Sangre

¿Es el momento de llevar al Bebé a Urgencias?

Cita Posted on Actualizado enn

Creo que esta pregunta se nos ha pasado a las mamás por la cabeza desde el momento que pensamos en ser mamás.

¿Que señales nos envía un bebé?, ¿Como sabemos si algo le duele o no?, ¿es lo suficientemente grave como para acudir a urgencias? … y así un sin fin de dudas al respecto.

Claro está que todos nos quedamos mucho más tranquilos acudiendo a urgencias, pero claro está también que ninguno queremos presentarnos allí para que nos tomen por padres hipocondriacos y nos digan que con Dalsy y Apiretal alternos cada 4 horas se pasa o que eso no es fiebre es febrícula o que es normal tener fiebre … o cosas por el estilo que básicamente son señales de: – «anda bonitos la próxima vez un poquito de paciencia y ahorraros el viaje».

Yo tenía la misma duda hasta que me tocó decidirme y poner a prueba mi sentido de la «urgencia».

Mis mellis han sido super sanotes desde que nacieron por lo que no hemos pasado ningún susto de salud hasta que llegó el «momento guardería» donde se empezaron a desarrollar en el cuerpecito de mis hijos toda suerte de virus …

Por otro lado yo no soy muy aprensiva y mis hijos no suelen llorar a no ser que les pasé algo, así estas son las señales por las que nos valemos en casa para saber si lo podemos tratar nosotros o esperamos a ir al pediatra o nos vamos zumbando a urgencias.

Fiebre

  • No nos hemos enfrentado a más de 39ºC. Cuando han alcanzado estas temperaturas hemos empezado por suministrar Dalsy. Si baja, administramos Apiretal a las 4 horas y así hasta estabilizar la fiebre. Muchas veces se ha ido la fiebre por donde ha venido y no ha habido ni que ir al pediatra.
  • Si no conseguimos estabilizar en al menos la siguiente hora la fiebre por lo menos a 38ºC, nos vamos a URGENCIAS.
  • Como os decía, nunca nos hemos enfrentado a fiebres más allá de los 39ºC, el día que sea así, saldremos directamente para URGENCIAS.

Las veces que hemos ido a urgencias por fiebre es porque ha hecho falta suministrar algún tipo de antibiótico.

Dolor

La faena de tener bebés, es que no hablan por lo que no sabes si algo les duele o no, pero si realmente conoces bien los hábitos de tus hijos verás como si hay dolor su forma de llorar es totalmente diferente. Y eso es lo que les pasa habitualmente a los míos.

Como os comentaba antes, mis hijos no suelen llorar salvo que les pase algo. Estos son los tipos de lloro cuando les pasa algo:

  • Por ejemplo cuando tienen fiebre lloran sin parar hasta que controlamos la fiebre. A veces es a los 10 minutos de administrarles el antitérmico otras veces a los 30 minutos, pero la clave es que el lloro se va aminorando hasta que cesa.

image

  • Pero cuando hay dolor, el lloro no cesa, es fuerte, a veces muy fuerte y va variando de intensidad según les van viniendo «coletazos» de dolor. Y además es un lloro que no se calma con los antitérmicos. Así que … a URGENCIAS. Las veces que nos ha pasado esto ha sido por otitis, que muy muy dolorosa y ha requerido de gotas anestésicas y antibiótico para conseguir calmarles.

Vómitos y diarreas

Aquí se trata de diferenciar entre lo que es tener un poco de «indisposición» de lo que realmente es un riesgo de deshidratación para el bebé.

  • Mis hijos desde que van a la guardería han tenido episodios de «diarrea» leve, es decir, hacen más deposiciones de lo que es normal para ellos y más blandas o líquidas incluso, pero esta circunstancia no suele provocar vómitos (a lo mejor alguno aislado), ni fiebre, ni en ningún momento dejan de comer, juegan con normalidad …por lo general va y viene de vez en cuando pero sin más problemas.
  • Si hablamos de deposiciones muy repetidas blandas o líquidas, acompañadas a veces de vómitos o sin ir acompañadas de vómitos o solo vómitos y vemos que el bebé no quiere comer y se le nota apagado e incluso tiene fiebre … a URGENCIAS.

Caídas y golpes

Madre mía que miedo me da este apartado. Y es que a medida que los bebés se hacen mayores el riesgo de caída se multiplica exponencialmente. No les puedes quitar un segundo de encima!! Así que quien más o quien menos se ha llevado un buen susto alguna vez.

Cuando un bebé se cae, en primer lugar hay que tener en cuenta la distancia desde la que se ha caído y sobre qué ha caído. Junto con esto ver los efectos de la caída: golpe, sangre, pérdida de conocimiento etc ...

  • Lo más normal, es que se caiga o de de un golpe y lloré como un poseso durante unos minutos. Luego se calman y suelen seguir tan normales y ahí ya ves si aflora o no un chichón. (Acciones en Arnidol voy a tener que comprar con mis mellis).Mientras tu como madre o padre vas a necesitar unos minutos para dejar de llorar y unas cuantas horas para que se te pase el susto y/o disgusto. Como se suele decir «los niños son de goma» y he de reconocer que así es, pero el susto te lo llevas sí o si.

image

  • Cuando no para de llorar al cabo de unos minutos o está aturdido o vemos que aflora una buena hinchazon … a URGENCIAS. Ni que decir tiene cuando hay pérdida de conocimiento o heridas que van o pueden requerir puntos.

Lo más importante que he aprendido a este respecto durante estos meses, es que es fundamental conocer bien a tus hijos para saber lo que es normal y lo que no y diferenciar esas famosas «señales» que muchas veces los bebés no están enviando.

Y por supuesto, teniendo niños siempre hay que tener la cabeza fría o templada. Muchas veces hay decisiones rápidas que tomar y hay que saber valorar la situación sin estrés y con el mejor punto de coherencia posible. Esto es complicado de conseguir, ya que ver que lo que más quieres en el mundo no se encuentra bien te parte el corazón. Yo misma lloré como una posesa en «modo pánico» la primera vez que tuvimos que llevar a un melli a urgencias.

Así que como todo en esta vida … cuestión de seguir aprendiendo y de hacer «callo» …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Criopreservación Privada del Cordón Umbilical … ¿Realidad o ficción?

Cita Posted on Actualizado enn

Pues más bien me inclinaría a decir que se trata de una verdad a medias o lo que es lo mismo una mentira bastante bien encubierta.

En España solo es legal la criopreservación del cordón umbilical en el banco público, es decir, donar el cordón de tu bebé para que cualquier usuario de la sanidad pública pudiera usarlo en caso de ser necesario. En el caso de la preservación privada, en España se puede contratar pero el almacenamiento se encontraría fuera de España: Suiza, Portugal … Por nombrar algunos de los más conocidos destinos. De esta forma el cordón de tu bebe solo podría ser utilizado dentro del núcleo familiar o de las personas que la familia designe.

Pero, ¿para qué sirve criopreservar el cordón umbilical? Realmente lo que se preserva es la sangre que hay dentro del cordón ya que es muy rica en células madre. Por lo demás poco que explicar, como ya todos conocemos las células madre son hoy en día la esperanza al tratamiento de algunos cánceres, enfermedades degenerativas etc …

Hasta aquí yo creo que estamos todos de acuerdo en que la criopreservacion del cordón es buena.

Pero a partir de aquí llega el gran dilema, ¿preservación pública o privada?

Para tratar esta respuesta voy a contaros mi experiencia personal.

La mayoría de nuestros amigos han criopreservado el cordón de sus criaturas en bancos privados. Bueno hablaban maravillas, básicamente que si no lo haces por lo privado y guardas en exclusiva su cordón umbilical en caso de invasion del virus Z o de Apocalipsis mundial no te vas a salvar …

La verdad es que nosotros no le dimos muchas vueltas, casi todos lo habían hecho así que como 2 borregos dijimos: – hale, pues nosotros también!! Una reacción rara en mi yo que siempre busco, rebusco, me informó, comparo, recomparo …

Hice mi estudio de empresas privadas que se dedican a la criopreservacion de sangre del cordón umbilical. Aquí os dejo el listado de las que operan en España a día de hoy:

– Cells4life

– Sevibe

– Criocord

– Vidacord

– Secuvita

– Vidapuls

– Bio Cord

– Future Healht

– Ivida

– Sanihub

Pero vamos que mi estudio se quedó en averiguar el nombre, porque en ese momento me llamaron de IVIDA. Estaba ya embarazada de unas 20 semanas y como mi tratamiento de reproducción asistida lo hice en IVI pues me llamaron de la empresa del grupo que se dedica a estos menesteres.

Me lo pusieron todo muy fácil y muy divino. Descuento por ser cliente del IVI + otro descuento por ser embarazo gemelar. Total que por unos 2.500 € teníamos la preservación del cordón umbilical de los mellis y almacenamiento por 20 años. Teniendo en cuenta que el precio de la preservación oscila entre los 1.400-1.700€  la promoción no estaba nada mal.

Una vez aceptada la propuesta, había que hacer un primer ingreso de unos 630€ para que te enviasen el kit de criopreservacion. El resto del importe se abonaría tras el almacenamiento de la muestra.

A las 48 horas de hacer la primera transferencia llego a través de mensajería el kit de recogida de muestras. En mi caso eran 2 kits, o lo que es lo mismo 2 cajas cuadradas de 40 cm x 40 cm con todo lo necesario: bloque de enfriamiento, bolsa para la recogida de la sangre, betadine etc … Y un montón de papeles para firmar más el manual de instrucciones.


Las instrucciones eran claras:

– meter el bloque de enfriamiento en el congelador

– el día del parto se saca el bloque de enfriamiento (que es parecido a de las neveras) se mete en el kit y se lleva al hospital.

– una vez recibida la muestra se llama a un teléfono para dejar los datos de recogida.

– en unas pocas horas vienen a recogerlo al hospital y ya está!!

Pues llegó el día del parto y en el quirófano me presente con mis dos súper cajas para recoger las muestras de mis hijos.

Hasta ahí todo normal.

Y de repente vino al mundo el primer bebé. Y oí al medico: – uy que poquita sangre trae este cordón. Yo como comprenderéis estaba en ese momento flipando en colores con la llegada de mi primer pequeño.

Y después vino el segundo bebé y el médico volvió a decir los mismo, que había poca sangre en los cordones. Yo no le dí más importancia.

En 2 horas vinieron a recoger las muestras y fin del proceso para nosotros.

Pero no. Al cabo de otro par de horas nos llamaron del laboratorio de IVIDA para decirnos que las muestras eran demasiado escasas y no contenían el número mínimo de células para criopreservar.

Nos quedamos a cuadros, nadie nos había dicho que esto podía pasar. La siguiente pregunta fue, ¿y qué hay del dinero que hemos adelantado? Pues que está perdido. El dinero adelantado era para pagar los kits de preservación y como los kits han sido utilizados el dinero se pierde.

Así que directamente 630€ a la basura.

Y pasando ya el capítulo y asumiendo que habíamos perdido el dinero de la forma más estúpida posible, empecé a buscar información de a que nos estábamos exponiendo por no tener preservado el cordón de nuestros bebes.

Y aquí fue donde me quede perpleja con el resultado de mi búsqueda.

Al parecer en el 90% de los casos el banco de cordón público tiene la suficiente solvencia como para encontrar un donante afín en caso de ser necesario.

Con la muestra guardada en el banco privado, al ser la propia muestra de la persona se garantiza compatibilidad 100% pero plantea otros problemas ya que hay muchas enfermedades que están dentro de nuestro propio código genético y por tanto la sangre de nuestro propio cordón no seria válida ya que contendría la enfermedad y no serviría para sanarnos. Por tanto, la probabilidad de que esta muestra en un futuro sirva para algo es tremendamente pequeña aunque no imposible.

Así que mi conclusión al respecto es clara. Si hay un tercer bebé en nuestra casa y si es posible extraer la sangre del cordón, claro, lo donaremos al banco público de cordón.

Nosotros podemos sanar a otros. Otros nos pueden sanar a nosotros

Hay que aclarar, que el banco público no almacena todos los cordones. No se trata de una preservación prioritaria como la de un órgano por lo que no siempre se podrá almacenar, pero desde luego lo que no volveré a intentar es la preservación privada.

No obstante, la preservación del cordón es una decisión muy particular de cada familia, quien debe decidir y valorar los riesgos y ventajas que cada medio de preservación ofrece. Pero tras mi experiencia, no he podido evitar compartir esta información para poner encima de la mesa las luces y las sombras de este tipo de procesos.

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »