Pareja

Ya soy mamá, y ahora ¿qué? … Tu lucha continua …

Cita Posted on Actualizado enn

Son varias las personas que estando en plena búsqueda de bebé me han dicho: – Jolin, Ana que suerte tienes, conseguiste quedarte embarazada, tener mellizos … vamos que tu vida ya es maravillosa y perfecta …

¡Eeeeeeehhhhh parad el carro!

frenazo

Cierto es, que cuando después de tantos años de lucha y de sin sabores, de muchas lágrimas y frustración, haber conseguido llegar hasta aquí es increíble, pero de ahí a que ya todo sea perfecto creedme que no es cierto.

Esta claro que la lucha por la maternidad ha terminado pero la vida es lucha y cuando eres mamá aun más si cabe. Así que no bajéis los brazos nunca, en esta vida siempre hay que estar alerta para seguir pelando por muchas cosas. Pero esto no es malo, ojo, los retos y las situaciones difíciles también te enriquecen como persona y asumir que la vida no es perfecta ni va a serlo es parte de nuestro equilibrio emocional.

Tengo que reconocer, que yo misma, recién convertida en mamá, llegué a pensar así:- bueno:- pues ya está todo hecho … ahora a relajarse y a vivir la vida …

En parte así fue, pero me costó ver venir algunas situaciones de “lucha” muy típicas y habituales cuando te has convertido en mamá. Estas son mis “luchas” actuales:

Incremento de preocupaciones

Tener un bebé es maravilloso, dos ni os cuento, pero desde que los tienes por primera vez en tus brazos no puedes parar de pensar un segundo si estarán bien, si serán felices, si crecen o no … ni que contar cuando no comen correctamente o no “cagan”… que decir cuando se ponen malos … y esa primera visita a urgencias donde llegas descompuesta de dolor pensando que a tu pequeño le pasa algo “gravísimo” y es una simple infección sin importancia … tu vida se convierte en una intensa y emocionante “guardia de 24 x 7”.

depositphotos_4748447_m

Vencer al cansancio

Y yo que pensaba que después de ser la tía más juerguista de la galaxia, aguantar una semana de fiestas sin despeinarme, de pensar que nada es inigualable al cansancio de no dormir y tener una resaca de 3 pares de narices … la maternidad múltiple me ha puesto en mi sitio totalmente.

shutterstock_183885596-1728x800_c

Y es que dar 2 biberones cada 3 horas, más esas noches que lloran y lloran y no sabes que pasa, esas tardes en las que no se entretienen con nada, las carreras por el parque … y un sinfín de situaciones maratonianas que te dejan para el arrastre, la “lucha” por mantenerte en pie y no perder el control de tu cabeza es absolutamente encarnizada.

¿Insegura? … ¿yo?

No se que tiene convertirse en mamá, pero de la noche a la mañana te llenas de miedos y te empiezas a cuestionar todo sobre ti misma y tus capacidades para afrontar esta nueva etapa:

  • Si serás buena madre …
  • Si podrás con mellizos …
  • Si tus hijos estarán bien …
  • Si la gente y tu pareja pensarán si lo estás haciendo bien o mal …
  • Si podrás con la casa …
  • Si podrás con el trabajo …
  • Si tu aspecto físico tras el parto no ha sido un completo desastre …

En definitiva te preguntas, ¿sigo siendo la misma? …

93a44eefc892fdcf04a428fe066f052a

Y tengo que decir, que para mi esta parte, ha sido una de las más complicadas porque suelo ser bastante “fustigadora” y “autoflageladora” conmigo misma.

Así que no me ha quedado más remedio que aprender a pasar un poco de todo y quererme bastante más.

Barra libre de discusiones

Que bonito es convertirse en padres y a la vez que poco romántico, al menos en nuestro caso.

Cansancio acumulado, relaciones sexuales que nunca llegan, disparidad de criterios sobre decisiones domésticas y de crianza, planes sin consenso … ¡¡tu relación de pareja se convierte en una olla expres!!

Así que aquí tenemos una nueva faceta luchadora, la de no volverse loco, la de entenderse como sea y la de muchas veces respirar antes de hablar.

Así que de vez en cuando toca separarse de los mellis por unas horas, liberar la cabeza y mimarse un poco, vamos, “sacarle la presión a la olla”.

olla-presion-expres-rapida-2-xl-668x400x80xx

Comentarios inoportunos: Parte II

Ah, ¿que creías que después de haberte quedado embarazada la gente dejaría de opinar sobre tu vida? Permíteme soltar una sonrisa irónica …

Los niños son un caldo de cultivo extraordinario para que los cotillas y gente imprudente en general se “ceben de lo lindo” criticando absolutamente todo: si es pequeño o grande, si es feo o guapo, si come o no, si le das el pecho o que carajo le das, si duerme, si le coges en brazos, si mastica o no, si sabes cuidar de un bebe o no …

cotillas9

Los comentarios sobre si iba a tener niños o no me dolían, pero reconozco que cualquier comentario sobre mis hijos me hace a veces saltar a la yugular. Tonterías las justas …

Funambulismo con tu carrera profesional

Y es que tirar “pa´lante” cuando tienes un puesto de cierta responsabilidad después de ser mamá a veces se complica hasta la extenuación: tienes que demostrar más que los demás cuando te incorporas de la baja maternal, volver a buscar tu espacio, tener que hacer malabares para no salir a las “tantas” todos los días y te quede tiempo suficiente para estar con tus hijos, que la gente entienda que tu puedas ser “eficiente” y salir a una hora razonable cumpliendo como la que más …

funam

Así que a luchar y a demostrar todos los días que la paternidad y maternidad son compatibles con una fructífera carrera profesional.

¡Superwoman al ataque!

No se como, pero a veces hay que llegar a todo. A trabajar, a ocuparse de casa y niños, a tener la compra al día, a cocinar para comer sano y rico, a gestionar obras en casa … vamos que a veces creo que tengo más funciones que una navaja.

multifuncion-navaja-ejercito-suizo-182962766_1

Así que otras dos luchas más al catálogo de frentes abiertos: la de llegar a todo y la de pedir auxilio cuando no puedo más.

La familia …

Ayyyyy que complicadita es a veces de gestionar y cuando tienes peques más: meterse en tu vida, querer ver a los peques a deshora, intentar imponer su criterio … madres y suegras se llevan la palma.

Por tanto mano izquierda y derecha según aplique. “Cada uno en su casa y Dios en la de todos”

fotonoticia_20160116131327_1280

Y todo esto sin mencionar otros problemas de índole personal que a veces de cruzan por el camino junto con todas estas “luchas”. No se puede bajar nunca la guardia, aunque haya días que tema ser engullida de un bocado por este mundo de locos. Justo cuando creo que voy a caer en el agujero negro, supongo que esa fuerza mágica de la maternidad, me saca victoriosa de cualquier pozo.

Así que tened los escudos a mano, tomad vitaminas para incrementar la paciencia … por que la vida es una lucha constante, pero también es absolutamente maravillosa. Y recordad que si no estuviéramos siempre alerta y afrontando retos la vida sería tremendamente aburrida.

¡A por todas!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Efectos de la Esterilidad en la Relación de Pareja: Ahora más que nunca … Vamos a querernos mucho!!

Cita Posted on Actualizado enn

Dicen que los hijos surgen del amor sentimental y “carnal” entre una pareja …(disculpadme si en este post me focalizo en los que optamos a un embarazo en pareja ya que desconozco otras situaciones, no es por otra cosa …)

Los que finalmente tenemos que recurrir a tratamientos de reproducción asistida, conseguiremos hijos también fruto el amor sentimental pero en vez de ser fruto de una relación “carnal” será fruto de una lucha mano a mano, de una situación tan fuerte y tan intensa que conseguirlo traerá una satisfacción tal que ni el más espectacular de los “polvos” podrá competir con estas sensaciones.

Pues bien, de cómo se vive la reproducción asistida en pareja quería hablar hace tiempo por qué la verdad es que la situación no es fácil.

¿Soy una paranoica o en realidad nos pasa algo?

Muchos de los caminos de la esterilidad o infertilidad se inician con el consiguiente “mosqueo” que la mayoría de nosotras nos cogemos cuando al cabo de un tiempo no nos hemos quedado embarazadas.

Empezamos a comernos la cabeza, y vaya de qué manera nos la comemos. Por lo general, la pareja en este primer momento “medio pasa de nosotras” con el pretexto de: – tranquila no te obsesiones que seguro que no pasa nada, seguiremos intentándolo.

Y mientras tú sigues con el run run … Y te da la sensación que no estamos en la misma onda y te empiezas a sentir incomprendida …

Al menos, así empezó en mi caso y desgraciadamente lo mío no era paranoia era realidad … Eso encima empieza a hacer cierto “poso” en la relación …

Tenemos que recurrir a la reproducción asistida …

Cuando yo llegué a este punto, llegue ya en un estado de cansancio psicológico, frustración y sentimiento de incomprensión importante. El “tranquila que no pasa nada” se convirtió en “hemos estado perdiendo el tiempo” por lo que mi sensación de frustración por no conseguir un bebé aún se incrementó más si cabe.

Y que contaros de la reproducción asistida … Que es como montarse en una montaña rusa, que es como un viaje por las batuecas en un autobús viejo, que es una noria que da mucho vértigo de la que te quieres bajar …


Y esa situación, junto con toda la situación previa que cada uno lleve, es un alto riesgo para el bienestar de la pareja.

La reproducción asistida es un proceso donde se junta de todo:

– No eres tú misma, probablemente la frustración y los fuertes deseos de ser madre habrán hecho ya algún estrago en tu personalidad, sobre todos en los relacionados con tu sociabilidad y paciencia.

– El tratamiento hormonal es brutal. Si ya por otras razones tu personalidad estaba mutando al meterle las hormonas … Hay días que directamente, ni tú misma te reconoces.

– La vida sexual de la pareja se convierte en un quiero y no puedo y en un puedo y no quiero constante … Relaciones programadas que no siempre son cuando a la pareja más le apetece, ciclos de estimulación, betaesperas donde “hacer cositas” está prohibido, el bajón de libido en general por la situación …

– La tensión de las esperas y la carrera de obstáculos que supone la reproducción asistida:primero saber el diagnóstico, luego ver si respondes o no a la estimulación … Si vas por FIV aún más complicaciones: si recuperan ovocitos, que si cuantos, que si son maduros, que si fecundan, que si sobreviven, que si la transferencia sale bien, que si la beta … Y ya encima cuando te dicen que es negativo y se repite una y otra vez … Eso ya no tiene consuelo

– Y junto a todo esto, el mundo exterior sigue girando: los niños de los amigos y la familia que siguen llegando, las personas “porculeras” que siguen preguntando por cuando van a llegar tus niños y los familiares y amigos que saben lo de tu tratamiento y que con mejor o peor intención dan recomendaciones o hacen recomendaciones “poco acertadas” …

Esto todo junto, metido en una coctelera … Ni un batido de amanita phalloides puede ser tan letal, al menos emocionalmente!!

Por un lado nosotras estamos fuera de nuestras casillas la mayor parte del tiempo, nerviosas, frustradas, con la lágrima fácil…estamos francamente complicadas y podemos llegar a terminar con la paciencia de cualquiera.

Por otro, nuestras parejas están desconcertadas.A nadie le gusta ver sufrir de esa manera a la persona que quieres. Muchas veces no saben ni cómo ayudarnos, como animarnos …también sufren a su manera por la imposibilidad de traer un hijo al mundo … Nuestras parejas también tienen derecho a tener sus días malos … Pero con esta situación, cualquier chorrada puede derivar en un momento de alta tensión.


Así que después pasar por esto, ¿qué es lo que mejor funcionó?

Actitudes que debemos mejorar nosotras

– Tratar de no buscar culpables o responsabilidades a la situacion. Si has llegado a esta situación o a cualquiera dentro del proceso has llegado y punto. El comerte la cabeza una y otra vez solo servirá para hacer más sangre y causar más malestar, para ti y para el que tienes al lado …

– Autocontrol de las emociones. Estando con hormonas es complicado, pero si encima de las hormonas nos dejamos llevar por la rabia, la frustración y el pánico …apaga y vamonos!

– Solicitar desahogo o incluso ayuda especializada. Tragarse esto una misma es muy duro o a veces no es suficiente contárselo a personas de nuestra confianza por la complejidad emocional que conllevan estos procesos y es mejor recurrirá un psicólogo.

– Tratar de buscar cosas que nos hagan sentir bien y/o refuercen nuestra autoestima. Eso evitará que estemos todo el día pensando en el “dichoso” tema y también ayude a calmar esa sensación de que “somos menos” que las demás porque no hemos sido capaces de traer un hijo al mundo.

Actitudes que debe mejorar la pareja

– Escuchar, escuchar y escuchar a veces no hace falta nada más.

– Distraer, distraer y distraer … Mientras más distracciones menos tiempo de pensar en cosas que causan dolor.

Actitudes a mejorar conjuntamente

– Dedicad algún momento a la semana a compartir como os sentís cada uno. Eso va ayudar a que cuidéis más la relación teniendo en cuenta las necesidades de cada uno.

– Manteneros lejos de opiniones de familiares, amigos y en definitiva gente que no tiene ni puñetera idea de que es estar inmerso en un proceso de reproducción asistida. Tened solo en cuenta las opiniones expertas y las decisiones que ambos dos toméis de forma consensuada en pareja. El resto solo servirá para generar polémica, malestar y todo tipo de “dolores de cabeza y de corazón”…


Pero sobre todo QUEREROS MUCHO, MUCHO, MUCHO. Que la tensión, la frustración y el mal rollo no os hagan perder esta perspectiva.

Con amor, unión y fortaleza se gana cualquier batalla.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »