Recetas Rápidas

Receta 11: Ceviche de Mejillones

Cita Posted on Actualizado enn

No lo puedo evitar, como muchas veces os he dicho, me encanta la comida “medio cruda” con toques agripicantes, me muero por las especias … en fin una auténtica fan de los sabores potentes.

Y por el ello cualquier ceviche se puede convertir perfectamente en una de mis comidas favoritas. La receta que os traigo hoy es el ceviche de mejillones, una receta como siempre muy sencillita con un acabado y sabores espectacular.

ceviche

Es además una receta que se puede dejar preparada de un día para otro como entrante de una comida familiar o de amigos que a nadie va a dejar indiferentes.

El ceviche es una receta propia de los países del litoral pacífico de latinoamérica y en el caso de Perú, es considerado hasta patrimonio cultural. Se trata de cocer, tanto pescados como mariscos, en zumo de lima junto con aderezos de cebolla, aguacate, picante etc …

Ahí va la receta, ¡espero os guste!

Tiempo de preparación

Muy poquíiiiiiito. Estos son los pasos:

  • Desbarbar mejillones: 3 minutos
  • Cocer mejillones: 3 minutos
  • Quitar cáscara al mejillón: 3 minutos
  • Preparar el aliño: 5 minutos
  • Dejar reposar mínimo media hora

Por tanto, de preparación no más de 15 minutos, vamos chupado.

Ingredientes

Esta es la cesta de la compra que necesitamos:

  • 1 Kg de mejillones
  • Una cebolla mediana morada
  • Guindilla o cayena
  • 1 Limón o 2 limas. Me explico, originalmente se echa lima pero hay veces que no tenemos limas a mano. No pasa nada se puede hacer con limón aunque ya sabéis que el sabor puede distar un poco. Yo lo he hecho de las dos formas y está rico incluso a veces hecho mezcla, medio limón y una lima por ejemplo.
  • Cilantro
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Cocer los mejillones. Es muy sencillo. Desbarbamos los mejillones, es decir, les quitamos los pelillos que sobresalgan con un cuchillo. No es necesario limpiar la concha, no hagáis como mi madre que les deja super lustrosos pa´na.

Una vez les tengáis desbarbados ponéis una cazuela al fuego con unos 3 dedos de agua. Echáis los mejillones y esperáis a que hierba. Tapáis y esperáis 3 minutos.

Una vez cocidos, los lleváis a un escurridor y les quitáis el agua. Yo les paso por agua fría para que pierdan el calor y así poder quitarles la cáscara mejor.

En cuanto estén un poco templados les quitáis ambas conchas y al bol.

2º Ya tenemos la materia prima fundamental lista, así que vamos con el aderezo. Con los mejillones ya cocidos sin concha en el bol, cortamos la cebolla morada en juliana y la echamos.

3º Picamos una guindilla o una cayena, lo que tengáis más a mano, y lo añadimos a la mezcla.

4º Picamos unas ramitas de cilantro y también lo echamos al bol.

5º Cogemos la lima o los limones y los exprimimos. El zumo resultante lo añadimos a la mezcla. Debe quedar más o menos cubierta dicha mezcla.

6º Echamos un chorro de aceite de oliva y sal al gusto y removemos toda la mezcla hasta que se junten todos los ingredientes.

7º Una vez listo tapamos el bol con film y lo metemos al frigorífico mínimo media hora, yo lo suelo dejar incluso de un día para otro.

El resultado es este:

ceviche

¡Buen provecho!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Receta 10: Rabo de Ternera

Cita Posted on Actualizado enn

Que si, que no hace falta ir a casa de mamá, la suegra o la abuela para comer un buen guiso tradicional. Que si, que hay recetas que asustan más de lo que realmente son … y os lo voy a demostrar en este post.

Me encanta el rabo de ternera guisado, ¡me flipa! Acompañado con unas patatitas fritas o con un puré de patata, me vuelvo loca solo de pensarlo. A los mellis les encanta, es jugoso, tierno …

Este guiso lo he comido siempre en casa de mi suegra, me parecía súper complicado hasta que mi suegra me dijo: – ¡que dices! si esto está chupado. Solo hay que cogerle el punto y ya está.

rabo

Aprovechando un día que vino a mi casa me enseñó y si, lo certifico ¡está tirado! y te marcas un guiso de estos con las visitas y quedas como un/a cocinillas de primera categoría.

¡Allá vamos!

Tiempo de preparación

Ya sabéis que soy pro Themomix y aunque esta receta existe para la máquina, sintiéndolo mucho creo el resultado no es óptimo y además los trozos de rabo no entran bien. Por lo general este tipo de guisos en casa siempre preferimos hacerlos en la olla.

Para que realmente sea una receta fácil y rápida yo lo hago en la olla rápida. ya sabéis que la receta tradicional son 3 o 4 horas al chup chup, pero esta hecha en olla rápida no tiene nada que envidiar.

Se tarda aproximadamente 1,5 en completar todos los pasos, teniendo en cuenta que unos 40 min – 1 hora es dejar la olla cociendo sola.

Ingredientes

  • 1000 gr de Rabo de Ternera. Procura que no sea muy grueso. Unos 3 dedos de grosor está bien para los trozos más grandes. Así se cocerá más rápido.
  • Harina
  • Chorro de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana
  • 1 zanahoria
  • Agua y Pastilla de caldo de ternera o caldo de ternera directamente
  • Una botella de 500 ml de vino tinto. Gastaros por lo menos unos 3€ en la botella y asegurad que sea un vino de cierta calidad.
  • Una lata pequeña de guisantes
  • Sal

La receta puede llevar también pimiento rojo. Mi suegra no se lo echa y a papá al cuadrado como no le hace mucha gracia, nosotros tampoco.

Preparación

  1. Cogemos los trozos de rabo, los secamos bien con papel de cocina para que no suelten “sangrecilla” y los pasamos por harina.
  2. Picamos la cebolla y la zanahoria. La zanahoria en rodajas y la cebolla picada normal
  3. Echamos un buen chorro de aceite en el fondo de la olla y metemos los trozos de rabo enharinados. Se trata de marcarlos a fuego medio – alto. En cuanto estén dorados los sacamos y los reservamos en una fuente con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
  4. Procedemos a pochar las verduras. Si ha quedado demasiado aceite en la olla sacad la parte sobrante y quedaros solo con el necesario para pochar las verduras. El proceso de pochar las verduras se hace a fuego medio y son como unos 10 minutos.
  5. Una vez pochadas, echamos el rabo reservado y le damos unas vueltas todo junto.
  6. A continuación, cubre casi la mezcla con agua y la pastilla de caldo o directamente con caldo de ternera. Cocina unos 10 minutos a fuego medio hasta que se haya consumido al menos la mitad del agua y quede un líquido cremoso.
  7. A continuación, vierte el vino tino y echa sal al gusto. Cierra la olla y una vez que haya cogido presión ponlo a cocer. Dependiendo del grosor de los trozos y de la olla los tiempos van desde 40 minutos a 1 hora. Yo a veces para no arriesgar, lo pongo unos 35 minutos en la olla rápida y luego lo dejo cociendo otros 20 minutos sin presión, así lo controlo mejor y no corro el riesgo de que se cueza demasiado y se desmenuce.
  8. Una vez terminado, abre la olla y mira los trozos, si se separan con facilidad del hueso es que ya está listo. Sino, déjalo cocer algunos minutos más hasta que veas el efecto sobre el hueso. Si veis que la salsa queda algo liquida, mi suegra echa una cuchara de maicena y “asunto arreglado”
  9. Para finalizar, vuelca la lata de guisantes sobre la mezcla, remueve con cuidado y volilá, el rabo de ternera ¡está listo!

Trucos que no te puedes perder

  • Se suele servir acompañado de patatas fritas en dados o puré de patatas.
  • Hay quien una vez hecho el rabo, saca los trozos de rabo a una fuente y pasa la salsa por el chino o la Thermomix. Luego vuelca la salsa sobre los trozos. El resultado es muy fino y profesional, vamos ¡pa´nota!
  • También está la opción de deshilachar los trozos de rabo y meterlos en saquitos de pasta filo. Se atan con una rama de cebollino y van al horno. Luego se pinta el plato con la salsa triturada del guiso de rabo y es otra presentacion ¡¡espectacular!!

¡Buen provecho!
Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Receta nº7: Yakisoba de setas y gambas

Cita Posted on

No puede estar más de moda últimamente la comida oriental de la cual la japonesa se lleva la palma.

Reconozco tengo debilidad por la comida especiada, picante y poco cocinada o nada, por lo que este tipo de comida me viene como anillo al dedo.

Últimamente no tengo mucho tiempo para disfrutar de este tipo de comida, ni cerca de casa tengo ningún restaurante de estas características, a´si que me estoy “autoformando” para hacerme mi propia comida japonesa.

Resultado de imagen de yakisoba

Así que os traigo una receta para hacer un Yakisoba riquísimo en nada de tiempo. Estuve durante unos días cotilleando recetas y al final con un poco de allí y otro poco de allá me salió una combinación que ¡nos encantó en casa!

Tiempo de preparación

Entre que preparas la salsa, cueces la pasta y cortas los ingredientes se te va media horita tranquilamente, pero creo merece la pena, el cocinado es súper rápido.

Se recomienda hagáis esto en un wok ya que la cocción en este tipo de recipientes no tiene nada que ver al de una sartén convencional. Yo tengo uno de IKEA y va genial:

sarten

Ingredientes

Esta es la parte menos buena, porque lleva cosas muy “rarunas” que a veces no se encuentran en los supermercados de a pie. No osbtante, en el zona internacional de grandes superficies como Makro, Hipercor, Carrefour … se suele encontrar. Por supuesto, en tiendas especializadas en comida oriental o incluso pedirlo por internet.

Para la salsa Yakisoba

Venden botes de salsa ya hecha, pero la verdad es que esta receta sale buenísima:

  • 4 cucharadas soperas de salsa Worcester
  • 4 cucharadas soperas de kétchup,
  • 3 cucharadas soperas de salsa de ostras (se puede hacer sin salsa de ostras pero el toque que le da este producto es espectacular. Si no lo echas deberás poner sal a la receta)
  • 3 cucharadas soperas de salsa de soja,
  • 4 cucharadas soperas de azúcar moreno

Con estas cantidades nos dio para aderezar dos buenos platos de Yakisona que fueron plato único.

Para la pasta

No tengo las medidas exactas pero dependiendo de los comensales vais calculando:

  • Setas shiitake (las compré congeladas en Makro)
  • Col
  • Fideos de yakisoba (frescos o previamente cocidos)
  • Cebolla
  • Cebollino
  • Katsuobushi (copos de bonito seco rallado, podéis hacerlo sin ellos, aunque le quita algo de matiz al plato)
  • Zanahoria
  • Gambas peladas (frescas o congeladas)
  • Semillas de sésamo
  • Jengibre rojo (fukujinzuke, podéis hacerlo sin el, aunque le quita algo de matiz al plato, los encontré en hipercor o makro)
  • Alga nori en polvo (aonori, aunque le quita algo de matiz al plato)
  • 1 Cayena (si queréis que pique un “poquito”)

Preparación

1. Lo primero que vamos a preparar es la salsa. Mientras la preparamos ponemos a hervir la cazuela con agua para la pasta. La salsa la podemos hacer con Thermomix o sin ella:

Thermomix

  • Introducimos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y programamos 37º, 4 minutos, velocidad 3.
  • Finalizado el tiempo, programamos 5 segundos, velocidad 4.

Método tradicional

  • Introducimos todos los ingredientes en un cazo y lo ponemos muy flojito al fuego.
  • Removemos bien y una vez que el azúcar se haya disuelto estaría listo.

2. Una vez tengamos la salsa vamos cortando las verduras en juliana, salvo el cebollino que lo picaremos finito y servirá al final para adornar el plato.

3. En cuanto tengamos las verduras preparadas, ponemos a cocer la pasta.

4. Mientras se hace la pasta vamos a echar un chorro de aceite de oliva al wok y metemos la col, la cebolla, la zanahoria, la cayena desmenuzada (si queremos que pique un poco) y las setas a cocinar. Una de las características de la cocina japonesa es que la mayoría de las veces los vegetales quedan “al dente” por lo que no es necesario pocharlo demasiado.

5. A continuación, echamos las gambas y las cocinamos junto con la verdura.

6. Una vez tenemos la mezcla cocinada, echamos los fideos bien escurridos y mezclamos todo un poco.

7. En cuanto esté todo mezclado, vertimos la salsa sobre la mezcla y removemos bien.

8. Emplatamos y echamos por encima el cebollino picado, el sésamo, el jenjibre, el polvo de alga ñori y los copos secos de bonito. Éstos últimos le dan un toque muy gracioso, ya que al echarlos con el plato caliente se ve como las escamas se van disolviendo y parece que el plato está “vivo”.

Trucos que no te puedes perder

Este plato permite múltiples combinaciones de ingredientes. Puedes echar también dados de pechuga de pollo o de lomo de cerdo.

  1. En el paso 5, una vez hayas hecho las gambas, retiras todo del wok y reservas la mezcla.
  2. Con el wok ya vacío, echas la carne y la haces.
  3. Una vez hecha, vuelves a meter la mezcla en el wok y sigues con la receta.

¡Buen provecho!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Receta nº4: Empanada de atún

Cita Posted on Actualizado enn

Esta es una de mis grandes recetas ya que por un lado es muy muy sencilla, es rápida y todo el mundo alucina con ella. Si quieres hacerte pasar por cocinillas no lo dudes, ¡es tu receta!

Además es súper socorrida cuando organizas alguna merienda en casa o tienes que llevar algo a casa de algunos amigos.

empanada2bde2batun

Al final de este post os voy a revelar algunos truquillos que la harán tan terriblemente fácil que no podrás evitar hacerla.

Así que sin más dilación, te cuento como se prepara esta maravilla. Además, os voy a dar unos trucos para que todavía sea mucho más rápida su realización.

Tiempo de preparación

Con Thermomix

Si la masa decides hacerla tu:

Realización de a masa (cocinado y estirado): 10 minutos

Cocinado del relleno: 20 minutos

Cocción en el horno: 25 minutos

Si lo haces con el truco que te voy a dar al final, te ahorras el paso de la masa.

Del modo tradicional

Si la masa decides hacerla tu:

Realización de a masa (cocinado y estirado): 15 minutos

Cocinado del relleno: 25 minutos

Cocción en el horno: 25 minutos

Si lo haces con el truco que te voy a dar al final, te ahorras igualmente el paso de la masa.

Ingredientes

Para la masa

– 50 gr. de agua

– 50 gr. de aceite de oliva

– 50 gr. de vino blanco

– 90 gr. de manteca de cerdo o 90 gr. de mantequilla

– 1 huevo

– 30 gr. de levadura prensada fresca, de panadería o 1 sobre de levadura de panadería deshidratada

– 450 gr. de harina de fuerza

– 1 cucharadita de sal

-Cucharadita de café rasa de pimentón dulce

– 1 huevo batido, para pintar

Para el relleno

– 300 gr. de cebolla

– 150 gr. de pimiento rojo

– 150 gr. de pimiento verde

– 200 gr. de tomate natural triturado

-1 Cayena (opcional si os gusta el “regustillo” picante

– 50 gr. de aceite de oliva

– 1 cucharadita de azúcar (No se la suelo echar)

– 1 cucharadita de sal

– 2 latas pequeñas de bonito en escabeche

– 1 lata pequeña de atún en aceite de oliva (yo uso 3 latitas de Calvo y van fenomenal)

– 2 huevos duros

Preparación

Con Thermomix

Preparación de la masa

  1. En el vaso de la Thermomix echamos el agua, el aceite, el vino blanco y la manteca. Programamos 1 minuto, temperatura 37º y velocidad 2.
  2. Añadimos el huevo y la levadura. Mezclamos durante 5 segundos, a velocidad 4.
  3. Incorporamos la harina y la sal. Programamos 15 segundos, a velocidad 6 y a continuación, programamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
  4. Dejamos reposar la masa en un bol cerrado con film, hasta que doble su volumen (yo la dejo 2 horas).

Preparación del relleno

  1. En el vaso de la Thermomix, echamos la cebolla, el pimiento rojo, el pimiento verde, la cayena (si queréis el “regustillo” picante, el tomate, el aceite, el azúcar y la sal. Programamos 4 segundos, a velocidad 5. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en las paredes y en la tapa del vaso hacia las cuchillas. Si nos gusta más picado, programamos otros 3 segundos, a la misma velocidad.
  2. Seguidamente, programamos 20 minutos, temperatura varoma y velocidad 1 y ½.
  3. En los últimos 3 minutos, echa por el bocal el pimentón.
  4. Retiramos a un bol y añadimos el atún, escurrido y desmenuzado y los huevos cocidos troceados.
  5. Dejamos enfriar.

Del modo tradicional

Preparación de la masa

  1. Pon la harina en un cuenco, haz un hoyo en el centro y mezcla en el todos los ingredientes y la levadura desmenuzada en un poco del agua.
  2. Mezcla poco a poco y luego comienza a amasar a mano sobre una superficie lisa enharinada.
  3. Amasa hasta conseguir una masa suave, elástica y no pegajosa, pudiendo rectificar el agua o harina si hiciese falta.
  4. Dejamos reposar la masa en un bol cerrado con film, hasta que doble su volumen (yo la dejo 2 horas).

Preparación del relleno

  1. Trocea bien las verduras como prefieras: en trocitos, juliana
  2. Echa un buen chorro de aceite en la sartén y pocha bien las verduras a fuego medio
  3. Una vez pochadas añade el tomate, la sal y el azúcar y el tomate. Lo rehogamos bien todo a fuego medio durante unos 10 minutos. En los últimos minutos de sofrito echa el pimentón.
  4. Sacamos el sofrito a un bol y mezclamos con el atún.
  5. Dejamos enfriar

Montaje de la empanada

Da igual que la hagas en Thermomix o del modo tradicional el montaje es el mismo:

  1. Piensa en que forma le quieres dar a tu empanada: redonda rectangular. Piensa también si luego la vas a querer poner alguna decoración por encima para dejar algo de masa sobrante y hacer esos recortes.
  2. Extiende la mitad de la masa y con el rodillo alísala hasta dar la forma y grosor deseado.
  3. Una vez este lista la base, vuelca el contenido del relleno en la base y repártelo bien por todo la superficie. Recuerda que debes de dejar al menos 1 centímetro y medio de borde para luego poder cerrar la masa de abajo con la de arriba.
  4. Una vez extendido el relleno, puedes echar por encima los trocitos de aceitunas y el huevo cocido.
  5. Alisa el resto de la masa con el rodillo y coloca la otra mitad de masa encima del relleno.
  6. Procede a cerrar entremezclando con los dedos la masa de abajo con la de arriba.
  7. Si te ha sobrado algo de masa puedes decorar tu empanada por encima con algunos motivos.
  8. Pinta con huevo la empanada.

Cocinar la empanada

Una vez montada ya solo hay que meterla en el horno unos 20-25 minutos a 180º y … ¡ya tenemos empanada!

emapnada

Trucos que no te puedes perder

¡Masa con mucho sabor!

Si haces la masa en casa, puedes hacer primero el sofrito y utilizar algo de aceite de ese sofrito para la receta de la masa. Le da sabor a la masa además de un color rojizo estupendo.

Empanada con hojaldre

Utilizar placas de hojaldre para hacer la empanada. Quedan estupendas y te ahorras el tener que hacer y amasar la masa. Además si tienes Thermomix entre que el sofrito lo hace la máquina y la empanada la dora el horno, a penas te cuesta esfuerzo preparar una ¡magnífica empanada!

Si utilizas placas de hojaldre, recuerda que nada más pintar la masa y antes de meter la empanada al horno, deberás hacer un agujerito en el centro para que el hojaldre no se hinche ¡hasta el infinito y más allá!

hojaldre

Empanadillas

Si prefieres raciones individuales, puedes poner este relleno también sobre la masa de empanadillas y el resultado es espectacularmente bueno.

A veces utilizo este acabado para dárselo a los mellis o cuando organizo aperitivos en casa.

Las empanadillas puedes freírlas o hacerlas al horno. Si las haces al horno deberás pintarlas con huevo igualmente. Si las haces fritas, ya sabes, en abundante aceite para que se hagan bien y no se quemen.

empanadilas

¡Buen provecho!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Receta nº3: Risotto de Boletus

Cita Posted on Actualizado enn

Solo puedo decir que, ¡adoro esta receta desde que la descubrí! Cumple con todos los requisitos que esta Mamá al Cuadrado necesita en la cocina: rápida, sencilla, sabrosa y cunde un montón hasta 6 comensales.

risotto-de-setas-y-queso-dulce-de-montac3b1a-2_e

Por otro lado, uno de los ingredientes principales, el Boletus, me chifla ese sabor en todas sus formas y preparaciones.

Es una receta cremosa, muy rica que en casa siempre triunfa incluso para los mellis. Y es que con recetas de esta características un@ no puede negarse a cocinar un poquito.

Tiempo de preparación

Con Thermomix

En total son unos 35 minutos, fuera de la Thermomix no lleva más de 3 minutos

Del modo tradicional

No he probado nunca a hacerlo fuera de la Thermomix pero el día que lo haga actualizaré el post

Ingredientes

  • 100 gr de queso parmesano entero o rallado
  • 130 gr de cebolla o cebolleta
  • 1-2 dientes de ajos
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 300 gr de boletus frescos o congelados cortados. Yo uso unos congelados que ya vienen cortados que venden en Makro.
  • 350 gr de arroz redondo o para risotto
  • 900 ml de caldo de carne casero o agua y avecrem®. Para no complicarme la vida uso el agua con una pastilla de avecrem® y el resulado es muy bueno.
  • 40 gr de mantequilla
  • sal y pimienta al gusto

Preparación

Con Thermomix

  1. Pon el vaso muy seco el queso en trozos y rállalo programando 15 segundos en velocidad progresiva 5-10. Retira y reserva.

2. Añade el aceite, la cebolla y el ajo y trocea 5 segundos en velocidad 4.Sofríe durante 8 minutos, 120º o Varoma, velocidad cuchara.

3. Sitúa la mariposa en las cuchillas. Corta los boletus en láminas o trozos  y añádelos al vaso. Cocina programando 5 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara.

4. Añade el arroz vertiendo alrededor de la mariposa y programa 3 minutos, 100º, velocidad 1.

5. Vierte el caldo de carne o el agua con avecrem® y programa 17 minutos, 100º, velocidad 1. Cuando finalice el tiempo comprueba que el arroz está es su punto, de no ser así programa 2-3 minutos más.

6. Agrega la mantequilla, el parmesano, la sal y la pimienta por el bocal. Mezcla programando 20 segundos en velocidad 1. Deja reposar un par de minutos. Sirve calentito. Está delicioso.

Del modo tradicional

Lo dicho, en cuanto lo haga fuera de la máquina actualizo el post.

Y ya solo me resta deciros, que esto esta de muerte, ¡animaros a probar la receta!

¡Buen provecho!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Mi dura Relación con la Cocina

Cita Posted on Actualizado enn

Si, si, quien me iba a decir a mi, que después de haber sido un inmenso desastre en la cocina me iba a convertir en una cocinillas. Aunque creo me he referido mal a mi misma como “inmenso desastre” porque ni a eso llegaba ya que me producía un tremendo sarpullido solo el poner un pie en la cocina.

Mala comedora de pequeña, tragona profesional de mayor

Hasta que Papa al Cuadrado llegó a mi vida he comido fatal. De pequeña nunca tenía hambre y le hacia ascos a todo. Ahora de mayor he caído en la cuenta de que probablemente algunas recetas de mi casa eran absolutamente mejorables …

Cuando me vine a estudiar a Madrid y por tanto empecé a vivir sola, me alimentaba básicamente de comida prefabricada de congelador ya que para mi comer era algo que tenía que hacer por obligación para mantenerme en pie a lo que no le encontraba una pizca de disfrute.

Cuando Papa al Cuadrado y yo decidimos vivir juntos en mi casa, lo primero que hizo éste fue vaciar todo mi frigorífico y congelador y llenarlo de comida variada y fresca. Es un estupendo cocinero y gracias a el me empecé a dar cuenta que los purés de verdura molan, que las lentejas no muerden y que las cosas que llevan pimiento y cebolla no tienen porque ser vomitivas …

Descubrí por aquel entonces un mundo de luz y color que hasta entonces había estado en penumbra.

El mundo de luz y color trajo consigo un incremento de 4 kg en mi ser en tan solo 2 años de relación. Llamadlo felicidad pero así fue, tan grande les pareció a mis médicos, que en los reconocimientos médicos de empresa que me tocaban cada año pasé de anorexica a tía aparentemente súper saludable según los estándares provincianos de mi castilla querida … si cuando la abuela dice que estas guapa … malo …

Vamos a intentar que Ana cocine …

Y esta fue la primera pretensión de mi querido Papá al Cuadrado, intentar que yo aprendiese a cocinar, si cuando quiere es un cachondo de narices …

Él, que era un auténtico gourmet de la cocina se junta con un desastre con patas que no valora si el vino se sirve en copa o en vaso de plástico, si la comida se come a mano o con cubiertos …

Y allá por el año 2005 ahí estábamos Papá al Cuadrado y yo en la cocina de mi casa intentado hacer un puré de espinacas… a él le quedaba espectacular … el mío era directamente de la textura y color de la más profesional cera de depilación …

Y ahí me dio por imposible …

¡¡Y surgió un milagro!!

Corría el año 2012 y comiendo salmorejo en casa de unos amigos, plato que me alucina, pregunté como lo habían hecho. Mis amigos me comentaron que era una receta de Thermomix. Y yo dije: – anda, ¿ese cacharro vale para algo? Y me dijeron, si para mucho.

Mis amigos me comentaron que esa receta de salmorejo se hacia en tan solo 3 minutos y aluciné. Y yo, profunda devota del Sr. Salmorejo dije:- Si este cacharro en 3 minutos hace esto yo quiero uno.

Justo en esa época me iba a trabajar fuera de España 15 días y Papá al Cuadrado se encargó de que a mi vuelta el “cacharro” estuviera listo. Era su única oportunidad de que me pusiera a cocinar al menos “mecánicamente”.

Y aterricé en mi España querida después de un vuelo de 16 horas complicado, vi este cacharro en mi cocina, y yo que con la tecnología me llevo de miedo ahí que me lancé a por mi primer salmorejo.

Y como a la cuadriculada Mamá al Cuadrado le encantan la normas, procedimientos e instrucciones pues … voilá la primera receta de salmorejo salió perfecta a la primera sin problemas. Me entendí con ella en cuestión de segundos.

Después de esa receta llegaron muchas más. Me volví una fanática de las recetas de la Thermomix. Hice mis propias adaptaciones. Al cabo de unos meses, Papá al Cuadrado empezó a fliparlo … eso estaba bueno y algunas recetas competían hasta con las de mi suegra … je je je

De ahí salté a las cazuelas, a las ollas … a guisos complejos sin trampa ni cartón, ya no de daba miedo liarla en la cocina, la puñetera máquina me había dado la seguridad en mi misma que necesitaba en la cocina.

Mis pobres padres alucinaron el primer día que les hice una empanada y ni que contar el día que probaron un rabo de ternera guisado por mi …

Y lo mejor de todo, hicimos un Máster Chef empresarial y servidora pegó un repaso a toda la empresa que quien lo iba a decir hace 2 años … je je je

master

Recuperando puntos tradicionales

Y  no me importa reconocerlo, pero desde que Guille y Nico venían de camino me he esforzado muy mucho por recuperar esas viejas sensaciones de la cocina casera tradicional, esas que yo apenas tuve en mi casa y que probablemente condicionaran mi dieta y mi cultura culinaria, aunque a alguna feminista por ahí le salgan erupciones.

Quería y quiero por todos los medios que Guille y Nico guarden ese recuerdo de la cocina de su casa. He querido desde el principio que estén familiarizados con la cultura culinaria ya que considero es parte de la educación de los niños el que de una forma natural vean a sus mayores cocinar y comer.

Así que me lancé a la cocina, destroné a Papá al Cuadrado de los fogones hasta que conseguí un nivel digno de alabanza de familia, amigos y algún cocinero … aunque así entre nosotros … hay días que mete la pata, hasta el fondo …

Mis esenciales en la cocina

Con el percal que tengo en casa necesito agilidad en la cocina y en definitiva herramientas de calidad que me solucionen un poco la vida:

Robot de Cocina

Aunque caros, para mi son imprescindibles ya que ahorran un montón de tiempo y lo mejor es que no tienes que estar al cuidado de la comida. Puedes estar cocinando y a la vez preparando otras cosas.

Yo tengo desde hace 4 años la Thermomix TM31 y estoy encantada con ella. Muy buena funcionalidad y resultados, además de muchísimo soporte y recetas a mano en Internet.

thermomix-575x323

Con las papillas de los niños ha sido una gran aliada. Tiene un uso diario y a veces hasta 2 y 3 usos en el mismo día. Y además, una vez que le coges el tranquillo al cacharro puedes cocinar tus propias recetas sin tener que seguir ningún recetario. Así que, ¡me pongo a hacer cosas y no paro!

Olla Rápida

No me gusta guisar en la Thermomix, es buena para unas cosas pero los guisos mejor en ollas. Como la variable tiempo es muy importante para mi y no puedo estar como las abuelas 4 horas por la mañana en casa pendiente del puchero.

Así que una buena olla rápida en casa, garantiza buenos guisos en cuestión de media hora como mucho. nosotros tenemos la WMF Perfect Plus desde hace 10 años y nos está dando muy buen resultado a todos los niveles.

00107388202512____2__640x640

Con organización, hay tiempo para “casi” todo

Y parece mentira que yo lo diga, madre trabajadora y gemelar, pero con unos cuantos truquis y buenas recetas en pocos minutos podréis conseguir unas recetas dignas de los mejores paladares.

Y allá voy, con esta sección de “Melliceando & Cocinando” a enseñaros que en un ratito que tengamos disponible se pueden hacer cosas increíbles.

Así que, vamos manos a la obra, ¡¡espero os guste!!

Receta nº 1: Pollo Tikka Masala

 

Leer el resto de esta entrada »