vómitos

Cosas que debes saber sobre un Biberón

Cita Posted on Actualizado enn

Las madres primerizas, por norma general, pensamos que un biberón es un recipiente con una especie de pitorro de plástico por donde suministrar al bebé la leche cuando no se trata de lactancia materna. Y punto pelota …

Sabemos que hay muchas marcas y nos solemos decantar, muchas veces, más por los dibujitos o por recomendación de otras mamis o confianza en una marca … 

Pero, ¿que cosas importantes hay que tener en cuenta sobre un biberón?

Marca y diseño

Hoy en día esto es ya una cosa más del gusto materno, que de si existen biberones mejores o peores: conozco a mamás encantadas con Nuk, conozco a mamás encantadas con Avent, a las encantadas con Dr. Browns, otras absolutamente fascinadas con los del Mercadona etc … con lo cual creo esto no es un dato relevante.

Biberones anti-cólicos

He aquí uno de los grandes debates sobre biberones, los bibes anti-cólicos, ¿funcionan?

Yo fui una de esas mamás primerizas que viendo lo que habían sufrido por los dichosos gases los hijos de algunos amigos, me dije:-vamos a comprar los anti-cólicos por si acaso … perder, no hay nada que perder, lo malo es que no funcionen y te quedes con un biberón normal habiendo pagado más dinero.

bibeshome

Este tipo de biberones se pusieron de moda gracias a la marca Dr. Browns aunque en la actualidad la mayoría de las marcas tienen ya su propia versión. Yo por ejemplo, tengo desde el principio los de bebéduE Medic.

¿Que milagro hacen estos biberones?

Como se observa en la imagen, tienen un mecanismo con un “tubito” que va enganchado a una burbuja que de esta forma genera una especie de circuito de ventilación que impide que el aire se mezcle con la leche cuando el bebé succiona.

¿Sirven para algo estos biberones?

El cólico del lactante lo pueden llegar a padecer en torno a un tercio de los lactantes, teniendo en cuenta que la mayoría de los lactantes tendrán algún episodio de gases sin llegar al nivel “cólico”.

Mis mellis han sido más bien de éstos últimos pero creo, que bajo nuestra experiencia, los biberones anti-cólicos nos han sido de gran ayuda, por lo que a mi si me preguntan, la respuesta es que si funcionan.

No confundir con milagros por que eso no lo hacen, que quede claro y gases va a haber lo que trataremos de evitar con estos bibes es que lleguen a cólico.

Diferentes tetinas para cada momento y necesidad

Este es uno de los temas sobre el biberón con el que más aluciné cuando nuestra Salus nos explicó la importancia de elegir la tetina correcta.

Las tetinas se diferencian por  material, forma y velocidad:

Por material:

Los materiales más habituales son el látex y la silicona.

tetina2bflujo2blento2bsilicona2bcopia

El látex suele ser más blandito y por tanto al bebé le cuesta menos esfuerzo extraer la leche (aunque se deforma con facilidad) y la silicona es un material más robusto y menos deformable.

Nosotros por ejemplo las 2 primeras semanas de vida de los mellis usamos las de látex ya que como fueron algo prematuros les costaba menos succionar con este tipo de tetinas y después de ese periodo donde literalmente “estrujaban el látex” pasamos a las de silicona.

Por tanto, si vemos que a nuestros bebés al principio les cuesta succionar, las tetinas de látex pueden ser una estupenda opción.

Por forma

Las tenemos más anatómicas, más rectas etc … todo ello para tratar de adaptarse más a la boca del bebé. También dependiendo de la marca, trabajarán más con unas “formas” que con otras” Pasa un poco parecido como con el tema de los chupetes.

tetinas_forma

En este tema, he de comentar que mis hijos no han mostrado ningún tipo de “especialidad” ni con tetinas ni chupetes sobre la forma de las tetinas, se han adaptado sin problemas a cualquier forma.

Por velocidad

Este tema es sumamente importante ya que una velocidad inadecuada puede provocar efectos no deseados en el bebé.

Poner una tetina más rápida de lo que corresponde va a provocar que entre más leche de la que el pequeño puede asimilar y por tanto provocar:

  • Atragantamiento
  • Gases
  • Reflujo
  • Vómito
  • Leche por la nariz

Aquí lo que vale no es que el bebé tome el biberón en tiempo record, es que lo tome, se alimente y no tenga efectos “no deseados”.

Tener una tetina más lenta de lo que corresponde va a provocar que el bebé no coma al ritmo que él demanda y por tanto:

  • Se quede dormido
  • Coma con ansiedad y por tanto coja gases
  • Se aburra y rechace el biberón
  • Llore como un descosido por el hambre e impotencia por no poder succionar más

Así que, como os comentaba antes, es muy muy importante tengáis siempre presente la velocidad a la que debe de salir la leche. Y cuidado, esto no lo decidimos nosotros, esto debemos tenerlo en cuenta cuando los bebés nos envíen estas señales.

Os dejo este cuadro explicativo de las velocidades y materiales de las tetinas, aunque cada marca tiene sus nomenclaturas:

bebe due 4-1067x800

Para nosotros la que ha sido un total descubrimiento fue la tetina variable, dependiendo del lado del biberón por el que succione el bebé sale a una velocidad o a otra.

¿Cuanto dura un biberón?

Una vez preparado un biberón éste debe ser consumido como máximo en una hora, teniendo que tirar el sobrante sin posibilidad de conservación ya que a partir de ese momento se comenzarán a generar bacterias.

Un biberón podría ser conservado, también, durante 24 h refrigerado. Si en 24 h no fuera consumido, habría que tirar el contenido igualmente.

Esto último yo lo he hecho cuando los mellis han dejado mucha leche de una toma y a lo mejor en una hora voy a volver a hacer el intento de que se lo termine.

¿Como dar un biberón?

En posición semi-recostada, sujetando bien la cabecita del bebé proceder a ofrecerle el biberón.

El biberón debe estar inclinado en ángulo con el bebé y siempre con leche en la tetina para evitar que el pequeño trague aire.

450_1000

Dar un biberón no es una carrera de velocidad, es más bien de fondo … así que como la leche dura una hora a temperatura ambiente, hay tiempo más que de sobra para poder ofrecerle el biberón tranquilamente, aunque a veces desespere … que os voy a contar …

Es importante también a partir de 50 ml o 60 ml hacer descansar al bebé al menos cada    30 ml (si él no lo pide), y así evitar posibles gases, vómitos y reflujos. por ejemplo, cuando el bebé esté en 90 ml, hacerle descasar a los 30 ml, 60 ml y a los 90 ml, al menos durante los 3 primeros meses de vida que es cuando más posibilidad hay de que surjan este tipo de “eventos”.

¿Que cantidad de biberón ofrecer?

Según la edad estás son las tablas “orientativas” de alimentación con leche de fórmula:

cantidad

A partir de aquí, más o menos se iniciaría la alimentación complementaria.

Hay que reseñar que estas tablas de alimentación son, como os comentaba antes, “orientativas”, es decir, que por mucho que nos empeñemos en cambiar la medida porque “toca” el bebé puede que esté preparado o no para asimilar esa cantidad.

Por otro lado y puesto que la leche de fórmula se prepara en múltiplos de 30 ml, es decir, que si quieres hacer 160 ml deberás de preparar 180 ml, cuando cambiemos de medida es normal que el bebé no se acabe todo lo que le hemos preparado. Es posible que a lo mejor tarde una o dos semanas más en poder con los 30 ml adicionales.

Al igual que lo adultos, el apetito de los bebés es variable; habrá días que tengan más hambre, otros menos … dependiendo de diversos factores: sueño, enfermedad, gases, estreñimiento etc … solo si come “raro” repetidos días debemos de consultar a nuestro pediatra. Que una toma no la haga bien, incluso varias tomas no tiene porque ser preocupante (que haya ingerido al menos la mitad, claro), siempre y cuando el bebé esté bien hidratado, es decir, que veamos que hace pis aunque no esté comiendo lo que acostumbra a comer.

¿Que agua usar para el biberón?

Nosotros lo hicimos de la siguiente manera:

  • Hasta los 6 meses les dimos agua embotellada baja en sodio. Muy importante, lo de baja en sodio porque no cualquier agua embotellada vale. Bajo en sodio es todo aquel agua que marque en su etiqueta menos de unas 6 unidades. Nosotros hemos utilizado casi siempre la marca Bezoya por ser de las que menos sodio tiene:

sodio

  • A partir de los 6 meses, que fué cuando inciamos la alimentación complentaria, empezamos a utilizar agua del grifo ya que el agua de Madrid es estupenda y el pediatra nos dijo que la usaramos sin problemas. Esto, la verdad, solo lo hacemos aquí por que por ejemplo, cuando subimos a Castilla a visitar a los abuelos el agua suele contener mucha cal y por tanto, ante la duda, volvemos a la embotellada. Cuando vamos a la playa más de lo mismo. Por lo general, en los lugares donde el agua no sabe del todo bien, aunque sea perfectamente potable, y los adultos no tomamos agua del grifo, ellos, por supuesto, tampoco.

Limpiar un biberón

Otra de las cosas que nuestra Salus nos enseñó es que los biberones no se limpian solo con el limpia-biberones y luego con bayetas, jabón o similares. ¡Se limpian en un recipiente!

Al parecer es para que el jabón y las bayetas nunca entren en contacto directo con las piezas del biberón y puedan quedarse en el mismo restos de jabón.

Así que nos enseñó a limpiarlos de esta manera:

  • Llenar un reciente, tipo tupper por ejemplo, de agua y echar unas gotas de Fairy. Remover con el limpia-biberones hasta hacer espuma.
  • Echar dentro todas las piezas del biberón, salvo el recipiente y la tapa.
  • La tapa y el recipiente se limpian enjuagándolos con el chorro del grifo y con el limpia-biberones impregnado con el Fairy que ha quedado de remover el recipiente con agua. Se aclaran y ya está.
  • El resto de piezas se remueven y se limpian con la espuma que hay en el tupper con agua y luego se aclaran en el grifo.
  • Si nuestro bibe es anti-cólicos antes de aclarar deberás limpiar el tubito con el cepillito que suele venir junto con él.

Esterilizar un biberón

¡Que hartita acabé del esterilizador! Pero en fin, es un mal necesario.

A mi me recomendaron esterilizar hasta los 6 meses de la siguiente manera:

  • Hasta los 4 meses el biberón debería estar esterilizado con cada uso
  • A partir de los 4 meses, era suficiente con que hubiera tenido una esterilización diaria
Para esto, en la actualidad hay teorías de todos los tipos : desde quien no esteriliza, quien lo hace hasta los 3 o 4 meses y quien esteriliza hasta el año.

Mi más sincera opinión, es que habiendo una higiene y manipulación adecuada no hay porque convertirse en un obseso de la esterilización, aunque si esterilizar por su puesto al principio.

Espero os sirvan estos detalles y curiosidades sobre el “mundo biberón”. Aunque lo más importante de todo, es ese momento mágico que los padres pasamos cogiendo en brazos a nuestros pequeños y disfrutando con ellos de su alimentación para que se hagan fuertes y sanos.

¡Suerte papis!

¿Es el momento de llevar al Bebé a Urgencias?

Cita Posted on Actualizado enn

Creo que esta pregunta se nos ha pasado a las mamás por la cabeza desde el momento que pensamos en ser mamás.

¿Que señales nos envía un bebé?, ¿Como sabemos si algo le duele o no?, ¿es lo suficientemente grave como para acudir a urgencias? … y así un sin fin de dudas al respecto.

Claro está que todos nos quedamos mucho más tranquilos acudiendo a urgencias, pero claro está también que ninguno queremos presentarnos allí para que nos tomen por padres hipocondriacos y nos digan que con Dalsy y Apiretal alternos cada 4 horas se pasa o que eso no es fiebre es febrícula o que es normal tener fiebre … o cosas por el estilo que básicamente son señales de: – “anda bonitos la próxima vez un poquito de paciencia y ahorraros el viaje”.

Yo tenía la misma duda hasta que me tocó decidirme y poner a prueba mi sentido de la “urgencia”.

Mis mellis han sido super sanotes desde que nacieron por lo que no hemos pasado ningún susto de salud hasta que llegó el “momento guardería” donde se empezaron a desarrollar en el cuerpecito de mis hijos toda suerte de virus …

Por otro lado yo no soy muy aprensiva y mis hijos no suelen llorar a no ser que les pasé algo, así estas son las señales por las que nos valemos en casa para saber si lo podemos tratar nosotros o esperamos a ir al pediatra o nos vamos zumbando a urgencias.

Fiebre

  • No nos hemos enfrentado a más de 39ºC. Cuando han alcanzado estas temperaturas hemos empezado por suministrar Dalsy. Si baja, administramos Apiretal a las 4 horas y así hasta estabilizar la fiebre. Muchas veces se ha ido la fiebre por donde ha venido y no ha habido ni que ir al pediatra.
  • Si no conseguimos estabilizar en al menos la siguiente hora la fiebre por lo menos a 38ºC, nos vamos a URGENCIAS.
  • Como os decía, nunca nos hemos enfrentado a fiebres más allá de los 39ºC, el día que sea así, saldremos directamente para URGENCIAS.

Las veces que hemos ido a urgencias por fiebre es porque ha hecho falta suministrar algún tipo de antibiótico.

Dolor

La faena de tener bebés, es que no hablan por lo que no sabes si algo les duele o no, pero si realmente conoces bien los hábitos de tus hijos verás como si hay dolor su forma de llorar es totalmente diferente. Y eso es lo que les pasa habitualmente a los míos.

Como os comentaba antes, mis hijos no suelen llorar salvo que les pase algo. Estos son los tipos de lloro cuando les pasa algo:

  • Por ejemplo cuando tienen fiebre lloran sin parar hasta que controlamos la fiebre. A veces es a los 10 minutos de administrarles el antitérmico otras veces a los 30 minutos, pero la clave es que el lloro se va aminorando hasta que cesa.

image

  • Pero cuando hay dolor, el lloro no cesa, es fuerte, a veces muy fuerte y va variando de intensidad según les van viniendo “coletazos” de dolor. Y además es un lloro que no se calma con los antitérmicos. Así que … a URGENCIAS. Las veces que nos ha pasado esto ha sido por otitis, que muy muy dolorosa y ha requerido de gotas anestésicas y antibiótico para conseguir calmarles.

Vómitos y diarreas

Aquí se trata de diferenciar entre lo que es tener un poco de “indisposición” de lo que realmente es un riesgo de deshidratación para el bebé.

  • Mis hijos desde que van a la guardería han tenido episodios de “diarrea” leve, es decir, hacen más deposiciones de lo que es normal para ellos y más blandas o líquidas incluso, pero esta circunstancia no suele provocar vómitos (a lo mejor alguno aislado), ni fiebre, ni en ningún momento dejan de comer, juegan con normalidad …por lo general va y viene de vez en cuando pero sin más problemas.
  • Si hablamos de deposiciones muy repetidas blandas o líquidas, acompañadas a veces de vómitos o sin ir acompañadas de vómitos o solo vómitos y vemos que el bebé no quiere comer y se le nota apagado e incluso tiene fiebre … a URGENCIAS.

Caídas y golpes

Madre mía que miedo me da este apartado. Y es que a medida que los bebés se hacen mayores el riesgo de caída se multiplica exponencialmente. No les puedes quitar un segundo de encima!! Así que quien más o quien menos se ha llevado un buen susto alguna vez.

Cuando un bebé se cae, en primer lugar hay que tener en cuenta la distancia desde la que se ha caído y sobre qué ha caído. Junto con esto ver los efectos de la caída: golpe, sangre, pérdida de conocimiento etc ...
  • Lo más normal, es que se caiga o de de un golpe y lloré como un poseso durante unos minutos. Luego se calman y suelen seguir tan normales y ahí ya ves si aflora o no un chichón. (Acciones en Arnidol voy a tener que comprar con mis mellis).Mientras tu como madre o padre vas a necesitar unos minutos para dejar de llorar y unas cuantas horas para que se te pase el susto y/o disgusto. Como se suele decir “los niños son de goma” y he de reconocer que así es, pero el susto te lo llevas sí o si.

image

  • Cuando no para de llorar al cabo de unos minutos o está aturdido o vemos que aflora una buena hinchazon … a URGENCIAS. Ni que decir tiene cuando hay pérdida de conocimiento o heridas que van o pueden requerir puntos.
Lo más importante que he aprendido a este respecto durante estos meses, es que es fundamental conocer bien a tus hijos para saber lo que es normal y lo que no y diferenciar esas famosas “señales” que muchas veces los bebés no están enviando.

Y por supuesto, teniendo niños siempre hay que tener la cabeza fría o templada. Muchas veces hay decisiones rápidas que tomar y hay que saber valorar la situación sin estrés y con el mejor punto de coherencia posible. Esto es complicado de conseguir, ya que ver que lo que más quieres en el mundo no se encuentra bien te parte el corazón. Yo misma lloré como una posesa en “modo pánico” la primera vez que tuvimos que llevar a un melli a urgencias.

Así que como todo en esta vida … cuestión de seguir aprendiendo y de hacer “callo” …

Post relacionados:

Leer el resto de esta entrada »