se ata bien con bridas de plástico de forma que no se pueda bajar la malla.
  • Se improvisa puerta, bien con algún obstáculo que no puedan mover los mellis, o bien haciendo una puerta con otra estaca de plástico y atando la malla a otra estaca para abrir o cerrar.

El invento recogido no ocupa más que una sombrilla mediana y comprobado, se monta y se desmonta rápidamente y los mellis no pudieron con ello aun teniendo en cuenta lo brutos que son.

Y aun así, les dejábamos pasar a la zona de piscina (con nosotros en el agua claro) y se volvían a tirar solos pero para nuestra sorpresa, ya flotan. De hecho Guille se mantiene algunos segundos en vertical moviendo las manos y los pies.

Otras experiencias acuáticas

Piscinas públicas o comunitarias

Durante el verano hemos tenido la oportunidad de estar también en alguna piscina pública o comunitaria. Y os diré, es donde mejor hemos estado. Por 2 razones:

  • Hay piscina de peques por lo que ellos han disfrutado de forma más autónoma de sus juegos con el agua y de estar con más niños
  • Hay más adultos, con lo cual siempre entre todos se está pendiente de todos los peques

El mar

Albergaba alguna esperanza en que mis hijos al ver agua en movimiento le tuvieran algún respeto al mar.

Nada, cero pelotero e incluso siendo revolcados por alguna pequeña ola, volvían una y otra mirándose a los pies alucinados preguntándose porque el agua venia y se iba.

No he conseguido extender una toalla en la playa este verano. Nada, ni dos minutos. Ha sido todo el tiempo carreras para aquí, para allá … y algún grito de vez en cuando.

Así que como siempre, conclusiones:

  • A matronatación todos. Aunque desde que nacieron hemos practicado mucho con ellos en verano, y claro que se nota la soltura que tienen en el agua (demasiada), hay que hacerlo alguna vez durante el año. Me muero de ganas por que aprendan a nadar, como dice mi madre: – es un seguro de vida. Se que aun les queda, pero seguiremos insistiendo en que floten cada vez más tiempo y mejor y por supuesto, que sigan disfrutando del agua como hasta ahora.
  • Ojo con las piscinas, sobre todo con las privadas. Aunque haya seguridad, vallas y todo lo que queráis, nunca, jamás os confiéis. ya habéis visto, un pequeño fallo humano puede acabar fatal.

Creo que este verano he vomitado mi propio corazón unas tres veces de media al día solo en sustos, pero he de decir que he disfrutado como una enana de los mellis ¡por tierra, mar y piscina!

¡Felices y seguros baños con vuestros peques!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »