Rutina

Regla de oro de la Maternidad: a los Bebés les gustan las Rutinas!!

Cita Posted on Actualizado enn

Y de repente despues de tanta espera, un buen día te conviertes en mamá y el bebé llega sin manual de instrucciones. Mejor ni te cuento cuando te conviertes en mamá por duplicado y echas en falta 2 manuales de instrucciones!!

El caso es que durante el embarazo leemos y leemos cosas sobre bebés. crianza y maternidad, intentamos apuntarnos a clases donde nos enseñen aunque sea lo básico sobre bebés, saturamos a las amigas o familiares que ya tienen hijos con las miles de preguntas sobre como cuidar a un bebé … y aun así no nos queda nada claro o mejor dicho, a medida que se aproxima la fecha de parto, tenemos más miedo e incertidumbre de si vamos a ser capaces del «hacernos» con el nuevo miembro de la familia.

Después de casi cumplir mi primer año como Mamá al Cuadrado y después de tener ya «curtido el lomo» en algunas batallas he de confesar que lo que para mí ha sido la piedra filosofal en la crianza de mis hijos ha sido el establecimiento de rutinas.

El establecimiento de rutinas en la vida de los bebés es muy necesario. A los bebés les encantan las rutinas: les gusta saber cuando van a comer, cuando van a dormir … odian la incertidumbre, de hecho les pone tremendamente nerviosos y ansiosos. Así que si queremos bebés tranquilos y felices los primero es tener rutinas en casa.

¿Que es tener rutinas?

Es tener determinados hábitos establecidos en tiempo y forma en la vida cotidiana de un bebé. Horarios para comer, horarios para dormir, para pasear, para jugar, para tomar el baño …

Dicho así, suena como tremendamente «germánico» o «encorsetado» pero realmente tener una rutina no implica necesariamente ser un rehén o víctima de unos horarios que no te permitan vivir.

De lo que se trata es de tener una disciplina y unos horarios reconocidos por tus hijos que permitan gestionar sus expectativas y aun teniendo rutina puedes salir por ahí con los niños, con amigos y familia sin que implique ningún secuestro.

A continuación, os comparto la rutina que hemos estado siguiendo desde que nacieron los mellis:

Rutinas de bebes

*Actualmente tardamos no más de media hora en administrar las comidas. En el cuadrante he reservado una hora porque es el tiempo teórico que reservamos para esta tarea ya que, por ejemplo, un biberón de fórmula dura como máximo una hora.

¿Como se establece una rutina?

Nosotros lo tuvimos bastante fácil ya que nuestros hijos han sido bastante cuadriculados en cuanto a comer cada 3 horas y sus horarios de sueño, por lo que en función de lo que ellos nos iban pidiendo y la rutina que nos puso ya la Salus nada más llegar del hospital fue muy sencillo empezar a trabajar con esa disciplina. (Para quien no sepa lo que es una Salus en este post hablo de ello: Y llegó nuestra Hada Madrina … (Enero 2015))

La clave es ver desde que nacen cuales son los patrones de alimentación y sueño de tus hijos y en función de eso ser super constantes con la gestión de sus necesidades. Hay que tener también en cuenta las costumbres de paseo, juego y baño que queréis establecer en casa en función de los horarios y hábitos de los progenitores. Teniendo en cuenta ambas variables se creará la rutina adaptada a los bebés y costumbres domésticas de cada familia.

Para nosotros hubo 4 cosas clave en el establecimiento de la rutina sobre todo al principio:

  • Puesto que los bebés comen cada 3 horas, y teniendo en cuenta los que tenemos gemelos, hay que fijarse el objetivo de que los bebés tenían para comer 1 hora, 1 hora y media como mucho. esto es muy importante ya que si nos demoramos más juntamos una toma con otra y no hay tiempo para paseos ni casi para que los progenitores se puedan dedicar a otra cosa tan básica como ir al baño!!! Así que muy muy importante organizarse y ponerse objetivos en este sentido si no queremos que la alimentación de los bebés se lleve todo el día.
  • El baño lo dejamos para la noche. Tratamos de crear una costumbre de relax tras el baño donde les poníamos musiquita de sonidos de la naturaleza y les dábamos el biberón. Queríamos transmitirles ya desde pequeños que tras el baño se acababa el día, comenzaba el relax y había que dormir …y creo que de ser constante con ellos ha funcionado y a los 3 meses de vida ya dormían casi toda la noche del tirón.
  • Independientemente de quien esté en casa: abuelos , amigos, familiares … la rutina se sigue. Nada de: -ayyyyy deja a los niños un rato que estamos nosotros. Ni se os ocurra sucumbir a eso!! es una manzana envenenada!! semejante osadía la terminaréis pagando los progenitores!! Así que los niños siguen su camino, las visitas otro … y en determinados horarios quedan terminantemente prohibidas las visitas …
  • Desde el 3er mes de vida de tus hijos ya hay que aprender a entretenerles y a cansarles, con cariño … no se trata de estresarles!! Eso va a redundar en sus hábitos de alimentación y sobre todo de sueño. Así es como yo entretengo a mis mellis: Jugando con bebes … al cuadrado

Teniendo rutinas, ¿hay vida fuera de casa?

La respuesta es si y mucha. Ser organizado no implica vivir encerrado en tu casa para poder cumplir con las rutinas.

Nosotros, por ejemplo, cuando salimos por ahí lo que tratamos de mantener es que, independientemente de que estemos en casa o no, los niños mantengan sus horarios de comida y sueño. Y es tan fácil como llevarte tu bibe o tu termo con la leche o la papilla y darles de comer a su hora donde toque.

En cuanto al sueño, exactamente igual. Desde el principio les hemos acostumbrado a dormir en el carro cuando toque siesta.

Incluso hemos salido con ellos por la noche, de terraceo tranquilo, eh? nada de fiestuquis y bares ruidosos, pero si que en verano les hemos sacado por terrazas por la noche. ¿La clave? Mantener el baño y el bibe a su hora, ponerles el pijama, meterles en el carro y a dormir!!

Con lo cual manteniendo sus hábitos y gestionando sus necesidades hay compatibilidad entre tener rutinas y poder salir fuera de casa.

No obstante, hay gente que me dice: -jolin que suerte, tu sales con ellos y no se ponen nerviosos, es que lo mios no se hacen a los sitios.

Muchas veces no es cuestión de que se hagan o no a los sitios es que en vez de salir con los niños y seguir manteniendo sus rutinas, lo hacemos al revés, sacamos a los niños y tratamos que se acoplen al horario de los adultos del día en cuestión, y ahí señores … !!se armó la del pulpo!! Así que cuidado con no confundir este detalle.

Por tanto, con un poco de disciplina, orden y sobre todo sentido común es posible establecer una rutina para los bebés sin problemas. Y creedme, merece la pena que así sea, el resultado es impagable: bebés más tranquilos, papás felices!!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Bienvenid@ a la odisea: ¿como iniciar la alimentación complementaria?

Cita Posted on Actualizado enn

Y despues de la re-entrada de las vacaciones, estoy bastante más tranquila con mi vida ya tomando forma y orden , retomo la zona MelliGourmet del blog.

Lo he llamado «odisea» porque como ya os he contado en alguna ocasión para mi fue el inicio de la alimentación complementaria fue una «odisea» porque no tenía muy claro que hacer ni que esperar de esta etapa.

La cosa se complicó aun más cuando empece a preguntar por ahí y vi que cada mamá tenía un criterio a la hora de llevar a cabo este tipo de alimentación, además de no tener muy claras que cantidades deben comer, que comprar, que cocinar y que no …

Así que después de pasar por ello, aquí os dejo mis memorias para que alguna mamá despistada como yo no la de un tabardillo el día que tenga que empezar. En este post comentaba como hacer un pre inicio a la alimentación complementaria: Antes de iniciar la alimentación complementaria … lo que os voy a comentar ahora es como iniciar dicha alimentación y que hacer desde que se inicia hasta los 7 meses que es cuando hay que ir incorporando otros alimentos.

Allá vamos!

¿Cuando se inicia la alimentación complementaria?

Se inicia de los 4 a los 6 meses en función de lo que te vaya diciendo el pediatra (o a ti te de la gana, porque visto lo visto aquí cada una ha hecho lo que le ha salido de …) se iniciará antes o después.

¿Que implica el inicio de la alimentación complementaria?

Pues que paulatinamente se irán introduciendo nuevos alimentos en la dieta de tu bebe que irán sustituyendo a la leche. Se empieza por los cereales y luego se va pasando a la papilla de verduras y papillas de frutas.

¿Que tengo que comprar para iniciar la alimentación complementaria?

Para los cereales:

  • Cereales sin gluten. A mi me encantaron los de Blevit.
  • Tetinas especiales para cereales

Para las papillas:

  • Para la papilla de verduras ten siempre la base de la papilla que son patatas y zanahorias y luego ve alternando entre calabacín, puerros, arroz, acelgas, calabaza y judías verdes. Nada de verduras de hoja verde hasta el año porque son flatulentas.
  • Para la papilla de frutas, de momento en los inicios, siempre combinaciones de plátano, pera, manzana y zumo de naranja que son las frutas que tienen menos probabilidad de dar alergias.
  • Plato o cuenco para servir la papilla
  • Cucharitas de silicona para darles la papilla. Son las más suaves y fáciles de usar para dar de comer al peque al principio.
  • Baberos especiales para papillas. Si no quieres estar todo el santo día poniendo lavadoras compra baberos de componente plástica para que nada más darles la papilla puedas meterlos debajo del grifo y hale listo para usar otra vez!!
  • Mucho papel de cocina y toallitas!! porque al principio lo echan todo fuera y es bastante habitual tener tormentas de papilla
  • Un babi o babero también para los papas para esquivar la posible tormenta de papilla
  • Compra también termos para papillas son muy cómodos a la hora de salir por ahí ya que así te llevas tu propia comida y no hace falta tirar de potito.

¿Cuanta cantidad es normal que coman al principio?

Bueno, bueno, bueno … aquí si que hay una controversia brutal sobre el tema. Los pediatras dicen que «siempre hay que ofrecer y no obligar». Y tu dices: – vale muy bonito, que bien suena eso, pero ¿y si no come? ¿y si lo echa todo fuera?¿y si toma algo, es suficiente? … y así una inmensidad de dudas y aprensiones.

Así que después de preguntar, leer, analizar el comportamiento de mis hijos y en definitiva hacer un máster sobre la materia, a mi esto es lo que me ha funcionado.

Al principio lo van a tratar de echar o directamente girar la cara. Yo insistí e insistí y vi que por lo menos mis hijos tienen un punto de resistencia que dura unos 5 minutos y que a partir de ahí se resignaban y comían. A medida que fueron pasando los días vencimos la resistencia y empezaron a comer con normalidad. Eso no quita a que como personas que son, unos días tengan más o menos hambre y tampoco se les puede obligar. También a veces estando entretenidos con juguetes, dibujos o canciones comen estupendamente.

Por tanto las cantidades orientativas son:

Cereales:

  • Se empieza por la misma cantidad de bibe que estuvieran tomando y se le añade 1 cucharada de cereales.
  • Paulatinamente se van añadiendo cucharadas hasta un máximo de 3 o de lo que ponga el fabricante en la caja para biberones

A partir de los 8 meses este biberón se podrá convertir en papilla de cereales.

Papillas:

Para poder sustituir una toma de leche por papilla la cantidad mínima es de unos 120 gr. De hecho los fabricantes de potitos hacen unos especiales de iniciación con esta cantidad.

Cuando se normalice la alimentación complementaria lo normal es una ración de unos 200 gr de papilla.

A partir de los 8 meses serán ellos los que marquen lo que quieren comer por lo que mínimo será 200 gr y máximo lo que ellos necesiten. El otro día mis mellis se metieron 290 gr de papilla, o lo que es lo mismo, un plato de adulto hasta las trancas.

Sin embargo no hay que obsesionarse con ello porque igual que un día se meten 290 gr hay otros que llegamos a los 200 gr por los pelos. Así que salvo que lo vomite todo, que veáis que le está cambiando el humor o que está adelgazando, no hay que preocuparse.

¿Como configurar las tomas al inicio de la alimentación complementaria?

La pediatra nos comentó que lo normal era que hicieran 4 o 5 tomas al día. Mis hijos hacían en ese momento ya solo 4 tomas diarias de 240 ml de leche de fórmula, así que acostumbrarles a ese número de tomas no fue complicado.

Nuestra configuración de tomas al inicio de la alimentación complementaria fue la siguiente:

8:30: Desayuno: Biberon de 240 ml con 1-3 cucharadas de cereales

13:00 Comida: 160-210 gr de papilla de verduras

17:30 Merienda: 160-210 gr de papilla de frutas

21:00 Cena: Biberon de 240 ml con 1-3 cucharadas de cereales

¿Que cocinar al principio?

Después de probar y probar hice mis propias recetas de papillas en función de los sabores y texturas que más les iban gustando a mis hijos. No hace falta ser super estricto con las cantidades, yo a veces echo mas patata, otras veces más verdura etc … y el resultado es igual de bueno.

Así mismo, al principio les hacia las papillas mas cremosas para facilitar su deglución y actualmente con 8 meses las he ido quitando líquido y ya se las hago más espesas.

Así que el encontrar el sabor y la textura perfecta para tu bebe eso ya va con el gusto de la casa.

Aquí os dejo unas cuantas recetas para que salgáis del paso al menos desde que inicies la alimentación complementaria hasta los 7 meses que es cuando hay que empezar a introducir carne. Las recetas de carne las podré en el siguiente post.

Recetas de papillas de verduras

papilla de verduras

papilla de verduras con arroz

Papillas de frutas

papilla fruta simple

Papilla frutas pera

Post relacionados: