síntomas de embarazo

Mi Quinta Beta

Cita Posted on Actualizado enn

Y ya vamos por la quinta, ¡oleeeeee!

Si por algo se ha caracterizado esta última beta espera ha sido por la tranquilidad. Hombre, el gusanillo de estarás embarazada o no siempre está, pero esta vez esos sentimientos apocalípticos si es negativo ya, gracias a Dios, no los he padecido.

Tenía bastante claro lo que podía pasar; si era positivo guay, si era negativo pues a disfrutar del verano, a desvariar en las fiestas del pueblo y a presentarse a la revalida en septiembre con un nuevo embrión.

No obstante, el presentimiento que he tenido desde el principio es que me iba a quedar. Si como lo oís. Analizando mis posibilidades pensé:

  • Los embris congelados son de la misma calidad que Guille y Nico, no hace falta decir donde está este par ahora mismo
  • Mis análisis y útero a la perfección
  • Y que decir de mi homocisteina, la que se negaba a bajar de 11, en el último análisis ¡¡7,15!! ¡¡Nunca había tenido esos valores!!

Así que con este caldo de cultivo me dije: – las posibilidades son altas …

Y nuestro embri, Bichito VI,  llegó a nosotros.

He hecho vida normal no, lo siguiente. He salido, he cogido a los peques, he tenido un montón de trabajo, ¡¡he limpiado hasta piscinas!! …

No estaba notando nada hasta el día 6 post transfer, cuando a media mañana vi en el baño una manchita rosita muy clara. Papá al cuadrado dice que las mujeres somos como los X-Men que tenemos Rayos x o algo así, por que donde yo veo manchitas él no ve ná.

Pero si, era una mancha que se tornó un poco más rosita a lo largo del día. Estaba segura que era el famoso “sangrado de implantación”.

El sangrado de implantación es una pequeña hemorragia de color rosaceo o marrón que se produce entre el día 6-7 post trasnfer, si se trata de blastos y un poquito más tarde en embriones más “jóvenes”. Este sangrado es fruto del proceso de invasión del embrión sobre el endometrío, que al profundizar en ese tejido puede romper algún capilar y provocar dicho sangrado. Según dicen, solo en un tercio de los embarazos se produce.

En el embarazo de los mellis no lo tuve, pero eso no quiere decir que en posteriores suceda.

Durante la tarde manché un poco más rosa, una señora mancha en toda regla, y empecé a notar un dolorcillo como de regla. Si, hubo un momento que me planteé que podía ser la regla, pero me dije:- Ana, mantén la calma y veremos que pasa mañana.

A la mañana siguiente amanecí con una pequeña manchita rosácea débil y ya no manché más a lo largo de ese día.

Al día siguiente, ya sin manchas ni dolores de regla, sin nada de nada, me puse a cocinar y casi me muero de asco. Me empezaron a dar unas nauseas terribles. Increíble pero cierto. Y a mi nunca me dan nauseas así como así. Sabía que Bichito estaba conmigo.

Ese día toco llamada del IVI para hacer seguimiento de la betaespera. La llamada fue curiosona, curiosona …

¿Esta Ana?:

-Si soy yo.

– Te llamo para ver que tal va todo.

-Bien, de momento tranquila. Ayer tuve un ligero manchado rosa, pero bueno me imagino podría ser implantación.

¡¡TABUUUUUUU!! Has dicho la palabra ¡¡TABUUUUUUU!!

Pero loca, ¿como le dices eso a una enfermera de reproducción asistida?

Yo entiendo no se puedan secundar las imaginaciones o ideas de las pacientes de reproducción asistida, pero hombre tampoco hacer suposiciones que para una que ya ha pasado unas cuantas betas … pues le resulta un poco chorra …

Una vez cuento lo del manchado me comenta:

-¿Fue a día 6 post transfer?

-Si fue ayer

-Bueno eso no quiere decir nada. Además el sangrado de implantación no es rosita es marrón.

Toma ya, la primera en la frente. Y no contenta con esto, siguió con el rosario de posiblidades …

-Ana, piensa que el líquido con el que te limpian antes de la transfer es rosita. Se ha podio mantener dentro y salir ahora.

Me quedo muerta matá …

-También puede ser que al introducir la cánula, se haya producido una pequeña hemorragia.

Y, ¿sale ahora? En una de las punciones me hicieron daño y manché, pero fue algo inmediato.

-Y también ten en cuenta que te has podido hacer daño metiéndote la progesterona.

A parte de no tener ni mucho menos las uñas como las cuchillas de Fredy Krugger, ni los dedos como morcillas de León, 5 veces he estado con progesterona y no he manchado ni media. Oye, que podría ser, pero ese manchado no es de haberte hecho daño.

Y llegados a este punto dije:-¿le vas a contar lo de las náuseas? …. paso, paso … que lo mismo me dice que me he empachado por comer como una vaca.

Sabéis lo que os digo, que es mejor que en estos casos no traten de justificar nada. Es mejor se limiten a decir:-bueno tranquila, si es un manchado ligero no pasa nada. Punto.

Así que para que dar vueltas a esto, si yo creía que era un positivo.

Volví a manchar un poquito marrón el domingo, tuve alguna nausea suelta y eso si, el hinchazón de rigor de todas la betaesperas ha estado muy presente.

Imagen3.jpg

Y así hasta el martes. Siguiendo mi política ANTI TEST DE EMBARAZO, seguí con la incógnita hasta el final.

El martes amanecí como siempre, con sueño y cara de pocos amigos. Papá al Cuadrado me llevó hasta le IVI y él se fue a una reunión justo al lado. Fue un día horrible de tráfico en Madrid, pensaba que no llegaba.

Llegamos a IVI y no tardaron mucho en llamarme. Pinchazo perfecto. He de decir, que los últimos pinchazos de IVI han sido impecables, ni un pequeño hematoma.

Imagen1

Tras el pinchazo y con el atascazo que había, decidí irme a desayunar por la zona. Lejos de estar nerviosa, me pegué un desayuno de padre y muy señor mío.

Cogí el coche y entre el atasco y que paré a hacer una compra por el camino, en el coche, a 1h 40 minutos del pinchazo, llegó la llamada.

-¿Podría hablar con Ana?

-Si soy yo.

-Te comento que el resultado de la prueba es POSITIVO.

-Si,si,si,si! Tomaaaaaaa! Mensaje emotivo y profundo donde los haya. Solo me faltó gritar como Cristiano Ronaldo …

Le hice la pregunta de rigor:-¿De cuanto ha sido la beta?

-109, vamos una beta buenísima, estas embarazada, embarazada.

Me comentó que en 10 días tenía que venir a la primera eco y que siguiera con la medicación.

Así que hasta el viernes 16 que tengo la eco, estoy embarazada… je je je

No sé, me siento rara … no se si me lo creo aun o no, no me puedo hacer a la idea de como será la vida con 3 hijos … pero lo que si que sé, es que estamos en el camino de completar nuestro sueño.

¡Que ganas tenemos de verte Bichito!

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Los Síntomas de Embarazo: del mito a la realidad

Cita Posted on Actualizado enn

No vamos a negar que todas las mujeres que hemos estado en el intento de quedarnos embarazadas no nos hemos “obsesionado” aunque sea un “poquito” con el tema de los dichosos síntomas de embarazo. Y qué decir de las que hemos tenido que pasar por reproducción asistida, las que hemos tenido que pasar por esas maravillosas betaesperas donde nos miramos hasta por dentro de los agujeros de la nariz a ver si algo ha cambiado en nuestro cuerpo aunque sea por ahí …

Afortunadamente para mi, los días de betaespera y obsesiones con los síntomas llegaron a su fin, pero aquí os dejo mi experiencia propia sobre el tema y lo que pienso a “toro pasado” sobre esto.

No hay síntomas, si, si, como lo oís, no los hay, o si los hay es super complicado asociarlos de forma temprana a un posible embarazo cuando la mayoría son más provocados por el propio tratamiento.

Sintomas-de-embarazo

Tuve 4 betaesperas y en todas tuve más o menos lo mismo, a veces se potenciaban más o menos unas cosas:

  • Hinchazón abdominal
  • Dolores como de regla
  • Pinchazos en el útero
  • Tensión mamaria
  • Una especie de síndrome premenstrual brutal con subidas y bajadas de humor absolutamente desproporcionadas
  • Empane mental
  • Algún dolorcillo de cabeza
  • Ganotas de hacer pis
  • En algunas betaesperas estuve más estreñida en otras más suelta …
  • Nunca tuve nauseas o ascos, aunque alguna vez creí que tenia el olfato más agudizado …
  • Nunca tuve manchados y hasta que no dejé la progesterona no me bajó la regla

Y estos fueron los síntomas tanto cuando no me quedé como cuando me quedé embarazada y ojo que venían mellizos, que todo el mundo puede pensar que llevando dos a lo mejor se siente algo … pues chic@s, nada de nada …

Por tanto he de decir, que la mayoría de cosas que sentimos durante la betaespera son producidas y achacables al propio tratamiento por el cóctel de hormonas que hemos tenido que tomar durante el proceso y como no, por las técnicas invasivas a las que a veces nos hemos tenido que someter durante el mismo: absorciones de ovocitos, transferencias, test del estado endometrial etc … al final todo nuestro cuerpo está “resentido” por una razón u otra.

No olvidemos tampoco la parte de nuestra propia sugestión y somatización de posibles síntomas ante nuestra ansiedad por quedarnos embarazadas. Que esto ya es un mundo aparte …

No obstante, comentar que justo el día de la última y definitiva beta, me levanté con sensaciones y manifestaciones que nunca había tenido:

  • Una malla de venas verdes brutal en el pecho. Siempre la he tenido cuando me va a bajar la regla, pero esa vez fue tremenda!!!
  • Las areolas estaban como de un color más pardo
  • Estaba súper pálida
  • Me sentía “rara”, no sabría ni como explicarlo
  • Tuve que parar el coche en mitad del camino a la oficina porque no paraba de hacerme pis. Eso me había pasado más veces pero no de una forma tan dramática

No me había pasado nada de eso durante las betaesperas, ni en ésta ni las anteriores. Fue justo el día que me tenía que hacer la beta lo cual me pareció super extraño, pero como me prometí a mi misma no hacerme nunca jamás un test casero decidí que fuera el análisis de sangre el que me diera o quitara mis sospechas. Y vaya se reafirmó mis sospechas …

cigueña

Por lo demás, hasta la semana 7 no empecé a tener síntomas de los gordos. Desde que me hicieron la beta hasta que empecé con los verdaderos síntomas solo tenía:

  • Seguía muy pálida, como amarilla y así me quedé el primer trimestre
  • Molestias de regla
  • Pinchazos y tirones en el útero (los empecé a notar justo al día siguiente de la beta)
  • Una especie de agujetas en la zona del diafragma
  • Super ganotas de hacer pis

Pero a partir de la semana 7 de embarazo, vaya si la cosa se empezó a notar:

  • Empezaron los ascos a olores, personas, alimentos
  • Las nauseas que acabaron en algún vómito
  • las manías a cosas y personas
  • La maldita acidez de estómago que me acompañó todo el embarazo
  • Estreñimiento
  • Tenía ya una tripa como de 3 meses!!
Me encantaría deciros que dejéis de volveros locas con los síntomas, que dejéis de cotillear por internet a ver si hay síntomas con los que os sintáis reflejadas … se que es imposible, yo misma fui una loca de los síntomas de embarazo!!

Pero lo que también os digo es que no sentir nada es absolutamente normal también y como habéis visto en mi caso y en el de mucha gente, hasta la semana 7 por lo menos no observareis y sentiréis perfectamente síntomas achacables de forma clara a un embarazo.

¡¡¡Feliz espera y mucha suerte!!!

madresfera

Vótanos aquí: http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/index.php

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Obsesiones y manías de betaesperante

Posted on Actualizado enn

Es pronunciar o escribir la palabra betaespera y se me ponen los pelos de punta, me recorre un escalofrío por la espalda, se me sube el estomago a la garganta … Siento angustia, mucha.

Para los que no estén puestos en el tema, la beta espera es el tiempo que transcurre desde la inseminacion o trasferencia embrionaria hasta la prueba de embarazo en sangre, la archi temida beta. Yo pase por 4 y afortunadamente a la cuarta fue la vencida (mientras escribía esta última palabra he resoplado de alivio).

image

Y es que cuando te metes de lleno en el mundo de la reproducción asistida al final estas esperando siempre a algo. Es una autentica carrera de obstáculos de principio a fin. Siempre pendientes de una vista médica o de una llamada. Siempre en guardia con el corazón en un puño …

… Si estarás respondiendo bien a la estimulación …

… Si los ovocitos estaban maduros y hay suficientes …

… Si han fecundado …

… Si sobreviven los embriones …

… Si se descongelan …

… Y si estas o no embarazada … Esta es la peor.

Por la red circulan auténticos manuales de cómo afrontar una betaespera, que hacer, que es normal sentir … Incluso verdaderos diarios de como han transcurrido esos interminables días haciendo todo lo posible por sacar el tema de nuestras cabezas. Así mismo, hay un montón de recomendaciones sobre que test de embarazo usar, cuales son más fiables, cuales están a mejor precio, como comprar por cantidades industriales incluso comparativas de color de la rayita hechas a diferentes horas para ver su evolución …

Honestamente, creo que esto no sirve de nada y lo sabemos. Creo que lo único que hace es alimentar mas la ansiedad ante tal incertidumbre, pero cada una somos un mundo y la carga emocional de esos días es tan fuerte que somos capaces de cualquier cosa, como …

Lo primero, tratar de estar entretenida para no pensar en ello

Da igual, harás por entretenerte pero no lo conseguirás sacar de la cabeza. Así que yo creo que lo mejor es asumir desde el principio que van a ser días chungos y hay que ponerles la mejor cara y gestionar las emociones, cuando se pueda y cuando no, pues a llorar que desahoga un montón y libera frustración.

Fijaros yo lo que aprendí de cada una de mis betaesperas que en la ultima, que era en la que supuestamente  tenía más experiencia, que ya sabia lo que había … Me la pase armando dramones por doquier. Así que esta claro que depende de como nos pille nos lo tomaremos de una manera o de otra.

Hacer reposo

Y a todas nos da por pensar que mientras menos nos movamos y más tranquilas estemos más estamos cuidando a nuestros embriones y por tanto más probabilidades de que se implanten … error!! (salvo que el equipo médico lo prescriba claro).

El único reposo que se debe hacer es tras la inseminación o la transferencia son 10 minutos en la misma clínica. A partir que sales por la puerta vida normal. Entiéndase por vida normal, vida sin fiestones, ni raves … ok? je je

Y para muestra un botón. Nosotros hicimos 4 intentos. Los 3 primeros los hicimos en verano del 2013 bajo la premisa de que en verano tenía jornada continua, nos íbamos de vacaciones, había menos estrés … y venga, yo obsesionada con la tranquilidad, el relax … no salía casi ni a tomarme un triste Aquarius con amigos.

El último y definitivo intento lo hicimos en abril de 2014, sin vacaciones, con jornadas de trabajo interminables, una cola de trabajo que daba la vuelta a la luna, unas tensiones internas en la empresa del copón … que tampoco es el escenario ideal pero, Guille y Nico se quedaron.

Y está claro que si tiene que pasar pasa y si toca toca con reposo o sin el. Además el movimiento es bueno, nuestros embriones necesitan un útero bien vascularizado para poder anidar y con el movimiento fomentamos ese riego.

No sumergirse

que conste que esto no me lo invento y no lo he encontrado en ningún foro de “recetas de la abuela”. Tanto en la inseminacion, como en fiv, mi doctora de IVI me recomendó no sumergirme durante la semana después a someterme a este tipo de técnicas por dos razones:

  • la primera porque al invadir el cuello del utero con la cánula, tanto en inseminacion como en Fiv, durante algunos días el cuello del utero puede quedar algo permeable, por lo que no sería aconsejable que ahí entrase agua.
  • la segunda, por el tema de los ovulos de progesterona: la advertencia fue esperar al menos 2 horas desde que se intruce el ovulo de progeresterona hasta el baño. De esta forma se garantiza que el cuerpo ha conseguido mas o menos reabsorberlo sin que al baño haya podido limpiar la zona y minimizar su efecto.

Entendamos por sumergirse la acción de meterse entera en una masa de agua. Por ejemplo, la ducha no implica inmersión.

Estar pendiente de posibles síntomas de implantación o embarazo

Salvo cuando se produce sangrado por implantación que se puede intuir que “algo esta pasando” no hay mas síntomas. Yo no tuve ninguno reseñable, es decir, nada que no me hubiera pasado en las betaesperas con negativo. Hay que darse cuenta que con todo lo que llevamos metido en el cuerpo, mas la progesterona que tomamos durante esa etapa, es complicado diferenciar síntomas de ningún tipo.

Claro que podrás notar muchas cosas, hinchazón o dolor de pecho, dolores de cabeza, cambios de humor, dolores y pinchazos de cualquier sitio … De todo y ningún ciclo será igual que anterior, así que las comparaciones con lo que se sintió una vez con otra tampoco sirven de mucho.

Considero hay mucho pajote mental en este sentido, porque mira que nos encanta además alimentar nuestra ansiedad investigando por ahí sobre posibles síntomas!! y yo la primera, que me leí y me recontralei de todo, para llegar a día de hoy a esta conclusión. Anda que …

Hacerse test de embarazo caseros antes de la beta en sangre

Me hice una promesa a mi misma en este sentido y dije, por aquí no vayas, esta línea no la traspases porque creo que esta línea a donde conduce es ya a la máxima obsesión. Y lo cumplí, reconozco que yo también cotillee lo de hacerme los test caseros pero ya me pareció llegar muy lejos.

No obstante hay gente que prefiere llevar la noticia ya desde casa para gestionar sus expectativas antes de hacerse la beta. Creo que esta opción es buena, porque si que es cierto que la llamada de la clínica en cuestión con el resultado negativo es devastadora. Pero lo de empezarse hacer test a partir del cuarto día de betaespera y uno, otro, otro … Es hacerse el harakiri.

Así que nada chic@s no hay recomendaciones en este sentido, solo que hay que pasar por ello intentando que sea de la forma más digna posible y sino se puede, estoy segura que luego quedaran un montón de anécdotas graciosas para recordar cuando por fin tengáis a vuestro peque en brazos, que lo tendréis.

¿Cómo han sido o están siendo vuestras beta esperas?

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »

Los trucos de una embarazada al cuadrado

Posted on Actualizado enn

Os dejo en este post las cosas que a mi me sentaron bien para paliar los temidos “efectos secundarios” del embarazo. Que a mi me sentaran bien no quiere decir que lo sea para todo el mundo, y primero confirmar con vuestro médico que lo podéis hacer o tomar (todo lo que pongo aquí es natural pero por si acaso, salvo la ranitidina), pero si a alguien le sirve de orientación, allá van:

– Nauseas y vómitos: si algo tenemos las embarazadas múltiples es contamos un montón de hormona del embarazo por ahí circulando, por lo que obtenemos más papeletas que nadie de acabar con nauseas y vómitos. Yo el primer día que me tenía que bajar la regla, es decir, el 14 post aspiración de ovocitos di en la beta 411 unidades (en la tablas dicen que para un embarazo múltiple en esa fecha, a partir de 159 unidades es alto) imaginaros que fiesta tenia ya montada. Aun así me confié porque en la semana 7 aun no había tenido nada, pero ayyyyyyy a partir de esa fecha ….todas las cosas que me encantaban de comer me daban asco, no soportaba ambientadores (tuve que cambiar todos los de mi casa), la colonia de mi chico que que se la regale yo no la soportaba, de asomarme por la cocina ni hablamos y como no de vez en cuando carrera al baño a vomitar!! A y otra cosita, ese mito de que las nauseas son por la mañana … yo a partir de las 18:00 me empezaba a poner fatal y las 20:00 estaba que quería meter la cabeza debajo de la tierra y no salir …

Se lo conté a mi ginecólogo y me dijo que antes de recetarme el ya famoso Cariban, quería probar a ver si algo más natural me podía servir. Me dio unas pastillas que se llaman Emegest que están hechas a partir de jengibre. Y funcionaron!! Me las tomaba después de comer, ya que mis nauseas venían por la tarde, y me sentaban fenomenal. Tiene dos versiones, la normal y la plus por si necesitas algo fuerte:

emegest

– Estreñimiento y hemorroides: yo estreñimiento solo tuve el mes que estuve en reposo absoluto. No me podía mover así que se me paralizó el transito intestinal totalmente. Para ello me dieron Plataben (me hizo gracia el nombre: plantar + bien … jajajaja) tomando un par de ellos al día conseguí más o menos cada 2 días ir al baño. Es asqueroso porque es como comer arena pero va bien:

plantaben

El resto del embarazo no me hizo falta ya que andando al menos una hora al día, tomado frutas y zumos y 2 litros de agua fui todos los días al baño hasta cuando dí a luz en el hospital.

En cuanto a las hemorroides a mi me salió una el último mes de embarazo y creo que fue por la propia presión de la tripa que tenía hiper vascularizada la zona. Nunca había tenido y de repente empece a sentir algo raro ahi abajo hasta que me noté como una pequeña ampolla. No hice nada con ella porque no me dolía, ni me molestaba y seguía yendo al baño con normalidad, así que en este sentido no os puedo dar ningún consejo.

Ardor de estómago: que mal lo pasé con este tema. desde que me quedé embarazada me ardía la garganta!! todo es porque la progesterona actúa como relajante muscular y la valvula que regula nuestra boca del estómago se vuelve loca. Mas adelante, es nuestra propia tripa la que empuja a estómago y claro pasa lo que pasa. Para esto el remedio más común y conocido por las embarazadas es el Alquen, que es ranitidina y es mano de santo. se toma dos veces al día tengas o no ardores.

alquenm

Gases: las embarazadas a veces tenemos digestiones pesadas y vienen los puñeteros gases. A mi una manzanilla con anises después de las comidas era mano de santo.

Hinchazón de pies y piernas: no tuve mucho la verdad y creo que se lo debo a pasear todos los días, a estar super hidratada y a sentarme con los pies en alto al menos media hora al día. Lo llevé a rajatabla e hinchazón casi cero.

Dolor de espalda: está claro que estar en forma antes del embarazo y tener fortalecida la zona lumbar ayuda. Yo a penas tuve (y eso que cargaba con una tripa de 20 kg jajaja) pero aun así hay cosas que ayudan a llevar mejor el peso. Por ejemplo, las fajas de embarazo ayudan a repartir mejor el peso de la tripa y no machar tanto la espalda:

faja de embarazo

Los ejercicios para embarazadas también ayudan a fortalecer la zona y a aliviar un poco de dolor:

Otra cosa que a mi me vino fenomenal, sobre todo cuando mi tripa era descomunal, era estar sentada sobre el balón de pilates, que descanso!! que maravilla!! no dejéis de probarlo:

Y por último andar y nadar (que juego de letras mas interesante … jeje …) viene bien para todo en el embarazo! hay que moverse chicas porque además a nuestros bebes les gusta!!

Para dormir: he leído de todo, que si poniendo almohadas y cojines para sujetar la tripa, que si hay unos cojines especiales para embarazadas … Yo estuve muy bien hasta el último trimestre. A partir de ahí, mi tripa era inhumana. Ni sentada, ni tumbada ni de pie estaba comoda. Para darme la vuelta en la cama, era como una ballena varada y cuando me ponía boca arriba me ahogaba del peso. Recomiendan siempre estar tumbada sobre el lado izquierdo, porque al parecer es del lado que menos aplastas los órganos.

 A esto le sumamos que cada hora como mucho tenía que ir al baño …

No tengo ninguna recomendación en este sentido. Solo que hay que pasarlo, aguantarlo, la recompensa es enorme!!

La piel: la tenía preciosa durante el embarazo así que no tuve un cuidado especial más que el que tenía estando normal, mi cremita hidratante para la cara u cuerpo y para de contar. Eso si, me cuidé mucho del sol, pantalla total en todo el cuerpo porque si es cierto que estando embaraza te pueden salir manchas que luego se quitan fatal.

Estrias: las temibles estrias. Si en un embarazo normal dan miedo imaginaros en uno múltiple. Yo directamente me quede sin ombligo. Tenía una tripa tan enorme, que ya no tenía piel de la que tirar. Mucha gente dice que con la nívea de la lata azul es suficiente, pero para un embarazo al cuadrado os recomiendo os gastéis un poco de pasta (35€) y compréis Trofolastin. Es súper hidratante y no es pringosa. Se reabsorbe en el acto y da mucha flexibilidad a la piel. A mi a penas me han quedado estrías.

image

Alimentación: lo llevé a rajatabla. Dieta equilibrada, comí de todo en cantidades astronómicas, pero de todo todo. Carnes, verduras, legumbres, pescados, frutas y lo alternaba todo varias veces al día. Una comida a la semana la dedicaba al “guarreo” es decir, a comer cosas no muy saludables pero una alegría para el cuerpo también viene bien de vez en cuando. Di negativo en toxoplasma así que nada de carne cruda. Dicen que congelando te la puedes comer pero yo pasé de historias y dije para unos meses solo no me la juego y no comí nada. De hecho cuando manipulaba carne cruda en casa los hacia con guantes de latex. Pescados crudos tampoco, así que con lo que me gusta el sushi nada de nada. El pescado crudo si se puede comer pero yo no me la jugué ni con el anisakis. Eso sí en cuanto he dejado la lactancia me he puesto morada. El regalo de parto de mi chico fue un chorizo de Joselito y una botella de pago de Carraovejas no os digo mas …

Alcohol y tabaco: Ni lo uno ni lo otro. Hay médicos que dicen que por una cerveza o una copa de vino no pasa nada. Yo tomaba sin de mahou a veces(porque la 0,0 es asquerosa) y tiene 1% de alcohol frente a al 4,5% que tiene la cerveza normal de media. Vino no lo probé. Insisto, por unos meses yo creo que compensa ser conservadora con la alimentación.

El tabaco lo dejé en cuanto me embarace, aunque durante el tratamiento fumaba R1 Light que es como fumar aire y solo 5 al día. Me fumaba un paquete al día y lo mande al carajo nada mas enterarme, que felicidad no estar ya enganchada de verdad!! No he vuelto al dar a luz y de momento no tengo intención. Hay que dejarlo, luego nacen los peques y es una guarrada cogerles oliendo a tabacazo, o salir de paseo con ellos con un cigarro el mano … yo cada vez que lo veo me pongo mala …

Ropa y calzado: No me complique la vida. En H&M tienen ropa de embarazada bastante pasable y barata. Total, para usarla unos meses no me puse tiquismiquis. Mi embarazo paso por las cuatro estaciones, así que me compre:

– 4 pantalones que me sirvieron todo el tiempo

– 1 pantalón de chandal, que fue lo que mas utilice en la recta final porque no me entraba la tripa ya en ningún sitio que fuera de mi talla

– 4 camisetas de manga corta

– 2 camisas de manga corta

– 2 chaquetas

– 1 jersey

– 4 sujetadores de 2 tallas mas que la que tenia

Aguante con mis abrigos. No me los abrochaba y me ponía una buena bufanda delante y amen. Como no engorde un gramo de cuerpo, me quedaban de talla estupendos.

No me compre tampoco Braguitas de embarazada. Con las mías resisti hasta el final sin problema, pero ahí cada cual con lo que se encuentre más cómoda.

En cuanto a calzado (ya os advierto, soy una obsesiva de los zapatos. Antes voy en pelotas que no llevar unos buenos zapatos), en el buen tiempo opte por sandalias planas y bailarinas de todos los colores. En invierno no me he quitado mis Ugg. Tengo varios pares y me encantan!! (Pese a sus detractores que dicen que es como llevar el pie de espinete). Son cómodas y calentitas. Yo que soy forofa de los taconazos, los encerré en el armario y hasta luego Lucas. Hasta que no vuelva a trabajar paso. Eso si el día que vuelva, a lo mejor me desplomo.

Y el último truco, aprovecha para ser muy feliz!! es una etapa estupenda en las que estás llena de ilusión y de vida.